Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
REAL DECRETO-LEY 10/1994, de 30 de septiembre, de incentivos fiscales de carácter temporal para la renovación del parque de vehículos de turismo
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
10/1994
Boletín Oficial :
BOE 244/1994
Fecha Disposición :
30/09/1994
Fecha Publicación :
12/10/1994
Órgano Emisor :
JEFATURA DEL ESTADO
REAL DECRETO-LEY 10/1994, de 30 de septiembre, de incentivos fiscales de carácter temporal para la renovación del parque de vehículos de turismo.

Mediante el Real Decreto-ley 4/1994, de 8 de abril, de medidas transitorias y urgentes de carácter fiscal para la renovación del parque de
vehículos de turismo
, convalidado por el Congreso de los Diputados en su sesión
del día 12 de mayo de 1994, el Gobierno adoptó medidas conducentes a la
reactivación de la demanda de automóviles que, al mismo tiempo, tuvieran efectos
positivos sobre la seguridad vial y el entorno medioambiental.
Dichas medidas se establecieron por un período de seis meses, manteniendo su
vigencia hasta el 12 de octubre de 1994. Con independencia de la valoración de
los resultados de las medidas en su momento adoptadas, la coyuntura por la que
sigue atravesando el sector de fabricantes de vehículos de turismo aconseja el
establecimiento, con carácter temporal, de nuevos incentivos a la adquisición de
vehículos nuevos. Con el mismo carácter y mediante la aplicación de un tipo cero, se suspende temporalmente la exigencia del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte respecto de las ventas de vehículos que se desafecten de la actividad de alquiler tras haber estado afectos de forma efectiva a la misma por un período de más de dos años. Asimismo, la recuperación económica permite incidir en los contenidos de seguridad vial y medioambiental de esta disposición incentivadora, compensándose la reducción de la deducción en la cuota que se establece con una ampliación de los potenciales sujetos pasivos beneficiados, al reducirse a siete años la antigüedad de los vehículos cuya baja es condición para acceder a los incentivos establecidos, lo que puede suponer un apreciable impulso a la renovación del parque automovilístico y a la mejora ambiental.

Por lo demás, la naturaleza de las medidas a establecer obliga a que su
adopción tenga lugar por medio de una norma con rango de ley. Al mismo tiempo,
es necesario evitar que se produzca una situación de discontinuidad con las
disposiciones que se adoptaron por medio del Real Decreto-ley 4/1994, puesto que
tal discontinuidad -que tendría lugar con la tramitación parlamentaria de un
proyecto de ley- provocaría una incertidumbre en el mercado que perjudicaría
gravemente al sector. Todo ello configura una situación de extraordinaria y
urgente necesidad, que justifica el recurso a la figura del Real Decreto-ley
para la adopción de las referidas medidas.
En su virtud, en uso de la autorización concedida en el artículo 86 de la
Constitución, a propuesta de los Ministros de Economía y Hacienda, de Justicia e
Interior y de Industria y Energía y previa deliberación del Consejo de Ministros
en su reunión del día 30 de septiembre de 1994,

D I S P O N G O :

Artículo 1.
A partir de la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley y hasta el día 30
de junio de 1995, los sujetos pasivos del Impuesto Especial sobre Determinados
Medios de Transporte, regulado por la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, de
Impuestos Especiales
, tendrán derecho a practicar en la cuota del impuesto una
deducción lineal, con arreglo a las normas siguientes:
1. Cuando el tipo impositivo aplicable sea el previsto en el apartado 1 del
artículo 70 de la Ley 38/1992, de Impuestos Especiales, el importe de la
deducción practicable en la cuota será de 80.000 pesetas.
2. Cuando el impuesto sea exigible a un tipo diferente del contemplado en el
número anterior, el importe de la deducción practicable en la cuota será la
cantidad en pesetas que resulte de multiplicar el tipo impositivo aplicable por
el módulo 6.153.
3. En ningún caso, el importe de la deducción practicable en la cuota podrá ser
superior a esta última.

Artículo 2.
1. Lo dispuesto en el artículo anterior sólo será aplicable en relación con la
primera matriculación definitiva de vehículos automóviles de turismo nuevos que
se efectúe a nombre de sujetos pasivos del Impuesto Especial sobre Determinados
Medios de Transporte, que acrediten ser titulares, a la fecha de la entrada en
vigor del presente Real Decreto-ley, de un vehículo automóvil de turismo que
cumpla las siguientes condiciones:
a) Tener, en el momento en que sea aplicable la deducción a que se refiere el
artículo 1 de este Real Decreto-ley, una antigüedad igual o superior a siete
años. Dicha antigüedad se contará desde la fecha en que hubiera sido objeto de
su primera matriculación definitiva.
b) Haber sido dado de baja definitiva por desguace dentro del período de
vigencia del presente Real Decreto-ley.
2. Los requisitos anteriores se acreditarán en el momento de efectuar la
primera matriculación definitiva del vehículo automóvil de turismo nuevo,
adjuntando al justificante del ingreso del impuesto el documento acreditativo de
la baja definitiva del correspondiente vehículo automóvil de turismo, expedido
por la Dirección General de Tráfico o por los correspondientes órganos
dependientes de la misma.

Artículo 3.
1. Durante un período que concluirá el día 30 de junio de 1995, los empresarios
dedicados a la actividad de alquiler de vehículos que, por aplicación de lo
dispuesto en los artículos 65.3, 66.1.c) y 67.c) de la Ley 38/1992, de 28 de
diciembre, de Impuestos Especiales
, deban efectuar la autoliquidación e ingreso
del impuesto al desafectar de dicha actividad un vehículo automóvil de turismo
que lleve más de dos años afecto exclusivamente a la misma (en lo sucesivo vehículo desafectado>), podrán beneficiarse de la aplicación de un tipo
impositivo cero en la práctica de dicha autoliquidación.
2. Para la aplicación de lo dispuesto en el apartado anterior, los interesados
presentarán la respectiva declaración-liquidación con aplicación del tipo
impositivo cero ante la dependencia o Sección de Gestión Tributaria de la
Delegación o Administración de la Agencia Estatal de Administración Tributaria
correspondiente, la cual, una vez verificado el cumplimiento de las condiciones
previstas en el apartado anterior, procederá a su visado, entregando al
interesado el ejemplar a él destinado y el ejemplar para la Administración.
3. Para que la transmisión del vehículo desafectado surta efectos ante el
órgano correspondiente de la Dirección General de Tráfico, será necesario
aportar ante el mismo, siempre con anterioridad al 30 de junio de 1995, el
ejemplar para la Administración de la declaración-liquidación, en el que conste
el visado de la Administración Tributaria de acuerdo con lo establecido en el
apartado anterior.

Artículo 4.
A los efectos del presente Real Decreto-ley se considerarán vehículos
automóviles de turismo los vehículos comprendidos en los apartados 22 y 26 del
anexo del
Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se
aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a
Motor y Seguridad Vial.

Disposición adicional única.

La autoliquidación e ingreso del impuesto con aplicación de la deducción lineal
prevista en el artículo 1 del presente Real Decreto-ley se efectuará mediante el
modelo 567, aprobado por Orden del Ministro de Economía y Hacienda de 20 de
abril de 1994 ( del 22).

Disposición transitoria única.
La deducción lineal a que se refiere el artículo 1 del presente Real
Decreto-ley podrá practicarse por sujetos pasivos titulares de vehículos
automóviles de turismo que hubieran sido dados de baja definitiva por desguace
dentro del período de vigencia del Real Decreto-ley 4/1994, de 8 de abril, de
medidas transitorias y urgentes de carácter fiscal para la renovación del parque
de vehículos de turismo
, siempre que dichos sujetos pasivos no se hubiesen
beneficiado de la deducción lineal prevista en dicho Real Decreto-ley.

Disposición final primera.
Se autoriza a los Ministros de Economía y Hacienda, de Justicia e Interior y de
Industria y Energía para que, en el ámbito de sus respectivas competencias,
dicten las normas de desarrollo necesarias para la ejecución del presente Real
Decreto-ley.

Disposición final segunda.
El presente Real Decreto-ley entrará en vigor el día 13 de octubre de 1994.
Dado en Madrid a 30 de septiembre de 1994.
Juan Carlos Rey de España
El Presidente del Gobierno,
FELIPE GONZALEZ MARQUEZ