Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 30 de junio de 2008, de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo, por la que se acuerda incoar procedimiento de adecuación en la categoría de monumento del bien de interés cultural denominado «Castillo de Ampudia» (Palencia), delimitando su entorno de protección
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 265/2008
Fecha Disposición :
30/06/2008
Fecha Publicación :
03/11/2008
Órgano Emisor :
Comunidad de Castilla y León
El Castillo de Ampudia (Palencia) fue declarado monumento nacional el año 1931 (publicado en la «Gaceta» n.º 155, de 4 de junio de 1931).

De conformidad con lo establecido en la disposición adicional segunda de la Ley 16/1985, de 25 de julio, del Patrimonio Histórico Español, y en la disposición adicional primera de la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, el Castillo de Ampudia (Palencia) está considerado Bien de Interés Cultural.

La disposición adicional quinta de la Ley 12/2002, de 11 de julio, preceptúa que: «Las declaraciones de los bienes a los que se refiere la disposición adicional primera podrán ser completadas o revisadas mediante la determinación y delimitación de los mismos, la declaración de los entornos y bienes muebles afectados por la declaración, la adecuación de su calificación a las categorías establecidas en la presente Ley o la aprobación de cualquiera de los elementos y criterios específicos previstos en la misma para la determinación de los distintos regímenes de conservación y protección. Los procedimientos y competencias administrativas que regirán para la aplicación de esta disposición se establecerán reglamentariamente.»

El Servicio de Ordenación y Protección, en fecha 27 de junio de 2008, propone incoar procedimiento de adecuación en la categoría de Monumento, del Bien de Interés Cultural denominado Castillo de Ampudia, delimitando un entorno que garantice suficientemente la protección integral de este bien, el respeto a los valores propios del mismo, su contemplación, apreciación y estudio, conforme establece la Ley 12/2002, de 11 de julio.

Vistos los antecedentes y fundamentos de derecho citados, de acuerdo con lo establecido en la disposición adicional quinta de la Ley 12/2002, de 11 de julio, a fin de adecuar la declaración anteriormente mencionada a las prescripciones impuestas en la citada ley, procede incoar procedimiento para la adecuación de este Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, delimitando un entorno que garantice suficientemente su protección.

La iniciación del procedimiento, según establece el artículo 10.3 de la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León determinará respecto al bien afectado la aplicación inmediata y provisional del régimen de protección previsto en la citada ley para los bienes declarados de interés cultural. Asimismo, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 36 de dicha ley, todas las obras que hubiesen de realizarse en la zona que se pretende declarar, no podrán llevarse a cabo sin la aprobación previa del proyecto correspondiente por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, o si es el caso, por esta Dirección General.

Por cuanto ha quedado expuesto, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 39 y 40 del Reglamento para la Protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León, aprobado por el Decreto 37/2007, de 19 de abril, esta Dirección General de Patrimonio Cultural resuelve:

Incoar procedimiento para la adecuación en la categoría de Monumento del Bien de Interés Cultural denominado, Castillo de Ampudia (Palencia), delimitando un entorno de protección, que se publica como anexo a la presente resolución y que figura en el plano obrante en el expediente.

Valladolid, 30 de junio de 2008.-El Director General de Patrimonio Cultural, Enrique Saiz Martín.

ANEXO

Adecuación Castillo de Ampudia (Palencia)

Descripción:

El castillo de Ampudia se sitúa en un extremo del pueblo, adosado interiormente al antiguo recinto amurallado.

Se trata de un destacado ejemplo de castillo señorial castellano, construido con buena piedra de sillería en la segunda mitad del siglo XV. Todo el recinto está rodeado por un muro de barbacana torres cilíndricas. De planta trapezoidal, con foso y puente levadizo, presenta torreones en los ángulos, ocupando el ángulo suroeste la responde Torre del Homenaje, de sobria construcción y más de 30 metros de altura.

La fachada, presenta una distribución simétrica, con sendas torres en las esquinas, ocupando el eje central, la puerta con el escudo de armas y una pareja de garitas.

El castillo de Ampudia presenta uno de los más soberbios ejemplos de garitas, formadas por un soporte escalonado, semicilindro adosado al muro y dinteles rectos cubriendo los vanos del matacán en lugar de los arcos que se emplean en la mayoría de los casos. Encontramos dos en la puerta principal y otra en mitad de cada uno de los tres lienzos restantes.

El castillo de Ampudia, como castillo señorial castellano que es, une al carácter defensivo un carácter residencial, por lo que encontramos un variado repertorio de elementos arquitectónicos con funciones domésticas, e incluso ornamentales, tales como galerías, salones con chimenea, yeserías y ventanas, concebidas como ventana-mirador, con poyos de piedra a los lados y un vano aproximadamente rectangular.

El Patio de Armas presenta también este carácter residencial, con sus tres bandas porticadas de tres pisos con arquería de arcos escarzanos, sustentados por pilares octogonales.

En la actualidad, el castillo de propiedad privada, alberga la Colección Eugenio Fontaneda.

Delimitación del entorno de protección.

Punto de inicio:

Curva de la carretera a Valoria del Alcor.

X:351942; Y:4641498.

Límites: Línea virtual hasta entronque de caminos X:351749; Y:4642145.

Camino hasta el Pueblo. C/ Piñuelas. C/ Fray Marcelino. C/ La Corta. Ronda del Cubo. Carretera a Valoria del Alcor hasta punto de inicio.

Motivación:

El entorno de protección que se delimita se justifica en razón de posibilitar la correcta percepción del bien objeto del expediente, en tanto elemento integrado en el territorio en que se asienta, previniendo la posible degradación de los valores que determinan su declaración como Bien de Interés Cultural.