Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
Código Mundial Antidopaje
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 00/2003
Fecha Disposición :
20/02/2003
Fecha Publicación :
20/02/2003
Órgano Emisor :
CÓDIGO MUNDIAL ANTIDOPAJE -versión 3.0- (20 de febrero de 2003).

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) desea reconocer y agradecer al Gobierno de España y al Comité Olímpico Nacional de Guatemala su valiosa contribución con respecto a la elaboración de la versión en español del Código Mundial Antidopaje. De este modo, todos los países del mundo podrán compartir el Código Mundial Antidopaje a fin de que WADA, las autoridades públicas y el movimiento deportivo puedan colaborar para lograr la erradicación del dopaje en el deporte.

Traducción no oficial los textos oficiales del código mundial antidopaje son las versiones en inglés y francés mantenidas por la agencia mundial antidopaje y publicadas en su sitio web. la versión en inglés será la que prevalecerá en caso de contradicciones en su interpretación.

INTRODUCCIÓN

PROPÓSITO, ÁMBITO DE APLICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL PROGRAMA
MUNDIAL ANTIDOPAJE Y DEL CÓDIGO

Los propósitos del Programa Mundial Antidopaje y del Código son:
- proteger el derecho fundamental de los deportistas a participar en actividades deportivas libres de dopaje, fomentar la salud y garantizar de esta forma la equidad y la igualdad en el deporte para todos los deportistas del mundo;
- velar por la armonización, la coordinación y la eficacia de los programas contra el dopaje a nivel internacional y nacional con respecto a la detección, disuasión y prevención del dopaje

EL PROGRAMA MUNDIAL ANTIDOPAJE

El Programa Mundial Antidopaje abarca todos los elementos necesarios para lograr una armonización óptima de los programas y de las buenas prácticas contra el dopaje a nivel nacional e internacional. Sus elementos principales son los siguientes:

Nivel 1: El Código
Nivel 2: Los estándares internacionales
Nivel 3: los modelos de buenas prácticas

EL CÓDIGO

El Código es el documento fundamental y universal en el que se basa el Programa
Mundial Antidopaje en los deportes. El propósito del Código es promover la lucha contra el dopaje mediante la armonización universal de los principales elementos relacionados con la lucha antidopaje. El Código es lo suficientemente preciso para lograr una armonización completa sobre cuestiones en las que se requiere uniformidad, aunque lo bastante general en otras áreas para permitir una cierta flexibilidad en lo que respecta a la forma en que se aplican los principios antidopaje admitidos.

LOS ESTÁNDARES INTERNACIONALES

Los estándares internacionales para las distintas áreas técnicas y operativas dentro del
Programa Mundial Antidopaje se desarrollarán mediante consultas con los signatarios y los gobiernos, y serán aprobados por la AMA. El propósito de estos estándares es lograr una armonización entre las organizaciones antidopajes responsables de las partes técnicas y operativas específicas de los programas antidopaje. El respeto de los estándares internacionales es obligatorio para la observancia del Código. El Comité Ejecutivo de la AMA podrá revisar en su momento los estándares internacionales tras consultar de forma adecuada a los signatarios y a los gobiernos. Salvo que se disponga de otra forma en el Código, los estándares internacionales y cualquier actualización entrarán en vigor en la fecha indicada en los estándares internacionales o en la actualización.

[Comentario: los estándares internacionales contendrán buena parte de los detalles técnicos necesarios para la aplicación del Código. Incluirán, por ejemplo, los requisitos detallados para la recogida de muestras, análisis de laboratorio y acreditación de laboratorios que ya se encuentran en el Código Antidopaje del Movimiento Olímpico
(CAMO). Los estándares internacionales, aunque se incorporan expresamente al
Código como referencia, serán desarrollados por expertos, previa consulta con los signatarios y los gobiernos, y se indicarán en documentos técnicos independientes. Es imperativo que los expertos técnicos puedan realizar cambios inmediatos en los estándares internacionales sin que sea necesaria una modificación del Código o de las normativas individuales de los interesados. El conjunto de los estándares internacionales aplicables estará disponible el 1 de enero de 2004]

LOS MODELOS DE BUENAS PRÁCTICAS

Se desarrollarán modelos de buenas prácticas basados en el Código para proporcionar soluciones lo más adaptadas posible a las distintas áreas de la lucha antidopaje. Estos modelos serán recomendados por la AMA, estarán a la disposición de los signatarios cuando éstos lo soliciten, pero no serán obligatorios. Además de la documentación, la AMA podrá poner también a la disposición de los signatarios asistencia para la formación.

[Comentario: la AMA elaborará modelos de normas y reglamentos antidopaje a la medida de las necesidades de cada uno de los grupos principales de signatarios (por ejemplo, las federaciones internacionales de deportes individuales, las federaciones internacionales de deportes de equipo, las organizaciones nacionales antidopaje, etc.). Estas normas y reglamentos tipo se atendrán al Código y se basarán en él, contendrán ejemplos de buenas prácticas, e incluirán todos los detalles necesarios (incluidas referencias a los estándares internacionales) para llevar a cabo un programa antidopaje efectivo.

Estas normas y reglamentos tipo proporcionarán alternativas entre las que podrán optar los interesados. Algunos interesados optarán por adoptar esos modelos y otros modelos de buenas prácticas al pie de la letra. Otros decidirán adoptar los modelos reservándose la posibilidad de hacer modificaciones. Otros interesados elaborarán incluso sus propias normas y reglamentos, de conformidad con los principios generales y los requisitos específicos indicados en el Código.
Otros documentos modelo para áreas específicas podrán desarrollarse sobre la base de las necesidades y expectativas generalmente reconocidas de los interesados. Estos otros documentos podrán ser modelos de programas antidopaje nacionales, gestión de resultados, controles de dopaje que vayan más allá de las exigencias indicadas en los estándares internacionales de control antidopaje, programas educativos, etc. Todos los modelos de buenas prácticas serán revisados y aprobados por la AMA antes de incluirse en el Programa Mundial Antidopaje.]

FUNDAMENTOS DEL CÓDIGO MUNDIAL ANTIDOPAJE

• Los programas antidopaje pretenden proteger lo intrínsecamente valioso del deporte.
Este valor intrínseco se denomina a menudo el "espíritu del deporte"; es la esencia misma del olimpismo; es el juego limpio. El espíritu del deporte es la celebración del espíritu, el cuerpo y la mente humanas, y se caracteriza por los valores El dopaje es contrario a la esencia misma del espíritu del deporte.

PRIMERA PARTE

CONTROL DEL DOPAJE

INTRODUCCIÓN

La primera parte del Código establece las normas y principios concretos antidopaje que deben seguir las organizaciones responsables de adoptar, aplicar y hacer cumplir las normas antidopaje en sus respectivas jurisdicciones, es decir, el Comité Olímpico Internacional, el Comité Paralímpico Internacional, las federaciones internacionales, las organizaciones responsables de grandes acontecimientos deportivos, y las Organizaciones nacionales antidopaje. En lo sucesivo, todas estas organizaciones se denominarán en su conjunto organizaciones antidopaje.

La primera parte del Código no sustituye a, ni elimina la necesidad de la adopción de normas específicas antidopaje para cada una de estas organizaciones antidopaje. Aunque algunas de las disposiciones de la Primera Parte del Código deben ser adoptadas al pie de la letra por cada una de las organizaciones antidopaje en sus reglamentos respectivos, otras disposiciones de la Primera Parte establecen principios directores que permiten una cierta flexibilidad a cada organización antidopaje en la redacción de sus reglamentos, o definen las exigencias que deben respetar las organizaciones antidopaje sin tener que recoger obligatoriamente estas disposiciones en sus reglamentos. Los siguientes artículos, en tanto que aplicables al ámbito de las acciones contra el dopaje de una organización antidopaje, deben ser incorporados sin cambios significativos (no obstante, se permiten cambios secundarios, como por ejemplo las remisiones al nombre de una organización, al deporte, a números de artículos, etc.): los artículos 1 (Definición de dopaje), 2 (Infracción de las normas antidopaje), 3 (Prueba del dopaje), 9 (Anulación automática de los resultados individuales), 10 (Sanciones individuales), 11 (Sanciones a los equipos), 13 (Apelaciones, con excepción del 13.2.2), 17 (Plazo de prescripción) y las definiciones.

[COMENTARIO: por ejemplo, es de vital importancia para la armonización que los signatarios basen sus decisiones en la misma lista de infracciones del Código antidopaje, en las mismas cargas de la prueba, y que impongan las mismas sanciones para las mismas infracciones a las normas antidopaje. Estas normas sustantivas deben ser las mismas tanto si el procedimiento se desarrolla ante la federación internacional, a nivel nacional, o ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD). Por otro lado, no es necesario para una armonización efectiva forzar a todos los signatarios a utilizar un único proceso de gestión de resultados ni el mismo procedimiento de audiencia.
Actualmente, existen varios procesos diferentes de gestión de resultados y de audiencia que son igualmente eficaces en distintas federaciones internacionales y en distintos organismos nacionales. El Código no requiere una uniformidad absoluta en la gestión de resultados y en el procedimiento de audiencia; no obstante, requiere que los diversos planteamientos de los signatarios satisfagan los principios indicados en el Código.

Las normas antidopaje, al igual que las normas de competición, definen las condiciones conforme a las cuales ha de practicarse el deporte. Los deportistas se comprometen a aceptar estas normas como condición para su participación. Las normas antidopaje no quedan sujetas ni limitadas por las exigencias ni las normas jurídicas aplicables a los procedimientos penales o al derecho del trabajo. Las políticas y las normas mínimas, enunciadas en el Código, representan un consenso alcanzado por un enorme número de interesados que se preocupan por el espíritu del deporte, y deberán ser respetadas por todos los tribunales y comisiones de arbitraje.

Los participantes deben atenerse a las normas antidopaje adoptadas de conformidad con el Código por las organizaciones antidopaje en cuestión. Cada signatario deberá dotarse de normas y procedimientos que le permitan garantizar que todos los participantes en su ámbito de responsabilidades, y las organizaciones miembros, sean informados de las normas antidopajes vigentes de la organización antidopaje responsable, y que acepten atenerse a ellas.

[Comentario: como condición para su participación en el deporte, los deportistas deben observar las normas de competición de su deporte. Del mismo modo, los deportistas y el personal de apoyo a los deportistas deberán vincularse a las normas antidopaje que se derivan del artículo 2 del Código en razón de su compromiso, inscripción, acreditación, afiliación a organizaciones deportivas, o en razón de su participación en manifestaciones deportivas sometidas al Código. Cada signatario deberá no obstante tomar las medidas necesarias para asegurarse de que todos los deportistas y el personal de apoyo a los deportistas en su ámbito de responsabilidades, queden vinculados por las normas antidopaje de la organización antidopaje en cuestión.]

ARTÍCULO 1 DEFINICIÓN DE DOPAJE

El dopaje se define como una o varias infracciones de las normas antidopaje según lo dispuesto desde el artículo 2.1 al artículo 2.8 del Código.

ARTÍCULO 2 INFRACCIÓN DE LAS NORMAS ANTIDOPAJE

[Comentario: el propósito de este artículo es especificar las circunstancias y la conducta que constituyen infracciones de las normas antidopaje. Las audiencias en los casos de dopaje se realizarán sobre la base de la alegación de que una o más de estas normas concretas han sido vulneradas. La mayor parte de las circunstancias y de las conductas reflejadas en esta lista de infracciones puede encontrarse de una forma u otra en el CAMO o en otros reglamentos antidopaje en vigor.]

Constituyen infracciones de las normas antidopaje:

2.1 La presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores.

2.1.1 Corresponde a cada deportista asegurarse de que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo. Los deportistas son responsables de la presencia de cualquier sustancia prohibida, de sus metabolitos o marcadores, que se detecten en sus muestras físicas. Por lo tanto, no es necesario que se demuestre el uso intencionado, culposo o negligente, o el uso consciente por parte del deportista para poder demostrar una infracción antidopaje conforme a lo dispuesto en el artículo 2.1.

[La norma de la responsabilidad objetiva en el caso de que se encuentre una sustancia prohibida en una muestra de un deportista, con la posibilidad de que las sanciones se modifiquen en las circunstancias previstas, instaura un justo equilibrio entre la aplicación efectiva de las normas antidopaje en beneficio de todos los deportistas conforme al Código y al derecho de equidad cuando circunstancias extraordinarias hayan hecho que la sustancia prohibida se encontrara en el organismo del deportista sin negligencia o culpa por parte del deportista. Es importante poner de relieve que aunque la determinación de si la norma ha sido o no vulnerada se basa en la responsabilidad objetiva, la imposición de las sanciones no se basa en la responsabilidad objetiva. El principio fundamental de la responsabilidad objetiva fue indicado claramente por el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAD) en el caso de Quigley contra UIT.

2.2 Uso o intento de uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido.

2.2.1 El éxito o fracaso en el uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido no es una cuestión determinante. Para que se considere que se ha cometido una infracción de la norma antidopaje, es suficiente que se haya usado o se haya intentado usar la sustancia prohibida o el método prohibido.
Demostrar el "intento de uso" puede requerir la prueba de la intención por parte del deportista. El hecho de que se pueda necesitar la intención para probar esta infracción concreta de la norma antidopaje no socava el principio de responsabilidad objetiva establecido para las vulneraciones del artículo 2.1. y del uso de sustancias prohibidas o métodos prohibidos.]

El deportista que haga uso fuera de la competición de una sustancia no prohibida fuera de la competición, no comete una infracción de las normas antidopaje.

2.3 Negarse a someterse o no someterse sin justificación válida a una recogida de muestras tras una notificación hecha conforme a las normas antidopajes aplicables, o evitar de cualquier otra forma la recogida de muestras.

[COMENTARIO: negarse a someterse o no someterse a una recogida de muestras tras una notificación está prohibido en casi todas las normas antidopaje existentes. Este artículo amplía la norma para incluir “evitar de cualquier otra forma” la recogida de muestras como conducta prohibida

2.4 Vulneración de los requisitos en lo que respecta a la disponibilidad del deportista para la realización de controles fuera de la competición, incluido el no proporcionar información sobre su paradero, así como los controles que se consideren fallidos en base a las normas establecidas.

[COMENTARIO: los controles sorpresa realizados fuera de la competición son fundamentales para un control antidopaje efectivo. Si no se cuenta con información precisa sobre el lugar donde se encuentra el deportista, el control sería ineficaz y a veces hasta imposible. Este artículo, que normalmente no se recoge en las normas antidopaje, exige que los deportistas susceptibles de someterse a estos controles fuera de la competición den a conocer en todo momento sus idas y venidas para que se les pueda localizar en vista de estos controles. Las obligaciones a las que debe atenerse un deportista las establece su federación internacional y la organización nacional antidopaje, para que exista una cierta flexibilidad en función de las circunstancias variables según cada deporte y cada país. Una infracción de este artículo puede derivarse de una conducta culposa intencionada o de una conducta negligente por parte del deportista.]

2.5 Falsificación o intento de falsificación de cualquier elemento del proceso de recogida de muestras o de análisis de muestras.

[COMENTARIO: Por ejemplo, modificar los códigos de identificación de un formulario de control antidopaje durante el control o cualquier intervención con vistas a modificar o a dañar el recipiente de la muestra en el momento del análisis de la muestra B.]

2.6 Posesión de sustancias o métodos prohibidos:

2.6.1 Posesión por parte de un deportista en cualquier momento o lugar de una sustancia o un método que estén prohibidos en los controles fuera de la competición, salvo que el deportista demuestre que esta posesión se derive de una autorización de uso con fines terapéuticos otorgada conforme a lo dispuesto en el artículo 4.4 (Uso con fines terapéuticos) o de otra justificación aceptable.

2.6.2 Posesión de una sustancia o de un método prohibido en el marco de los controles fuera de la competición por parte del personal de apoyo a los deportistas en relación con un deportista en competición o entrenamiento, salvo que esa persona pueda establecer que la posesión es conforme a una autorización de uso terapéutico otorgada conforme a lo dispuesto en el artículo 4.4 (Uso con fines terapéuticos) u otra justificación aceptable.

2.7 Tráfico de cualquier sustancia prohibida o método prohibido.

2.8 Administración o intento de administración de una sustancia prohibida o método prohibido a algún deportista, o la asistencia, incitación, contribución, instigación, encubrimiento o cualquier otro tipo de complicidad en relación con una infracción de la norma antidopaje o cualquier otra tentativa de infracción.

ARTÍCULO 3 PRUEBA DEL DOPAJE

3.1 Carga de la prueba y grado de la prueba.

Recaerá sobre la organización antidopaje la carga de probar que se ha producido una infracción de la norma antidopaje. El grado de la prueba establecerá si la organización antidopaje ha satisfecho la carga de la prueba a satisfacción de la instancia juzgadora que vaya a apreciar la validez de la alegación. El grado de la prueba, en todo caso, deberá ser mayor al de un justo equilibrio de probabilidades, pero inferior a la prueba más allá de cualquier duda razonable.. [COMENTARIO: el grado de prueba al que deberá atenerse la organización antidopaje es similar a la norma que se aplica en la mayoría de los países para casos relativos a conducta profesional indebida. Este principio ha sido aplicado también con asiduidad por los juzgados y tribunales en los casos de dopaje. Ver, por ejemplo, la sentencia del TAD N., J., Y., W. contra FINA, 98/208 de 22 de diciembre de 1998.]

3.2 Prueba de hechos y presunciones.

Los hechos relativos a infracciones de la norma antidopaje pueden probarse por cualquier medio fiable, incluidas las admisiones. Las siguientes normas de prueba serán de aplicación en los casos de dopaje:

3.2.1 Se presupone que los laboratorios acreditados por la AMA realizan análisis de muestras y aplican procedimientos de custodia que son conformes a los estándares internacionales para los laboratorios. El deportista podrá rebatir esta presunción demostrando que se produjo una desviación de los estándares internacionales por parte de los laboratorios.

Si el deportista logra rebatir la presunción demostrando que se ha producido una desviación de los estándares internacionales por parte de los laboratorios, recaerá entonces sobre la organización antidopaje la carga de demostrar que esa desviación no pudo ser el origen del resultado de análisis anormal.

3.2.2 Toda desviación de los estándares internacionales de control del dopaje que no haya supuesto resultados de análisis anormales u otras infracciones de las normas antidopaje, no invalidará tales resultados. Si el deportista demuestra que las desviaciones de los estándares internacionales de control del dopaje se produjeron durante el proceso de control, recaerá entonces sobre la organización antidopaje la carga de establecer que esa desviación no se encuentra en el origen del resultado de análisis anormal o en el origen de la infracción de la norma antidopaje.

ARTÍCULO 4 LA LISTA DE PROHIBICIONES

4.1 Publicación y actualización de la lista de prohibiciones.

Tan a menudo como sea necesario, y como mínimo anualmente, la AMA publicará la lista de prohibiciones como un estándar internacional. Los contenidos propuestos de la lista de prohibiciones y todas las actualizaciones se proporcionarán inmediatamente por escrito a todos los signatarios para que éstos los comenten y consulten. La AMA se ocupará de transmitir inmediatamente cada versión actualizada de la lista de prohibiciones y todas las modificaciones a cada uno de los signatarios y de los gobiernos, y de difundirlas en su página de Internet. Corresponderá a partir de entonces a cada uno de los signatarios tomar las medidas necesarias para distribuir la lista a sus miembros y afiliados. El reglamento de cada una de las organizaciones antidopaje deberá precisar que, salvo disposición en contrario incluida en la lista de prohibiciones o en una de sus actualizaciones, la lista de prohibiciones y sus actualizaciones entrarán automáticamente en vigor en tanto que lista de prohibiciones de esa organización antidopaje, tres meses después de su publicación en la página de Internet de la
AMA, sin que la organización antidopaje tenga que hacer ningún otro trámite.

4.2 Sustancias y métodos prohibidos identificados en la lista de prohibiciones.

La lista de prohibiciones identificará aquellas sustancias prohibidas y métodos prohibidos en todo momento (tanto durante la competición como fuera de la competición) debido a su potencial de mejora de los rendimientos en las competiciones futuras o debido a su potencial de encubrimiento, y aquellas sustancias y métodos que sólo están prohibidos durante la competición. En virtud de la recomendación de una federación internacional, la lista de prohibiciones podrá ser ampliada por la AMA para determinados deportes. Las sustancias prohibidas y los métodos prohibidos pueden incluirse en la lista de prohibiciones por categorías de sustancias (por ejemplo, agentes anabolizantes) o por medio de referencias concretas a una sustancia o método concreto.
El hecho de tener todas las sustancias prohibidas en una única lista evitará algunas de las confusiones actuales relativas a la identificación de qué sustancias están prohibidas en qué deportes. Los deportes concretos no podrán solicitar excepciones a la lista básica de sustancias prohibidas (por ejemplo la eliminación de los anabolizantes de la lista de sustancias prohibidas para los deportes de estrategia). La premisa de esta decisión es que existen determinados agentes dopantes que todo aquel que se llame a sí mismo deportista no debería ingerir.]

4.3 Criterios para la inclusión de sustancias y métodos en la lista de prohibiciones.

La AMA tendrá en cuenta los siguientes criterios a la hora de decidir la inclusión o no de un sustancia o método en la lista de prohibiciones:

4.3.1 Una sustancia o método será susceptible de inclusión en la lista de prohibiciones si la AMA determina que la sustancia o método responde a dos de los tres criterios siguientes:

4.3.1.1 Prueba médica o científica, efecto farmacológico, o experimento, conforme al cual la sustancia o método tiene el potencial de mejorar el rendimiento deportivo;

4.3.1.2 Prueba médica o científica, efecto farmacológico, o experimento, conforme al cual el uso de la sustancia o método plantea un riesgo real o potencial para la salud del deportista;

4.3.1.3 Determinación por parte de la AMA de que el uso de la sustancia o método vulnera el espíritu del deporte descrito en la Introducción del Código.

4.3.2 Una sustancia o método será igualmente incluido en la lista de prohibiciones si la AMA determina que conforme a una prueba médica o científica, efecto farmacológico, o experimento, la sustancia o método tiene el potencial de encubrir el uso de otras sustancias prohibidas y métodos prohibidos.

[COMENTARIO: una sustancia podrá incluirse en la lista de prohibiciones si esa sustancia es un agente encubridor o responde a dos de los tres criterios siguientes: (1) la sustancia contribuye a la mejora potencial o real del rendimiento deportivo; (2) la sustancia plantea un riesgo potencial o real sobre la salud; o (3) el uso de la sustancia es contrario al espíritu del deporte. Ninguno de estos tres criterios por sí solo es base suficiente para añadir una sustancia a la lista de prohibiciones. Usar el potencial de mejorar el rendimiento como único criterio, haría que se incluyera, por ejemplo, el entrenamiento físico y mental, la carne roja, una sobrecarga de glúcidos o el entrenamiento en altitud. El riesgo para la salud incluiría el hábito de fumar. Exigir los tres criterios también sería insatisfactorio. Por ejemplo, el uso de la tecnología de transmisión genética para lograr un rendimiento deportivo claramente superior debería estar prohibido al ser contrario al espíritu del deporte, incluso si no puede demostrarse que sea perjudicial. En el mismo orden de ideas, el uso potencialmente peligroso de determinadas sustancias sin justificación médica, por la creencia errónea de que esas sustancias mejoran el rendimiento deportivo, también es contrario al espíritu deportivo, sea o no realista la expectativa de mejora en el rendimiento.]

4.3.3 La determinación por parte de la AMA de las sustancias prohibidas y los métodos prohibidos que se incluirán en la lista de prohibiciones será definitiva y no podrá ser rebatida por ningún deportista u otra persona basándose en el hecho de que la sustancia o método no sea un agente encubridor o no tenga el potencial de mejorar el rendimiento deportivo, plantear un riesgo para la salud, o vulnerar el espíritu del deporte.

[COMENTARIO: No se podrá poner en duda, en un caso concreto, si una sustancia cumple o no con los criterios del artículo 4.3 (Criterios para la inclusión de sustancias y métodos en la lista de prohibiciones). Por ejemplo, no puede argumentarse que la sustancia prohibida detectada no mejora el rendimiento en ese deporte concreto. El dopaje se produce cuando una sustancia de la lista de prohibiciones se encuentra en una muestra física de un deportista. El mismo principio se halla recogido en el CAMO.]

4.4 Uso con fines terapéuticos.

La AMA adoptará un estándar internacional para el proceso de otorgar autorizaciones por uso con fines terapéuticos. Cada federación internacional se asegurará de que existe un proceso mediante el cual los deportistas de nivel internacional u otros deportistas inscritos en un evento internacional que posean historiales médicos documentados que requieran el uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido, puedan solicitar una autorización por uso terapéutico. Cada una de las organizaciones nacionales deberá asegurarse de que existe un proceso mediante el cual los deportistas de nivel no internacional y que estén bajo su autoridad, que posean historiales médicos documentados que requieran el uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido, puedan solicitar una autorización por uso terapéutico.

Estas solicitudes se evaluarán de conformidad con los estándares internacionales para la autorización del uso con fines terapéuticos. Las federaciones internacionales y las organizaciones nacionales antidopaje deberán comunicar inmediatamente a la AMA las autorizaciones concedidas para uso con fines terapéuticos a cualquier deportista de nivel internacional o a cualquier deportista de nivel nacional incluido en su grupo objetivo de
deportistas sometidos a controles.

La AMA, por iniciativa propia, podrá revisar las autorizaciones de uso con fines terapéuticos concedidas a cualquier deportista de nivel internacional o a cualquier deportista de nivel nacional incluido en su grupo objetivo de deportistas sometidos a controles por parte de su organización nacional antidopaje. Además, si así lo solicita un deportista que haya visto rechazada una autorización de uso con fines terapéuticos, la AMA podrá reconsiderar ese rechazo. La AMA podrá cambiar una decisión cuando considere que la concesión o el rechazo de una autorización para fines terapéuticos no se atienen a los estándares internacionales para la autorización del uso con fines terapéuticos.

Este artículo pretende armonizar el marco conforme al cual se concedan las autorizaciones por uso terapéutico, y otorga a las federaciones internacionales, en el caso de deportes de nivel internacional, y a las organizaciones nacionales antidopaje en el caso de deportistas de nivel nacional (que no sean igualmente deportistas de nivel internacional), y en los casos de otros deportistas sometidos al Código, la responsabilidad de conceder o denegar las autorizaciones.

PROGRAMA DE CONTROL

La AMA, una vez consultados los demás signatarios y los gobiernos, establecerá un programa de control para detectar otras sustancias que no estén incluidas en la lista de prohibiciones pero que la AMA desee controlar con el objeto de detectar pautas de abuso en el deporte. La AMA publicará, antes de cualquier control, las sustancias que serán objeto de control. La detección de la presencia de esas otras sustancias será comunicada periódicamente por los laboratorios a la AMA en forma de datos estadísticos agrupados por deporte, indicando si las muestras han sido recogidas durante la competición o fuera de la competición. Estos informes no incluirán información complementaria relativa a muestras concretas. La AMA pondrá a disposición de las federaciones internacionales y de las organizaciones nacionales antidopaje, al menos una vez al año, los datos estadísticos agrupados por deporte en relación con esas sustancias. La AMA pondrá en práctica medidas que garanticen que se mantiene el anonimato estricto de los deportistas con respecto a tales informes. El uso o la detección de las sustancias controladas no podrán constituir una infracción de las normas antidopaje.

ARTÍCULO 5 CONTROLES

5.1 Planificación de la distribución de los controles.
Las organizaciones antidopaje que lleven a cabo los controles deberán, en coordinación con otras organizaciones antidopaje que realicen controles al mismo grupo de deportistas:

5.1.1 Planificar y organizar un número significativo de controles durante la competición y fuera de la competición. Cada federación internacional deberá definir un grupo objetivo de deportistas de nivel internacional de su deporte sometidos a controles, y cada organización nacional antidopaje deberá definir un grupo objetivo de deportistas sometidos a controles en su país. El grupo objetivo nacional deberá comprender a deportistas de nivel internacional del país, así como deportistas de nivel nacional. Cada federación internacional y cada organización nacional antidopaje deberá planificar y organizar controles en sus grupos objetivos respectivos de deportistas sometidos a controles.

5.1.2 Hacer de los controles por sorpresa una prioridad.

5.1.3 Hacer controles con objetivo.
[o incluso los controles ponderados, no garantizan que todos los deportistas apropiados sean sometidos a los controles. (Por ejemplo: los deportistas de nivel mundial, los deportistas cuyos rendimientos hayan mejorado claramente en un periodo de tiempo corto, los deportistas cuyos entrenadores hayan entrenado a otros deportistas que hayan dado positivo, etc.).

Obviamente, los controles con objetivo no deben usarse para ningún otro propósito que no sea el control antidopaje legítimo. El Código deja claro que los deportistas no tienen derecho a esperar que sólo vayan a ser sometidos a pruebas de forma aleatoria. Del mismo modo, no impone ningún requisito de sospecha razonable o de causa probable para realizar los controles con objetivo.]

5.2 Estándares de control.

Las organizaciones antidopaje responsables de la realización de los controles deberán organizar éstos conforme a los estándares internacionales de control.

ARTÍCULO 6 ANÁLISIS DE LAS MUESTRAS

Las muestras de control antidopaje serán analizadas conforme a los principios siguientes:

6.1 Recurso a laboratorios reconocidos
Las muestras de control antidopaje serán analizadas únicamente por laboratorios acreditados por la AMA o bien reconocidos por la AMA. La elección del laboratorio acreditado por la AMA (o de otro método aprobado por la AMA) utilizado para el análisis de muestras, dependerá exclusivamente de la organización antidopaje responsable de la gestión de los resultados.

[COMENTARIO: la frase "o bien reconocidos por la AMA" pretende incluir, por ejemplo, los procedimientos de análisis de sangre móviles que la AMA ha evaluado y que considera que son fiables.]

6.2 Sustancias que pueden ser detectadas.
Las muestras obtenidas del control antidopaje serán analizadas para detectar sustancias y métodos prohibidos identificados en la lista de prohibiciones y cualquier otra sustancia cuya detección haya solicitado la AMA conforme a lo dispuesto en el artículo 4.5 (Programa de control).

6.3 Investigación a partir de muestras

Ninguna muestra podrá servir a ningún otro fin que no sea la detección de sustancias (o clases de sustancias) o métodos enumerados en la lista de prohibiciones, o bien determinados por la AMA conforme a lo dispuesto en el artículo
4.5 (Programa de control), sin el consentimiento por escrito del deportista.

6.4 Estándares para el análisis de muestras y su comunicación.

Los laboratorios analizarán las muestras obtenidas del control antidopaje y comunicarán sus resultados de conformidad con los estándares internacionales para los laboratorios.

ARTÍCULO 7 GESTIÓN DE LOS RESULTADOS

Cada una de las organizaciones antidopaje responsable de la gestión de los resultados, deberá dotarse de un procedimiento para la instrucción preliminar de las infracciones potenciales de las normas antidopaje, conforme a los principios siguientes:

7.1 Instrucción inicial relativa a los resultados de análisis anormales

Cuando se reciba un resultado de análisis anormal correspondiente a una muestra A, la organización antidopaje responsable de la gestión de los resultados deberá proceder a una instrucción con el fin de determinar si: (a) se ha concedido una exención de uso para fines terapéuticos o (b) si se ha producido una desviación aparente de los estándares internacionales en relación con los controles o los análisis de laboratorio que comprometa la validez del resultado de análisis anormal.

7.2 Notificación al término de la instrucción inicial

Cuando una instrucción inicial prevista en el artículo 7.1 no determine que se ha producido una exención por uso con fines terapéuticos o una desviación que pueda comprometer la validez del resultado de análisis anormal, la organización antidopaje deberá informar rápidamente al deportista en la forma prevista por sus reglamentos: (a) del resultado de análisis anormal; (b) del reglamento antidopaje vulnerado o, en un caso de los previstos en el artículo 7.3 del inicio de una investigación adicional para determinar si se trata de una infracción de las normas antidopaje; (c) de su derecho a exigir inmediatamente el análisis de la muestra B o, en su defecto, del hecho de que se considerará que ha renunciado a su derecho;
(d) de su derecho y/o del de su representante a asistir a la apertura y análisis de la muestra B cuando lo solicite; y (e) de su derecho a exigir copias del informe de análisis para las muestras A y B que incluirá los documentos estipulados en los estándares internacionales para los laboratorios.

[COMENTARIO: el deportista tiene derecho a exigir el análisis inmediato de la muestra B, se exijan o no investigaciones complementarias conforme a lo dispuesto en los artículos 7.3 o 7.4.]

7.3 Instrucción complementaria de los resultados de análisis anormales exigida en virtud de la lista de prohibiciones

La organización antidopaje o cualquier otra instancia de instrucción constituida por ésta, podrá proceder a una instrucción complementaria si así lo exige la lista de prohibiciones. Al término de esta instrucción, la organización antidopaje deberá informar inmediatamente al deportista acerca de los resultados de la instrucción complementaria e indicarle si ha determinado o no que se haya producido una infracción de las normas antidopaje.

7.4 Examen de otras infracciones de normas antidopaje

La organización antidopaje o cualquier otra instancia de instrucción constituida por ésta, deberá proceder a una investigación complementaria, conforme a lo exigido por los reglamentos antidopaje adoptados de conformidad con el Código, o que la organización antidopaje considere apropiados. La organización antidopaje advertirá inmediatamente, en la forma prevista por sus reglamentos, al deportista o a cualquier otra persona a la que se haya comunicado una infracción, cuál es la norma antidopaje que parece haber sido infringida y cuáles son los fundamentos de la infracción.

[COMENTARIO: por ejemplo, corresponderá a una federación internacional advertir a un deportista a través de su federación deportiva nacional.]

7.5 Principios aplicables a las suspensiones provisionales

Un signatario podrá adoptar normas que serán aplicables a todos los eventos que correspondan a su jurisdicción, o al proceso de selección de un equipo del que el signatario sea responsable, con el fin de poder imponer suspensiones provisionales tras la instrucción descrita en los artículo 7.1 y

7.2, pero antes de la celebración de la audiencia definitiva prevista en el artículo 8 (Derecho a un juicio justo). Sólo se podrá imponer una suspensión provisional si se ha concedido al deportista, o bien (a) la posibilidad de una audiencia preliminar antes de la entrada en vigor de una suspensión provisional o inmediatamente después de la entrada en vigor de esa suspensión, o bien (b) la posibilidad de una audiencia anticipada según el artículo 8 (Derecho a un juicio justo), inmediatamente después de la entrada en vigor de una suspensión provisional.

Si se impone una suspensión provisional sobre la base de un resultado de análisis anormal en una muestra A, y un posterior análisis de una muestra B no confirma los resultados del análisis de la muestra A, el deportista no será sometido a ninguna otra acción disciplinaria y cualquier sanción impuesta con anterioridad será levantada. En circunstancias en las que el deportista o su equipo sean excluidos de una competición, y el análisis subsiguiente de la muestra B no confirme el resultado del análisis de la muestra A, siempre que ello no interfiera en la competición y que aún sea posible reintegrar al deportista o a su equipo, el deportista o el equipo en cuestión podrán seguir participando en la competición.

[COMENTARIO: este artículo sigue permitiendo la posibilidad de una suspensión provisional a la espera de una decisión final tras una audiencia, conforme al artículo 8 (Derecho a un juicio justo), suspensión que actualmente está autorizada en virtud del CAMO y de las normas de varias federaciones internacionales. No obstante, antes de que una suspensión provisional pueda ser decidida unilateralmente por una organización antidopaje, la instrucción indicada en el Código deberá haber finalizado previamente.

Además, un signatario que imponga una suspensión provisional deberá dar al deportista la posibilidad de una audiencia preliminar antes o inmediatamente después de la imposición de la suspensión provisional o una audiencia final anticipada en virtud el artículo 8 inmediatamente después del inicio de la suspensión provisional. El deportista puede apelar esta decisión conforme a lo dispuesto en el artículo 13.2. Como alternativa a la imposición de una suspensión provisional, una organización antidopaje siempre puede optar por ignorar la suspensión provisional e ir directamente a la audiencia definitiva, utilizando el procedimiento anticipado previsto en el artículo 8. En las circunstancias excepcionales en que el análisis de la muestra B no confirme los resultados del análisis de la muestra A, el deportista que haya sido objeto de una suspensión provisional quedará autorizado a participar en las pruebas siguientes del evento. Del mismo modo, en los deportes de equipo, en función de los reglamentos de la federación internacional, y si el equipo aún sigue en competición, el deportista podrá participar en las pruebas siguientes]

ARTÍCULO 8 DERECHO A UN JUICIO JUSTO

Cada organización antidopaje responsable de la gestión de los resultados deberá prever un procedimiento de audiencia a la disposición de toda persona que se sospeche que ha cometido una infracción de las normas antidopaje. Este procedimiento de audiencia deberá determinar si se ha cometido una infracción de las normas antidopaje y en caso afirmativo cuáles son las consecuencias. Este procedimiento deberá respetar las condiciones siguientes: celebración de una vista en un plazo razonable; una instancia de audiencia justa e imparcial; el derecho a ser representado por un abogado a costa de esa persona; el derecho a ser informado adecuadamente y en un plazo razonable sobre la infracción de la norma antidopaje que se alega que ha cometido; el derecho a responder a las acusaciones sobre la infracción de la norma antidopaje y a las consecuencias que se deriven; el derecho de cada una de las partes a presentar pruebas, incluido el derecho a citar e interrogar a testigos (sin perjuicio de la discreción de la comisión de aceptar el testimonio mediante declaración por teléfono o por escrito); el derecho de la persona a un intérprete durante la vista, siendo responsable la comisión de designar al intérprete y de decidir quién habrá de correr con los gastos al respecto; derecho a una sentencia escrita, razonada, y en un plazo razonable.

[COMENTARIO: este artículo contiene los principios básicos relativos a la garantía de un juicio justo para las personas acusadas de haber infringido las normas antidopaje. Este artículo no pretende sustituir a las normas propias de los signatarios en relación con las vistas, sino garantizar que cada uno de lo signatarios prevea un proceso de audiencia que sea conforme a estos principios.

La referencia al Tribunal Arbitraje Deportivo en tanto que instancia de apelación, en el artículo 13, no impide que un signatario designe al TAD como primera instancia.]

Las vistas celebradas en el marco de eventos pueden seguir un procedimiento anticipado según lo autorizado en los reglamentos de la organización antidopaje y de la instancia de audiencia.

ARTÍCULO 9 ANULACIÓN AUTOMÁTICA DE LOS RESULTADOS INDIVIDUALES

La infracción de una norma antidopaje en relación con un control durante la competición conlleva automáticamente la anulación de los resultados individuales obtenidos en esa competición con todas sus consecuencias, incluida la pérdida de todas la medallas, puntos y premios.

[COMENTARIO: este principio se encuentra actualmente en el CAMO.

Para los deportes de equipo, véase el artículo 11 (Sanciones a los equipos)

ARTÍCULO 10 SANCIONES INDIVIDUALES

10.1 Anulación de los resultados en el evento durante el cual tiene lugar la infracción de la norma antidopaje. Una infracción de una norma que tenga lugar durante un evento, o en relación con el mismo, podrá suponer, según lo decida la instancia responsable de ese evento, una anulación de todos los resultados individuales del deportista obtenidos en el marco de ese evento, con todas las consecuencias, incluida la pérdida de las medallas, puntos y premios, salvo en los casos previstos en el artículo 10.1.1.

[COMENTARIO: mientras que el artículo 9 (Anulación automática de los resultados individuales) invalida los resultados de una única competición en la que el deportista haya dado positivo (por ejemplo, los 100 metros espalda), este artículo anula todos los resultados de todas las pruebas durante el evento en cuestión (por ejemplo, los campeonatos del mundo de la FINA).

Entre los factores que habrá que considerar en el momento de determinar si procede anular otros resultados obtenidos por un deportista en un evento, se podrá tener en cuenta por ejemplo la gravedad de la infracción y el hecho que el deportista haya o no tenido controles negativos durante otras competiciones.]

10.1.1 Cuando el deportista consiga demostrar que no ha cometido ningún acto culposo ni negligencia alguna en relación con la infracción, sus resultados individuales en otras competiciones no serán anulados, salvo competición en curso en la que se haya producido la infracción de las normas antidopaje no pudieran haberse visto influidos por esa infracción.

10.2 Suspensiones impuestas en caso de uso de sustancias o métodos prohibidos.

Con excepción de las sustancias mencionadas en el artículo 10.3, el periodo de suspensión impuesto por una infracción de los artículos 2.1 (Presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores), 2.2 (Uso o intento de uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido) y 2.6 (Posesión de sustancias o métodos prohibidos) será el siguiente:
Primera infracción: Dos (2) años de suspensión.
Segunda infracción: Suspensión de por vida.

Antes de que se le imponga una suspensión, un deportista o cualquier otra persona, tendrá la posibilidad, en todos los casos, de presentar argumentos con el objeto de obtener la anulación u obtener una reducción de la sanción conforme a lo dispuesto en el artículo 10.5.

[COMENTARIO: la armonización de sanciones ha sido una de las áreas de mayor discusión y debate en el antidopaje. Los argumentos en contra de que exista una armonización obligatoria de las sanciones se basan en las diferencias entre las disciplinas deportivas, como por ejemplo las siguientes: en algunos deportes, los deportistas son profesionales que obtienen unos ingresos importantes del deporte y en otros los deportistas son verdaderos aficionados; en aquellos deportes en los que la carrera de un deportista es relativamente corta (por ejemplo, la gimnasia artística), una suspensión de dos años tiene un efecto mucho más significativo en el deportista que en deportes en los que las carreras son tradicionalmente mucho más largas (por ejemplo, la equitación y el tiro); en las disciplinas deportivas individuales el deportista puede seguir manteniendo mejor sus aptitudes competitivas mediante la práctica en solitario durante el periodo de suspensión, en comparación con otros deportes en los que los entrenamientos en equipo son más importantes. Uno de los principales argumentos a favor de la armonización es que simplemente no es justo que dos deportistas del mismo país que den positivo de la misma sustancia prohibida en circunstancias similares reciban distintas sanciones únicamente porque participen en distintos deportes. Además, la flexibilidad en las sanciones ha sido considerada a menudo como una oportunidad inaceptable para algunos organismos deportivos de ser más indulgentes con los que se dopan. La falta de armonización de las sanciones ha sido también frecuentemente una fuente de conflictos jurisdiccionales entre federaciones internacionales y organizaciones deportivas nacionales.

El consenso de la Conferencia Mundial sobre Dopaje en el Deporte celebrada en Lausana en febrero de 1999 fue partidario de un periodo de dos años de suspensión para una primera infracción grave de la norma antidopaje, seguido de una suspensión de por vida en caso de que se produzca una segunda infracción. Este consenso se reflejó en el CAMO. ]

10.3 Estimulantes específicos.

La lista de prohibiciones podrá identificar los estimulantes específicos que, o son particularmente susceptibles de suponer una infracción no intencionada de las normas antidopaje debido a su presencia frecuente en productos medicinales, o bien son menos susceptibles de ser utilizados con éxito como agentes dopantes.

Cuando un deportista pueda establecer claramente que no ha utilizado esa sustancia con la intención de mejorar su rendimiento deportivo, el baremo de suspensión indicado en el artículo 10.2 será sustituido por el siguiente:
Primera infracción: Como mínimo, una advertencia y una reprimenda aunque sin periodo de suspensión para eventos futuros, y como máximo, un (1) año de suspensión.
Segunda infracción: Dos (2) años de suspensión.
Tercera infracción: Suspensión de por vida. Antes de que se le imponga un periodo de suspensión, un deportista o cualquier otra persona, tendrá la posibilidad, en todos los casos, de presentar argumentos con el objeto de obtener la anulación u obtener una reducción de la sanción (en el caso de una segunda o tercera infracción) conforme a lo dispuesto en el artículo 10.5.

[COMENTARIO: este principio procede del CAMO y permite por ejemplo una cierta flexibilidad a la hora de aplicar los castigos a los deportistas que dan positivo como resultado de un uso inadvertido de un medicamento contra el resfriado que contenga una sustancia prohibida.

La reducción de la sanción prevista en virtud del artículo 10.5.2 sólo se aplica a la segunda o a la tercera sanción, puesto que la sanción para una primera infracción autoriza una discreción suficiente para tener en cuenta el grado del acto culposo cometido.]

10.4 Suspensión por otras infracciones de normas antidopaje

El plazo de suspensión para otras infracciones de normas antidopaje será el siguiente:

10.4.1 Para las infracciones del artículo 2.3 (Omisión o negativa a someterse a una recogida de muestras) o del artículo

2.5 (Falsificación o intento de falsificación de un control de dopaje), serán de aplicación los periodos de suspensión indicados en el artículo 10.2.

10.4.2 Para las infracciones de los artículos 2.7 (Tráfico) o 2.8 (Administración o intento de administración de una sustancia prohibida o método prohibido) el periodo de suspensión impuesto será de un mínimo de cuatro (4) años hasta un máximo de suspensión de por vida. Una infracción de una norma antidopaje en la que esté involucrado un menor será considerada una infracción particularmente grave y, si es cometida por el personal de apoyo a los deportistas en lo que respecta a infracciones que no sean las de estimulantes especificados según lo indicado en el artículo 10.3, tendrá como resultado la suspensión de por vida de ese personal de apoyo a los deportistas. Además, las infracciones de los artículos que también vulneren leyes y normativas no deportivas podrán ser comunicadas a las autoridades administrativas, profesionales o judiciales competentes.

[COMENTARIO: aquellos que estén involucrados en el dopaje o en el encubrimiento del dopaje de deportistas estarán sujetos a sanciones que son más severas que las de los deportistas que den positivo. Como la autoridad de las organizaciones deportivas se limita a las sanciones deportivas, comunicar las actuaciones del personal de apoyo a los deportistas a las autoridades competentes es un paso importante en la lucha contra el dopaje.]

10.4.3 Para las infracciones del artículo 2.4 (vulneración de las normas relativas a la localización de los deportistas o control fallido), el periodo de suspensión será de un mínimo de tres (3) meses y de un máximo de dos (2) años, conforme a los reglamentos de la organización antidopaje que haya iniciado el control o cuyas exigencias en materia de localización no hayan sido respetadas. El periodo de suspensión para las infracciones posteriores del artículo 2.4 deberá preverse en las normas de la organización antidopaje que haya iniciado el control fallido o cuyas exigencias en materia de localización no hayan sido respetadas.

[COMENTARIO: las normas relativas a localización y controles fallidos de las distintas organizaciones antidopaje pueden variar considerablemente, sobre todo al principio de la aplicación de tales normas. Así, se ha dispuesto una flexibilidad considerable para sancionar esas infracciones de normas antidopaje. Aquellas organizaciones antidopaje con normas más sofisticadas que incluyan salvaguardas, y aquellas organizaciones con un historial más largo en lo que respecta a experiencia en localización de deportistas, podrán prever periodos de suspensión que se sitúen en la parte más alta de la horquilla de sanciones.]

10.5 Anulación o reducción del periodo de suspensión debido a circunstancias excepcionales

10.5.1 Ausencia de culpa o de negligencia

Cuando el deportista demuestre, en un caso concreto de infracción de las normas antidopaje en virtud del artículo 2.1 (presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores) o del artículo 2.2 (Uso o intento de uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido), que la infracción no se debe a una conducta culposa o negligente por su parte, se anulará el periodo de suspensión aplicable. Cuando una sustancia prohibida, sus metabolitos o sus marcadores se descubran en las muestras de un deportista contraviniendo lo dispuesto en el artículo 2.1 (presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores), el deportista deberá demostrar igualmente de qué forma se introdujo la sustancia prohibida en su organismo para que se levante el periodo de suspensión. En caso de aplicación de este artículo y de levantamiento del periodo de suspensión aplicable, la infracción de las normas antidopaje no será considerada una infracción para la determinación del periodo de suspensión que sea de aplicación a los casos de infracciones múltiples conforme a lo dispuesto en los artículos 10.2, 10.3 y 10.6.

[Comentario: el artículo 10.5.1 sólo se aplica a las infracciones cometidas en virtud de los artículos 2.1 y 2.2 (Presencia o uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido), debido a que es necesario demostrar que la culpa o negligencia ha supuesto la infracción de las normas antidopaje en el caso de las demás normas antidopaje.]

10.5.2 Ausencia de culpa o de negligencia significativas

El artículo 10.5.2 sólo es de aplicación a las infracciones de las normas antidopaje relativas a los artículos 2.1 (Presencia de una sustancia prohibida o de sus metabolitos o marcadores, 2.2 (Uso o intento de uso de una sustancia prohibida o de un método prohibido) o 2.8 (Administración o intento de administración de una sustancia prohibida o método prohibido). Si un deportista logra demostrar, en un caso concreto relacionado con tales infracciones, que no ha cometido ningún acto culposo o negligente, el periodo de suspensión podrá reducirse. No obstante, el periodo de suspensión reducido no podrá ser inferior a la mitad del periodo de suspensión que hubiera debido aplicarse normalmente. Cuando el periodo de suspensión que hubiera debido aplicarse normalmente es una suspensión de por vida, el periodo de suspensión reducido aplicado en virtud de este artículo deberá ser de al menos 8 años. Cuando una sustancia prohibida, sus metabolitos o sus marcadores se descubran en las muestras de un deportista contraviniendo lo dispuesto en el artículo 2.1 (Presencia de una sustancia o método prohibido), el deportista deberá demostrar igualmente de que forma se introdujo la sustancia prohibida en su organismo para poder beneficiarse de un periodo de suspensión reducido.

[Ver PDF]

Cerrar