Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
REAL DECRETO 2505/1983, DE 4 DE AGOSTO, POR EL QUE SE APRUEBA EL REGLAMENTO DE MANIPULADORES DE ALIMENTOS
Estado :
Derogada
Nº de Disposición :
2505/1983
Boletín Oficial :
BOE 225/1983
Fecha Disposición :
04/08/1983
Fecha Publicación :
20/09/1983
Órgano Emisor :
PRESIDENCIA DEL GOBIERNO
Una de las medidas utilizadas para la prevención de las enfermedades transmitidas por los alimentos, es el control de los manipuladores de alimentos.
Hasta ahora este control se venía realizando mediante exámenes médicos apoyados
por técnicas de laboratorio y/o radiológicas, en virtud de la Orden de 15 de
octubre de 1959.
No obstante está comprobado la poca utilidad de los exámenes médicos,
principalmente porque los resultados de pruebas de laboratorio negativos pueden
originar una peligrosa sensación de seguridad y dar lugar a una relajación de
los hábitos higiénicos de los manipuladores de alimentos que se consideran no
infectados, cuando precisamente esos resultados sólo pueden asegurar lo que
sucede en el momento de la toma de la muestra, que, por otra parte, puede
cambiar de manera inmediata.
Ha sido la educación sanitaria de los manipuladores de alimentos con énfasis en
las prácticas higiénicas de la manipulación y en los hábitos de higiene
adecuados, la que se ha manifestado realmente eficaz en la prevención de las
enfermedades transmitidas por los alimentos.
Por otra parte, nuestro Código Alimentario recogía, en su capítulo VIII, las
condiciones que debe reunir el personal relacionado con los alimentos,
establecimientos e industrias de la alimentación.
Por tanto parece oportuno, no sólo refundir las disposiciones vigentes al
respecto, sino adecuar la norma a los resultados de los estudios epidemiológicos
de los diferentes brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos.
En su virtud, previo informe preceptivo de la Comisión Interministerial para la
Ordenación Alimentaria, a propuesta de los Ministros de Economía y Hacienda,
Industria y Energía, Agricultura, Pesca y Alimentación y Sanidad y Consumo y
previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 3 de agosto
de 1983, dispongo:
Artículo único.- Se aprueba para su aplicación el adjunto Reglamento de
Manipuladores de Alimentos.
DISPOSICION FINAL
El presente Real Decreto entrará en vigor el 1 de enero de 1984. Hasta tanto
será de aplicación la Orden del Ministerio de la Gobernación de 15 de octubre de
1959.
Dado en Palma de Mallorca a 4 de agosto de 1983.- Juan Carlos Rey de España- El Ministro de
la Presidencia, Javier Moscoso del Prado y Muñoz.
REGLAMENTO
TITULO PRELIMINAR
Artículo 1. Ambito de aplicación.- El presente Reglamento tiene por objeto
definir a efectos legales las condiciones que deben reunir los manipuladores de
alimentos y fijar con carácter obligatorio los requisitos que los mismos deben
cumplir en orden a proteger la salud de los consumidores y la ordenación
jurídica de dicho personal en lo que a efectos sanitarios exclusivamente se
refiere.
TITULO PRIMERO
Art. 2. Definición.- A los efectos de este Reglamento, tendrán la consideración
de manipuladores de alimentos todas aquellas personas que por su actividad
laboral entren en contacto directo con los mismos como consecuencia de los
siguientes supuestos:
2.1 Distribución y venta de los productos frescos sin envasar.
2.2 Elaboración, manipulación y/o envasado de alimentos o productos alimenticios
en los que estas operaciones se realicen de forma manual, sin posterior
tratamiento que garantice la eliminación de cualquier posible contaminación
proveniente del manipulador.
2.3 Preparación culinaria y actividades conexas de alimentos para consumo
directo sin envasar, tanto en hostelería y restauración, como en cocinas y
comedores colectivos.
TITULO II
Art. 3. Condiciones generales del personal.- El personal manipulador de
alimentos, deberá cumplir las condiciones siguientes:
a) Poseer el carnet de manipulador o documento acreditativo de tener en trámite
su expedición después de haber cumplimentado las requisitos exigidos.
b) Mantener la higiene en su aseo personal y utilizar en estado de limpieza
adecuado la indumentaria y los utensilios propios de la actividad que desempeña
y de uso exclusivo para el trabajo.
c) Lavarse las manos con agua caliente y jabón o detergente adecuado, tantas
veces como lo requieran las condiclones del trabajo y siempre antes de
incorporarse a su puesto, después de una ausencia o haber realizado actividades
ajenas a su cometido específico.
d) El manipulador aquejado de enfermedad de transmisión por vía digestiva o que
sea portador de gérmenes, deberá ser excluido de toda actividad directamente
relacionada con los alimentos hasta su total curación clínica y bacteriológica o
la desaparición de su condición de portador.
Será obligación del manipulador afectado cuando sea consciente o tenga sospecha
de estar comprendido en alguno de los supuestos contemplados en el párrafo
anterior, poner el hecho en conocimiento de su inmediato superior a los efectos
oportunos.
e) En los casos que exista lesión cutánea que pueda estar o ponerse en contacto
directa o indirectamente con los alimentos al manipulador afectado se le
facilitará el oportuno tratamiento y una protección con vendaje impermeable, en
su caso.
Art. 4. Prohibiciones.
4.1 Relativas al personal manipulador.
Se prohíbe durante el ejercicio de la actividad:
a) Fumar y masticar goma de mascar.
b) Comer en el puesto de trabajo.
c) Utilizar prendas de trabajo distintas a las reglamentarias.
d) Estornudar o toser sobre los alimentos.
e) O cualquier otra que pueda ser causa de la contaminación de los alimentos.
4.2 Relativas a la empresa.
Se prohíbe la presencia no justificada de personas extrañas a la activldad en
los locales donde ésta se desarrolle. Para el caso de presencia justificada
deberán tomarse las precauciones adecuadas.
TITULO III
Art. 5. Expedición y renovación de carnet de Manipulador de Alimentos.
a) A efectos del debido control y expedición del correspondiente carnet, en los
Organismos competentes de cada Comunidad Autónoma se abrirá un registro de las
personas a las que se refiere el artículo 2. de este Reglamento.
Existirá además un ficha individual en la que figuren al menos el nombre y
apellidos del manipulador, dirección de la persona, actividad en la que trabaja
y dirección del centro donde la presta. En el dorso de la ficha se harán constar
los resultados de las exploraciones y pruebas efectuadas y el dictamen final
dejando espacio para las renovaciones sucesivas.
b) Para la obtención inicial del carnet, todo manipulador deberá cumplimentar
obligatoriamente un cuestionario sobre materias relacionadas con la higiene en
la manipulación de alimentos. En el caso en que no supere el mismo según las
normas que se establezcan, el manipulador deberá seguir un cursillo de Educación
Sanitaria sobre el tema, a fin de adquirir los conocimientos necesarios para
responder adecuadamente a las preguntas formuladas.
Los cuestionarios serán tipificados por el Ministerio de Sanidad y Consumo y su
aplicación así como los cursillos serán organizados por las Administraciones
sanitarias de las Comunidades Autónomas, pudiendo colaborar también las
Corporaciones Locales, las Organizaciones profesionales, las Asociaciones
empresariales, las Centrales Sindicales y el Instituto Nacional de Empleo y
cualquier otro organismo interesado.
c) El cuestionario a que se refiere el apartado b), será de respuestas u
opciones múltiples y tendrá más de una versión, para así poder apreciar el nivel
de conocimientos de los manipuladores adecuándose a las características
culturales de cada colectivo. En cada ocasión se elegirá al azar la versión a
utilizar.
d) La Dirección General de Salud Pública y los Organismos competentes de las
Comunidades Autónomas, cada uno en el ámbito de su competencia, realizarán las
pruebas con su personal, de forma que se causen las menores molestias posibles a
los manipuladores y a las empresas. Tanto los cursillos como las pruebas se
realizarán, en la medida de lo posible, en lugares próximos a los centros de
trabajo.
e) A los efectos previstos en los párrafos anteriores, la Dirección General de
Salud Pública o en su defecto las Consejerías de Sanidad de las Comunidades
Autónomas publicarán textos de fácil comprensión, que posibiliten la mejor
formación para obtener los objetivos previstos. Los mismos serán distribuídos de
forma gratuita.
f) El carnet, cuyo modelo será establecido por el Ministerio de Sanidad y
Consumo tendrá una validez de cuatro años. Para su renovación se tendrá en
cuenta los mismos requisitos que para su expedición inicial.
g) El carnet será personal intransferible y válido para cualquier actividad de
manipulación de alimentos dentro del territorio del Estado.
h) Su expedición inicial y renovación serán totalmente gratuitas.
i) Por la Administración del Estado y de las Comunidades Autónomas se
organizarán campañas de información general para mantener constante el nivel de
educación sanitaria de los manipuladores de alimentos conforme a los objetivos
del presente Reglamento.
TITULO IV
Art. 6. Situaciones de carácter extraordinario.- Sin perjuicio de lo dispuesto
en este Reglamento, las autoridades sanitarias podrán realizar cuantos exámenes
médicos y pruebas analíticas consideren oportunas, a fin de preservar la salud
de los consumidores.
A la vista de los resultados de las pruebas, dichas autoridades podrán
determinar los tratamientos oportunos y la retirada temporal o definitiva del
carnet de manipulador, notificándolo tanto a éste como a la empresa donde preste
sus servicios.
TITULO V
Responsabilidades
Art. 7. El presente Reglamento estará expuesto en el tablón de anuncios de la
empresa.
Art. 8. Las empresas y los trabajadores serán responsables del cumplimiento de
lo establecido en el presente Reglamento en aquellos aspectos que les sean de su
aplicación y facilitarán en general la comprobación de su cumplimiento.
Las infracciones de los preceptos contenidos en el presente Reglamento serán
sancionadas de conformidad con el Real Decreto 1945/l983, de 22 de junio.