Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 13 de enero de 2007, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto contra auto dictado por Juez Encargado del Registro Civil, en expediente sobre declaración con valor de simple presunción de la nacionalidad española
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 107/2007
Fecha Disposición :
13/01/2007
Fecha Publicación :
04/05/2007
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE JUSTICIA
En el expediente sobre declaraci?n con valor de simple presunci?n de la nacionalidad espa?ola remitido a este Centro en tr?mite de recurso por virtud del entablado por el promotor, contra auto de la Juez Encargada del Registro Civil de F.

Hechos

1. Por escrito presentado en el Registro Civil de F., el 10 de febrero de 2004, Don E., con representante legal, solicitaba la nacionalidad espa?ola de origen, manifestando que naci? en B., el 5 de septiembre de 1972, siendo sus progenitores de nacionalidad boliviana, que desde su nacimiento hasta el a?o 1986 residi? en B., que no fue inscrito en el Registro Consular de Bolivia y que en el a?o 1986 regres? a Bolivia y all? adquiri? la nacionalidad boliviana autom?ticamente por residir en dicho pa?s y ser hijo de bolivianos. Acompa?a los siguientes documentos: Poder para pleitos, certificaci?n de nacimiento, certificado escolar, certificado de empadronamiento, fotocopia del Libro de Familia, certificados consulares y fotocopia del pasaporte boliviano.

2. Ratificado el promotor, el Ministerio Fiscal estima que no procede la aprobaci?n del expediente, por no haber nacido los padres del interesado en Espa?a. La Juez Encargada del Registro Civil de F., dict? auto con fecha 19 de julio de 2004, denegando la nacionalidad espa?ola con valor de simple presunci?n, alegaba como razonamientos jur?dicos que el interesado era espa?ol de origen en la fecha de su nacimiento, que posee actualmente la nacionalidad boliviana por lo que no es procedente declarar un hecho que est? previsto cuando se producen situaciones de apatridia originaria y que no subsisten en la actualidad.

3. Notificado el Ministerio Fiscal y el interesado, ?ste interpuso recurso ante la Direcci?n General de los Registros y del Notariado, alegando que en el momento de su nacimiento no adquiri? la nacionalidad boliviana ?ius sanguinis?, que no fue inscrito en el Registro Consular de Bolivia, que el art. 17.3. del C?digo Civil espa?ola dice que son espa?oles de origen los nacidos en Espa?a de padres extranjeros si la legislaci?n de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad y que durante los a?os 1972 a 1986 no pod?a ostentar otra nacionalidad que la espa?ola.

4. Notificado el recurso al Ministerio Fiscal, se ratifica en su anterior informe. La Juez Encargada del Registro Civil deniega la presunci?n de la nacionalidad espa?ola y remite el expediente a la Direcci?n General de los Registros y del Notariado.

Fundamentos de Derecho

I. Vistos los art?culos 12 y 17 del C?digo Civil; 96 de la Ley del Registro Civil; 335, 338 y 340 del Reglamento del Registro Civil; 7 de la Convenci?n de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Ni?o, de 20 de Noviembre de 1989; y las Resoluciones, entre otras, de 10-1.? de febrero de 1999; y 7-2.? y 19-3.? de abril, 17-1.?, 28-3.? de mayo y 7-2.? de junio y 23-1.? de julio de 2004.

II. Se plantea en el expediente la cuesti?n de si tiene la nacionalidad espa?ola de origen una persona nacida en Espa?a el 15 de septiembre de 1972, hijo de padres bolivianos nacidos en Bolivia. La petici?n se funda en la atribuci?n ?iure soli? de la nacionalidad espa?ola establecida a favor de los nacidos en Espa?a de padres extranjeros cuando la legislaci?n de ninguno de ellos atribuye al nacido una nacionalidad (cfr. art. 17.1.c) del C?digo Civil).

III. Es doctrina de esta Direcci?n General (de acuerdo con el conocimiento adquirido de la legislaci?n boliviana) que los hijos de bolivianos nacidos en el extranjero no adquieren autom?ticamente por el solo hecho del nacimiento la nacionalidad de Bolivia, la cual solo puede adquirirse por un acto posterior. Se da, por lo tanto, una situaci?n de apatridia originaria en la cual la atribuci?n de la nacionalidad espa?ola ?iure soli? se impone. No ha de importar que el nacido pueda adquirir m?s tarde ?iure sanguinis? la nacionalidad de sus progenitores, porque este solo hecho no puede llevar consigo la p?rdida de nacionalidad atribuida ?ex lege? en el momento del nacimiento. En el presente caso, no consta que el interesado fuese inscrito en el Registro Consular de Bolivia y su residencia en este pa?s se produjo a partir de 1986, pues hasta entonces la tuvo en Espa?a.

IV. La cuesti?n que se suscita en el recurso se refiere a la norma que ha de aplicarse a este supuesto, en que el nacimiento del interesado tiene lugar en 1972. El art?culo 17 entonces vigente (redacci?n dada por la Ley de 15 de julio de 1954), consideraba espa?oles, en lo que aqu? interesa, a los nacidos en Espa?a de padres extranjeros, si estos hubieran nacido en Espa?a y en ella estuvieran domiciliados al tiempo del nacimiento. Con arreglo a esta norma el interesado no tuvo ?iure soli? la condici?n de espa?ol, porque sus padres no hab?an nacido en Espa?a. Posteriormente, la Ley 51/1982, de 13 de julio, introdujo un nuevo criterio de atribuci?n de la nacionalidad espa?ola, estableciendo que eran espa?oles de origen ?los nacidos en Espa?a de padres extranjeros, si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislaci?n de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad?. Una aplicaci?n retroactiva de este precepto llevar?a, como se ha indicado en el fundamento anterior, a una declaraci?n de nacionalidad espa?ola a favor del interesado por raz?n de apatridia. La doctrina de esta Direcci?n General se inclina por este criterio en cuanto a nacimientos acaecidos antes de la entrada en vigor de la Ley de 13 de julio de 1982. A partir de la Resoluci?n de 7 de diciembre de 1988, viene declarando que la retroactividad t?cita de la norma se deduce de su finalidad de evitar situaciones de apatridia: el principio del favor nationalitatis basta para fundamentar este resultado, sin necesidad de acudir a la aplicaci?n de lo previsto en la disposici?n transitoria 1.? de las originales del C?digo Civil, lo que llevar?a, adem?s, a id?ntica conclusi?n, al tratarse de un derecho declarado por primera vez en la nueva legislaci?n.

Ahora bien, si conforme a la citada doctrina de este Centro Directivo la repetida forma de atribuci?n ?iure soli? de la nacionalidad espa?ola pudo beneficiar, en su caso, a los nacidos en Espa?a que, cuando entr? en vigor la ley de 1982, carec?an de nacionalidad, por el contrario, y de acuerdo con la excepci?n igualmente formulada por esta Direcci?n General, resulta a todas luces excesivo forzar esa eficacia retroactiva en casos como el actual en los que, en el momento de entrar en vigor la ley 51/1981, de 13 de julio, el nacido en Espa?a ya ten?a ?iure sanguinis? la nacionalidad de sus progenitores, en este caso la boliviana.

Esta Direcci?n General ha acordado, de conformidad con la propuesta reglamentaria, desestimar el recurso y confirmar el auto apelado.

Madrid, 13 de enero de 2007.-La Directora General de los Registros y del Notariado, Pilar Blanco-Morales Limones.