Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
ORDEN APA/3290/2007, de 12 de noviembre, por la que se establece la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países y el procedimiento administrativo de autorización
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
APA/3290/2007
Boletín Oficial :
BOE 274/2007
Fecha Disposición :
12/11/2007
Fecha Publicación :
15/11/2007
Órgano Emisor :
MINISTERIO DE AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN

La madera en bruto se utiliza con frecuencia para el embalaje de madera lo que puede constituir una vía para la introducción y la diseminación de organismos nocivos. Dado que el embalaje de madera es a menudo reutilizado o reciclado, resulta difícil determinar el verdadero origen de cualquier parte del embalaje, por lo que en el año 2002 la Food and Agriculture Organization (FAO) adoptó la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 15, actualizada en el año 2006, relativa a la reglamentación del embalaje de madera utilizado en el comercio internacional.

Los países contratantes de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) deben aplicar a la importación las exigencias fitosanitarias previstas por esta norma. En este caso, las Organizaciones Nacionales de Protección Fitosanitaria (ONPF) de los países exportadores a los países que aplican la norma, deben poner en marcha un dispositivo de control de conformidad de los embalajes de madera utilizados en la exportación.

Con el fin de permitir a las empresas españolas llevar a cabo el régimen de intercambios comerciales con terceros países que habían puesto en práctica las exigencias previstas por la NIMF nº 15, en julio de 2005 se estableció por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el Programa de conformidad fitosanitaria de embalajes de madera destinados a la exportación.

El objetivo principal de esta Orden es, en cumplimiento de la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 15, adoptar la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países, reduciendo el riesgo de introducción o dispersión de plagas de cuarentena relacionadas con este tipo de material y establecer el procedimiento administrativo para la obtención de autorización de operadores de embalajes de madera y para la obtención de autorización de marcado de los embalajes de madera, con el logotipo de la Norma NIMF nº 15.

Se crea, como consecuencia del procedimiento de autorización, el Registro oficial de operadores de embalajes de madera, en el que se inscribirán las entidades autorizadas que intervengan en alguna de las fases del proceso de fabricación de los embalajes de madera, así como las entidades autorizadas para el marcado de madera con el citado logotipo, que cumplan lo establecido en la presente Orden.

En su elaboración han sido consultadas las Comunidades Autónomas y las entidades representativas de los intereses de los sectores afectados.

En su virtud, con la aprobación previa de la Ministra de Administraciones Públicas, dispongo:

Artículo 1. Objeto y ámbito de aplicación.

1. Esta Orden tiene por objeto, en cumplimiento de la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 15 (en adelante Norma NIMF nº 15) adoptar la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países, y establecer el procedimiento administrativo para la obtención de autorización de:

  1. Operadores de embalajes de madera conforme a la Norma NIMF nº 15.

    Se aplicará a aserraderos, fabricantes de embalajes de madera, empresas de reciclado o reparación de embalajes de madera, empresas que realizan el tratamiento térmico y a todas las entidades que intervengan en cualquiera de las fases del proceso de fabricación de los embalajes de madera.

  2. Marcado de los embalajes de madera, con el logotipo de la Norma NIMF nº 15.

    Se aplicará a fabricantes de embalajes de madera y empresas de reciclado o reparación de embalajes de madera y empresas que realizan el tratamiento térmico.

2. Afecta a todo tipo de embalaje de madera de espesor superior a 6 milímetros, tales como cajas, cajones, jaulas, tableros de carga, madera de estiba, palés, y bobinas constituidos total o en parte de madera en bruto.

Los envíos de madera (troncos, madera aserrada) pueden estar sostenidos por material de estiba hecho de madera del mismo tipo y calidad que los del envío, y que cumpla los mismos requisitos fitosanitarios. En tales casos la madera de estiba se considerará como parte del envío y puede no considerarse material de embalaje de madera en el contexto de la presente Orden.

3. Se excluyen de su ámbito de aplicación los siguientes artículos por presentar un riesgo suficientemente bajo como para quedar exentos de la aplicación de las disposiciones de la presente Orden:

  1. embalaje de madera fabricado en su totalidad de material de madera sometida a procesamiento, como el contrachapado, los tableros de partículas, los tableros de fibra orientada o las hojas de chapa que se producen utilizando pegamento, calor o presión, o una combinación de los mismos.

  2. barriles para vino y licores que se han calentado durante la fabricación, de manera que pueda asegurarse que están libres de plagas, en los términos exigidos por la presente Orden.

  3. cajas de regalo para vino, cigarros y otros productos fabricados con madera que ha sido procesada o fabricada de tal forma que queden libres de plagas.

  4. el serrín, las virutas y lana de madera.

  5. componentes de madera instalados en forma permanente en los vehículos o contenedores empleados para fletes.

Artículo 2. Definiciones.

En relación con esta Orden se consideran:

  1. Embalaje de madera: la madera o productos de madera (excluyendo los productos de papel, e incluyendo la madera de estiba), utilizados para sujetar, proteger o transportar un producto básico, entendiendo como tal, tipo de planta, producto vegetal u otro artículo que se moviliza con fines comerciales u otros propósitos de acuerdo con lo dispuesto en la norma Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 5.

  2. Madera de estiba: el embalaje de madera empleado para asegurar o sostener la carga, pero que no permanece con los productos básicos señalados en la letra a.

  3. Madera en bruto: la madera que no ha sido procesada ni tratada.

  4. Descortezado: la remoción de la corteza de la madera en rollo (el descortezado no implica necesariamente que la madera quede libre de corteza).

  5. Madera libre de corteza: la madera a la cual se le ha removido toda la corteza excluyendo el cambium vascular, la corteza alrededor de los nudos y las acebolladuras entre los anillos anuales de crecimiento.

  6. Marca: el sello o señal oficial, reconocida internacionalmente, aplicada a un artículo reglamentado para atestiguar su estatus fitosanitario.

  7. Tratamiento: el procedimiento oficial para matar, inactivar o eliminar plagas ya sea para esterilizarlas o desvitalizarlas.

  8. Tratamiento térmico: el proceso mediante el cual un producto básico es sometido al calor hasta alcanzar una temperatura mínima, durante un período mínimo, conforme a especificaciones técnicas oficiales.

  9. Secado en estufa (KD): el proceso por el cual se seca la madera en una cámara cerrada mediante el uso controlado de calor y/o humedad, hasta alcanzar un determinado contenido de humedad.

  10. Impregnación química a presión (CPI): el tratamiento de la madera con un preservativo químico mediante un proceso de presión conforme a especificaciones técnicas oficiales.

Artículo 3. Requisitos y procedimiento de las autorizaciones.

1. Para ser autorizados como operadores en el mercado de embalajes de madera, en cumplimiento de la Norma NIMF nº 15, las entidades solicitantes que intervengan en cualquiera de las fases del proceso de fabricación de los embalajes de madera señaladas en el artículo 1.1.a, deberán cumplir las exigencias técnicas establecidas en el anexo I.

2. Para la obtención de autorización para el marcado de los embalajes de madera, con el logotipo de la Norma NIMF nº 15, las entidades solicitantes que intervengan en cualquiera de las fases del proceso de fabricación de los embalajes de madera señaladas en el artículo 1.1.b, deberán cumplir las exigencias técnicas establecidas en los anexos I y III de esta Orden.

3. En cada entidad solicitante habrá un responsable técnico, encargado de garantizar la trazabilidad del proceso y de la documentación y gestión necesaria para su aplicación y específicamente nombrado para ello por la dirección del establecimiento.

Artículo 4. Presentación de las solicitudes y documentación.

1. Los interesados deberán presentar una solicitud dirigida a la Dirección General de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de acuerdo con el modelo normalizado de solicitud establecido en el anexo II, disponible en la página web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (www.mapa.es).

La solicitud incluirá el posible consentimiento a la Dirección General de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la cesión de los datos correspondientes, de la base de datos informatizada del Registro oficial de operadores de embalajes de madera, a quienes demuestren tener interés legítimo ante dicha Dirección General, con los límites establecidos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

2. Las solicitudes se presentarán en el Registro del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación o en cualquiera de los lugares previstos en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

3. A la solicitud de autorización se deberá adjuntar una memoria técnica de la actividad, según se establece en el anexo II, en la que se identifiquen las instalaciones existentes, las actividades realizadas y cuanta información se considere relevante para la inscripción de la empresa en el Registro señalado en el artículo 6 (proveedores de madera tratada, empresas de tratamiento, instalaciones de tratamiento, etc.).

Artículo 5. Resolución.

1. Recibida la solicitud de autorización y la documentación correspondiente, la Dirección General de Agricultura directamente, o a través de una entidad pública o privada acreditada, realizará las comprobaciones e inspecciones necesarias, administrativas y sobre el terreno, en las que se comprobará la veracidad de las declaraciones del solicitante y la adecuación de sus instalaciones a las exigencias técnicas previstas en la presente Orden.

2. Las solicitudes serán resueltas por el Director General de Agricultura, que dictará y notificará la resolución en el plazo máximo de seis meses contados desde la recepción de la solicitud en el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación.

3. Transcurrido dicho plazo sin que hubiera recaído resolución expresa, se podrá entender estimada la solicitud por silencio administrativo.

Artículo 6. Registro.

1. Se crea el Registro oficial de operadores de embalajes de madera, (en lo sucesivo Registro), utilizado en el comercio con terceros países, en el que se inscribirán las entidades autorizadas según la Norma NIMF nº 15, de acuerdo con lo señalado en el artículo 1.

Se adscribe a la Dirección General de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

2. En dicho Registro se inscribirán tanto las entidades autorizadas como operadores de los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países, como las autorizadas para efectuar el marcado de los mismos, de acuerdo con la Norma NIMF nº 15 y las modificaciones de las solicitudes y suspensiones.

3. A las entidades autorizadas y registradas como operadores de los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países, se les asignará un número identificativo que incluirá el código ISO de España, formado por las letras ES, seguidas del código de la provincia, relacionados en el Apéndice del anexo III, y de un número.

4. En el caso de las entidades autorizadas para efectuar el marcado de los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países, el número identificativo asignado es un elemento constituyente de la marca que debe ser aplicada a los embalajes de madera, según se establece en el anexo III.

5. El Registro se constituirá en una base de datos informatizada, que será accesible a los interesados a través de la Dirección General de Agricultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Asimismo, a quienes acrediten interés legítimo ante la Dirección General de Agricultura, le serán suministrados los datos correspondientes de dicha base de datos, con los limites establecidos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre.

En dicha base de datos constarán, al menos, los datos siguientes: razón social del establecimiento, dirección completa, nº de registro, actividad y suspensión de la inscripción, en su caso.

Artículo 7. Obligaciones de las entidades registradas.

Además del cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 3, las entidades registradas deberán cumplir lo siguiente:

  1. Comunicar a la autoridad competente cualquier modificación en su actividad, instalaciones, responsable o en cualquiera de los datos consignados en la solicitud, así como de las autorizaciones administrativas que fueran preceptivas.

  2. Permitir la entrada a sus instalaciones a los inspectores fitosanitarios designados al efecto por la autoridad competente, así como facilitar el acceso a los archivos documentales relativos a sus proveedores y clientes y proporcionar las informaciones que por dichos inspectores se consideren necesarias, colaborando en todo momento en la realización de los controles e inspecciones que se efectúen en el marco de lo previsto en esta Orden.

  3. Facilitar a la autoridad competente los datos de suministros y materias primas empleados en los tratamientos fitosanitarios.

Las entidades autorizadas para marcar los embalajes de madera, además del cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 3, en el caso de una interceptación de embalajes por las autoridades fitosanitarias de un tercer país, comunicará a la autoridad competente, en el plazo más breve posible, información y justificación de las causas que hayan podido motivar el incumplimiento de lo establecido en la presente Orden.

Artículo 8. Modificaciones.

La autorización e inscripción en el registro como operadores y de marcado según la Norma NIMF nº 15, podrán ser modificadas cuando concurra algún cambio en cualquiera de las condiciones previstas para su otorgamiento y, específicamente, por las siguientes causas:

  1. Por motivos fitosanitarios.

  2. Cuando, como resultado de los controles e inspecciones previstos en el artículo 11, o por cualquier otro motivo, exista sospecha fundada del reiterado incumplimiento de alguno de los requisitos exigibles.

  3. Cuando exista sospecha fundada de que la documentación acreditativa, o parte de ella, en base a la cual se concedió la autorización o modificación era intencionadamente falsa o incorrecta.

  4. Cuando lo solicite el titular de la autorización, debiendo indicar en su solicitud los motivos de tal modificación y, en su caso, aportando los documentos que la justifiquen.

    En el caso de cambio de responsable técnico, la entidad deberá comunicarlo a la autoridad competente en el plazo máximo de tres semanas, aportando los datos del nuevo responsable técnico.

Artículo 9. Suspensión.

La autorización e inscripción en el registro y la autorización del marcado podrán ser suspendidos, cautelarmente, en los siguientes casos:

  1. Cuando la autorización de la entidad se encuentre suspendida administrativa o judicialmente.

  2. En los casos de los apartados a, b y c del artículo 8, por el tiempo que medie en la comprobación de la sospecha que en los mismos figura.

  3. Cuando lo solicite el titular de la autorización, debiendo indicar en su solicitud los motivos de la misma.

  4. Cuando como consecuencia de los controles e inspecciones previstas se detecten deficiencias calificadas como graves según lo indicado en el anexo IV.

Artículo 10. Extinción.

1. Serán causas de extinción de la autorización e inscripción en el registro y de la autorización del marcado las siguientes:

  1. La solicitud del titular.

  2. Cuando concurran motivos fitosanitarios o cualquier otro fenómeno o causa que pueda constituir un grave peligro para la introducción y/o dispersión de plagas.

  3. Si se comprueba el reiterado incumplimiento de algún requisito exigible para la inclusión en el Registro.

  4. Si se comprueba que la documentación acreditativa, o parte de ella, en base a la cual se concedió la inclusión en el Registro o modificación, era intencionadamente falsa o incorrecta.

  5. Si se impide, imposibilita o dificulta gravemente la realización de los controles e inspecciones previstos.

  6. Cuando como consecuencia de los controles e inspecciones realizados se detecten deficiencias calificadas como muy graves según lo indicado en el anexo IV o cuando habiendo sido calificadas como graves ha transcurrido el plazo señalado por la autoridad competente sin haber sido corregidas.

Artículo 11. Controles e inspecciones de seguimiento.

1. En cualquier momento y sin previo aviso, la Dirección General de Agricultura directamente, o a través de una entidad pública o privada acreditada, realizará las inspecciones y controles oportunos, tanto documentales como de las instalaciones, para comprobar que se mantienen las condiciones previstas en esta Orden.

2. En cada inspección, a la vista del resultado de los controles efectuados, la Dirección General de Agricultura levantará un acta de la que se dará copia al responsable de la entidad inspeccionada.

3. Las entidades a inspeccionar deberán prestar al personal inspector y controlador la ayuda y colaboración necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

4. Las inspecciones objeto de la presente Orden están sujetas a tasa, tal y como establece la Ley 4/2004, de 29 de diciembre, de Modificación de tasas y de beneficios fiscales de acontecimientos de excepcional interés público.

Artículo 12. Infracciones y sanciones.

En el caso de incumplimiento de lo dispuesto en esta Orden, será de aplicación el régimen de infracciones y sanciones establecido en la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de Sanidad vegetal, sin perjuicio de las posibles responsabilidades civiles, penales o de otro orden que pudieran concurrir.

DISPOSICIÓN ADICIONAL ÚNICA. Medios para el Registro.

El Registro al que hace referencia la presente Orden, será atendido con los medios personales y materiales existentes en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sin que su funcionamiento suponga incremento de gasto público alguno.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA ÚNICA. Entidades registradas y autorizadas para marcar en el momento de la entrada en vigor de la presente Orden.

Las entidades que en el momento de la entrada en vigor de esta Orden se encuentren inscritas en el Registro oficial de operadores de embalajes de madera, de acuerdo con el Programa de conformidad fitosanitaria de embalajes de madera destinados a la exportación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de julio de 2005, quedarán autorizadas como operadores y se incorporarán como tales en el Registro oficial de operadores de embalajes de madera creado al amparo de esta Orden, conservando el mismo número de registro.

Así mismo, las entidades fabricantes del embalaje de madera y empresas de reciclado, que en el momento de la entrada en vigor de esta Orden se encuentren autorizadas para marcar los embalajes de madera de acuerdo con el citado Programa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, de julio de 2005, quedarán autorizadas para el marcado de los embalajes de madera, con el logotipo de la Norma NIMF nº 15 e inscritas como autorizadas para marcar, en el Registro oficial de operadores de embalajes de madera citado.

DISPOSICIÓN FINAL PRIMERA. Título competencial.

La presente Orden se dicta de conformidad con lo establecido en el artículo 12.2 de la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de sanidad vegetal, el cual se ampara en la habilitación contenida en el artículo 149.1.10 de la Constitución que establece la competencia exclusiva del Estado en materia de régimen aduanero y arancelario y comercio exterior.

DISPOSICIÓN FINAL SEGUNDA. Entrada en vigor.

Esta Orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Desde su entrada en vigor, el Programa de conformidad fitosanitaria de embalajes de madera destinados a la exportación del julio de 2005, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, quedará sustituido a todos los efectos por lo dispuesto en esta Orden.

Madrid, 12 de noviembre de 2007.

 

La Ministra de Agricultura, Pesca y alimentación,
Elena Espinosa Mangana.

ANEXO I.
Exigencias de la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países.

Sección A. Uso de madera descortezada.

El material de embalaje de madera debe estar hecho de madera descortezada. A los efectos de esta norma podrá quedar cualquier número de pedazos pequeños de corteza visualmente separados y claramente distinguibles que midan: menos de 3 centímetros de ancho (sin importar la longitud) o más de 3 centímetros de ancho, a condición de que la superficie total de cada trozo de corteza sea inferior a 50 centímetros cuadrados.

La corteza podrá ser eliminada antes o después del tratamiento térmico.

Sección B. Tratamiento térmico (HT).

El embalaje de madera debe calentarse conforme a un programa específico de tiempo/temperatura, mediante el cual se alcance una temperatura mínima de 56 °C durante 30 minutos continuos en todo el perfil de la madera (incluida su parte central).

El enristrelado o separación de la madera en capas mediante el empleo de listones o ristreles deberá permitir la circulación horizontal del aire por el interior de la pila de madera y garantizar el correcto tratamiento térmico en la parte central de todas las piezas de madera.

1. Instalaciones. Las instalaciones deberán ser capaces de garantizar que el centro de la madera alcance una temperatura mínima de 56 °C durante al menos 30 minutos continuos, así como su hermeticidad para asegurar el tratamiento uniforme en todo el recinto.

Se dispondrá de un sistema automatizado de registro de temperatura con frecuencia mínima de un registro cada 5 minutos.

La temperatura de la madera se controlará mediante el empleo de, al menos, tres sondas (termorresistencias) introducidas hasta el centro de las piezas de mayor grosor. Las sondas se colocarán preferentemente en los centros de las caras de entrada y salida de aire de la pila, así como en el centro de la carga. Si para mayor facilidad en la introducción y extracción de las sondas se practicasen en la madera orificios de mayor diámetro que los de las sondas, será necesario proceder a su sellado externo mediante el empleo de un producto adecuado que impida la entrada de aire.

Para que un tratamiento sea considerado como válido será necesario que ninguna de las sondas registre, en ningún momento, temperaturas inferiores a 56 °C durante un intervalo continuado de tiempo de 30 minutos.

Se admitirá una colocación distinta de las sondas siempre que se acredite que la nueva disposición adoptada permite asegurar un mejor cumplimiento de la orden.

Las temperaturas mínimas a alcanzar serán las estipuladas más el error sistemático de medida que se registre en el último proceso de verificación.

Podrán existir diversas fuentes de energía o procesos idóneos para alcanzar estos parámetros como el secado en estufa, la impregnación química a presión inducida mediante calor, las microondas y otros tratamientos, los cuales podrán considerarse como tratamientos térmicos siempre que se ajusten a los parámetros para tratamiento térmico especificados en esta norma.

Las instalaciones contarán con los medios suficientes para garantizar la diferenciación física entre materiales tratados y no tratados.

2. Libro de registro y documentación. Existirá un libro de registro de las operaciones de tratamiento efectuadas. Éste contendrá los datos de las operaciones, fecha de tratamiento, registros de temperatura y tiempo, con indicación de los números identificativos del lote, descripción del mismo (madera aserrada, palés, cajas, ...), número de piezas, medidas, volumen de madera en m3 y marcado en su caso, así como de todas las paradas debidas a averías o a operaciones efectuadas sobre los sistemas de medida.

El libro de registro podrá estar informatizado siempre que exista un sistema de copias de seguridad que evite el riesgo de pérdida de los citados registros. Se conservará al menos cinco años.

Asimismo, se deberá estar en posesión de los albaranes, facturas u otra documentación que permita comprobar el tratamiento recibido por el material de madera, y se conservarán al menos cinco años. En el libro de registro se hará referencia a esta documentación.

3. Verificación de sondas. Las sondas de temperatura deberán ser verificadas cada seis meses por empresa u organismo especializado o directamente por técnicos del establecimiento siguiendo para ello protocolos específicos internos desarrollados al efecto.

Asimismo, tras cada reparación del sistema de medida será necesario efectuar una verificación de su correcto funcionamiento.

La verificación de las sondas se realizará a 56 °C (± 2 °C). Se efectuará mediante la comparación de las medidas efectuadas por el equipo con la registrada por otro equipo patrón específicamente destinado al efecto. En el caso de realizarse la verificación de las sondas de manera interna el equipo patrón deberá ser calibrado externamente cada dos años por un organismo especializado. Se considerará que la medida es correcta si la diferencia entre la media de cinco medidas, tomadas de forma independiente a intervalos mínimos entre medidas de cinco minutos, y el valor del equipo patrón (error sistemático de medida) no difiriese más de un 1%.

La entidad dispondrá del protocolo correspondiente y guardará copia durante cinco años de todos los informes de las verificaciones efectuadas sobre las sondas.

4. Trazabilidad. En todo momento, la empresa participante dispondrá de los medios que garanticen la trazabilidad del proceso y de la documentación para la aplicación de las exigencias establecidas en la presente Orden.

El tratamiento debería darse antes de que se aplique la marca, con el fin de evitar que la exhiba el embalaje de madera que haya recibido un tratamiento insuficiente o incorrecto.

A nivel documental debe incluirse en el albarán, factura o documentación la fecha de realización del tratamiento o el número de lote.

En el caso de que los haces del material de madera estén embalados, utilizarán una etiqueta, en la que se incluirá el numero de registro, grapada o pegada en el haz de madera. En caso contrario, todas y cada una de las unidades del envío deberán ir debidamente identificadas. Se recomienda que el número de registro vaya acompañado de un número de lote o una fecha de fabricación o tratamiento que permita asegurar la trazabilidad del proceso.

Sección C. Subcontratación del tratamiento térmico o adquisición de madera tratada térmicamente (HT) o con bromuro de metilo (MB).

1. Documentación. Los operadores que subcontraten el tratamiento térmico o adquieran madera tratada térmicamente o con bromuro de metilo estarán en posesión de la siguiente documentación:

  • Albaranes, facturas u otra documentación emitida por la empresa de tratamiento que permita comprobar el tratamiento recibido por el material de madera.

  • Albaranes o facturas de venta de embalajes tratados y marcados en los que se especifique el tratamiento recibido para su diferenciación del embalaje no tratado y se conservarán al menos cinco años.

2. Trazabilidad. En todo momento, la empresa participante dispondrá de los medios que garanticen la trazabilidad del proceso de fabricación o reciclado o reparación de embalajes a que hace referencia esta orden. Deberá quedar constancia documental de que todos los embalajes expedidos por la empresa, se han elaborado empleando únicamente madera tratada o bien, que si dichos embalajes se han elaborado a partir de madera sin tratar, han recibido un tratamiento térmico posterior de acuerdo con lo establecido en la presente Orden.

3. Libro de registro. Se llevará un libro de registro de los embalajes puestos en circulación de acuerdo con lo establecido en esta orden, fabricados, reciclados o reparados que contendrá al menos los siguientes datos: identificación de la partida, cliente, fecha de expedición, material (tipo y dimensiones), cantidad (unidades y volumen de madera en m3) y datos del tratamiento (empresa que lo ha realizado, tipo HT/MB y documento de referencia).

El libro de registro deberá incluir la entidad que efectúe el marcado del embalaje.

El libro de registro podrá estar informatizado siempre que exista un sistema de copias de seguridad que evite el riesgo de pérdida de los citados registros. Se conservará al menos cinco años.

4. Instalaciones. Las instalaciones contarán con los medios suficientes para garantizar la diferenciación física entre materiales tratados y no tratados, tanto de la materia prima como del producto terminado.

ANEXO II.
Modelo de solicitud de autorización de operadores de embalajes de madera y de marcado de los embalajes de madera, conforme a la Norma NIMF nº 15.

ANEXO III.
Marcas establecidas para el marcado de acuerdo con la Norma NIMF 15.

Sección A. La marca.

La marca utilizada para certificar que el material de embalaje de madera que la porta ha sido sometido a un tratamiento aprobado, deberá incluir necesariamente los siguientes elementos:

El símbolo, que debe aparecer a la izquierda de los otros elementos, y será uno de los ofrecidos en este anexo a modo de ejemplo, o similar.

El código ISO de España, formado por las letras ES seguidas del código de la provincia (CP), relacionados en el apéndice de este anexo, y del número de registro (0000) asignado por la Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos al operador del material de embalaje de madera que ostente la responsabilidad de asegurar que la madera puede ser utilizada y está correctamente marcada. Ambos códigos deben separarse con un guión.

El código del tratamiento (YY). Este debe aparecer en una línea distinta de la de los códigos mencionados anteriormente o bien separado de estos por un guión, en caso de que aparezca en la misma línea. Código HT en el caso de que el material de madera haya recibido un tratamiento de calor, y código MB en el caso de adquisición de madera tratada con bromuro de metilo.

Las marcas deben ser conformes a los modelos mostrados en este anexo, legibles, indelebles y no transferibles, deberán estar ubicadas en un lugar bien visible, preferentemente al menos sobre dos lados opuestos del producto tratado.

El tamaño, los tipos de letra y la posición de la marca podrán variar, dentro de lo permitido por esta Orden, pero su tamaño debe ser suficiente para que resulte visible y legible a los inspectores sin necesidad de una ayuda visual.

Debe tener forma rectangular o cuadrada y estar contenida dentro de un borde con una línea vertical que separe el símbolo de los elementos del código.

Para facilitar el uso de una plantilla se podrán admitir la presencia de espacios vacíos pequeños en el borde y la línea vertical, así como en otras partes de los elementos que componen la marca.

No habrá otro tipo de información dentro del borde de la marca.

Las entidades autorizadas a marcar los embalajes de madera destinados a la exportación pueden, a su discreción, añadir dos números de referencia o cualquier otra información utilizable para identificar los lotes específicos. Dicha información podrá figurar cerca del borde de la marca, pero fuera de él.

No se utilizarán colores rojos o naranjas, ya que son empleados en el etiquetado de sustancias peligrosas.

Los siguientes ejemplos muestran algunas variantes aceptadas de los elementos necesarios de la marca que se utiliza para certificar que el embalaje de madera que exhiba dicha marca se ha sometidos a un tratamiento aprobado.

Ejemplo 1

Ejemplo 2

Ejemplo 3 (representa una posible marca de bordes y esquinas redondeadas)

Ejemplo 4 (representa una posible marca aplicada mediante plantilla; podrá haber pequeños espacios vacíos en el borde, en la línea vertical, y en otras partes de los elementos que componen la marca)

Ejemplo 5

Ejemplo 6

Sección B. Aplicación de la marca.

En un embalaje de madera fabricado con madera que ha recibido tratamiento y con madera procesada (cuando el elemento procesado no requiera tratamiento) se permitirá que la marca aparezca en los elementos de madera procesada para asegurar que se encuentre en un lugar visible y sea de buen tamaño. Esto se permitirá solo para la aplicación de la marca a unidades compuestas.

No se llevará a cabo cesión alguna de la marca a terceros para su aplicación por éstos, salvo en aquellos casos en que, en atención a las circunstancias de mercado u otras concurrentes, así se autorice expresamente por la Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos, debiendo indicarse en el libro de registro la fecha de dicha autorización y la entidad que efectúe el marcado.

1. Madera de estiba. Toda la madera de estiba que se utilice para fijar o apoyar los productos debe haber recibido tratamiento para poder exhibir la marca que se describe en este anexo, que deberá ser clara y legible.

2. Embalaje reutilizado. Es aquél que no ha sido reparado, reciclado o alterado de alguna forma. Todo el embalaje reutilizado debe haber recibido tratamiento para poder exhibir la marca que se describe en este anexo, que deberá ser clara y legible.

Cuando se trate de una unidad de embalaje de madera que ha recibido tratamiento y se ha marcado en conformidad con esta norma y no ha sido reparada, reciclada o alterada de alguna otra forma, no será necesario que reciba nuevo tratamiento o marcado durante su vida útil.

No será necesario someter a nuevo tratamiento ni volver a marcar el material que ha sufrido ya un tratamiento conforme a la normativa anteriormente vigente.

3. Embalaje reparado. Es aquél del que se han quitado y reemplazado hasta un tercio aproximadamente de sus elementos. Todos los componentes del embalaje reparado deben haber recibido tratamiento para poder exhibir la marca que se describe en este anexo, que deberá ser clara y legible.

Si se utiliza madera tratada para la reparación de un embalaje, cada componente añadido debe llevar la marca en conformidad con esta norma.

El número de marcas distintas que pueden aparecer en cada unidad de embalaje de madera, una vez efectuada la reparación, queda limitado a dos.

Si la unidad de embalaje de madera presenta dos o más marcas distintas antes de efectuar la reparación, o si ésta se ha efectuado con madera no tratada, el embalaje de madera reparado deberá recibir tratamiento nuevamente y toda marca aplicada antes debe obliterarse en forma permanente (por ejemplo, cubriéndose con pintura o esmerilándose). Después del nuevo tratamiento debe aplicarse otra vez la marca en conformidad con esta norma.

4. Embalaje reciclado. Es aquél en el que se reemplaza más de un tercio aproximadamente de los componentes de la unidad. En el embalaje de madera reciclado debe obliterarse en forma permanente toda aplicación anterior de la marca (por ejemplo, cubriéndola con pintura o esmerilándola).

El embalaje de madera reciclado debe recibir tratamiento nuevamente y luego debe aplicarse otra vez la marca en conformidad con esta norma.

Códigos de las provincias

CP Provincia CP Provincia
01 Álava. 27 Lugo.
02 Albacete. 28 Madrid.
03 Alicante. 29 Málaga.
04 Almería. 30 Murcia.
05 Ávila. 31 Navarra.
06 Badajoz. 32 Ourense.
07 Illes Balears. 33 Asturias.
08 Barcelona. 34 Palencia.
09 Burgos. 35 Palmas, Las.
10 Cáceres. 36 Pontevedra.
11 Cádiz. 37 Salamanca.
12 Castellón de la Plana. 38 Sta. Cruz de Tenerife.
13 Ciudad Real. 39 Cantabria.
14 Córdoba. 40 Segovia.
15 Coruña, A. 41 Sevilla.
16 Cuenca. 42 Soria.
17 Girona. 43 Tarragona.
18 Granada. 44 Teruel.
19 Guadalajara. 45 Toledo.
20 Guipúzcoa. 46 Valencia.
21 Huelva. 47 Valladolid.
22 Huesca. 48 Vizcaya.
23 Jaén. 49 Zamora.
24 León. 50 Zaragoza.
25 Lleida. 51 Ceuta.
26 Rioja, La. 52 Melilla.

ANEXO IV.
Clasificación de deficiencias.

A. Se consideran deficiencias leves las siguientes:

A1. Tratamientos HT.

A11. Libro registro HT incompleto.

A111. Libro registro HT con información incompleta.

A112. Libro registro HT no refleja todas las operaciones.

A12. Deficiencias en documentación.

A121. Ausencia de protocolo de verificación de sondas HT o protocolo incompleto o incorrecto.

A122. Ausencia de informe de verificación de sondas HT o informe incompleto.

A123. Ausencia de ficha técnica del secadero o con información incompleta.

A124. Ausencia de informe de calibración.

A13. Deficiencias en registro automatizado.

A131. Imposibilidad de comprobar datos de temperatura en tratamiento HT.

A132. Imposibilidad de comprobar datos de tiempo en tratamiento HT.

A133. Imposibilidad de comprobar frecuencia de toma de datos en tratamiento HT.

A134. Frecuencia de toma de datos menor a lo exigido en tratamiento HT.

A2. Subcontratación de tratamiento o adquisición de madera tratada térmicamente o con bromuro de metilo.

A21. Libro registro incompleto.

A211. Libro registro con información incompleta.

A212. Libro registro no refleja todas las operaciones.

A3. General.

A31. Documentación incompleta.

A311. Ausencia de diferenciación documental de materia prima.

A312. Ausencia de diferenciación documental de producto terminado.

A32. Almacenamiento incorrecto.

A321. Ausencia de diferenciación física en el almacenamiento de la materia prima.

A322. Ausencia de diferenciación física en el almacenamiento del producto terminado.

A323. Materia prima tratada no identificada correctamente.

A324. Producto terminado tratado no identificado correctamente.

A33. Deficiencias en marcado.

A331. Marca en lugar no visible.

A34. Cambio no comunicado.

B. Se consideran deficiencias graves las siguientes:

B1. Tratamientos HT.

B11. Ausencia de libro registro HT o imposibilidad de comprobación de su comprobación.

B12. Ausencia de registros específicos de tratamiento HT.

B13. Registros con incumplimiento de parámetros de tratamiento HT.

B131. Registros con temperatura de tratamiento HT inferior a lo establecido en la Orden.

B132. Registros con tiempo de tratamiento HT inferior a lo especificado en la Orden.

B14. Deficiencias en aplicación de tratamiento HT.

B141. Ausencia o incorrecto enristrelado de madera en tratamiento HT.

B142. Ausencia de hermeticidad en la instalación de tratamiento HT.

B15. Número insuficiente de sondas.

B16. Colocación incorrecta de sondas.

B17. Deficiencias en verificación de sondas.

B171. Sondas HT no verificadas.

B172. Frecuencia de verificación inferior a lo exigido.

B173. Rango de medidas de verificación de las sondas inadecuado.

B18. Ausencia de trazabilidad en el tratamiento HT.

B2. Subcontratación de tratamiento o adquisición de madera tratada térmicamente o con bromuro de metilo.

B21. Ausencia de libro registro o imposibilidad de su comprobación.

B22. Ausencia de documentación específica de subcontratación de tratamiento o adquisición de madera tratada o imposibilidad de su comprobación.

B23. Ausencia de trazabilidad.

B3. General.

B31. Deficiencias de marcado.

B311. Marca ilegible.

B312. Marca con tinta no indeleble.

B313. Marca no conforme al modelo oficial vigente.

B314. Marcado de embalaje que presente dos o más marcas distintas anteriores.

B315. Marcado incorrecto.

B32. Ausencia de sistema de copias de seguridad eficiente.

B33. Acumulación de deficiencias leves.

B34. Reiteración en deficiencias leves del año anterior.

B35. Materia prima tratada no identificada.

B36. Producto terminado tratado no identificado.

B37. Ausencia de documentación.

C. Se consideran deficiencias muy graves las siguientes:

C1. Tratamientos HT.

C11. Ausencia de registros de tratamiento HT.

C12. Parámetros de tratamiento HT incorrectos.

C121. Temperatura de tratamiento HT inferior a lo establecido en la Orden.

C122. Tiempo de tratamiento HT inferior a lo establecido en la Orden.

C13. Carencia de registro automatizado en tratamiento HT.

C2. Subcontratación de tratamientos o adquisición de madera tratada.

C21. Ausencia de documentación de tratamiento.

C22. Subcontratación del tratamiento o adquisición de madera tratada a empresa no registrada.

C3. General.

C31. Presencia de corteza en los embalajes en una cantidad superior a lo establecido.

C32. Acumulación de deficiencias graves.

C33. Reiteración en deficiencias graves del año anterior.

C34. Interceptación.

C35. Quebrantamiento de la suspensión cautelar.

C36. Cesión no autorizada de la marca a terceros.

C37. Utilización de la marca de otro operador.

ORDEN APA/3290/2007, de 12 de noviembre, por la que se establece la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países y el procedimiento administrativo de autorización
Notas:
Artículo 1; Anexos I, II, III y IV:
Redacción según Orden ARM/2213/2010, de 30 de julio, por la que se modifica la Orden APA/3290/2007, de 12 de noviembre, por la que se establece la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países y el procedimiento administrativo de autorización.
Artículo 2 (apdos. k, l y m):
Eliminado por Orden ARM/2213/2010, de 30 de julio, por la que se modifica la Orden APA/3290/2007, de 12 de noviembre, por la que se establece la norma técnica fitosanitaria que deben cumplir los embalajes de madera utilizados en el comercio con terceros países y el procedimiento administrativo de autorización.
Anexo II:
Anexo omitido por tratarse de modelo. Puede consultarse en BOE. núm. 194, de 11 de agosto de 2010.