Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 16 de marzo de 2001, del Departamento de Cultura, por la que se da publicidad al Acuerdo del Gobierno de la Generalidad de 6 de marzo de 2001, de declaración de bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento histórico, favor de la Casa Serra, en Barcelona
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 93/2001
Fecha Disposición :
16/03/2001
Fecha Publicación :
18/04/2001
Órgano Emisor :
COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CATALUÑA
RESOLUCIÓN de 16 de marzo de 2001, del Departamento de Cultura, por la que se da publicidad al Acuerdo del Gobierno de la Generalidad de 6 de marzo de 2001, de declaración de bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento histórico, favor de la Casa Serra, en Barcelona

Considerando que el 6 de marzo de 2001 el Gobierno de la Generalidad de Cataluña declaró la Casa Serra, en Barcelona, bien cultural de interés nacional en la categoría de monumento histórico;
De acuerdo con lo que establece el artículo 12 de la Ley 9/1993, de 30 de septiembre, del patrimonio cultural catalán, resuelvo que se publique íntegramente en el "Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña" el Acuerdo del Gobierno de 6 de marzo de 2001, de declaración de la Casa Serra, en Barcelona, como bien cultural de interés nacional en la categoría de monumento histórico.

Barcelona, 16 de marzo de 2001.-El Consejero, Jordi Vilajoana i Rovira.

Acuerdo de 6 de marzo de 2001, del Gobierno de la Generalidad, de
declaración de bien cultural de interés nacional, en la categoría de
monumento histórico, a favor de la Casa Serra, en Barcelona

Por la Resolución de 2 de julio de 1974 se incoó expediente de declaración de monumento histórico-artístico a favor de la Casa Serra, en Barcelona.
Se han cumplido todos los trámites preceptivos en la instrucción de este expediente, de acuerdo con lo que establecen los artículos 8 y siguientes de la Ley 9/1993, de 30 de septiembre, del patrimonio cultural catalán.
Vistos los informes favorables del Consejo Asesor del Patrimonio Cultural Catalán y del Institut d'Estudis Catalans;
Visto que no se han presentado alegaciones durante la tramitación del expediente;
A propuesta del Consejero de Cultura, el Gobierno acuerda declarar bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento histórico, la Casa Serra, en Barcelona, según la descripción y ubicación que constan en el anexo.

ANEXO

Descripción y ubicación

La Casa Serra se encuentra en la calle Córsega, 311, esquina con Rambla Catalunya, 126, de Barcelona.
Este edificio fue proyectado en el año 1900 por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, por encargo del señor Pere Serra i Pons y fue concebido en origen como residencia particular. Se construyó entre 1903 y 1908. En el año 1908, antes de acabar las obras, fue vendido a la Congregación de Religiosas de Santa Teresa para su uso como colegio.
Entre 1943 y 1945 el arquitecto Josep Mario Pericás i Morros (asesorado por Puig i Cadafalch, a quien el Colegio Oficial de Arquitectos había expulsado después de la guerra civil) edificó un cuerpo de edificio de planta baja y dos pisos con fachada en la avenida Diagonal y en la Rambla de Catalunya, como ampliación del colegio.
En 1981 y 1982, después de una larga polémica, se derribó el cuerpo de edificio construido en los años cuarenta y otros edificios anexos. Pos teriormente, la Diputación de Barcelona adquirió Can Serra y se hizo cargo de su restauración y de la construcción de un nuevo edificio para instalar sus dependencias.
El edificio actual es el resultado de las diversas modificaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo. Su configuración original de edificio entre medianeras ha desaparecido, dando paso a una construcción aislada, excepto la comunicación con las dependencias de la Diputación en el edificio de nueva planta.
Destaca la composición de volúmenes en una parcela compleja. Puig i Cadafalch resuelve el conjunto con un eje de unión de los dos cuerpos asimétricos del edificio existente, constituido por una torre cilíndrica, en el ángulo del chaflán, de regusto medieval, rematada por una cubierta cónica bastante puntiaguda. Detrás de esta torre circular existe el único cuerpo de escalera que comunica los diferentes niveles. El arquitecto recreó en las fachadas elementos formales extraídos de la arquitectura plateresca, muy especialmente de los que decoraban el Palacio Gralla, como por ejemplo en las ventanas, tribuna, barandas, balcones y elementos escultóricos. Casi todas las aberturas presentan dinteles muy trabajados y elementos escultóricos con motivos florales y medallones que representan bustos de personajes. El edificio se adapta plenamente a la disposición achaflanada del Plan Cerda, lo que permitió a Puig y Cadafalch aprovechar bien la luz y la superficie. El interior ha sido adaptado al uso actual y ha conservado la decoración interior de la planta noble y accesos.