Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 31 de octubre de 2006, del Consell Insular de Mallorca (Illes Balears), referente a la incoación del expediente de declaración de bien de interés cultural inmaterial a favor de la Festa de l?Estendard, Palma
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 298/2006
Fecha Disposición :
31/10/2006
Fecha Publicación :
14/12/2006
Órgano Emisor :
ADMINISTRACIÓN LOCAL
En la reunión del pasado 20 de octubre de 2006, la Comisión Insular de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Patrimonio Histórico, sobre el expediente de referencia acordó, por unanimidad, lo siguiente:

I. Incoar el expediente de declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial la Festa de l'Estendard, la descripción de la cual figura en el informe técnico de fecha 9 de octubre de 2006, que se adjunta y forma parte integrante del presente acuerdo.

II. El acuerdo de declaración deberá adoptarse en el plazo máximo de veinte meses a contar desde la fecha de iniciación del procedimiento, el cual caducará si una vez transcurrido este plazo se solicita el archivo de las actuaciones y si en los treinta días siguientes no se dicta resolución. Caducado el procedimiento, no se podrá volver a iniciar en los tres años siguientes, a menos que lo solicite el titular del bien.

III. Notificar esta resolución al Ayuntamiento de Palma y al Gobierno de las Islas Baleares.

IV. Publicar este acuerdo de incoación en el Boletín Oficial de las Islas Baleares, y en el Boletín Oficial del Estado y anotarlo en el Registro Insular de Bienes de Interés Cultural y comunicarlo al Registro de Bienes de Interés Cultural de las Islas Baleares a fin de que se proceda a su inscripción, y a la vez comunique al Registro General de Bienes de Interés Cultural del Estado las inscripciones y anotaciones que se realicen.

Todo ello, de conformidad con lo que establece el artículo 7 y siguientes reguladores del procedimiento de declaración de bienes de interés cultural de la Ley 12/1998, de 21 de diciembre, del patrimonio histórico de las Islas Baleares.

Además, sin perjuicio del trámite de audiencia a los interesados, incluido el Ayuntamiento afectado, previsto en el artículo 9 de la Ley 12/1998, de 21 de diciembre, así como del periodo de información pública, y en definitiva, de la resolución del expediente.

El traslado de este acuerdo se hace a reserva de la aprobación del Acta.

Palma, 31 de octubre de 2006.-La Secretaria de la Comisión Insular de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Patrimonio del Consell de Mallorca, Apol·lònia Serra Barceló.

ANEXO

La Festa de l'Estendard, que se celebra anualmente el 31 de diciembre en Palma, y con la que se conmemora la incorporación de Mallorca al ámbito de los reinos cristianos europeos, recordando la entrada de los cristianos en la capital árabe del Reino de Mallorca, es la más antigua de su género de la corona de Aragón, y modelo de las que con más o menos fortuna se instituyeron en el mismo sentido en Menorca, Ibiza y, puntualmente en Valencia y Nápoles. Su celebración, que se remonta a los primeros años posteriores a la misma conquista y todos los cambios sufridos a lo largo de los tiempos la han convertido en una de las fiestas civiles, de carácter nacional más antiguas de Europa.

La celebración actual

La Festa, tal como se celebra actualmente, se ha ido modificando y adaptando a las nuevas condiciones sociales y culturales.

Los actos en que se estructura la fiesta actual se inician día 30 de diciembre, con unos actos institucionales que tienen lugar en la sala de sesiones del Ayuntamiento, que incluyen la lectura de un pregón de la fiesta. El atardecer de este mismo día la corporación municipal asiste al canto de la salve a la Virgen de la Salud en la iglesia de San Miguel, dirigiéndose posteriormente a la Plaza de España. Aquí se celebra el acto principal de esta jornada, la ofrenda de coronas, por parte de entidades, instituciones y del Ayuntamiento en el monumento de Jaume I.

El ceremonial del día 31 gira entorno del estandarte, colocado en medio de la plaza. La fachada del Ayuntamiento se engalana con colgaduras rojas con el escudo de la ciudad y el retrato de Jaume I. En el centro de la plaza, la corporación en pleno, coloca el estandarte real y la cimera, mientras suena La Balanguera. Después se inicia un séquito hacia la Sede, encabezado por la Policía montada, a la que sigue los Tamborers de la Sala, la Cofradía Balear de Cavallers de san Jordi, cavallets y cossiers, los ministriles del Consell de Mallorca, Guardias de honor, la Cimera, los Macers de la Sala, la Corporación municipal, el Alcalde, Jefe de Protocolo y Jefe de Policía Local de la ciudad, ordenanzas y Banda municipal.

En la Seu se celebra una misa concelebrada, en la cual se representan algunos bailes. Al acabar, el séquito vuelve a la plaza de Cort, donde se levanta el pendón mientras vuelve sonar la Balanguera y se representa La Colcada de Pere d'Alcàntara Penya.

Este ceremonial que actualmente define los actos centrales de la fiesta se complementa con actos más de cariz institucional, que incluyen la proclamación de Hijos Ilustres de la ciudad, y que son una muestra de cómo esta fiesta sigue siendo una de las manifestaciones colectivas más importantes dentro del folclore de la ciudad.