Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
RESOLUCIÓN de 1 de marzo de 2004, de la Secretaría General de Medio Ambiente, sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto de "Área de servicio "Almussafes" en la autopista A-7, ambos márgenes en los términos municipales de Almussafes y Sollana", en la provincia de Valencia, de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 74/2004
Fecha Disposición :
01/03/2004
Fecha Publicación :
26/03/2004
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE
RESOLUCIÓN de 1 de marzo de 2004, de la Secretaría General de Medio Ambiente, sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto de «Área de servicio “Almussafes” en la autopista A-7, ambos márgenes en los términos municipales de Almussafes y Sollana», en la provincia de Valencia, de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.

El Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto Ambiental, modificado por la Ley 6/2001, de 8 de mayo, y el Reglamento de ejecución aprobado por Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, establecen la obligación de formular declaración de impacto ambiental, con carácter previo a la resolución administrativa que se adopte para la realización, o, en su caso, autorización de la obra, instalación o actividad de las comprendidas en los anexos a las citadas disposiciones.

De acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 695/2000, de 12 de mayo; en el Real Decreto 1415/2000, de 21 de julio, y en el Real Decreto 376/2001, de 6 de abril, en los que se establece la estructura orgánica básica y la atribución de competencias del Ministerio de Medio Ambiente, corresponde a la Secretaría General de Medio Ambiente la formulación de las declaraciones de impacto ambiental y de las resoluciones sobre el sometimiento o no a evaluación de impacto ambiental de los proyectos incluidos en el anexo II del citado Real Decreto Legislativo 1302/86, de competencia estatal.

El proyecto se tipifica en la categoría de proyectos del anejo II de la Ley 6/2001, grupo 9, otros proyectos; letra k) «Cualquier cambio o ampliación de los proyectos que figuran en los anexos I y II ya autorizados, ejecutados o en proceso de ejecución que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente, es decir...».Con fecha 24 de septiembre de 2003, la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento remitió a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, la documentación relativa al proyecto citado incluyendo sus características, ubicación y potenciales impactos, al objeto de determinar la necesidad de su sometimiento al procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

El objeto de la documentación ambiental presentada referente al proyecto de «Área de servicio “Almussafes” en la autopista A-7, p.k. 534, ambos márgenes en los términos municipales de Almussafes y Sollana», en la provincia de Valencia, es la identificación, valoración y prevención de las posibles afecciones ambientales que el desarrollo del proyecto citado podría originar sobre el entorno físico, natural y socioeconómico de la zona afectada. De igual modo, se analiza la toma de medidas protectoras y correctoras que mitiguen esa posible afección ambiental.

Según la documentación ambiental recibida, el área de servicio de Almussafes constará de dos semiáreas ubicadas en sendas parcelas llanas y de forma trapezoidal, localizadas a ambos márgenes de la autopista A-7.

La semiárea margen derecho se desarrollará en una parcela de 39.475 m2 situada entre los pp.kk. 534,000 y 534,250 de la autopista A-7, sentido Valencia-Alicante. La parcela está ocupada por plantación de cítricos y cultivos hortícolas, el movimiento de tierras previsto en las obras será de escasa magnitud por lo llano del terreno. La red de saneamiento constará de redes bien diferenciadas e independientes para aguas pluviales, fecales e hidrocarburadas. En esta parcela también se ubicará una estación depuradora, que tratará antes de ser vertidas las aguas fecales provenientes de los distintos edificios de las dos semiáreas previstas.

La semiárea margen izquierdo se desarrollará en una parcela de 41.970 m2 situada entre los pp.kk. 533,850 y 534,100 de la autopista A-7, sentido Alicante-Valencia. La parcela está ocupada por plantación de cítricos y cultivos hortícolas, el movimiento de tierras previsto en las obras será igualmente de escasa magnitud por lo llano del terreno. La red de saneamiento constará de redes bien diferenciadas e independientes para aguas pluviales, fecales e hidrocarburadas.

En ambas semiáreas el suministro de agua potable y de energía eléctrica, se llevará a cabo desde los sistemas que abastecen a los municipios próximos a la zona de actuación. Los servicios más importantes que albergarán las dos semiáreas serán: restaurante-cafetería; estación de servicio con su edificio auxiliar; aparcamiento general para vehículos pesados; zona de descanso y edificio auxiliar dotado de servicios públicos.

Es conveniente destacar el hecho, de que según la matriz de valoración de impactos que aparece en la documentación ambiental presentada, no se observan afecciones significativas sobre el medio ambiente de la zona. Hay que hacer hincapié, en que con el desarrollo del proyecto no se afecta a ningún espacio natural protegido ni tampoco a bienes del Patrimonio Histórico y Cultural; las parcelas que se van a utilizar carecen de valor ecológico ya que están modificadas por la actividad humana y no contienen vegetación de interés, mostrando una alta capacidad de acogida para la actividad proyectada. El efecto sobre el medio socioeconómico de la zona, se considera positivo tanto por la creación de puestos de trabajo, como por la mejora sustancial en la atención a los usuarios de esta autopista de peaje.

El Ministerio de Medio Ambiente ha solicitado informe a los siguientes organismos e instituciones:

Dirección General de Conservación de la Naturaleza.
Confederación Hidrográfica del Júcar.
Dirección General de Educación y Calidad Ambiental. Consejería de
Medio Ambiente. Generalitat Valenciana.
Dirección General de Planificación y Gestión del Medio. Consejería
de Medio Ambiente. Generalitat Valenciana.
Dirección General de Patrimonio Artístico. Consejería de Cultura y
Educación. Generalitat Valenciana. Ayuntamiento de Almussafes (Valencia). Ayuntamiento de Sollana (Valencia).

Se han recibido contestaciones de la Confederación Hidrográfica del Júcar, de las Direcciones Generales de Calidad Ambiental y de Planificación y Ordenación del Territorio pertenecientes ambas a la Consejería de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana.

La Confederación Hidrográfica del Júcar comunica que toda actuación que se vaya a realizar en dominio público hidráulico, necesitará la previa autorización de este organismo. Igualmente informa que si se prevé realizar captaciones de agua superficial o subterránea, así como el vertido de aguas tanto residuales como pluviales, se deberá obtener autorización previa.

La Dirección General de Calidad Ambiental de la Consejería de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana emite sugerencias encaminadas a garantizar una adecuada gestión de todos los residuos que se puedan generar, tanto en la construcción del área proyectada como durante la explotación de la misma, evitando cualquier posible contaminación de la zona de actuación, habida cuenta de que las actuaciones propuestas se van a desarrollar en zonas cercanas al Parque Natural de la Albufera. De igual manera, comenta los requisitos que se deben cumplir en materia de agua potable y de depuración de aguas residuales, informando de la necesidad de ajustarse a lo dispuesto en la legislación vigente.

La Dirección General de Planificación y Ordenación del Territorio de la Consejería de Territorio y Vivienda informa que no existe afección directa del proyecto a ninguna zona designada para formar parte de la Red Natura 2000 (LIC o ZEPA). Debido a la relativa proximidad de la zona de actuación al ámbito del Parque Natural de la Albufera, sugiere que se tomen las precauciones necesarias con el fin de evitar posibles afecciones indirectas, especialmente en lo relativo a la recogida, tratamiento y vertido de las aguas residuales generadas por el área de servicio proyectada.

Considerando las respuestas recibidas, los criterios del anexo III de la Ley 6/2001, analizada la totalidad del expediente y tras la realización de una visita técnica a la zona que se verá afectada por el proyecto, no se deduce la posible existencia de impactos ambientales significativos que aconsejen someter el proyecto al procedimiento reglado de evaluación de impacto ambiental.
Por lo tanto, en virtud del artículo 1.2 de la Ley precitada, y teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, la Secretaría General de Medio Ambiente a la vista del informe emitido por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental de este Ministerio de fecha 1 de marzo de 2004, considera que no es necesario someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de «Área de servicio de “Almussafes” en la autopista A-7, p.k. 534, ambos márgenes en los términos municipales de Almussafes y Sollana», en la provincia de Valencia.

No obstante, en la realización del proyecto se deberán tener en cuenta las sugerencias recogidas en las respuestas emitidas por la Confederación Hidrográfica del Júcar, de la Dirección General de Calidad Ambiental y de la Dirección General de Planificación y Ordenación del Territorio pertenecientes ambas a la Consejería de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana. Según se informa en la documentación ambiental recibida, no aparecen yacimientos arqueológicos ni paleontológicos en la zona de estudio; a pesar de ello, si durante el desarrollo del proyecto de construcción del área de servicio propuesta se produjera algún hallazgo casual, se deberá notificar a la Consejería de Cultura y Educación de la Generalitat Valenciana y a los ayuntamientos afectados, con el fin de salvaguardar su integridad y proponer las medidas protectoras y correctoras más adecuadas. Todas las edificaciones que se construyan con el desarrollo de esta área de servicio se integrarán adecuadamente al entorno que les rodea, cuidando tanto los materiales utilizados como su color y textura. Se recuperarán, en lo posible, tanto la capa de suelo fértil (especialmente rica en estos terrenos aluviales) como el mayor número posible de los ejemplares de naranjo, que se verán ineludiblemente afectados por el desarrollo del proyecto, para su posterior utilización en tareas de revegetación de la zona. Las siembras y plantaciones vegetales que se realicen en el área afectada, se llevarán a cabo con especies autóctonas, evitando el empleo de especies exóticas en especial aquellas de carácter invasor. Si durante el desarrollo o explotación del área de servicio, se necesitara la captación de agua mediante la realización de pozos, se deberá solicitar la correspondiente autorización a la Confederación Hidrográfica del Júcar. Teniendo en cuenta la relativa cercanía del Parque Natural de la Albufera a la zona de actuación, se evitará cualquier merma en la calidad de las aguas tanto superficiales como subterráneas de la zona, para ello será necesario que los vertidos que se originen durante la construcción y explotación de la nueva infraestructura, cumplan con los límites establecidos en la legislación vigente sobre el contenido de productos contaminantes. Además y con carácter general, se deberán aplicar tanto las medidas protectoras y correctoras, como el programa de vigilancia ambiental expuestas en la documentación ambiental presentada.

Madrid, 1 de marzo de 2004.—El Secretario General, Juan María del Álamo Jiménez.