Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
REAL DECRETO 1100/1994, de 27 de mayo, por el que se modifica los artículos 5, 35 y 51 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
1100/1994
Boletín Oficial :
BOE 127/1994
Fecha Disposición :
27/05/1994
Fecha Publicación :
28/05/1994
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA
El presente Real Decreto modifica el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en tres materias.
La primera de las modificaciones se refiere a las retribuciones en especie del
trabajo.
El último párrafo del artículo 26 de la Ley 18/1991, de 6 de junio, del
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, determina que no tendrán la
consideración de retribución en especie, entre otras, las entregas de productos
a precios rebajados que se realicen en , institución ésta
regulada por el Decreto de 8 de junio de 1938 y la Orden de 30 de junio del
mismo año.
No obstante lo anterior, la autoridad laboral viene aceptando como fórmulas
válidas para cumplir con la obligación de establecer comedores de empresa, junto
a las dos modalidades que de éstos contempla expresamente la normativa de 1938
-y que cabría denominar fórmulas directas de prestación del servicio- otras
modalizaciones derivadas de la forma de prestación, es decir, fórmulas
indirectas.
Corresponde ahora trasladar al campo tributario la citada ampliación
jurídico-laboral, lo cual obliga a establecer las cautelas correspondientes con
objeto de garantizar la equivalencia real de los diversos sistemas, de manera
que ni se produzcan discriminaciones entre unos y otros ni se amparen a través
de los mismos actuaciones ajenas al objetivo perseguido.
La segunda modificación se refiere a la deducción por inversión en vivienda
habitual cuando dicha deducción trae su causa en la construcción.
Hasta ahora la consolidación de las deducciones practicadas exigía que la
construcción de la vivienda habitual finalizase en un plazo no superior a cuatro
años desde el inicio de la inversión.
Teniendo en cuenta la especial situación de crisis que últimamente ha
experimentado parte del sector de la construcción, el Gobierno ha considerado
oportuno habilitar, para ciertos casos excepcionales, dos fórmulas de ampliación
del plazo general de finalización de las obras de construcción con objeto de no
perjudicar a los inversores particulares que se han visto afectados por hechos
ajenos a su voluntad.
Por último, el presente Real Decreto modifica el régimen de retenciones sobre
los rendimientos de determinadas actividades profesionales con objeto de ajustar
mejor sus pagos a cuenta con la cuota del impuesto.
En su virtud, haciendo uso de lo dispuesto en el apartado uno del artículo 98 y
en la disposición final tercera de la Ley 18/1991, de 6 de junio, del Impuesto
sobre la Renta de las Personas Físicas, a propuesta del Ministro de Economía y
Hacienda, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo
de Ministros en su reunión del día 27 de mayo de 1994,
D I S P O N G O :
Artículo primero. Retribuciones en especie del trabajo.
El artículo 5 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas, aprobado por el artículo 1. del Real Decreto 1841/1991, de 30 de
diciembre, quedará redactado como sigue:
Uno. No tendrán la consideración de retribuciones en especie, a efectos de lo
previsto en el párrafo segundo de la letra g) del artículo 26 de la Ley del
Impuesto, los estudios dispuestos por instituciones, empresas o empleadores y
financiados directamente por ellos para la actualización, capacitación o
reciclaje de su personal, cuando vengan exigidos por el desarrollo de sus
actividades o las características de los puestos de trabajo, incluso cuando su
prestación efectiva se efectúe por otras personas o entidades especializadas. En
estos casos, los gastos de estancia y manutención se regirán por lo previsto en
el artículo 4 de este Reglamento.
Dos. Los derechos especiales de contenido económico que se reserven los
fundadores o promotores de una sociedad como remuneración de servicios
personales, cuando consistan en un porcentaje sobre los beneficios de la entidad, se valorarán, como mínimo, en el 35 por 100 del valor equivalente de capital
social que permita la misma participación en los beneficios que la reconocida a
los citados derechos.
Tres. 1 A efectos de lo previsto en el último párrafo del artículo 26 de la Ley
del Impuesto, tendrán la consideración de entrega de productos a precios
rebajados que se realicen en comedores de empresa las fórmulas directas e
indirectas de prestación del servicio, admitidas por la legislación laboral, en
las que concurran los siguientes requisitos:
1. Que su cuantía no supere 900 pesetas diarias. Si la cuantía diaria fuese
superior existirá retribución en especie por el exceso.
2. Que la prestación del servicio tenga lugar durante días hábiles para el
empleado o trabajador.
3. Que la prestación del servicio no tenga lugar durante los días que el
empleado o trabajador devengue dietas por manutención exceptuadas de gravamen de
acuerdo al artículo 4 de este Reglamento.
2. Si para la prestación del servicio se entregasen al empleado o trabajador
vales comida o documentos similares, además de los requisitos exigidos en el
número anterior y cualquiera que fuera su emisor se observará lo siguiente:
Deberán estar numerados, expedidos de forma nominativa y en ellos deberá
figurar su importe nominal y la empresa emisora.
Serán intransmisibles.
No podrá obtenerse, ni de la empresa ni de tercero, el reembolso de su importe.
Sólo podrán utilizarse en establecimientos de hostelería.
La empresa que los entregue deberá llevar y conservar relación de los
entregados a cada uno de sus empleados o trabajadores, con expresión del número
de documento y día de entrega.
3. La cuantía señalada en el número 1. del punto anterior será susceptible de
revisión por el Ministro de Economía y Hacienda.>
Artículo segundo. Ampliación del plazo en la cons trucción de la vivienda
habitual.
El artículo 35 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas, aprobado por el artículo 1. del Real Decreto 1841/1991, de 30 de
diciembre, quedará redactado como sigue:
Uno. Se asimilan a la adquisición de vivienda la construcción o ampliación de
la misma, en los siguientes términos:
Ampliación de vivienda, cuando se produzca el aumento de su superficie
habitable, mediante cerramiento de parte descubierta o por cualquier otro medio,
de forma permanente y durante todas las épocas del año.
Construcción, cuando el sujeto pasivo satisfaga directamente los gastos
derivados de la ejecución de las obras, o entregue cantidades a cuenta al
promotor de aquéllas, siempre que finalicen en un plazo no superior a cuatro
años desde el inicio de la inversión.
Dos. Por el contrario, no se considerará adquisición de vivienda:
a) La conservación o reparación. A estos efectos, se considerarán gastos de
conservación y reparación:
Los efectuados regularmente con la finalidad de mantener el uso normal de los
bienes materiales, como el pintado, revoco y similares.
Los de sustitución de elementos cuya inutilización sea consecuencia del
funcionamiento o uso normal de los bienes en que aquéllos estén integrados, como
el arreglo de calefacción, ascensor, bajadas de agua, fontanería y similares.
b) La mejora, como el mobiliario, puertas de seguridad, instalación de
contraventanas y similares.
c) La adquisición de garajes, jardines, parques, piscinas e instalaciones
deportivas y, en general, los anexos o cualquier otro elemento que no constituya
la vivienda propiamente dicha, siempre que se adquieran independientemente de
ésta.
Tres. Cuando se adquiera una vivienda habitual habiendo disfrutado de la
deducción por otra vivienda anterior constituirá la base de cálculo la
diferencia entre el precio de la nueva y el valor de las anteriores, en la
medida que hubiesen sido objeto de deducción.
Cuatro. Cuando por incumplimiento del plazo a que se refiere el segundo guión
del apartado uno de este artículo se pierda el derecho a las deducciones
practicadas, el contribuyente vendrá obligado a sumar a la cuota del impuesto
devengada en el ejercicio en que se haya incumplido el plazo las cantidades
deducidas, más los intereses de demora a que se refiere el artículo 58.2.b) de
la Ley General Tributaria.
Cinco. Si, como consecuencia de quiebra o suspensión de pagos, ambas
judicialmente declaradas, el promotor no finalizase las obras de construcción
antes de transcurrir el plazo de cuatro años a que se refiere el segundo guión
del apartado uno de este artículo o no pudiera efectuar la entrega de las
viviendas en el mismo plazo, éste quedará ampliado a otros cuatro años.
En estos casos el plazo de doce meses a que se refiere el párrafo segundo del
artículo 34 de este Reglamento comenzará a contarse a partir de la entrega.
Para que la ampliación prevista en este apartado surta efecto, el sujeto pasivo
deberá presentar declaración por el impuesto correspondiente al período
impositivo en que se hubiese incumplido el plazo inicial y acompañar a la misma
tanto los justificantes que acrediten sus inversiones en vivienda como cualquier
documento justificativo, de haberse producido alguna de las referidas
situaciones.
En los supuestos a que se refiere este apartado el sujeto pasivo no estará
obligado a efectuar ingreso alguno por razón del incumplimiento del plazo
general de cuatro años de finalización de las obras de construcción.
Seis. Cuando por otras circunstancias excepcionales no imputables al sujeto
pasivo y que supongan paralización de las obras no puedan éstas finalizarse
antes de transcurrir el plazo de cuatro años a que se refiere el segundo guión
del apartado uno de este artículo, el sujeto pasivo podrá solicitar de la
Administración la ampliación del plazo.
La solicitud deberá presentarse en la delegación o administración de la Agencia
Estatal de Administración Tributaria correspondiente a su domicilio fiscal
durante los treinta días siguientes al incumplimiento del plazo.
En la solicitud deberán figurar tanto los motivos que han provocado el
incumplimiento del plazo como el período de tiempo que se considera necesario
para finalizar las obras de construcción, el cual no podrá ser superior a cuatro
años.
A efectos de lo señalado en el párrafo anterior, el sujeto pasivo deberá
aportar la justificación correspondiente.
A la vista de la documentación aportada, el Delegado o Administrador de la
Agencia Estatal de Administración Tributaria decidirá tanto sobre la procedencia
de la ampliación solicitada como con respecto al plazo de ampliación, el cual no
tendrá que ajustarse necesariamente al solicitado por el sujeto pasivo.
Podrán entenderse desestimadas las solicitudes de ampliación que no fuesen
resueltas expresamente en el plazo de tres meses.
La ampliación que se conceda comenzará a contarse a partir del día inmediato
siguiente a aquel en que se produzca el incumplimiento.
Cuando la administración no ampliase el plazo y, en consecuencia, se hubiera
perdido el derecho a las deducciones practicadas, el contribuyente vendrá
obligado a sumar a la cuota del impuesto devengada en el ejercicio en que se
haya incumplido el plazo, las cantidades deducidas, más los intereses de demora
a que se refiere el artículo 58.2.b) de la Ley General Tributaria.>
Artículo tercero. Retenciones sobre rendimientos de actividades profesionales.
El artículo 51 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas, aprobado por el artículo 1. del Real Decreto 1841/1991, de 30 de
diciembre, quedará redactado como sigue:
Uno. Cuando los rendimientos sean contraprestación de una actividad profesional
se aplicará el tipo de retención del 15 por 100 sobre los ingresos íntegros
satisfechos.
No obstante, el tipo de retención será del 8 por 100 en el caso de rendimientos
satisfechos a:
Representantes garantizados de "Tabacalera, Sociedad Anónima".
Recaudadores municipales.
Agentes de seguros que utilicen los servicios de subagentes.
Delegados territoriales procedentes del extinguido Patronato de Apuestas Mutuas
Deportivo-Benéficas integrado en el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas
del Estado por Real Decreto 904/1985, de 11 de junio.
Dos. Se considerarán comprendidos entre los rendimientos de las actividades
profesionales:
1. En general, los derivados del ejercicio de las actividades incluidas en las
secciones segunda y tercera de las tarifas del Impuesto sobre Actividades
Económicas, aprobadas por el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de
septiembre.
2. En particular, tendrán la consideración de rendimientos profesionales los
obtenidos por:
a) Los autores o traductores de obras, provenientes de la propiedad intelectual
o industrial. Cuando los autores o traductores editen directamente sus obras,
sus rendimientos se comprenderán entre los correspondientes a las actividades
empresariales.
b) Los comisionistas. Se entenderá que son comisionistas los que se limitan a
acercar o aproximar a las partes interesadas para la celebración de un contrato.
Por el contrario, se entenderá que no se limitan a realizar operaciones propias
de comisionistas cuando, además de la función descrita en el párrafo anterior,
asuman el riesgo y ventura de tales operaciones mercantiles, en cuyo caso el
rendimiento se comprenderá entre los correspondientes a las actividades
empresariales.
c) Los profesores, cualquiera que sea la naturaleza de las enseñanzas, que
ejerzan la actividad, bien en su domicilio, casas particulares o en academia o
establecimiento abierto. Si la relación de la que procede la remuneración fuese
laboral o estatutaria, los rendimientos se comprenderán entre los derivados del
trabajo.
La enseñanza en academias o establecimientos propios tendrá la consideración de
actividad empresarial.
d) Conferencias, ponencias en seminarios o cursillos u otras actuaciones
análogas que no se presten como consecuencia de una relación laboral.
Tres. No se considerarán rendimientos de actividades profesionales las
cantidades que perciban las personas que, a sueldo de una empresa, por las
funciones que realizan en la misma vienen obligadas a inscribirse en sus
respectivos colegios profesionales ni, en general, las derivadas de una relación
de carácter laboral o dependiente. Dichas cantidades se comprenderán entre los
rendimientos del trabajo.>
Disposición transitoria única.
1. Lo dispuesto en los apartados cinco y seis del artículo 35 del Reglamento
del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas será de aplicación a
aquellos sujetos pasivos que hubiesen incumplido el plazo previsto en el segundo
guión del apartado uno de dicho artículo a partir de 1 de enero de 1993.
2. Los sujetos pasivos que hubiesen incumplido el plazo previsto en el segundo
guión del apartado uno del artículo 35 del Reglamento del Impuesto sobre la
Renta de las Personas Físicas durante 1993, y por aplicación de lo dispuesto en
el apartado seis del mencionado artículo deseen acceder a la ampliación en él
prevista deberán proceder como sigue:
Al tiempo de presentar su declaración por el impuesto correspondiente al
ejercicio 1993, regularizarán su situación tributaria, sumando la cuota del
impuesto devengada en el ejercicio citado, las cantidades deducidas más los
intereses de demora a que se refiere el artículo 58.2, b), de la Ley General
Tributaria.
Presentarán la solicitud de ampliación durante los treinta días siguientes a la
entrada en vigor del presente Real Decreto.
Las solicitudes se tramitarán de acuerdo a lo señalado en el apartado seis del
artículo 35, debiendo considerarse desestimadas las que no fuesen contestadas
expresamente en el plazo de tres meses.
Si la Administración ampliase el plazo, el sujeto pasivo podrá solicitar la
rectificación de su autoliquidación.
3. Los sujetos pasivos que hubiesen imcumplido el plazo previsto en el segundo
guión del apartado uno del artículo 35 del Reglamento del Impuesto sobre la
Renta de las Personas Físicas durante el período que media entre el 1 de enero
de 1994 y la fecha de entrada en vigor del presente Real Decreto, y que por
aplicación de lo dispuesto en el apartado seis del mencionado artículo deseen
acceder a la ampliación en él prevista, deberán presentar la solicitud de
ampliación durante los treinta días siguientes a la entrada en vigor del
presente Real Decreto.
Las solicitudes se tramitarán de acuerdo a lo señalado en el apartado seis del
artículo 35, pudiendo entenderse desestimadas las que no fuesen resueltas
expresamente en el plazo de tres meses.
4. Los sujetos pasivos a quienes fuese de aplicación la prórroga automática
prevista en el apartado cinco del artículo 35 del Reglamento del Impuesto sobre
la Renta de las Personas Físicas, y que hubiesen presentado su declaración por
el ejercicio 1993 con anterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto,
podrán instar la restitución de lo indebidamente ingresado o, en su caso, la
rectificación de su declaración-liquidación, conforme a lo previsto en el
artículo 8 y en la disposición adicional tercera del Real Decreto 1163/1990, de
21 de septiembre, por el cual se regula el procedimiento para la realización de
devoluciones de ingresos indebidos de naturaleza tributaria
.
Disposición final única.
El presente Real Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación
en el .
Dado en Madrid a 27 de mayo de 1994.
Juan Carlos Rey de España
El Ministro de Economía y Hacienda,
PEDRO SOLBES MIRA