Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
SENTENCIA de 16 de junio de 2000, de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, por la que se fija doctrina legal en relación con el alcance de la exención en el impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos a favor de la Iglesia Católica y sobre el disfrute de la misma de los beneficios fiscales previstos en la Ley 30/1994, de 24 de noviembre, de Fundaciones
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 266/2000
Fecha Disposición :
16/06/2000
Fecha Publicación :
06/11/2000
Órgano Emisor :
TRIBUNAL SUPREMO
SENTENCIA de 16 de junio de 2000, de la Sala Tercera del
Tribunal Supremo, por la que se fija doctrina legal en relación con
el alcance de la exención en el impuesto sobre el Incremento del
Valor de los Terrenos a favor de la Iglesia Católica y sobre el
disfrute de la misma de los beneficios fiscales previstos en la Ley
30/1994, de 24 de noviembre, de Fundaciones.

En el recurso de casación en interés de la Ley número 6960/99,
interpuesto por el Ayuntamiento de Zaragoza contra la Sentencia
de 21 de junio de 1999, del Juzgado de lo Contencioso
Administrativo número 1 de los de dicha capital, la Sala Tercera
(Sección Segunda) ha dictado, en fecha 16 de junio de 2000,
sentencia que contiene el siguiente fallo:

FALLAMOS

Que estimando como estimamos el recurso de casación en
interés de la Ley formulado por el Ayuntamiento de Zaragoza
contra la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo
número 1 de los de dicha capital, de fecha 21 de junio de 1999,
recaída en el procedimiento abreviado al principio reseñado, con
respeto de la situación jurídica derivada de dicha sentencia,
fijamos la siguiente doctrina legal

A) Que la exención en el Impuesto sobre el Incremento del Valor
de los Terrenos de Naturaleza Urbana, para la Iglesia Católica y
entidades religiosas comprendidas en los artículos IV y V del
Acuerdo suscrito entre el Estado Español y la Santa Sede, sobre
asuntos económicos, el 3 de enero de 1979, que pudiera resultar
del régimen en él establecido, de su conexión con las exenciones
recogidas en el artículo 106.1, apartados e) y e), de la vigente Ley
Reguladora de las Haciendas Locales, o de la aplicación directa
de éstas últimas, sólo puede ser reconocida en aquellos
supuestos en que se acredite, por la entidad que solicite su
aplicación y en la forma

legalmente establecida, que el bien transmitido se halla afecto a
actividades o finalidades religiosas, entre ellas las de culto,
sustentación del clero, sagrado apostolado y ejercicio de la
caridad, benéfico docentes, médicas y hospitalarias o de
asistencia social.

B) Que el disfrute de los beneficios fiscales prevenidos en la Ley
30/1994
, de Fundaciones, aplicables a la Iglesia Católica e
instituciones de ella dependientes según lo en la misma
establecido, se encuentra condicionado a que la entidad que los
solicite acredite, en la forma legal, que el bien sobre el que
pudiera recaer la exención se halle afecto a la persecución y
cumplimiento de fines de asistencia social, cívicos, educativos,
culturales, científicos, deportivos, sanitarios, de cooperación para
el desarrollo, de defensa del medio ambiente, de fomento de la
economía social o de la investigación, de promoción del
voluntariado social, o cualesquiera otros fines de interés general,
como los de culto, sustentación del clero, sagrado apostolado y
ejercicio de la caridad.

Así por esta nuestra sentencia, que se publicará en el "Boletín
Oficial del Estado" y en la colección que edita el Consejo General
del Poder Judicial, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.
Presidente, Emilio Pujalte Clariana.-Magistrados: Pascua¡ Sala
Sánchez, Jaime Rouanet Moscardó, Ramón Rodriguez Arribas,
José Mateo Díaz y Alfonso Gota Losada.

Por Auto de 20 de septiembre del corriente año se ha rectificado
el expresado fallo en los siguientes términos

LA SALA ACUERDA Rectificar el error material contenido en el
fallo de la Sentencia de fecha 16 de junio de 2000, corrigiéndolo
según lo que se dispone en el razonamiento jurídico segundo de
este auto, de forma que el precepto consignado es el artículo
106.2, apartados e) y e), de la Ley Reguladora de las Haciendas
Locales, sin costas.

Así, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y
firmamos.-Presidente, Emilio Pujalte Clariana.-Magistrados:
Pascual Sala Sánchez, Jaime Rouanet Moscardó, Ramón
Rodriguez Arribas, José Mateo Díaz y Alfonso Gota Losada.