Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 17 de enero de 2008, de la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto Mejora y modernización de los regadíos tradicionales de la Comunidad de Regantes de Barrado, Valle del Jerte, en Barrado (Cáceres)
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 38/2008
Fecha Disposición :
17/01/2008
Fecha Publicación :
13/02/2008
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE
El proyecto a que se refiere la presente resolución se encuentra comprendido en el apartado c), del grupo 1, del anexo II del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental. La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental decide con fecha 16 de mayo de 2007 el sometimiento del proyecto a evaluación de impacto ambiental, por lo que se procede a formular su declaración de impacto de acuerdo con el artículo 4.1 de la citada norma.

Según el Real Decreto 1477/2004, de 18 de junio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Medio Ambiente, corresponde a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental la ejecución del procedimiento de evaluación de impacto ambiental y la proposición de las declaraciones de impacto ambiental.

Los principales elementos de la evaluación practicada se resumen a continuación:

1. Información del proyecto: Promotor y Órgano Sustantivo. Objeto

y justificación. Localización. Descripción sintética.

Alternativas

El promotor del proyecto es SEIASA de la Meseta Sur, S. A. y el órgano sustantivo es la Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Actualmente, la mayor parte de los cultivos de la Comunidad de Regantes corresponde a frutales, principalmente cerezos, cuyo sistema es de riego por gravedad o riego localizado, pero con infraestructuras inadecuadamente diseñadas con diámetros y presiones no adecuados y con infraestructuras de captación y regulación deficitarias. El agua para el riego proviene de la «Garganta del Obispo», que desemboca en el río Tiétar.

Las actuaciones proyectadas consisten básicamente en la modernización y mejora de los sistemas de riego instalados, pertenecientes a la Comunidad de Regantes de Barrado, sustituyendo el actual sistema de riego por gravedad por un riego localizado a presión; así como asegurar la regulación de recusos hídricos para dichos riegos.

La superficie de la Comunidad de Regantes de Barrado comprende 282 hectáreas, si bien el área objeto de mejora y modernización a la que se refiere el presente proyecto es de 110 hectáreas, afectando a un total de 213 parcelas, dentro de los términos municipales de Barrado, Gargüera y Arroyomolinos de la Vera (Cáceres).

Las actuaciones previstas son las siguientes:

Construcción de depósito metálico de regulación de 2.770 m3.

Red de distribución: 18.599 m de tubería de red de riego primaria y secundaria, de polietileno o PVC en función de la sección de las tuberías; 14.910 m de tubería de red de la red terciaria; 41 hidrantes.

Los movimientos de tierra previstos serán de 15.045,43 m3 correspondientes a la construcción del depósito, y de 25.333,27 m3 para la red de distribución. Se compensarán los volúmenes de excavación con el relleno de las zanjas, así como con la constitución del terraplén en la construcción del depósito.

El estudio de impacto ambiental (EsIA) plantea las siguientes alternativas: la posibilidad de realizar dos tipos de sistema de riego, localizado o por gravedad; la ubicación de uno o varios depósitos, y el aprovechamiento o no de las infraestructuras existentes. El estudio indica en la alternativa seleccionada que el uso más eficiente del agua, especialmente en verano, vendría dado por un riego localizado, disminuyendo las pérdidas de agua; se determina la construcción de un sólo depósito situado estratégicamente para abastecer por gravedad a dos de los tres sectores proyectados aprovechando instalaciones existentes; y la ubicación de las tuberías se realizará siguiendo caminos existentes y acequias.

2. Elementos ambientales significativos del entorno del proyecto

La zona de actuación se localiza dentro de la comarca Valle del Jerte, al norte de la provincia de Cáceres, en las proximidades de la Comarca de la Vera, dentro de la zona central de la Sierra de Tormantos. La topografía puede definirse como abrupta, situándose en torno a los 800 m de altitud, con escasez de pendientes suaves.

La red de drenaje superficial se engloba en la cuenca hidrográfica del Tajo, concretamente, en la subcuenca del río Tiétar. En la zona de actuación existen numerosos cursos de agua que desembocan en el río Tiétar, entre los que destacan la garganta del Obispo y el arroyo de Gargolezna.

La vegetación actual del Valle del Jerte presenta un alto grado de transformación antrópica, debido al carácter agrícola de la zona, destacando el cultivo de cerezos. La vegetación de ribera formada por fresnos, alisos, chopos, olmos, sauces, zarzas, tamujos y adelfas, no se encuentra en un buen estado de conservación, ya que muchos ejemplares han sido arrancados de las orillas de los cauces, y sustituidos bien por eucaliptos, bien por cultivos agrícolas.

Parte de las actuaciones proyectadas se localizan dentro del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) ES4320031 «Río Tiétar» y de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) ES0000427 «Río y Pinares del Tiétar», espacios incluidos en la Red Natura 2000, y del Área Importante para las Aves (IBA) número 304 «Plasencia y Sierra de San Bernabé». En las proximidades se sitúa el LIC ES4320037 «Sierra de Gredos y Valle del Jerte». Destacan los hábitats prioritarios recogidos en la directiva 92/43/CEE: 6220 «Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea» y 91E0 «Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior».

En cuanto a la fauna, se observa la presencia de dos especies amenazadas como el desmán de los Pirineos (Galemys pyrenaicus) y la cigüeña negra (Ciconia nigra), así como los Galápagos europeo (Mauremys leprosa) y leproso (Emys orbicularis) y diversas especies de anfibios.

El municipio de Barrado cuenta con una población aproximada de 565 habitantes. La agricultura es la fuente de ingresos más importante en la zona de actuación, seguido del sector industrial y la construcción.

3. Resumen del proceso de evaluación

3.1 Fase de consultas previas y determinación del alcance del estudio de impacto.

a) Entrada de la documentación inicial.-La tramitación se inicia el 26 de junio de 2006 con la entrada de la documentación ambiental.

b) Consultas previas. Relación de consultados y de contestaciones.-Con fecha de 5 de octubre de 2006, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental consultó a diferentes organismos, cuyas respuestas determinaron la necesidad de someter el proyecto al procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

En la tabla adjunta se han recogido los organismos consultados durante esta fase, señalando con una «X» aquéllos que han emitido informe en relación con la documentación ambiental recibida.

Relación de consultados Respuestas recibidas
Dirección General para la Biodiversidad X
Confederación Hidrográfica del Tajo X
Subdelegación del Gobierno en Cáceres -
Dirección General de Medio Ambiente. Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura X
Dirección General de Patrimonio Cultural. Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura X
Diputación Provincial de Cáceres -
Ayuntamiento de Barrado -
Ayuntamiento de Gargüera -
Ayuntamiento de Arroyomolinos de la Vera -
ADENA -
SEO -
Greenpeace -
Ecologistas en Acción en Extremadura -
Amigos de la Tierra -
Asociación para la Defensa de la Naturaleza de Extremadura (ADENEX) -
Los aspectos ambientales más relevantes considerados en las contestaciones a las consultas previas son los siguientes:

Espacios naturales protegidos.-La Dirección General para la Biodiversidad informa que el proyecto se localiza en el LIC «Río Tiétar» y ZEPA «Río y Pinares del Tiétar», espacios incluidos en la Red Natura 2000, además de la IBA número 304 «Plasencia y Sierra de San Bernabé». También expone que las actuaciones pueden afectar a los hábitats 4030, 4090, 5330, 6220, 6310, 91B0, 91E0, 92A0 y 92D0 recogidos en la Directiva 92/43/CEE, donde destacan los hábitats prioritarios: 6220 «Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea» y 91E0 «Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior». Fuera de la Red Natura 2000 existe el hábitat de interés comunitario potencialmente afectado: 9230 «Robledales galaico-portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica». Esta Dirección General subraya la importante función que cumple el río Tiétar como corredor ecológico entre la sierra de Gredos y el Parque Nacional de Monfragüe. Tal como indica esta Dirección General, el estudio de impacto ambiental (EsIA) debe incluir una evaluación específica adecuada de la posible afección del proyecto sobre la Red Natura 2000, en los términos incluidos en la Directiva 92/43/CEE, centrándose en las implicaciones para el LIC «Río Tiétar» y ZEPA «Río y Pinares del Tiétar». Se deberá estudiar también la posibilidad de ubicar el depósito fuera de los límites de los espacios pertenecientes a Red Natura 2000 y de los hábitats de interés comunitario. Se buscarán alternativas al trazado de las conducciones para que la ocupación de las áreas mencionadas sea mínima.

La Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura declara que el proyecto no tendrá efectos apreciables en lugares incluidos en la Red Natura 2000, siempre que se cumplan una serie de condiciones ambientales que esta Dirección General establece y que el promotor adopta en el proyecto.

Vegetación.-Además de los hábitats indicados anteriormente, cabe destacar la posible alteración de 3.400 m2 de melojar, parte del cual constituye el hábitat 9230, según indica la Dirección General para la Biodiversidad. Para evitar daños sobre la vegetación, considera necesario el adecuado jalonamiento y señalización, especialmente en las zonas donde se desarrollan hábitat de interés comunitario y donde existan bosques riparios.

Por su parte la Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura propone una serie de medidas protectoras y correctoras que minimicen dicha afección, como son: retirada previa de la tierra vegetal para utilizarla en la revegetación posterior, revegetación de los terraplenes con matorral y roble, plantación de robles en la plataforma por delante del depósito, uso de cerrramiento sin alambre de espino y limpieza general, una vez finalicen las obras, de todos aquellos restos generados. Del mismo modo se debe realizar la restauración ambiental de la zona mediante la restitución morfológica del terreno y revegetación de áreas de acúmulo de materiales, pistas, zonas de acceso, o lugares de paso.

Fauna.-Las especies en peligro de extinción potencialmente afectables por el proyecto son el desmán de los Pirineos y la cigüeña negra, según señala la Dirección General para la Biodiversidad, que enumera también el resto de especies susceptibles de ser afectadas por la realización del proyecto. En su informe afirma que los movimientos de maquinaria y, en consecuencia, el aumento en la emisión de ruidos y polvo, ocasionarán molestias a la fauna del entorno, entre la que se encuentra la cigüeña negra, que cuenta con un par de parejas en la IBA 304, afectada por el proyecto. Además la alteración de la vegetación de ribera podría perjudicar al desmán de los Pirineos, los galápagos europeo y leproso y diversas especies de anfibios. Por todo ello, estima necesario la planificación de las obras y la adaptación del calendario de ejecución de las mismas a los requerimientos de los diferentes taxones de fauna identificados como resultado del inventario ambiental.

Hidrología.-La Dirección General para la Biodiversidad destaca en su informe como potencial impacto, la alteración del régimen hídrico generada por la modificación de la escorrentía supeficial. En lo referente a la hidrología concluye que el estudio de impacto ambiental debe contener información sobre el régimen de caudales del río Tiétar y sus afluentes, especificando las posibles alteraciones que se generarán en su cauce y establece, además, la necesidad de garantizar un caudal ambiental suficiente para el mantenimiento de un estado de conservación favorable de las formaciones naturales presentes en la zona durante la fase de explotación.

La Confederación Hidrográfica del Tajo establece una serie de recomendaciones ambientales con objeto de proteger la hidrología de la zona.

Patrimonio cultural.-La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura afirma que en el terreno afectado por las obras no se tiene constancia de ningún yacimiento arqueológico que pudiera verse afectado. Establece, sin embargo, una serie de medidas correctoras a aplicar durante la fase de ejecución de las obras que consisten en el control y seguimiento arqueológico, así como la forma de proceder en caso de que se detectaran restos arqueológicos que puedieran resultar afectados por las obras.

c) Resumen de las indicaciones dadas por el órgano ambiental al promotor sobre la amplitud y detalle del estudio de impacto ambiental, y sobre las Administraciones ambientales afectadas.

La notificación de la decisión de sometimiento del proyecto a evaluación de impacto ambiental junto con el resultado de las contestaciones a las consultas se remitió al promotor el 16 de mayo de 2007, incluyendo una copia de las contestaciones recibidas, así como los aspectos más relevantes que debería incluir el estudio de impacto ambiental.

3.2 Fase de información pública y de consultas sobre el estudio de impacto ambiental.

3.2.1 Información pública. Resultado.-La Dirección General de Desarrollo Rural sometió conjuntamente el proyecto y el estudio de impacto ambiental al trámite de información pública mediante anuncio en el Boletín Oficial del Estado número 236, de 2 de octubre de 2007. Con fecha de 11 de diciembre de 2007, la Dirección General de Desarrollo Rural remitió a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental el expediente del proyecto, incluyendo el proyecto, el estudio de impacto ambiental y el resultado de la información pública.

Durante el período de información pública se han recibido un total de tres alegaciones, correspondientes a la Confederación Hidrográfica del Tajo, Diputación Provincial de Cáceres y Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura.

A continuación se resumen los aspectos ambientales más significativos del proceso de participación pública y la respuesta dada por el promotor:

La Confederación Hidrográfica del Tajo indica que se han de cumplir determinadas consideraciones ya mencionadas en el informe emitido como resultado de las consultas previas.

La Diputación de Cáceres emite las alegaciones que se exponen a continuación:

En la ejecución de las obras accesorias deberá hacerse hincapié en la limpieza final.

En la red de canalizaciones, deberá existir una sección de trabajo normalizada, que fuera delimitada antes de empezar, y permitiera hacer todos los trabajos como es el acopio de tierra vegetal, excavación, colocación de tubos, relleno, etc., de modo lineal.

Respecto al depósito de agua, debido a que se encuentra dentro de la ZEPA «Río y Pinares del Tiétar», han de tomarse en cuenta las siguientes consideraciones:

Al construirse el depósito a media ladera, se ejecutará la plataforma previa según planos, no siendo válido recrecer ésta por su parte terraplenada a costa del material sobrante procedente de la excavación del desmonte (si el balance de tierras es positivo). Por ello, el excedente deberá ser retirado a un vertedero previamente definido.

El cerramiento tendrá algún detalle que lo integre en el medio perceptual.

Se ha de definir una actuación completa de tratamiento y estabilidad de taludes, plantaciones de especies autóctonas, etc., en todo el entorno del depósito, para que éste quede integrado. Para ello se tendrán en cuenta factores como su ubicación a media ladera y la orientación sur-este.

La Dirección General de Patrimonio Cultural, Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura indica lo siguiente:

Se debe realizar un control y seguimiento arqueológico permanente, por parte de técnicos cualificados, de los movimientos de tierra en cotas bajo rasante durante la ejecución de las obras y extensivo a todas las actuaciones. Asimismo se indica el modo de proceder en el supuesto de que se detectara la presencia de restos arqueológicos que pudieran verse afectados por las obras.

El promotor indica que integrará en el proyecto todos los aspectos reseñados en las alegaciones de estos tres organismos.

4. Integración de la evaluación

4.1 Impactos significativos de la alternativa elegida.-Los principales efectos ambientales del proyecto, así como las medidas preventivas y correctoras propuestas, consideradas las respuestas a las consultas previas, el estudio de impacto ambiental, las alegaciones presentadas durante la consulta pública y la respuesta del promotor a las mismas, son los siguientes:

4.1.1 Impactos sobre el medio biológico: flora, fauna y espacios naturales protegidos.-El proyecto se localiza en el LIC «Río Tiétar» y ZEPA «Río y Pinares del Tiétar», espacios incluidos en la Red Natura 2000, además de la IBA número 304 «Plasencia y Sierra de San Bernabé». Las actuaciones pueden afectar a los hábitats 4030, 4090, 5330, 6220, 6310, 91B0, 91E0, 9230, 92A0 y 92D0 recogidos en la Directiva 92/43/CEE, destacando el hábitat prioritario: 91E0 «Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior». Además, el río Tiétar destaca como corredor ecológico entre la sierra de Gredos y el Parque Natural de Monfragüe.

El promotor considera que la superficie del proyecto que pudiera afectar a espacios Red Natura representa un porcentaje mínimo en relación a la superficie total de dichos espacios. Durante la fase de obra, se producirá afección sobre una superficie de 3.400 m2 de melojar. En este sentido, la Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura considera que el proyecto no tendrá efectos apreciables en lugares incluidos en la Red Natura 2000, siempre que se cumplan una serie de medidas, descritas anteriormente, las cuales han sido tenidas en cuenta en el proyecto por parte del promotor.

Las actuaciones podrían repercutir sobre fauna amenazada, como la cigüeña negra (Ciconia nigra), o el desmán de Pirineos (Galemys pyrenaicus).

4.1.2 Impactos sobre la hidrología.-Durante la fase de construcción se puede producir una posible afección a la hidrología de la zona debido a un aumento de los sólidos en suspensión provocados por los movimientos de tierras y debroce de vegetación, así como modificación de la escorrentía superficial o posibles vertidos accidentales.

4.1.3 Impactos sobre el suelo.-Las posibles afecciones incluyen la pérdida de suelo por extracción de tierra y erosión del terreno en zonas con elevada pendiente como consecuencia del desbroce de la vegetación, así como la modificación de sus características y del relieve del terreno debido a la compactación, inversión de horizontes en los movimientos de tierra y deposición de residuos y posibles vertidos.

4.2 Cuadro sintético de relación entre los impactos y las medidas correctoras.-En el siguiente cuadro se recogen las principales medidas preventivas y correctoras que se han contemplado en el proyecto a lo largo del procedimiento de evaluación de impacto ambiental:

Posibles Impactos Medidas preventivas y correctoras
Impactos sobre la flora-Red Natura 2000. El proyecto no afectará a los bosque aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior. La superficie de melojar afectada (3.400 m2), será compensada por la repoblación de una superficie de la misma especie (Quercus pyrenaica) que fije el Ayuntamiento de Barrado, así como la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Extremadura. Para evitar daños sobre la vegetación se procederá a su jalonamiento y señalización, especialmente en las zonas donde se desarrollan hábitats de interés comunitario y donde existan bosques riparios. Se revegetarán los terraplenes con matorral y roble. Además, se plantarán robles en la plataforma situada delante del depósito. Se optimizará la superficie de ocupación del depósito de regulación, para reducir el desmonte, ubicando el depósito al talud del desmonte. Se realizará una restauración ambiental de la zona objeto de actuación mediante la restitución morfológica del terreno y revegetación de las áreas afectadas. Se optimizarán las conducciones ciñéndolas a los caminos existentes, evitando de esta forma las afecciones sobre la vegetación natural.
Impactos sobre la fauna-Red Natura 2000. Se ejecutarán las obras en los períodos de menor afección sobre las especies afectadas, como la cigüeña negra (Ciconia nigra), evitando las actuaciones en los meses de reproducción y cría de dichas especies en coordinación con la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Extremadura. El cerramiento del depósito de regulación no llevará alambre de espino, para evitar afecciones sobre la fauna y la población.
Impactos sobre la hidrología. Las actuaciones sobre la zona de policía de cualquier cauce público, contará con la preceptiva autorización de la Confederación Hidrográfica del Tajo. De igual modo, se respetarán las servidumbres de 5 m de anchura de los cauces públicos. No se realizará ninguna actuación sobre el azud existente en la zona. Se cumplirá lo recogido en el Código de Buenas Prácticas Agrarias. La actuación supondrá una mejora del recurso hídrico, al optimizarse su gestión, produciéndose un ahorro de agua, el cual repercutirá favorablemente sobre los cauces. Se procederá al filtrado o decantación de aguas efluentes que procedan de la zona de obra y del parque de maquinaria.
Impactos sobre el suelo. Los materiales procedentes de las excavaciones necesarias para la conformación de la red de distribución se reutilizarán en el relleno de las zanjas. En la construcción del depósito, no se podrá recrecer por su parte terraplenada a costa del material sobrante procedente de la excavación del desmonte (si el balance de tierras fuera positivo), excedente que deberá ser retirado a un vertedero previamente definido. Se aprovecharán todos los viarios existentes próximos a la zona de obras minimizando la creación de nuevos caminos o pistas de acceso. Con el fin de evitar la destrucción de suelos con valor agrológico, se realizará la excavación selectiva de materiales, retirándose la tierra vegetal y procediendo posteriormente a su acopio en cordones perimetrales para su posterior reutilización.
Impactos sobre el patrimonio cultural. Control y seguimiento arqueológico de los movimientos de tierra en cotas bajo rasante natural que conlleve la ejecución del proyecto. Si durante los trabajos de seguimiento se detectara la presencia de restos arqueológicos que pudieran verse afectados por las actuaciones derivadas del proyecto, se procederá a la paralización inmediata de las obras en la zona de afección, y previa visita, evaluación por parte de técnicos de la Dirección General de Patrimonio, se procederá a la excavación completa de los hallazgos localizados y demás medidas indicadas por dicha Dirección General.
Gestión de residuos. Se procederá a la revisión periódica de la maquinaria para evitar derrames. Los residuos generados serán almacenados y recogidos por un gestor autorizado cumpliéndose en todo momento la legislación vigente.
5. Condiciones al proyecto

El proyecto deberá contener un apartado específico sobre la gestión de los residuos de construcción y demolición generados por las obras cuyo coste formará parte del presupuesto y que como mínimo incluya la estimación de la cantidad prevista, codificados según la orden MAM/304/2002, de 8 de febrero; medidas de prevención, actuaciones para la reutilización, reciclado, valorización o eliminación previstas, medidas para la separación y planos de las instalaciones destinadas a la gestión. Si durante las obras se produjeran residuos peligrosos, se incluirá un inventario de los mismos, se establecerá su retirada selectiva y su envío a gestores de residuos peligrosos autorizados.

Se realizará una prospección del terreno previa al inicio de las obras, en coordinación con la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Extremadura, con el objeto de determinar si existen nidos de cigüeña negra en la zona de actuación así como la presencia de otras especies de fauna protegida, teniendo en cuenta, en caso afirmativo, las medidas protectoras que indique la mencionada Dirección General.

6. Especificaciones para el seguimiento

El estudio de impacto ambiental incluye un programa de vigilancia ambiental en el que se detallan todas las especificaciones necesarias para el seguimiento de las obras. De este modo se dará cumplimiento a todas las indicaciones y medidas expuestas en el estudio de impacto ambiental, así como a los condicionantes determinados en la presente declaración.

Se realizará un control y supervisión centrado en los siguientes aspectos: acondicionamiento, trazado y conservación de los caminos de obra; ubicación y uso de las instalaciones de obra y maquinaria; procedencia de los préstamos de materiales y destino de escombros, restos de obra, material sobrante, etc.; operaciones de despeje, desbroce y movimientos de tierra; calidad de las aguas superficiales y subterráneas; adecuación paisajística; contaminación acústica y atmosférica; erosión; molestias causadas a la población y posibles alteraciones a la fauna del lugar.

En general, se realizará un seguimiento sobre todos aquellos elementos y características del medio para los que se han identificado impactos. Se designará a un responsable del seguimiento y vigilancia ambiental, que, además de encargarse del cumplimiento de las medidas propuestas, habrá de presentar un registro del seguimiento de las mismas y de las incidencias que pudieran producirse, ante los organismos competentes, asi como recoger las medidas a adoptar no contempladas en el estudio de impacto ambiental. Este documento deberá remitirse igualmente a la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura.

Además, el promotor deberá explicitar, en los carteles anunciadores de las obras correspondientes al proyecto evaluado, el Boletín Oficial del Estado en el que se publica la declaración de impacto ambiental.

Conclusión.-En consecuencia, la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, a la vista de la Propuesta de Resolución de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental de fecha 16 de enero de 2008, formula declaración de impacto ambiental favorable a la realización del proyecto mejora y modernización de los regadíos tradicionales de la Comunidad de Regantes de Barrado, Valle del Jerte, término municipal de Barrado (Cáceres), concluyendo que siempre y cuando que se autorice en la alternativa y en las condiciones anteriormente señaladas, que se han deducido del proceso de evaluación, quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales.

Lo que se hace público y se comunica a Dirección General de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para su incorporación al procedimiento de aprobación del proyecto, de conformidad con el artículo 4 del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental.

Madrid, 17 de enero de 2008.-El Secretario General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri.