Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 13 de julio de 2004, de la Dirección General de Trabajo, por la que se dispone la inscripción en el registro y publicación del Laudo Arbitral, en el procedimiento de arbitraje seguido en el conflicto ocasionado por discrepancias surgidas durante la negociación del XIX Convenio Colectivo de la Empresa "Sociedad Española de Instalación de Redes Telefónicas, S.A.U."
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 183/2004
Fecha Disposición :
13/07/2004
Fecha Publicación :
30/07/2004
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES
RESOLUCION de 13 de julio de 2004, de la Direccion General de Trabajo, por la que se dispone la inscripcion en el registro y publicacion del Laudo Arbitral, en el procedimiento de arbitraje seguido en el conflicto ocasionado por discrepancias surgidas durante la negociacion del XIX Convenio Colectivo de la Empresa «Sociedad Espanola de Instalacion de Redes Telefonicas, S.A.U.».

Visto el contenido del Laudo Arbitral de fecha 31 de mayo de 2004 dictado por D. Ignacio Garcia-Perrote Escartin en el procedimiento de arbitraje seguido en el Servicio Interconfederal de Mediacion y Arbitraje en el conflicto ocasionado por discrepancias surgidas durante la negociacion del XIX Convenio Colectivo de la Empresa Sociedad Espanola de Instalacion de Redes Telef6nicas, S.A.U. y del que han sido partes la Comision Negociadora del mismo, y de conformidad con lo establecido en el articulo 91 en relacion con el articulo 90, apartados 2 y 3, del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, articulo 11.7 del II Acuerdo sobre Solucion Extrajudicial de Conflictos Laborales (ASEC-II) y en el Real Decreto 1040/1981, de 22 de mayo, sobre registro y dep6sito de Convenios Colectivos de trabajo,

Esta Direccion General de Trabajo, resuelve:
Primero: Ordenar la inscripcion del citado Laudo Arbitral en el correspondiente Registro de este Centro Directivo. Segundo: Disponer su publicacion en el «Boletin Oficial del Estado».

Madrid, 13 de julio de 2004.—El Director general, Esteban Rodriguez Vera.

En Madrid, a 31 de mayo de 2004, Ignacio Garcia-Perrote Escartin, Catedratico de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Castilla-La Mancha, actuando como arbitro nombrado por las partes conforme al acuerdo arbitral por ellas suscrito el 2 de abril de 2004 en el marco de las previsiones enunciadas en los articulos 6 y 11.1 del II Acuerdo sobre Solucion Extrajudicial de Conflictos Laborales («ASEC-II»), asi como en los articulos 6 y 18.1 de su Reglamento de Aplicaci6n («RASEC-II»), ambos publicados en el Boletin Oficial del Estado de 26 de febrero de 2001, ha dictado el siguiente:

LAUDO ARBITRAL

En el conflicto ocasionado por discrepancias surgidas durante la negociacion del Decimonoveno Convenio Colectivo de la Empresa «Sociedad Espanola de Instalacion de Redes Telef6nicas, S.A.U.» (en adelante, el «XIX Convenio»). Han sido partes, de una lado, la Comision Negociadora en representacion de los trabajadores del XIX Convenio (en adelante, la «Comisi6n»), representada por D. Francisco Quijorna Cereijo, Presidente de la Comision y, de otro, la Sociedad Espanola de Instalacion de Redes Telef6nicas, S.A.U. (en adelante, «SEIRT» o la «Empresa»), representada por D. Jacinto Alvarez Fernandez, Jefe de Personal de SEIRT.
Antecedentes de hecho

Primero.—El dia 2 de abril de 2004, la Comision y SEIRT (en adelante, las «Partes») presentaron escrito ante el Servicio Interconfederal de Mediaci6n y Arbitraje («Fundacion SIMA») por el que las Partes solicitaban la iniciacion de procedimiento de arbitraje en el marco del conflicto suscitado por las discrepancias surgidas durante la negociacion del XIX Convenio.
El conflicto, que es de ambito nacional y afecta a 329 trabajadores, tiene como objeto el establecimiento del XIX Convenio, de acuerdo con lo pactado en los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003, alcanzados entre la Empresa y la representaci6n de sus trabajadores.
La pretension y razones que fundamentan la solicitud de procedimiento de arbitraje se describen asi en la solicitud de procedimiento de arbitraje: «con la finalidad de erradicar las causas» que dieron lugar al expediente de regulacion de empleo 79/03, las Partes acordaron «proceder a la negociaci6n» del XIX Convenio «de acuerdo con los siguientes principios»:
(i) «Sustituci6n del sistema de compensacion de gastos y creacion de un sistema de incentivos».
(ii) «Se establecera una nueva regulacion de desplazamientos y traslados».
(iii) «El sistema de incentivos premiara la productividad garantizando la rentabilidad del trabajo».
(iv) «Adecuaci6n de horarios en funci6n de actividades y de exigencias del cliente».

Se acompan6 a la solicitud, como documentaci6n adjunta, la siguiente: Decimoctavo Convenio Colectivo de la Empresa «Sociedad Espanola de Instalacion de Redes Telef6nicas, S.A.» (en adelante, el «XVIII Convenio»); Acuerdos alcanzados entre la Empresa y la representaci6n de los trabajadores, de 12 y 22 de diciembre de 2003; Plataforma para la negociacion del XIX Convenio propuesta por los trabajadores, de 10 de febrero de 2004; Propuesta de la Comision, de 16 de marzo de 2004 y Borrador de XIX Convenio, propuesto por la Empresa.
Finalmente, las Partes designaron de comun acuerdo como arbitro a D. Ignacio Garcia-Perrote Escartin.

Segundo.—Mediante escrito, de fecha 19 de abril de 2004, las Partes ampliaron el objeto del compromiso arbitral de modo que, junto a las cuatro cuestiones iniciales que constan en el apartado tercero del Acta de fin de periodo de consultas comprensivo del acuerdo adoptado por la Empresa y la representaci6n de los trabajadores, de 22 de diciembre de 2003, y que fueron sometidas a arbitraje en el compromiso arbitral registrado en la Fundacion SIMA el 2 de abril de 2004, las Partes ampliaron el objeto del arbitraje a las siguientes cuestiones adicionales:

(i) «Propuestas por la representacion de los trabajadores»:
«Vigencia o duracion del XIX Convenio». «Subida salarial».
«Pase de trabajadores eventuales a fijos». «Categorias/promocion».
(ii) «Propuestas por la representacion de la Empresa»:
«Los siguientes pluses: antigiiedad, ayuda escolar, hijos disminuidos, premio de vinculaci6n y plus de conduccion de turismos».
«Vacaciones».
«Articulos 59 y 60 del XVIII Convenio, en el aspecto que se recoge en la Plataforma reivindicativa presentada por la Empresa en la negociacion del XIX Convenio».
«En relacion con el articulo 40 del XVIII Convenio, el arbitro se pronunciara exclusivamente sobre el impacto o repercusi6n que el laudo pueda tener sobre dicho articulo».

Tercero.—En el tramite de comparecencia, celebrado en la sede la Fundacion SIMA el dia 19 de abril de 2004, las Partes aceptaron que el arbitraje es de equidad, en tanto que se trata de establecer nuevas condiciones (por ejemplo, un nuevo sistema de incentivos), si bien a instancias de la representacion de la Empresa quedo precisado que el Laudo no puede prescindir de interpretar el sentido y significado de los Acuerdos alcanzados entre la Empresa y la representacion de los trabajadores los dias 12 y 22 de diciembre de 2003.
Precisado lo anterior, las Partes, seguidamente, tras exponer los antecedentes de los que trae causa el presente conflicto, alegaron cuanto a sus intereses convino, contestando a cuantas preguntas les fueron formuladas por el arbitro. En dicha comparecencia, la Comision aport6 su borrador de XIX Convenio.
El arbitro se reuni6 separadamente con cada una de las Partes el dia 26 de abril, las cuales alegaron de nuevo cuanto a sus intereses convino y contestaron a cuantas preguntas les fueron formuladas por el arbitro.

Cuarto.—Con posterioridad a la fecha de la comparecencia, la Empresa aport6 los siguientes documentos: Comparativa del XVIII Convenio con la plataforma de convenio presentada por la Empresa, relacion de modificaciones propuestas en el procedimiento de arbitraje y su reflejo en la plataforma de convenio presentada por la Empresa, propuesta de redaccion de los articulos 22, 41 y 42 del XIX Convenio y comparativa del sistema de incentivos con compensacion de gastos actual.
Asimismo, las Partes facilitaron al arbitro sus comentarios sobre la propuesta de la contraparte, en concreto, en un esquema resumen de las propuestas que el arbitro remiti6 a ambas Partes con anterioridad.
Del mismo modo, en la reunion celebrada, a peticion de la Empresa, entre el arbitro y la Empresa el dia 17 de mayo de 2004, SEIRT aport6 sus comentarios incluidos en el borrador de XIX Convenio de la Comision.
El arbitro celebr6 una ultima reunion con la representacion de los trabajadores, a peticion de estos, el dia 27 de mayo de 2004.

Finalmente, las Partes han enviado al arbitro determinadas observaciones y comentarios, bien por propia iniciativa, bien por peticion del arbitro.
Fundamentos de equidad

Primero.—De conformidad con lo que se ha descrito en los Antecedentes del Laudo, el escrito de solicitud del presente procedimiento arbitral reproduce en gran medida algunos de los terminos y expresiones de los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003, adoptados en el seno del periodo de consultas del expediente de regulacion de empleo 79/03 (en adelante, el «ERE»).
Concretamente, en el Acuerdo de 22 de diciembre de 2003, las Partes acordaron lo que se ha recogido en el Antecedente de hecho Primero del presente Laudo en los mismos terminos que luego reprodujeron en la solicitud de procedimiento de arbitraje.

La unica diferencia en los terminos utilizados consiste en que, asi como en el Acuerdo de 12 de diciembre de 2003 se decia «sustitucion del sistema de compensacion de gastos por un nuevo sistema de incentivos», posteriormente, tanto en el Acuerdo de 22 de diciembre de 2002, que constituye el acta final del periodo de consultas, como en el escrito de solicitud del procedimiento arbitral, se emplea la expresi6n «sustitucion del sistema de compensacion de gastos y creacion de un nuevo sistema de incentivos». Al ser estos ultimos los terminos utilizados tanto en el Acuerdo de 22 de diciembre de 2003, posterior al de 12 de diciembre de 2003 y que ademas pone fin al periodo de consultas, como en el escrito de solicitud del procedimiento arbitral, el presente Laudo se acomodara logicamente a tales terminos.
En fin, sea como fuere, y al margen ahora de la ampliaci6n que mas adelante se abordara del objeto del compromiso arbitral (Antecedente de hecho Segundo del Laudo), lo que ha de resolverse primeramente en el presente Laudo es lo siguiente:

Se debe, en primer lugar, proceder a la «sustitucion de un sistema de compensacion de gastos y creacion de un sistema de incentivos». Este sistema de incentivos ha de premiar la «productividad» y garantizar «la rentabilidad del trabajo».

Se ha de establecer, en segundo lugar, «una nueva regulacion de desplazamientos y traslados».
Se han de adecuar, finalmente, los «horarios en funcion de actividades y exigencias del cliente».

Como consta expresamente en el escrito de solicitud del procedimiento arbitral, y antes en los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003, todo lo anterior tiene como «finalidad» la de «erradicar las causas que dieron lugar al ERE». Resulta obligado, en consecuencia, que el Laudo se acomode y tenga en todo momento presente lo anterior.

Segundo.—La «sustitucion de un sistema de compensacion de gastos y creacion de un sistema de incentivos» es, asi, la primera y compleja cuesti6n que tiene que abordar y establecer el presente Laudo. En todo caso, es obligado para este arbitro, porque asi lo han querido las Partes, que el sistema de incentivos premie la «productividad» y que garantice la «rentabilidad» del trabajo.

1. Lo primero que es preciso determinar es la adecuada interpretacion de la expresi6n utilizada («sustitucion de un sistema de compensacion de gastos y creacion de un sistema de incentivos»), para lo que si resulta posible utilizar los canones hermeneuticos al uso.
Desde una interpretacion literal, sustituir es «poner a una cosa en lugar de otra» («Diccionario de la Lengua Espanola de la Real Academia Espanola»). Desde esta exclusiva perspectiva, la expresi6n utilizada («sustituci6n») no expresa que se quisiera acumular y adicionar una cosa (un sistema de compensacion de gastos modificado) con otra (un sistema de incentivos), sino que por el contrario aquella expresi6n revela que lo que se quiso hacer es poner una cosa (un nuevo sistema de incentivos) en lugar de la otra (la anterior y todavia vigente compensacion por gastos). Es cierto que ahora discrepan las Partes sobre su intencion o finalidad. Pero la expresi6n utilizada es indicativa de que se trataba de «poner a una cosa en lugar de otra».
Por lo demas, la conclusion alcanzada se refuerza si se recuerda que las partes estaban de acuerdo con la necesidad de premiar la «productividad» y la «rentabilidad» del trabajo con la finalidad de «erradicar» las causas que dieron lugar al ERE.

En consecuencia, el presente Laudo va a proceder a crear un sistema de incentivos que sustituira y ocupara el lugar que hasta ahora venia ocupando el sistema de compensacion por gastos.
Ahora bien, la representacion de los trabajadores ha manifestado legitimas y solventes dudas sobre posibles consecuencias negativas del sistema de incentivos propuesto por la Empresa. De ahi que, como mas adelante se expondra, el Laudo deba incorporar una serie de cautelas y contrapesos para tratar de evitar aquellas consecuencias y, si desgraciadamente se producen, que se materialicen unicamente durante un tiempo limitado, toda vez que a los seis meses desde la implantacion del sistema de incentivos la Comision Paritaria del Convenio debera evaluar, y en su caso revisar de buena fe (con la necesaria ratificacion del eventual acuerdo por parte de la Comision Negociadora), el funcionamiento y aplicaci6n del nuevo sistema de incentivos y, de no alcanzarse un acuerdo en el plazo de los tres meses siguientes, las Partes deberan acudir de nuevo
ante este arbitro, aunque siempre sera deseable y mas acorde con el valor constitucional de la autonomia colectiva que el problema se solvente por las propias partes y no por un tercero.

2. Una vez clarificado que, con las cautelas ultimamente expresadas y sobre las que mas adelante se volvera, un nuevo sistema de incentivos va a ocupar el lugar del actual sistema de compensacion de gastos, procede determinar cual sera ese nuevo sistema de incentivos que las Partes han acordado que premie la «productividad» y que garantice «la rentabilidad del trabajo».
La creacion «ex novo» de un sistema de incentivos por parte de este arbitro se entiende que carece por completo de sentido y podria conducir a consecuencias impredecibles y negativas por las evidentes dificultades de segura falta de adaptacion y desconocimiento de la actividad empresarial y del sector en que se desenvuelve la Empresa. Particularmente aqui hay que insistir en la bondad y naturalidad de una solucion acordada entre las partes, en ejercicio de su autonomia colectiva, y la desventaja de una solucion heter6noma adoptada por un tercero.

Hubiera sido deseable, no ya el 6ptimo de que las Partes hubieran alcanzado un acuerdo, sino que al menos las dos Partes hubieran presentado propuestas lo mas completas y acabadas posible. Sin embargo, por razones con toda seguridad comprensibles de contar con mayores apoyos tecnicos, solo la Empresa ha presentado una propuesta (de nuevo articulo 21 bis de XIX Convenio) que reune o al menos se aproxima a esas caracteristicas. Pero lo anterior no es excesivamente relevante porque la llamada «Propuesta de la comisi6n negociadora de los trabajadores del XIX Convenio Colectivo», fechada en Madrid el 16 de marzo de 2004, se aproxima enormemente a lo que para la actividad de construccion propone la Empresa. La diferencia entre ambas propuestas, como bien saben las Partes, no se encuentra aqui, sino en que los trabajadores no quieren la supresi6n del sistema de compensacion de gastos, sino unicamente su modificacion.

De la propuesta de la Empresa sobre un nuevo articulo 21 bis interesa subrayar en este momento lo siguiente:
En primer lugar, su apartado 6, conforme al cual si la Empresa «pactara nuevas condiciones» para las actividades mencionadas en apartados anteriores, o pactara «otras nuevas» actividades, «la Comision Paritaria podra establecer nuevas tablas de incentivos de acuerdo a los mismos principios que inspiran las actuales».

En segundo lugar, su apartado 9, conforme al cual «cuando un trabajador con derecho a plus de productividad realice una actividad no incluida en las tablas de incentivos, percibira, en funcion de cual haya sido su tiempo efectivo de prestaci6n, el incentivo promedio de plantilla de su centro de trabajo de los ultimos tres meses».

Finalmente, su apartado 10, que preve lo siguiente: «cuando por causas imputables a la Empresa, fuerza mayor o situaciones asimiladas, impidan la prestaci6n del servicio y, consecuentemente, que el trabajador pueda acceder al devengo del plus de productividad, el trabajador percibira el citado plus en la cuantia que resulte atendiendo al promedio de lo percibido por el mismo trabajador en los ultimos tres meses». El citado apartado 10 anade que: «la Comision Paritaria del Convenio interpretara los supuestos de “causas imputables a la Empresa, fuerza mayor o situaciones asimiladas” previa solicitud escrita, resolviendo, en cada caso, la procedencia o no del plus de productividad».

3. En relacion con el sistema de incentivos, la Empresa ha aportado al presente procedimiento arbitral un Estudio realizado por la entidad Asocivil, Asesores de Obra Civil, S.L. (en adelante «Estudio Asocivil»).
El Estudio Asocivil realiza una medici6n de los tiempos de ejecuci6n de determinadas actividades con vistas a establecer un sistema de productividad basado en las citadas mediciones. El Estudio Asocivil explica en cada actividad el metodo de trabajo utilizado y las circunstancias que hubieren podido resultar condicionantes. Las actividades evaluadas lo han sido por considerar que suponen entre el 65 % y el 70 % del volumen global de obra en empresas de similares caracteristicas y adjudicacion, por lo que el Estudio Asocivil entiende que son altamente significativas.

La representacion de los trabajadores ha puesto en conocimiento de este arbitro sus objeciones y comentarios respecto del Estudio Asocivil. Se reprocha, concretamente, la ausencia de participacion alguna en su elaboracion por parte de ningun 6rgano de representacion de los trabajadores y se afirma que el Estudio Asocivil carece de rigor, al no hacerse desglose por separado de los tiempos que componen la unidad de obra, no recogerse todas las actividades ni desglosarse los diferentes puestos de trabajo, lo que no asegura que se pueda realizar un reparto equitativo e igualitario. Se afirma, finalmente que el sistema disenado deja el sistema de incentivos en manos de los mandos intermedios de la Empresa.

La Empresa reacciona contra estas objeciones afirmando, en primer lugar, que la entidad Asocivil ha elaborado sus mediciones, no solo sin participacion de los representantes de los trabajadores, sino tambien sin participacion de representantes o de la direccion de la Empresa, disponiendo asi de autonomia, objetividad e independencia. En segundo termino, que las actividades son las recogidas en los «preciarios» de los contratos suscritos por la Empresa con sus clientes y que en tales «preciarios» se establece un precio por actividades y no por los tiempos y labores que componen dicha actividad. En tercer lugar, que la propuesta de la Empresa es por cuadrillas de trabajadores y de acuerdo con los partes de trabajo realizado, lo que se estima es el metodo mas adecuado para medir la productividad, toda vez que las actividades no se realizan individualmente sino en equipo. En cuarto lugar, seiiala la Empresa que las actividades reflejadas en la medicion de Asocivil representan el 70 % de las actividades de construccion realizadas por la Empresa, siendo tales actividades las mas comunes y sin que sea posible realizar mediciones de absolutamente todas las actividades. Ademas, prosigue la Empresa, existen actividades desarrolladas por la Empresa (atencion al cliente y altas y bajas) que tienen sus propias tablas de incentivos con criterios especificos y propios de esas actividades. Y, en fin, respecto de las actividades no incluidas en el sistema de incentivos, la Empresa remite a los apartados 6, que atribuye importantes competencias a la Comision Paritaria, y 9 del articulo 21 bis que propone y que se han recogido mas arriba (numero 2 del presente fundamento de equidad). La Empresa rechaza, finalmente, que su pretension sea dejar el sistema de incentivos en manos de los mandos intermedios de la Empresa, sino que por el contrario su voluntad es llevar a la practica lo acordado en los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003, en el sentido de que el sistema de incentivos debe premiar la productividad y garantizar la rentabilidad del trabajo.

Si bien hay que decir que hubiera sido seguramente deseable que la representacion de los trabajadores hubiera participado en la eleccion de la entidad especializada a la que encargar el estudio de las mediciones, lo cierto es que este arbitro no tiene elementos de juicio para poner en duda y cuestionar la solvencia del Estudio Asocivil. En el procedimiento arbitral consta el llamado «curriculum corporativo» de Asocivil y la cuidadosa lectora del mismo conduce a la conclusion enunciada. Y por lo que se refiere a la no participacion de la representacion de los trabajadores en la realizacion del estudio, hay que seiialar que tampoco ha participado la Empresa en dicha realizacion.

4. La exposicion anterior conduce a que este arbitro se incline por fijar, como sistema de incentivos, y con los matices y cambios que seguidamente se diran, el propuesto por la Empresa que tiene como base el Estudio Asocivil. Y de nuevo hay que mencionar la proximidad de la propuesta de la Empresa a la de los trabajadores de fecha 16 de marzo de 2004, pues la diferencia entre ambas, como asimismo se ha dejado dicho, radica en que los trabajadores no quieren la supresi6n del sistema de compensacion de gastos. Ahora bien, como se acaba de anticipar, la propuesta de la Empresa va a ser objeto de ciertas correcciones y adiciones que de inmediato se van a enunciar.
La Empresa ha aportado al presente procedimiento arbitral una llamada «Comparativa Sistema de Incentivos con Compensacion de Gastos». Dicha comparativa expone las diferencias entre uno y otro sistemas. Y en determinados casos y actividades existen diferencias que pueden perjudicar a los trabajadores.

Por esta razon, y mas general por las ya sucintamente anticipadas advertencias y reservas efectuadas por la representacion de los trabajadores, desde una estricta perspectiva de equidad a este arbitro no le parece suficientemente equitativo que el valor del punto por encima del llamado «break even» sea solo de 6 A en la actividad de construccion, como propone la Empresa. Como se viene diciendo, en los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003, y en el escrito de solicitud del procedimiento arbitral las Partes estan de acuerdo y han establecido que el sistema de incentivos ha de premiar la productividad y garantizar la rentabilidad del trabajo. Este criterio o «principio», como las Partes lo denominan, es el que, entre otras razones, dificulta precisamente seguir manteniendo el actual sistema de compensacion de gastos. Pero distinto es el caso del sistema de incentivos. Si, segun afirma la Empresa, el «break even» se situa en ocho (8) puntos dia en computo mensual, este arbitro estima que, una vez asegurado el ingreso a la Empresa, la equidad conduce a reducir la ganancia empresarial y aumentar la cuantia percibida por los trabajadores. Siempre desde una perspectiva de equidad, y con la finalidad de tratar de contrarrestar la sustitucion del sistema de compensacion de gastos, este arbitro fija la cuantia del noveno (9) punto por encima del «break even» para la actividad de construccion de red urbana en 14 A, la cuantia del decimo (10) punto en 12 A, y en 10 Alas cuantias de los puntos subsiguientes.
Adicionalmente, y como ya se ha anticipado, el presente Laudo va a imponer una prevision adicional respecto del sistema de incentivos. Como puede haber desajustes, tanto por exceso como mas probablemente por defecto, y mas en general por todas las consideraciones que se han
ido exponiendo, a los seis (6) meses del establecimiento del nuevo sistema de incentivos la Comision Paritaria del Convenio debera evaluar, y en su caso revisar de buena fe, el funcionamiento y aplicacion del nuevo sistema de incentivos y, de no alcanzarse un acuerdo en el plazo de los tres meses siguientes a los seis citados (en total nueve meses), las Partes deberan acudir de nuevo ante este arbitro, aunque como se dijo siempre sera preferible y mas acorde con el valor constitucional de la autonomia colectiva que el problema se solvente por las propias partes y no por un tercero. Este arbitro quiere confiar en la madurez y responsabilidad de las Partes y tiene la expectativa de que no tendran que volver ante el. Pero, en fin, de no ser asi y tener que volver las Partes ante este arbitro, se evaluara con todo cuidado y rigor la conducta de cada Parte, no ya en la negociacion en el seno de la Comision Paritaria, sino en la aplicacion y funcionamiento del nuevo sistema de incentivos.
Como se anticipo, si la Comision Paritaria llega, como seria deseable, a un acuerdo, dicho acuerdo debe ser refrendado y hecho suyo, por asi decirlo, por la Comision Negociadora, para solventar las dudas de validez que de otra forma pudieran plantear los vigentes criterios jurisprudenciales.
Particularmente relevante habra de ser para la Comision Paritaria, y en su caso para este arbitro, el analisis de la carga de trabajo encomendada por la Empresa a los trabajadores, cuantos de estos han superado los ocho (8) puntos y la comparacion empirica entre lo que habrian percibido los trabajadores con el anterior sistema de la compensaci6n de gastos y lo que han percibido con el nuevo sistema de incentivos.

Este arbitro espera que no haya disputas entre las Partes sobre el momento en el que pueda considerarse implantado el nuevo sistema de incentivos. Pero, en fin, de no ponerse las partes de acuerdo sobre este extremo, se estima que un plazo de un (1) mes desde la notificacion del presente Laudo es suficiente para implantar el nuevo sistema.

5. En consecuencia, el nuevo sistema de incentivos que fija este Laudo y que ocupara el lugar del actual sistema de compensacion de gastos, es el previsto en el articulo 21 bis de la propuesta de XIX Convenio presentada por la Empresa con el siguiente cambio y la siguiente adicion:

Los Euros a percibir en la actividad de construccion por cada punto que exceda de los 8 diarios en computo mensual no seran 6 sino 14 por el noveno punto, 12 por el decimo punto y 10 por los puntos subsiguientes.
A los seis meses de la implantacion del nuevo sistema de incentivos, la Comision Paritaria del Convenio habra de evaluar, y en su caso revisar de buena fe, el funcionamiento y aplicacion del nuevo sistema de incentivos y, de no alcanzarse un acuerdo en el plazo de los tres meses siguientes a los seis citados (en total nueve meses), las Partes deberan acudir de nuevo ante este arbitro.
Si la Comision Paritaria llega a un acuerdo, dicho acuerdo debe ser refrendado y hecho suyo por la Comision Negociadora.

Tercero.—El compromiso arbitral suscrito por las Partes obliga a este arbitro a fijar «una nueva regulacion de desplazamientos y traslados».
Sin embargo, la tarea es ardua en alguno de sus extremos, toda vez que no se proporciona criterio alguno sobre como haya de hacerse. Con todo, hay que resaltar que se trata de establecer «una nueva regulacion» y que parece claro que la misma se halla relacionada con la cuestion de la sustitucion del sistema de compensacion de gastos y la creacion de un sistema de incentivos que se ha examinado en el fundamento de equidad anterior. La vinculacion entre ambas cuestiones se ve con claridad en el Acuerdo de 12 de diciembre de 2003, en el cual se hablaba literalmente de la «sustitucion del sistema de compensacion de gastos por un nuevo sistema de incentivos, estableciendose una nueva regulacion de desplazamientos y traslados». Es verdad que tanto en el Acuerdo de 22 de diciembre de 2003, como en el escrito de solicitud del procedimiento arbitral, las Partes mencionan en parrafos separados ambas cuestiones. Pero el Acuerdo de 12 de diciembre de 2003 es hermeneuticamente revelador, como comportamiento inmediatamente precedente de las Partes. Sea como fuere, la vinculacion entre los desplazamientos y traslados y el sistema de compensacion de gastos se pone claramente de relieve en el texto del vigente articulo 30 del XVIII Convenio Colectivo. El precepto citado ester relacionado, asimismo, con las plazas de residencia y con el plan de residencias, cuestiones basicamente reguladas en el articulo 12 y en el Anexo II del XVIII Convenio.
Hay que tener en cuenta, en consecuencia, los articulos 12, 30 y el Anexo II del XVIII Convenio y las propuestas que sobre ellos hacen las Partes.

La propuesta de la representacion de los trabajadores para el XIX Convenio es mantener el actual texto del articulo 12 y del Anexo II del XVIII Convenio, con un unico cambio sobre el ambito subjetivo de los grupos de residencia, si bien respecto del Anexo II se advierte que se ester «pendiente de redaccion definitiva». La representacion de los trabajadores si propone una nueva redaccion del articulo 30 del XVIII Convenio, aunque se dejan en blanco numerosas cuantias economicas.

La Empresa, por su parte, propone eliminar el articulo 12 del XVIII Convenio y proporciona una nueva redaccion del articulo 30 y del Anexo II, que seria sustituido en este ultimo caso por una Disposicion Transitoria. La Empresa entiende que la propuesta de los trabajadores implica la subsistencia del antiguo sistema de desplazamientos y traslados por lo que no se acomoda a un nuevo sistema, tal y como se pacto. La Empresa precisa que con el nuevo sistema que ella propone los trabajadores optan a quedarse como fijos en las plazas actualmente existentes en los distintos centros de la Empresa, en los terminos previstos en la Disposicion Transitoria de la propuesta de la Empresa. Y anade que esta propuesta trata de adecuar y actualizar el regimen de los desplazamientos a la actual actividad desarrollada por la Empresa, superando un regimen de desplazamientos disenado —se concluye— para una actividad itinerante.
De forma similar a lo que se dijo respecto del nuevo sistema de incentivos, no tiene sentido que este arbitro establezca «ex novo» un nuevo sistema de desplazamientos y traslados. Tiene que inspirarse en los aportados por las Partes, pues de otra forma se construiria sobre el vacio y las consecuencias podrian ser imprevisibles, pero seguro que totalmente inadaptadas a la realidad de la actividad realizada por la Empresa y sus trabajadores.
Asi las cosas, y lamentando una vez mas la ausencia de acuerdo entre las Partes en una materia tan delicada, este arbitro expresa su conviccion de que el sistema de desplazamientos y traslados propuesto por la Empresa, no solo es mas «una nueva regulacion» —Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003 y escrito de solicitud de procedimiento arbitral—, sino que parece mas acomodado a la presente actividad desarrollada y a la realidad de lo que en la actualidad es la Empresa. Por el contrario, el sistema propuesto por los trabajadores tiene lineas de continuidad con el sistema anterior y todavia vigente, o al menos tiene elementos de uno y de otro que le hacen perder coherencia. En definitiva, se estima que la propuesta empresarial responde mas al compromiso arbitral consistente en establecer «una nueva regulacion» de desplazamientos y traslados y que se halla mas adaptado a la realidad de lo que hoy es la Empresa y la actividad desarrollada por sus trabajadores. De todas formas, en alguna de las comparecencias de la representacion de los trabajadores alguno de estos representantes ha hecho ver que las diferencias entre las propuestas de las Partes no son realmente y en la practica excesivas ni muy relevantes.
Sea como fuere, al igual que sucedia con el nuevo sistema de incentivos, la determinacion y la apreciacion arbitral pueden provocar disfunciones y consecuencias que ester bien lejos de desear este arbitro. De ahi que tambien convenga adoptar la cautela de que la Comision Paritaria evalue el funcionamiento, y en su caso revise de buena fe, el nuevo sistema de desplazamientos y traslados en el plazo, en esta ocasion, de nueve (9) meses desde la notificacion del presente laudo, toda vez que se han de hacer tramites de solicitud de asignacion de vacante. Si transcurridos esos 9 meses la Comision Paritaria no alcanzara un acuerdo en el plazo de los tres (3) meses subsiguientes, las Partes deberan de acudir nuevamente ante este arbitro, y ello sin perjuicio de mostrar de nuevo la confianza en su madurez y responsabilidad y en su capacidad de lograr la siempre preferible solucion basada en la autonomia colectiva y no en una decision de un tercero a ellas ajeno.

Tambien aqui, si la Comision Paritaria llega, como seria deseable, a un acuerdo, dicho acuerdo debe ser refrendado y hecho suyo por la Comision Negociadora.
En consecuencia, el presente Laudo establece que, en los terminos temporales mencionados, la nueva regulacion de desplazamientos y traslados es la propuesta por la Empresa para el articulo 30 y Disposicion transitoria de dicha propuesta, pero con los siguientes cambios que se deben a la conveniencia de acoger desde una optica de equidad la propuesta de los trabajadores, en los no muy frecuentes casos en que esta existe de forma completa y desarrollada, o a la insuficiencia explicativa de alguna de las propuestas empresariales.
El preaviso en los desplazamientos de corta duracion sera de 2 dias laborables y no naturales.
La dieta sera de 60 A y no de 46.65 A.

Cuarto.—La siguiente cuestion que el presente Laudo tiene que resolver es la de la «adecuacion de horarios en funcion de actividades y de exigencias del cliente».
En esta cuestion si existe un claro criterio o principio para proceder a la regulacion de los «horarios», consistente en que los mismos deben adecuarse y estar en funcion de actividades y de exigencias del cliente.
Este arbitro tiene que reconocer que en esta materia ambas Partes han presentado propuestas completas y perfiladas. Y especialmente reconoce el esfuerzo realizado por la representacion de los trabajadores, ya manifestado en las practicas que se vienen siguiendo en la Empresa para que los horarios de los trabajadores se acomoden a los cambios y exigencias actuales. Lamenta este arbitro, por lo demas, la parquedad que en esta ocasion muestra la Empresa a la hora de comentar la propuesta de la representacion de los trabajadores.
No obstante, el leal saber y entender de este arbitro le lleva a concluir que la propuesta de la Empresa resulta todavia mas acorde con los criterios de diferenciar los horarios por actividades y con que dichos horarios respondan a las exigencias del cliente. De ahi que el Laudo acoja la propuesta empresarial, si bien con una variacion que se estima ester lejos de ser irrelevante, pues no se acoge la prevision contenida en el apartado 6 del articulo 35 sobre la «bolsa de 221 horas», toda vez que se considera que la Empresa no ha argumentado suficientemente la terminante necesidad de su existencia en el contexto de una propuesta que exhibe una gran adaptabilidad y flexibilidad aun sin la bolsa de horas.

Ahora bien, como se viene haciendo, por si la apreciacion de este arbitro produce consecuencias negativas, el Laudo encomienda a la Comision Paritaria la tarea de evaluar, y en su caso revisar de buena fe, en el plazo de nueve (9) meses, el funcionamiento de la nueva regulacion de la jornada de trabajo (articulo 35). Y si las partes no se ponen de acuerdo en el plazo de los tres (3) meses subsiguientes, podran acudir ante este arbitro, sin que sea preciso volver a reiterar la preferencia de las soluciones autonomas sobre las heteronomas. Sea como fuere, en caso de que vuelvan ante este arbitro, las Partes tendran que razonar suficientemente los cambios que propongan.
Si la Comision Paritaria llega, como seria deseable a un acuerdo, dicho acuerdo debe ser refrendado y hecho suyo por la Comision Negociadora.

Quinto.—Como consta en el Antecedente de hecho Segundo del presente Laudo, las Partes decidieron ampliar el inicial objeto del compromiso arbitral a toda una serie de cuestiones adicionales.
La primera cuestion adicional sobre la que el Laudo debe pronunciarse es la vigencia o duracion del XIX Convenio (articulos 2 y 3 del XVIII Convenio).
La representacion de los trabajadores propone que el XIX Convenio tenga una vigencia de tres (3) anos, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2003 y con una duracion hasta el 31 de diciembre de 2005. La Empresa propone que el XIX Convenio entre en vigor al dia siguiente de su firma y que su vigencia se extienda hasta el 31 de diciembre de 2005.
Como puede advertirse, las Partes estan de acuerdo en que el XIX Convenio expire su vigencia el 31 de diciembre de 2005. En lo que discrepan es en la fecha de inicio de dicha vigencia. Para los trabajadores dicha fecha debe retrotraerse hasta el 1 de enero de 2003, mientras que para la Empresa el XIX Convenio debe entrar en vigor el dia siguiente a su firma.
No habria inconveniente alguno en aceptar la fecha de 31 de diciembre de 2005. Ahora bien, conviene advertir que el presente Laudo solo puede pronunciarse sobre las materias objeto del compromiso arbitral, pues de otra forma incurriria en incongruencia y seria un laudo «ultra vires». Con lo que se quiere advertir que inevitablemente van a pervivir muchos preceptos del XVIII Convenio, si bien nada impide que las Partes lleguen a los acuerdos sobre la reforma de esos preceptos. Ha de recordarse, por otro lado, que el presente Laudo encomienda tareas de evaluacion y revision de buena fe a la Comision Paritaria, de manera que si la Comision Negociadora asi lo refrenda, determinados contenidos del presente Laudo podran ser objeto de modificacion antes del 31 de diciembre de 2005.

Teniendo siempre muy presentes las precisiones anteriores, hay que proceder a establecer la fecha inicial de efectos de los contenidos del presente Laudo que debieran pasar a formar parte del XIX Convenio Colectivo.
La cuestion ester estrechamente relacionada con la segunda cuestion adicional sometida a arbitraje denominada «subida salarial», sin que corresponda ahora hacer mayores precisiones. En verdad, la fecha inicial de efectos solo es problematica en este punto, pues resulta claro que en todos los demas los efectos se producen, salvo que en el presente Laudo se diga especificamente otra cosa, desde la fecha de notificacion del Laudo y, en todo caso, los efectos son siempre hacia el futuro y no retroactivamente hacia el pasado.
Pues bien, las diferencias sobre «subida salarial» no pueden ser mas dispares entre las partes. Los trabajadores proponen que el incremento salarial sea el indice de precios al consumo real desde el 1 de enero de 2003, como via de recuperar poder adquisitivo perdido y de mantener dicho poder adquisitivo. La Empresa, por el contrario, propone que para los anos 2003, 2004 y 2005 se mantengan vigentes las tablas salariales del ano 2002. La Empresa se opone a la propuesta de los trabajadores por entenderla contraria a los principios que inspiraron los Acuerdos de 12 y 22 de diciembre de 2003. Subraya tambien la Empresa los efectos que los incrementos retroactivos podrian producir, entre otras cosas, en los planes de prejubilaci6n derivados del ERE.

Por esta ultima razon, el presente Laudo (cuyo contenido debiera pasar a formar parte del XIX Convenio porque asi lo han querido las Partes) no va a producir efectos retroactivos, de manera que, salvo que expresamente se diga otra cosa en puntos especificos, sus efectos comienzan desde su notificaci6n a las Partes.
Ahora bien, desde un planteamiento de equidad y con vistas a que los trabajadores, siquiera sea parcialmente y de forma moderada, no vean tan mermado su poder adquisitivo, el Laudo establece una subida de la llamada «retribuci6n convenio» (Anexo I del XVIII Convenio) del 2,4 por 100 a partir de la notificaci6n del presente Laudo y hasta el 31 de diciembre de 2004. Para el ano 2004, la Ley de Presupuestos Generales del Estado preveia un 2 por 100 de incremento del indice de precios al consumo, pero en abril de 2004 el Instituto Nacional de Estadistica informaba que realmente era de un 2,4 por 100. De ahi que se establezca precisamente una subida del 2,4 por 100.
A partir de 1 de enero de 2005 y hasta el 31 de diciembre de 2005, el incremento de la «retribuci6n convenio» sera el incremento del indice de precios al consumo que prevea para 2005 la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2005.
Sexto.—De las restantes cuestiones sometidas a arbitraje, este arbitro estima que no procede acoger las peticiones de una u otra de las Partes que seguidamente se van a relacionar. La autocontenci6n con la que este arbitro hubiera querido haber actuado puede manifestarse en estas materias que, aun importantes, se estiman que no son centrales ni cardinales en las discrepancias que han tenido las Partes. En todo caso, se estima que deben ser las propias Partes las que negocien y acuerden, en su caso, las materias a las que inmediatemen se hace referencia.

En consecuencia, las siguientes materias, al no acoger el arbitro las peticiones de las Partes (de una o de la otra), seguiran siendo regidas por lo previsto en el XVIII Convenio, sin perjuicio de lo que las Partes puedan decidir en el futuro, toda vez que su capacidad negociadora y de adopci6n de acuerdos queda intocada por el presente Laudo:
1.o) De las cuestiones propuestas por la representacion de los trabajadores, no se acogen sus propuestas sobre el «pase de trabajadores eventuales a fijos» ni sobre las «categorias/promocion».
2.o) De las cuestiones propuestas por la Empresa, no se acogen sus propuestas sobre los siguientes pluses: «antigiiedad, ayuda escolar, hijos disminuidos y plus de conducci6n de turismos». Tampoco se acogen las propuestas empresariales sobre «vacaciones» y «articulos 59 y 60 del XVIII Convenio, en el aspecto que se recoge en la plataforma reivindicativa presentada por la Empresa en la negociacion del XIX Convenio».
Sobre el premio de vinculaci6n no es preciso pronunciarse porque la Empresa mantiene la redaccion vigente. Respecto a la propuesta empresarial sobre el plus o complemento de antigiiedad, este arbitro puede comprender las razones subyacentes en dicha propuesta y valora la voluntad de no perjudicar, sin entrar ahora en si ello pudiera ser legalmente posible, a quienes vienen percibiendo dicho complemento. Pero el arbitro considera que, especialmente desde la perspectiva de la diferencia de tratamiento puesta de relieve por la representacion de los trabajadores, la eventual eliminaci6n del complemento de antigiiedad no corresponde hacerla en un laudo de equidad, toda vez que pudiera haber cuestiones legales a considerar.
Tambien comprende este arbitro la razon subyacente a la propuesta empresarial en materia de vacaciones. Pero ocurre que se han hecho meras afirmaciones al respecto y no ha quedado indubitadamente acreditado que sea necesario el cambio que propone la Empresa.

Finalmente, por lo que se refiere a la propuesta empresarial relativa al articulo 40 del XVIII Convenio (por error se habla del articulo 40 ET en el escrito de ampliaci6n del objeto del compromiso arbitral), este arbitro debe pronunciarse «exclusivamente sobre el impacto o repercusi6n que el Laudo pueda tener sobre dicho articulo».
La cuestion se circunscribe al parrafo segundo del articulo 40.1 del XVIII Convenio, toda vez que como el presente Laudo no suprime el complemento de antigiiedad, el parrafo primero del precepto permanece intocado.
El parrafo segundo del articulo 40.1 del XVIII Convenio establece que, en caso de baja por accidente o enfermedad, la Empresa abonara una prestacion complementaria hasta el 100 por 100 del importe de la compensacion de gastos durante el primer mes de baja y, posteriormente, del 75 por 100 de dicho importe.

El argumento de la Empresa es que si la compensacion de gastos se elimina,
logicamente no puede mantenerse el abono de dicha compensacion
en caso de baja por accidente o enfermedad. Sin embargo el argumento no puede acogerse. La finalidad del articulo 40.1 del XVIII Convenio es que el trabajador, en caso de baja por accidente o enfermedad, no sufra quebranto en la cuantia de los ingresos que percibe, de manera que dichos ingresos sean un 100 por 100 (o un 75 por 100) de la totalidad, sin hacer ahora mayores precisiones, de dichos ingresos. Y, aunque ciertamente la anterior compensacion por gastos y el nuevo sistema de incentivos responden a principios bien distintos, este arbitro no considera que ello sea motivo suficiente para variar la «ratio» del articulo 40.1 del XVIII Convenio, consistente, como ha quedado dicho, en el que el trabajador mantenga su nivel de ingresos en caso de accidente o enfermedad.
En consecuencia, el nuevo parrafo segundo del articulo 40.1 del Convenio pasara a tener la siguiente redaccion: «Asimismo, durante el primer mes de la baja, la Empresa abonara una prestaci6n complementaria del 100 por 100 del promedio de lo percibido como plus de productividad en los tres meses anteriores a la baja. A partir del segundo mes de la baja, esta prestaci6n complementaria sera del 75 por 100 de aquel promedio».

Septimo.—Conviene reiterar, finalmente, que el presente Laudo solo puede pronunciarse sobre las cuestiones y materias objeto del compromiso arbitral, por lo que el Laudo no puede abordar ninguna otra cuestion o materia, aunque forme parte de las plataformas negociadoras de las Partes del XIX Convenio aportadas al presente procedimiento arbitral.
Asimismo conviene precisar que no se estima que el presente Laudo deba contemplar y considerar, y menos de forma exhaustiva, el impacto que dicho Laudo pueda tener sobre el texto del XVIII Convenio en aquellos de sus preceptos que tratan materias no sometidas al compromiso arbitral pero que pudieran verse afectadas por el contenido del Laudo. Se entiende que esta es una competencia tipica de las Partes y de su autonomia colectiva, y mas precisamente de la competencia de la Comision Paritaria del Convenio e incluso de la Comision Negociadora del Convenio, especialmente en el caso, ya mencionado, de que se realicen modificaciones del Convenio.

Disposicion arbitral

Primera.—A) A partir de la notificaci6n del presente Laudo, se anade un nuevo articulo 21 bis al Convenio Colectivo de la Empresa «Sociedad Espanola de Instalaci6n de Redes Telef6nicas, S.A.U.» (SEIRT) con la siguiente redaccion:
«Art. 21 bis. Plus de Productividad.

1. Se establece un plus de productividad que comenzara a devengarse en el momento en que la actividad del trabajador venga a generar rentabilidad para la Empresa.
Este plus de productividad sera de aplicaci6n para aquellos trabajadores de la Empresa que, en su anterior clasificaci6n de residentes y no residentes, vinieran percibiendo una compensacion de gastos, asi como para aquellos que desempenen algunas de las actividades incluidas en el sistema de incentivos.

2. Actividad de Construcci6n de Red Urbana.
Se establece un sistema de puntos. El incentivo se genera por el exceso sobre 8 puntos dia en c6mputo mensual. Para cada unidad de actuacion en obra se asignara un valor en puntos de forma que la realizaci6n de dicha unidad de actuacion en obra signifique la adquisicion de dichos puntos para el trabajador.
Por cada punto que exceda de los 8 diarios en c6mputo mensual se percibiran: 14 euros por el noveno punto; 12 euros por el decimo punto; y 10 euros por los demas puntos siguientes.

El Anexo I del presente articulo 21 bis especifica el plus de productividad de la actividad de construcci6n de red urbana.

3. Actividad de Altas.
Se establece un incentivo en funcion de unidades de obra realizadas y su correspondiente valor en puntos segun Anexo II.

4. Actividad de Averias.

Se establece un incentivo en funcion del numero de abonados por zonas territoriales segun Anexo III.
5. Actividad de Supervision.
Se establece un incentivo en funcion del volumen de obra certificada segun Anexo IV.

6. Si la Empresa pactara nuevas condiciones para las antedichas actividades contratadas, u otras nuevas, la Comision Paritaria podrs establecer nuevas tablas de incentivos de acuerdo a los mismos principios que inspiran las actuales.

7. El control y seguimiento del sistema de incentivos se realizara a traves de los partes de trabajo.

8. En supuestos de trabajo en brigada, el incentivo se computara conjuntamente y se abonara de forma promediada.

9. Cuando un trabajador con derecho a plus de productividad realice una actividad no incluida en las tablas de incentivos, percibira, en funci6n de cual haya sido su tiempo efectivo de prestaci6n, el incentivo promedio de la plantilla de su centro de trabajo de los ultimos tres meses.
10. Cuando por causas del trabajo imputables a la Empresa, fuerza mayor o, situaciones asimiladas, impidan la prestacion del servicio y, consecuentemente, que el trabajador pueda acceder al devengo del plus de productividad, el trabajador percibira el citado plus en la cuantia que resulte atendiendo al promedio de lo percibido por el mismo trabajador en los ultimos tres meses.
La Comisi6n Paritaria del Convenio interpretara los supuestos de «causas del trabajo imputables a la Empresa, fuerza mayor o, situaciones asimiladas» previa solicitud escrita, resolviendo, en cada caso, la procedencia o no del plus de productividad.

11. A los seis meses de la implantaci6n del nuevo sistema de incentivos, la Comisi6n Paritaria del Convenio habra de evaluar, y en su caso revisar de buena fe, el funcionamiento y aplicaci6n del nuevo sistema de incentivos y, de no alcanzarse un acuerdo en el plazo de los tres meses siguientes a los seis citados (en total nueve meses), las Partes deberan acudir de nuevo ante el arbitro que dict6 el Laudo de 31 de mayo de 2004.
Si la Comisi6n Paritaria llega a un acuerdo, dicho acuerdo debe ser refrendado y hecho suyo por la Comisi6n Negociadora».

Ver ANEXO