Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 12 de diciembre de 2000, de la Secretaría General de Medio Ambiente, sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto "Carretera de conexión entre ambas márgenes del embalse de Buendía". Términos municipales de Alcocer y Cañaveruelas (Guadalajara y Cuenca), de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 311/2000
Fecha Disposición :
12/12/2000
Fecha Publicación :
28/12/2000
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE
RESOLUCIóN de 12 de diciembre de 2000, de la Secretaría General de Medio Ambiente, sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto "Carretera de conexión entre ambas márgenes del embalse de Buendía---. Términos municipales de Alcocer y Cañaveruelas (Guadalajara y Cuenca), de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas.

De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 695/2000, de 12 de mayo, y en el Real Decreto 1415/2000, de 21 de julio, por los que se establece la estructura orgánica básica y la atribución de competencias del Ministerio de Medio Ambiente, corresponde a la Secretaría General de Medio Ambiente la formulación de las declaraciones de impacto ambiental de competencia estatal, reguladas por la legislación vigente.

La Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas remitió con fecha 5 de octubre de 2000 a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, documentación descriptiva del proyecto y un análisis ambiental del mismo, a los efectos de iniciar la tramitación medioambiental.

El proyecto "Carretera de conexión entre ambas márgenes del embalse de Buendía" campana la construcción de un tramo de 4,3 kilómetros de carretera convencional con una calzada y un carril de circulación por sentido. El tramo de carretera tomará como punto de arranque aquél en el que entronca la antigua N-320 (esto es, la que interrumpió el embalse y ahora se pretende restituir), con la actual, al oeste de Alcacer. Su punto final se localizará en la zona en la que entronca la antigua N 320 con la carretera de acceso a Alcohujate y Cañaveruelas.

El objetivo de este proyecto es la restitución del tramo de carretera que fue inundado por el embalse de Buendía a finales de los años cincuenta, cortando la comunicación con una serie de poblaciones de la provincia de Cuenca de las cuales, a Alcohujate, Cañaveruelas, Villalba del Rey y Moncalvillo de Huete se les obliga a hacer un recorrido adicional de más de 50 kilómetros para llegar a la provincia de Guadalajara.

El trazado del tramo, que se desarrolla por secanos cerealistas, olivares, repoblaciones de pinos y matorrales, sin singularidad mencionable, se apoya en el de la antigua N 320 corrigiéndolo puntualmente para suavizar curvas y pendientes y buscando un punto de paso para cruzar el embalse que posibilite acortar la longitud del puente a construir, conseguir un terraplén moderado para alcanzar la cota necesaria sobre el embalse, y una geometría de máxima seguridad. La solución propuesta plantea el paso a unos 300 metros al oeste del punto en el que se interrumpió la carretera, dando un puente de 330 metros de longitud y un terraplén que en su punto más alto, en el punto kilométrico 3~070, se acerca a los 16,5 metros de altura. La gran amplitud del puente, que se proyecta con dos vanos de 70 metros, uno de 140 metros y otro de 50 metros, evita que el terraplén se sitúe junto a los bordes del embalse. Para la construcción de las pilas no se realizará terraplenado ni pedraplenado alguno.

En el tramo hay desmontes que en algún punto, punto kilométrico 3~770, se acercan a los 14,60 metros de altura. Se construirán bermas cada 6 metros de altura, posibilitando el desarrollo de las plantaciones de restauración. El balance de tierras se ajusta sin que haya que acudir a préstamos. Habrá un excedente de excavación debido a los desmontes en yesos, material que no resulta reutilizable, por lo que se formarán vertederos en la zona del origen del tramo de carretera, aprovechando las panes de la antigua N-320 que no son utilizadas por el nuevo trazado, de manera que en la práctica pasarán a constituir terraplenes muy tendidos del nuevo tramo en su zona de origen, lo que facilita la realización sobre ellos de los previstos trabajos de revegetación.

Las zonas auxiliares de obra y en especial las zonas de acopio de materiales y parques de maquinaria se plantean de manera que se imposibilita que por escorrentía superficial o percolación puedan contaminarse las aguas del embalse. Se establece un plan de vigilancia.

Analizada la información recibida, visto que el proyecto restituye el tramo de carretera que fue inundado por el embalse de Buendía siguiendo, con las pertinentes correcciones, el trazado de la carretera existente; visto que su finalidad es la corrección de impactos por la construcción del embalse sobre una serie de poblaciones, entre ellas Alcohujate, Cañaveruelas, Villalba del Rey y Moncalvillo de Huete, y visto que de la realización de las obras no se prevén potenciales impactos adversos significativos en el medio ambiente, la Secretaría General de Medio Ambiente resuelve que es innecesario someter a procedimiento reglado de evaluación de impacto ambiental el proyecto "Carretera de conexión entre ambas mar genes del embalse de Buendía", términos municipales de Alcacer y Caña veruelas (Guadalajara y Cuenca), de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas.

Madrid, 12 de diciembre de 2000. La Secretaria general, Carmen Martorell Pallás.