Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
DIRECTIVA 97/66/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 15 de diciembre de 1997 relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las telecomunicaciones
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
97/66/CE
Boletín Oficial :
BOE 24/1
Fecha Disposición :
15/12/1997
Fecha Publicación :
30/01/1998
Órgano Emisor :
COMUNIDADES EUROPEAS
DIRECTIVA 97/66/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 15 de diciembre de 1997 relativa al tratamiento de los datos personales y a la protecció n de la intimidad en el sector de las telecomunicaciones

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓ N EUROPEA,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 100 A,

Vista la propuesta de la Comisió n (1),

Visto el dictamen del Comité Econó mico y Social (2),

De conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 189 B del Tratato (3), a la vista del texto con- junto aprobado el 6 de noviembre de 1997 por el Comité de conciliació n,

(1) Considerando que la Directiva 95/46/CE del Parla- mento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 1995, relativa a la protecció n de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de los datos personales y a la libre circulació n de estos datos (4) insta a los Estados miembros a garantizar los derechos y libertades de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de los datos personales y, en especial, su derecho a la intimidad, de forma que los datos personales puedan circular libremente en la Comunidad;

(2) Considerando que la confidencialidad de las comu- nicaciones está garantizada de conformidad con los instrumentos internacionales relativos a los dere- chos humanos (especialmente el Convenio europeo para la protecció n de los derechos humanos y de las libertades fundamentales) y las constituciones de los Estados miembros;

(3) Considerando que en la actualidad está n apare- ciendo en la Comunidad Europea nuevas redes digitales pú blicas avanzadas de telecomunicació n que crean necesidades específicas en materia de protecció n de datos personales y de la intimidad de los usuarios; que el desarrollo de la sociedad de la informació n se caracteriza por la introducció n de nuevos servicios de telecomunicació n; que el de- sarrollo transfronterizo de estos servicios, como el vídeo por pedido o la televisió n interactiva, depende en parte de la confianza de los usuarios en que no se pondrá en peligro su intimidad;

(4) Considerando que esto está ocurriendo en especial con la introducció n de la red digital de servicios integrados (RDSI) y las redes mó viles digitales;

(5) Considerando que, en su Resolució n, de 30 de junio de 1988, sobre el desarrollo del mercado comú n de los servicios y equipos de telecomunica- ció n en el horizonte de 1992 (5), el Consejo preconi- zó la adopció n de medidas de protecció n de los datos personales con objeto de crear un marco adecuado para el futuro desarrollo de las telecomu- nicaciones dentro de la Comunidad; que el Consejo volvió a subrayar la importancia de la protecció n de los datos personales y de la intimidad en su Resolució n, de 18 de julio de 1989, sobre una mayor coordinació n en la introducció n de la Red Digital de Servicios Integrados (RDSI) en la Comu- nidad Europea para 1992 (6);

(6) Considerando que el Parlamento Europeo subrayó la importancia de proteger los datos personales y la intimidad en las redes de telecomunicació n, espe- cialmente en relació n con la introducció n de la RDSI;

(7) Considerando que, en el caso de las redes pú blicas de telecomunicació n, deben elaborarse disposiciones legales, reglamentarias y té cnicas específicas con objeto de proteger los derechos y libertades funda- mentales de las personas físicas y los intereses legítimos de las personas jurídicas, en particular frente a los riesgos crecientes derivados del almace- namiento y el tratamiento informá tico de datos relativos a abonados y usuarios;

(8) Considerando que las disposiciones legales, regla- mentarias y té cnicas adoptadas por los Estados miembros para proteger los datos personales, la intimidad y los intereses legítimos de las personas jurídicas, en el sector de la telecomunicació n, deben armonizarse a fin de evitar obstá culos para el mercado interior de las telecomunicaciones de con- formidad con el objetivo establecido en el artícu- lo 7 A del Tratado; que una armonizació n se limitará a los requisitos necesarios para garantizar que no se obstaculice la promoció n y el desarrollo de nuevos servicios de telecomunicació n y nuevas redes entre Estados miembros;

(9) Considerando que los Estados miembros, los pro- veedores y los usuarios afectados y las instancias comunitarias competentes deberían cooperar para el establecimiento y el desarrollo de las tecnologías pertinentes siempre que ello sea necesario para aplicar las garantías previstas por las disposiciones de la presente Directiva;

(10) Considerando que estos nuevos servicios incluyen la televisió n interactiva y el vídeo por pedido;

(11) Considerando que en el sector de las telecomunica- ciones se aplica la Directiva 95/46/CE, para todas las cuestiones relativas a la protecció n de los dere- chos y libertades fundamentales que no está n cubiertas de forma específica por las disposiciones de la presente Directiva, incluidas las obligaciones del controlador y los derechos de las personas; que la Directiva 95/46/CE se aplica a los servicios de telecomunicaciones que no está n disponibles para el pú blico;

(12) Considerando que la presente Directiva no aborda cuestiones en materia de protecció n de los derechos y libertades fundamentales relacionadas con activi- dades no regidas por la legislació n comunitaria, de manera semejante a lo que dispone el artículo 3 de la Directiva 95/46/CE; que corresponde a los Esta- dos miembros adoptar las medidas que consideren necesarias para la protecció n de la defensa de la seguridad pú blica, la seguridad del Estado (incluido el bienestar econó mico del Estado cuando las activi- dades tengan relació n con asuntos de seguridad del Estado) y la aplicació n del Derecho penal; que la presente Directiva no afectará a la capacidad de los Estados miembros a interceptar legalmente las tele- comunicaciones para cualquiera de estos fines;

(13) Considerando que los abonados de un servicio pú blico de telecomunicació n pueden ser personas físicas o jurídicas; que las disposiciones de la presente Directiva está n destinadas a proteger, como complemento de la Directiva 95/46/CE, los dere- chos fundamentales de las personas físicas y, en particular, su derecho a la intimidad, así como los intereses legítimos de las personas jurídicas; que dichas disposiciones no podrá n en caso alguno conllevar una obligació n por parte de los Estados miembros de extender la aplicació n de la Directiva 95/46/CE a la protecció n de los intereses legítimos de las personas jurídicas; que dicha protecció n está garantizada en el marco de la legislació n comunita- ria y nacional aplicable;

(14) Considerando que la aplicació n de determinadas exigencias relativas a la presentació n y a la limita- ció n de la identificació n de la línea llamante y de la línea conectada y a la presentació n automá tica a las líneas de abonado conectadas a centrales analó gicas no debe ser obligatoria en aquellos casos particula- res en los que dicha aplicació n resulte imposible té cnicamente, o en los que requiera un esfuerzo econó mico desproporcionado; que es importante que las partes interesadas sean informadas de dichos casos, y que los Estados miembros deben notificarlos a la Comisió n;

(15) Considerando que los proveedores de servicios deben tomar las medidas adecuadas para salvaguar- dar la seguridad de sus servicios, en su caso en conjunció n con el proveedor de la red, e informar a los abonados de todo riesgo concreto de violació n de la seguridad de la red; que la seguridad se valora a la luz de lo dispuesto en el artículo 17 de la Directiva 95/46/CE;

(16) Considerando que deben adoptarse medidas para evitar el acceso no autorizado a las comunicaciones a fin de proteger la confidencialidad de las mismas por medio de las redes pú blicas de telecomunicacio- nes y de servicios de telecomunicaciones a disposi- ció n pú blica; que la legislació n nacional de algunos Estados miembros prohíbe solamente el acceso intencionado no autorizado a las comunicaciones;

(17) Considerando que los datos relativos a los abona- dos utilizados para el establecimiento de llamadas contienen informació n sobre la vida privada de las personas físicas y atañ en a su derecho de respeto a la correspondencia, o afectan a los intereses legíti- mos de las personas jurídicas; que dichos datos só lo podrá n almacenarse en la medida en que resulten necesarios para la prestació n del servicio, para fines de facturació n y para los pagos de interconexió n, durante un período limitado; que cualquier trata- miento que el proveedor del servicio pú blico de telecomunicació n pretenda llevar a cabo para la prospecció n de sus propios servicios de telecomuni- caciones só lo puede permitirse si el abonado ha manifestado su acuerdo sobre la base de una infor- mació n plena y exacta facilitada por el proveedor de servicios pú blicos de telecomunicaciones acerca del tipo de tratamiento que pretende llevar a cabo;

(18) Considerando que la introducció n de facturas des- glosadas ha mejorado las posibilidades para que el abonado pueda verificar que las tarifas aplicadas por el proveedor del servicio son correctas y que, al mismo tiempo, puede poner en peligro la intimidad de los usuarios de servicios pú blicos de telecomuni- caciones; que por consiguiente, a fin de proteger la intimidad de los usuarios, los Estados miembros deben fomentar el desarrollo de opciones de servi- cios de telecomunicaciones, como posibilidades de pago que permitan el acceso anó nimo o estricta- mente privado a travé s del pago con tarjetas de cré dito; considerando que los Estados miembros tambié n podrá n exigir, con el mismo fin, que se suprima un determinado nú mero de ciftas de los nú meros a los que se haya llamado y mencionados en las facturas desglosadas;

(19) Considerando que es necesario, por lo que respecta a la identificació n del nú mero de la línea llamante, proteger el derecho del interlocutor que efectú a la llamada a reservarse la identificació n de la línea desde la que realiza dicha llamada y el derecho del interlocutor llamado a rechazar llamadas de líneas no identificadas; que está justificado anular la eli- minació n de la presentació n de la identificació n de la línea llamante en casos particulares; que determi- nados abonados, en particular las líneas de auxilio y otras organizaciones similares, tienen interé s en garantizar el anonimato de sus interlocutores; que es necesario, por lo que respecta a la identificació n de la línea conectada, proteger el derecho y el interé s legítimos de la persona llamada a impedir la presentació n de la identificació n de la línea a la que la persona que llama está conectada realmente, en particular en el caso de los servicios de desvío de llamadas; que los proveedores de los servicios pú blicos de telecomunicaciones debe informar a sus abonados de la existencia de la identificació n de líneas llamantes y conectadas en la red y de todos los servicios ofrecidos sobre la base de la identifica- ció n de las líneas llamantes y conectadas y sobre las opciones de confidencialidad disponibles; que esto permitirá a los abonados llevar a cabo una elecció n informada sobre las posibilidades de confidenciali- dad que deseen utilizar; que las opciones de confi- dencialidad ofrecidas caso por caso no tienen que estar disponibles necesariamente como servicio de la red automá tica, pero pueden obtenerse mediante simple solicitud al proveedor del servicio pú blico de telecomunicaciones;

(20) Considerando que deben ofrecerse garantías a los abonados contra las molestias que puedan causar las llamadas desviadas automá ticamente por otros; que en tales casos los abonados deben poder dete- ner las llamadas desviadas hacia sus terminales mediante simple solicitud al proveedor de servicios pú blicos de telecomunicaciones;

(21) Considerando que las guías son ampliamente divul- gadas y accesibles al pú blico; que el derecho a la intimidad de las personas físicas y el interé s legíti- mo de las personas jurídicas exigen que los abona- dos puedan decidir en qué medida se publican sus datos personales en dichas guías; que los Estados miembros podrá n reservar esta posibilidad a los abonados que son personas físicas;

(22) Considerando que deben ofrecerse garantías a los abonados contra la intrusió n en su intimidad mediante llamadas no solicitadas y por fax; que los Estados miembros podrá n reservar estas proteccio- nes a los abonados que son personas físicas;

(23) Considerando que debe garantizarse la armoniza- ció n en la introducció n de características té cnicas de equipos de telecomunicació n para la protecció n de datos, a fin de que sea compatible con la realizació n del mercado interior;

(24) Considerando, en particular, y de forma similar a lo establecido en el artículo 13 de la Directiva 95/46/CE, que los Estados miembros pueden res- tringir el á mbito de las obligaciones y los derechos de los abonados en determinadas circunstancias, por ejemplo, garantizando que el proveedor del servicio pú blico de telecomunicaciones podrá anu- lar la eliminació n de la presentació n de la identifi- cació n de la línea llamante de conformidad con la legislació n nacional a efecto de evitar o detectar delitos o por razones de seguridad del Estado;

(25) Considerando que, en los casos en que no se respeten los derechos de los usuarios y abonados, el Derecho nacional debe prever vías de recurso judi- ciales; que deben imponerse sanciones a aquellas personas, ya sean de derecho pú blico o privado, que incumplan las medidas nacionales adoptadas en virtud de la presente Directiva;

(26) Considerando que resulta ú til en el á mbito de aplicació n de la presente Directiva aprovechar las experiencias del Grupo de protecció n de las perso- nas en lo que respecta al tratamiento de datos personales, formado por representantes de las auto- ridades competentes de los Estados miembros, creado por el artículo 29 de la Directiva 95/46/ CE;

(27) Considerando que, en vista de los desarrollos tec- noló gicos y de la evolució n que se espera de los servicios ofrecidos, será necesario especificar té cni- camente las categorías de datos enumeradas en el anexo de la presente Directiva para la aplicació n de su artículo 6, con la asistencia del Comité formado por representantes de los Estados miembros y creado por el artículo 31 de la Directiva 95/46/CE, a fin de garantizar una aplicació n coherente de los requisitos que establece la presente Directiva, inde- pendientemente de los cambios de la tecnología; que este procedimiento se aplicará ú nicamente a las especificaciones necesarias para adaptar el anexo a nuevos avances tecnoló gicos teniendo en cuenta los cambios en la demanda del mercado y de los consumidores; que la Comisió n deberá informar debidamente al Parlamento Europeo de su inten- ció n de aplicar este procedimiento; que en cualquier otro caso se aplicará el procedimiento establecido en el artículo 100 A del Tratado;

(28) Considerando que, para facilitar el cumplimiento de lo dispuesto en la presente Directiva, son necesa- rias determinadas disposiciones particulares para el tratamiento de datos ya iniciado en la fecha en que entre en vigor la legislació n nacional de aplicació n de la presente Directiva,

HAN ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Artículo 1

Objeto y ámbito de aplicación

1. La presente Directiva establece la armonizació n de las disposiciones de los Estados miembros necesarias para garantizar un nivel equivalente de protecció n de las libertades y de los derechos fundamentales y, en particu- lar, del derecho a la intimidad, en lo que respecta al tratamiento de los datos personales en el sector de las telecomunicaciones, así como la libre circulació n de tales datos y de los equipos y servicios de telecomunicació n en la Comunidad.

2. A los efectos mencionados en el apartado 1, las disposiciones de la presente Directiva especificará n y completará n la Directiva 95/46/CE. Ademá s, protegerá n los intereses legítimos de los abonados que sean personas jurídicas.

3. La presente Directiva no se aplicará a las activida- des no comprendidas en el á mbito de aplicació n del Derecho comunitario, como las previstas por las disposi- ciones de los títulos V y VI del Tratado de la Unió n Europea y, en cualquier caso, a las actividades que tengan por objeto la seguridad pú blica, la defensa, la seguridad del Estado (incluido el bienestar econó mico del Estado cuando dichas actividades esté n relacionadas con la segu- ridad del Estado) y a las actividades del Estado en materia penal.

Artículo 2

Definiciones

A los efectos de la presente Directiva y ademá s de las definiciones recogidas en la Directiva 95/46/CE, se enten- derá por:

a) «abonado»: la persona física o jurídica que sea parte en un contrato con el proveedor en un servicio pú blico de telecomunicaciones para la prestació n de tales servicios;

b) «usuario»: la persona que utiliza un servicio pú blico de telecomunicació n con fines privados o comerciales, aunque no haya contratado dicho servicio;

c) «red pú blica de telecomunicació n»: los sistemas de transmisió n y, cuando proceda, los equipos de con- mutació n y otros recursos que permiten la transmi- sió n de señ ales entre puntos de terminació n definidos por cable, por medios radioelé ctricos, por medios ó pticos o por otros medios electromagné ticos que se utilizan, total o parcialmente, para la prestació n de servicios pú blicos de telecomunicació n;

d) «servicio de telecomunicació n»: un servicio cuya pres- tació n consiste total o parcialmente en la transmisió n y el envío de señ ales a travé s de redes de telecomuni- cació n, excepció n hecha de la radiodifusió n sonora y de la televisió n.

Artículo 3

Servicios regulados

1. La presente Directiva se aplicará al tratamiento de datos personales en relació n con la prestació n de servicios pú blicos de telecomunicació n en las redes pú blicas de telecomunicació n en la Comunidad y, especialmente, a travé s de la red digital de servicios integrados (RDSI) y las redes mó viles digitales pú blicas.

2. Los artículos 8, 9 y 10 se aplicará n a las líneas de abonado conectadas a centrales digitales y, siempre y cuando sea té cnicamente posible y no exija un esfuerzo econó mico desproporcionado, a las líneas de abonado conectadas a centrales analó gicas.

3. Los Estados miembros notificará n a la Comisió n aquellos casos en los que no sea posible té cnicamente cumplir los requisitos de los artículos 8, 9 y 10, o que exijan una inversió n desproporcionada para ello.

Artículo 4

Seguridad

1. El proveedor de un servicio pú blico de telecomuni- cació n deberá adoptar las medidas té cnicas y de gestió n adecuadas para preservar la seguridad de sus servicios, de ser necesario en colaboració n con el proveedor de la red pú blica de telecomunicació n por lo que respecta a la seguridad de la red. Considerando las té cnicas má s avan- zadas y el coste de su aplicació n, dichas medidas garanti- zará n un nivel de seguridad adecuado para el riesgo existente.

2. En caso de que exista un riesgo concreto de viola- ció n de la seguridad de la red, el proveedor de un servicio pú blico de telecomunicació n deberá informar a los abo- nados sobre dicho riesgo y sobre las posibles soluciones, incluidos los costes necesarios.

Artículo 5

Confidencialidad de las comunicaciones

1. Los Estados miembros garantizará n, mediante nor- mas nacionales, la confidencialidad de las comunicaciones realizadas a travé s de las redes pú blicas de telecomunica- ció n y de los servicios de telecomunicació n accesibles al pú blico. En particular, prohibirá n la escucha, la graba- ció n, el almacenamiento u otros tipos de interceptació n o vigilancia de las comunicaciones por personas distintas de los usuarios, sin el consentimiento de los usuarios intere- sados, salvo cuando esté autorizada legalmente, de con- formidad con el apartado 1 del artículo 14.

2. El apartado 1 no se aplicará a las grabaciones legalmente autorizadas de comunicaciones en el marco de una prá ctica comercial lícita destinada a aportar pruebas de una transacció n comercial o de cualquier otra comuni- cació n comercial.

Artículo 6

Trá fico y facturación

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados 2, 3 y
4, los datos sobre trá fico relacionados con los usuarios y abonados tratados para establecer comunicaciones y almacenados por el proveedor de una red o servicio pú blico de telecomunicació n deberá n destruirse o hacerse anó nimos en cuanto termine la comunicació n.

2. A los efectos de la facturació n de los usuarios y de los pagos de las interconexiones, podrá n ser tratados los datos indicados en el anexo. Se autorizará este trata- miento ú nicamente hasta la expiració n del plazo durante el cual pueda impugnarse legalmente la factura o exigirse el pago.

3. El proveedor de un servicio pú blico de telecomuni- cació n podrá tratar los datos a que se hace referencia en el apartado 2 para la promoció n comercial de sus propios servicios de telecomunicació n siempre y cuando el abo- nado haya dado su consentimiento.

4. El tratamiento de los datos de trá fico y facturació n deberá limitarse a las personas que actú en bajo las ó rdenes del proveedor de la red o del servicio pú blico de telecomunicació n que se ocupe de la gestió n de la factura- ció n o del trá fico, de las solicitudes de informació n de los clientes y de la detecció n de fraudes y promoció n comer- cial de los propios servicios del proveedor, y deberá limitarse a lo necesario para realizar tales actividades.

5. Los apartados 1, 2, 3 y 4 se aplicará n sin perjuicio de la posibilidad de que las autoridades competentes sean informadas de los datos sobre facturació n o trá fico con arreglo a la legislació n aplicable, con vistas a resolver litigios, en particular los litigios relativos a la intercone- xió n o a la facturació n.

Artículo 7

Facturació n desglosada

1. Los abonados tendrá n el derecho a recibir facturas no desglosadas.

2. Los Estados miembros aplicará n las disposiciones nacionales a fin de reconciliar los derechos de los abona- dos que reciban facturas desglosadas con el derecho a la intimidad de los usuarios que efectú en llamadas y de los abonados que reciban llamadas, por ejemplo, garanti- zando que dichos usuarios y abonados dispongan de suficientes otras modalidades de comunicació n o de pago.

Artículo 8

Presentació n y limitació n de la identificació n de la línea llamante y conectada

1. Cuando se ofrezca la posibilidad de presentar la identificació n de la líneas llamante, el usuario que origine la llamada deberá poder suprimir en cada llamada, mediante un procedimiento sencillo y gratuito, la identifi- cació n de la línea llamante. El abonado que origine la llamada deberá tener esta posibilidad por línea.

2. Cuando se ofrezca la posibilidad de presentar la identificació n de la línea llamante, el abonado que reciba la llamada deberá tener la posibilidad, mediante un procedimiento sencillo y gratuito siempre que haga un uso correcto de esta funció n, de impedir la presentació n de la identificació n de la línea llamante en las llamadas entrantes.

3. Cuando se ofrezca la posibilidad de presentar la identificació n de la línea llamante y é sta se presente con anterioridad a que se establezca la llamada, el abonado que reciba la llamada deberá tener la posibilidad, mediante un procedimiento sencillo, de rechazar las lla- madas entrantes procedentes de usuarios o abonados que hayan suprimido la presentació n de la identificació n de la línea que origina la llamada.

4. Cuando se ofrezca la posibilidad de presentar la identificació n de la línea conectada, el abonado que reciba la llamada deberá tener la posibilidad, por un procedimiento sencillo y gratuito, de suprimir la presenta- ció n de la identificació n de la línea conectada a la parte llamante.

5. Las disposiciones establecidas en el apartado 1 se aplicará n tambié n a las llamadas efectuadas desde la Comunidad a terceros países; las disposiciones estableci- das en los apartados 2, 3 y 4 se aplicará n tambié n a las llamadas entrantes procedentes de terceros países.

6. Los Estados miembros velará n por que, cuando se ofrezca la posibilidad de presentar la identificació n de la línea llamante o de la línea conectada, los proveedores de servicios pú blicos de telecomunicaciones informen al pú blico sobre dicha posibilidad y sobre las que se estable- cen en los apartados 1, 2, 3 y 4.

Artículo 9

Excepciones

Los Estados miembros velará n por que existan procedi- mientos transparentes que determinen la forma en que el proveedor de una red pú blica de telecomunicació n y/o de un servicio de telecomunicació n accesible al pú blico puede anular la supresió n de la presentació n de la identi- ficació n de la línea llamante:

a) por un período de tiempo limitado, a instancia del abonado que solicite la identificació n de llamadas maliciosas o molestas; en tal caso, los datos que incluyan la identificació n del abonado que origina la llamada será n almacenados y puestos a disposició n por el proveedor de la red pú blica de telecomunica- ció n o del servicio pú blico de telecomunicació n, de acuerdo con el Derecho nacional;

b) por línea, para las entidades reconocidas por un Estado miembro que atiendan las llamadas de urgen- cia, incluidos los cuerpos de policía, los servicios de ambulancia y los cuerpos de bomberos, para que puedan responder a tales llamadas.

Artículo 10

Desvío automá tico de llamadas

Los Estados miembros velará n por que se ofrezca a todo abonado, por un procedimiento sencillo y gratuito, la posibilidad de poner fin al desvío automá tico de llamadas a su terminal por parte de un tercero.

Artículo 11

Guías

1. Los datos personales recogidos en las guías impresas o electró nicas accesibles al pú blico o que pueden obte- nerse a travé s de servicios de informació n deberá n limi- tarse a lo estrictamente necesario para identificar a un abonado concreto, a menos que el abonado haya dado su consentimiento inequívoco para que se publiquen otros datos personales. El abonado tendrá derecho, de forma gratuita, a que se le excluya de una guía impresa o electró nica a petició n propria, a indicar que sus datos personales no se utilicen para fines de venta directa, a que se omita parcialmetne su direcció n y a que no exista referencia que revele su sexo, cuando ello sea aplicable lingü ísticamente.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 1, los Estados miembros podrá n permitir a los operadores exigir un pago a los abonados que deseen hacer que sus datos personales no figuren en una guía, siempre que la cantidad en cuestió n no sea disuasoria del ejercicio de este derecho y siempre que, teniendo en cuenta las exigencias de calidad de la guía pú blica respecto del servicio universal, dicha cantidad se limite a los costes reales ocasionados al operador por la adaptació n y actua- lizació n de la lista de abonados que no hayan de incluirse en la guía pú blica.

3. Los derechos conferidos en virtud del apartado 1 se aplicará n a los abonados que sean personas físicas. Los Estados miembros garantizará n asimismo, en el marco del Derecho comunitario y de las legislaciones nacionales aplicables, la suficiente protecció n de los intereses legíti- mos de los abonados que no sean personas físicas en lo que se refiere a su inclusió n en guías pú blicas.

Artículo 12

Llamadas no solicitadas

1. La utilizació n de sistemas de llamada automá tica sin intervenció n humana (aparatos de llamada automá tica) o facsímil (fax) con fines de venta directa só lo se podrá n autorizar respecto de aquellos abonados que hayan dado su consentimiento previo.

2. Los Estados miembros tomará n las medidas adecua- das para garantizar, gratuitamente, que no se permitan las llamadas no solicitadas con fines de venta directa por medios que no sean los mencionados en el apartado 1 sin el consentimiento de los abonados de que se trate o respecto de los abonados que no deseen recibir dichas llamadas. La elecció n entre estas posibilidades será la que determine la legislació n nacional.

3. Los derechos conferidos en virtud de los aparta- dos 1 y 2 se aplicará n a los abonados que sean personas físicas. Los Estados miembros garantizará n asimismo, en el marco del Derecho comunitario y de las legislaciones nacionales aplicables, la suficiente protecció n de los inte- reses legítimos de los abonados que no sean personas físicas en lo que se refiere a llamadas no solicitadas.

Artículo 13

Características té cnicas y normalización

1. Al aplicar las disposiciones de la presente Directiva, los Estados miembros velará n, con arreglo a los aparta- dos 2 y 3, por que no se impongan exigencias obligato- rias respecto de características té cnicas específicas relati- vas a las terminales u otros equipos de telecomunicacio- nes que puedan obstaculizar la colocació n del equipo en el mercado y la libre circulació n de dichos equipos en los Estados miembros y entre estos ú ltimos.

2. Cuando las disposiciones de la presente Directiva só lo puedan aplicarse mediante la implantació n de carac- terísticas té cnicas específicas, los Estados miembros infor- mará n a la Comisió n de conformidad con los procedimientos establecidos en la Directiva 83/189/CEE del Consejo, de 28 de marzo de 1983, por la que se establece un procedimiento de informació n en materia de las normas y reglamentaciones té cnicas (1).

3. Cuando proceda, la Comisió n garantizará la elabo- ració n de normas europeas comunes para la aplicació n de las características té cnicas específicas, de conformidad con la legislació n comunitaria en materia de aproxima- ció n de la legislació n de los Estados miembros relativa al equipo terminal de telecomunicaciones, incluido el reco- nocimiento mutuo de su conformidad, y con la Decisió n
87/95/CEE del Consejo, de 22 de diciembre de 1986, relativa a la normalizació n en el campo de la tecnología de la informació n y de las telecomunicaciones (2).

Artículo 14

Extensió n del á mbito de aplicació n de determinadas disposiciones de la Directiva 95/46/CE

1. Los Estados miembros podrá n adoptar medidas legales para limitar el alcance de las obligaciones y derechos que se establecen en los artículos 5 y 6 y en los apartados 1, 2, 3 y 4 del artículo 8, cuando dichas limitaciones constituyan una medida necesaria para pro- teger la seguridad nacional, la defensa, la seguridad pú blica, la prevenció n, la investigació n, la detecció n y la persecució n de delitos o la utilizació n no autorizada del sistema de telecomunicació n a que se hace referencia en el apartado 1 del artículo 13 de la Directiva 95/46/CE.

2. Las disposiciones del capítulo III sobre recursos judiciales, responsabilidad y sanciones de la Directiva
95/46/CE se aplicará n a las disposiciones de Derecho nacional adoptadas con arreglo a la presente Directiva y relativas a los derechos individuales derivados de la presente Directiva.

3. El Grupo de protecció n de las personas en lo que respecta al tratamiento de datos personales establecido con arreglo al artículo 29 de la Directiva 95/46/CE ejercerá las funciones especificadas en el artículo 30 de la citada Directiva tambié n por lo que se refiere a la protecció n de los derechos y libertades fundamentales y de los intereses legítimos en el sector de las telecomunica- ciones, que son objeto de la presente Directiva.

4. La Comisió n, asistida por el Comité creado por el artículo 31 de la Directiva 95/46/CE, procederá a la

Artículo 15

Aplicació n de la Directiva

1. Los Estados miembros pondrá n en vigor las disposi- ciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva a má s tardar el 24 de octubre de 1998.

No obstante lo dispuesto en el pá rrafo primero, los Estados miembros pondrá n en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento al artículo 5 de la presente Directiva a má s tardar el 24 de octubre de 2000.

Cuando los Estados miembros adopten dichas disposicio- nes, é stas hará n referencia a la presente Directiva o irá n acompañ adas de dicha referencia en su publicació n ofi- cial. Los Estados miembros establecerá n las modalidades de la mencionada referencia.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 6, no será necesario el consentimiento respecto al tratamiento en curso el día de entrada en vigor de las disposiciones nacionales adoptadas con areglo a la pre- sente Directiva. En tales casos se informará a los abona- dos sobre este tratamiento y, si no expresan su reproba- ció n en un período que determinará el Estado miembro, se considerará que han dado su consentimiento.

3. El artículo 11 no se aplicará a las guías que se hayan publicado antes de que entren en vigor las disposi- ciones nacionales adoptadas con arreglo a la presente Directiva.

4. Los Estados miembros comunicará n a la Comisió n el texto de las disposiciones de Derecho nacional que adopten en el á mbito regulado por la presente Direc- tiva.

Artículo 16

Destinatarios

Los destinatarios de la presente Directiva será n los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 15 de diciembre de 1997.

adaptación té cnica del anexo con arreglo al procedi- miento mencionado en el presente artículo. Dicho Comité se reunirá específicamente para tratar de las cuestiones cubiertas por la presente Directiva.

Por el Parlamento Europeo

El Presidente

J. M. GIL-ROBLES

Por el Consejo El Presidente J.-C. JUNCKER

ANEXO

Lista de datos

A los efectos a que se hace menció n en el apartado 2 del artículo 6, podrá n procesarse los siguientes datos que incluyan:

— el nú mero o la identificació n de la estació n del abonado,

— la direcció n del abonado y el tipo de estació n,

— el nú mero total de unidades que deben facturarse durante el ejercicio contable,

— el nú mero del abonado que recibe la llamada,

— el tipo, la hora de comienzo y la duració n de las llamadas realizadas o el volumen de datos transmitido,

— la fecha de la llamada o del servicio,

— otros datos relativos a los pagos, tales como pago anticipado, pagos a plazos, desconexió n y notificaciones de recibos pendientes.

Cerrar