Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
Aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Castrelo do Val
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOP-OURENSE 69
Fecha Disposición :
26/03/2009
Fecha Publicación :
26/03/2009
Órgano Emisor :
CASTRELO DO VAL
La Xunta de Galicia aprobó definitivamente el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Castrelo do Val, el día 16 de diciembre de 2008, mediante Orden dictada por la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes. En cumplimiento de lo establecido en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local, se publica dicho acuerdo y el articulado de las normas de dicho plan, que se adjuntan como anexos I y II de este edicto.

Contra este acuerdo podrá interponerse recurso contenciosoadministrativo ante la Sala de lo ContenciosoAdministrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia con sede en A Coruña, en el plazo de dos meses contados desde el siguiente a la publicación de este anuncio, de conformidad con el artículo 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, de la jurisdicción contenciosoadministrativa.

Todo eso es sin perjuicio de que se pueda ejercitar cualquiera otra acción.

Castrelo do Val, 9 de marzo de 2009.- El alcalde. Fdo.: Vicente Gómez García.

NORMATIVA URBANÍSTICA

ÍNDICE

1. DISPOSICIONES GENERALES.

1. 1. NATURALEZA JURÍDICA.

1.2. ÁMBITO DE APLICACIÓN.

1.3. VIGENCIA.

1.4. RELACIÓN CON LAS N. C. S. PROVINCIALES.

1.5. RELACIÓN CON CUALQUIERA OTRO DOCUMENTO DE ORDENACIÓN DE CARÁCTER SUPRAMUNICIPAL.

1.6. CONTENIDO Y DOCUMENTACIÓN.

2. CLASIFICACIÓN Y CALIFICACIÓN DEL SUELO MUNICIPAL

2.1. CLASIFICACIÓN.

2.1.1. SUELO URBANO.

2.1.2. SUELO DE NÚCLEO RURAL.

2.1.3. SUELO URBANIZABLE.

2.1.4. SUELO RÚSTICO.

2.2. CATEGORÍAS URBANÍSTICAS.

2.2.1. SUELO URBANIZABLE.

2.2.2. SUELO RÚSTICO.

2.3. CUALIFICACIÓN URBANÍSTICA.

2.3.1. SUELO DE NÚCLEO RURAL.

3. DESARROLLO Y EJECUCIÓN DEL PLAN GENERAL.

3.1. CONSIDERACIONES GENERALES.

3.2. DESARROLLO Y FIGURAS DE PLANEAMIENTO.

3.3. ADECUACIÓN A LO DISPUESTO EN EL PLAN GENERAL.

3.4. CONDICIONES EXIGIBLES A TODA ACTUACIÓN URBANÍSTICA.

3.5. ÁREAS DE REPARTO Y SECTORES.

3.6. SISTEMAS DE ACTUACIÓN.

3.7. APROVECHAMIENTO URBANÍSTICO.

3.8. ADQUISICIÓN DEL DERECHO AL APROVECHAMIENTO URBANÍSTICO.

3.9. PLAZO PARA LA MATERIALIZACIÓN DE LA EDIFICACIÓN.

3.10. INSTRUMENTOS DE EJECUCIÓN EN SUELO DE NÚCLEO RURAL.

3.10.1. Sistema de cesión de viales.

3.10.2. Conexións y urbanización en la cesión de viarios.

3.10.3. Obtención de dotaciones en los núcleos rurales.

4. ORDENANZAS GENERALES.

4.1. CONDICIONES A LAS QUE SE TENDRÁ QUE AJUSTAR LA EDIFICACIÓN EN LAS DIVERSAS CLASES DE SUELO.

4.2. DEFINICIONES.

4.3. NORMAS DA EDIFICACIÓN.

4.3.1. CONDICINES GENERALES DE VOLUMEN E HIGIÉNICAS.

4.3.2. CONDICIONES GENERALES DE USO.

4.3.2.1. Uso de vivienda.

4.3.2.2. Uso industrial.

4.3.2.3. Uso comercial.

4.3.2.4. Uso administrativo y de oficinas.

4.3.2.5. Uso Hotelero.

4.3.2.6. Condiciones de garajeaparcamiento y servicios del automóvil.

4.3.2.7. Uso SanitarioAsistencial.

4.3.2.8. Uso educativo o docente.

4.3.2.9. Uso SocioCultural y Recreativo.

4.3.2.10. Uso Deportivo.

4.3.2.11. Uso religioso.

4.3.2.12. Espectáculos.

4.3.2.13. Uso agropecuario, forestal y extractivo.

4.3.3. CONDICIONES TIPOLÓGICAS GENERALES DE LAS CONSTRUCIONES.

4.3.3.1. Aplicación de las Normas.

4.3.3.2. Parámetros exteriores.

4.3.3.3. Parámetros interiores.

4.3.3.4. Edificaciones complementarias.

4.3.3.5. Edificios dedicados a otros usos.

4.3.3.6. Conservación, reforma o ampliación de construciones tradicionales, xa existentes en los núcleos rurales y en el suelo rústico.

4.3.3.7. Condiciones excepcionales para equipamientos comunitarios en los núcleos rurales.

4.4. NORMAS DE ORDENACIÓN.

4.4.1. NORMATIVA DE SISTEMAS GENERALES.

4.4.1.1. Red de carreteras.

4.4.1.2. Redes de energía eléctrica y telecomunicaciones.

4.4.1.3. Infraestructuras Energéticas. Parques eólicos.

4.4.1.4. Infraestructuras Energéticas. Parques solares.

4.4.1.5. Red ferroviaria.

4.4.1.6. Sistema general de equipamientos públicos.

4.4.1.7. Sistema general de espacios libres.

4.5. NORMAS BÁSICAS SOBRE DISEÑO DE LOS SISTEMAS GENERALES Y CALIDAD DE LA URBANIZACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO.

4.5.1. LA RED VIARIA

4.5.2. RED DE ABASTECIMIENTO DE AUGA Y RIEGO.

4.5.3. REDES DE SANEAMIENTO Y PLUVIALES.

4.5.4. RED DE SUBMINISTRACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA.

4.5.5. RED DE ALUMBRADO PÚBLICO.

4.5.6. REDES DE TELEFONÍA Y TELECOMUNICACIONES

4.5.7. URBANIZACIONES DE LOS ESPACIOS LIBRES.

4.5.8. INSPECCIÓN Y RECEPCIÓN DE LAS OBRAS DE URBANIZACIÓN.

5. ORDENANZAS ESPECÍFICAS

5.1. ORDENANZA 1 DE EDIFICACIÓN INDUSTRIAL (EI).

5.2. ORDENANZA, de zonas verdes y espacios libres de uso público.

5.3. ORDENANZA de Equipamientos Colectivos.

5.4. SUELO DE NÚCLEOS RURALES.

5.4.1. DISPOSICIONES COMUNES PARA LOS NÚCLEOS RURALES.

5.4.1.1. Derechos y obligaciones de los propietarios.

5.4.1.2. Tipos de actuaciones.

5.4.1.3. Usos permitidos.

5.4.1.4. Usos y Actuaciones prohibidas.

5.4.1.5. Condiciones generales de las edificaciones.

5.4.1.6. Características generales de los viarios de nueva apertura previstos en el PXOM.

5.4.2. ORDENANZA DE EDIFICACIÓN EN LOS NÚCLEOS RURALES EN ÁREAS TRADICIONALES CONSOLIDADAS (NRC).

5.4.3. ORDENANZA DE EDIFICACIÓN EN LOS NÚCLEOS RURALES EN ÁREAS DE EXPANSIÓN (NRE).

5.4.4. Redacción de Planes Especiales de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural.

6. NORMAS PARTICULARES EN SUELO URBANIZABLE.

6.1. RÉGIMEN URBANÍSTICO.

6.2. SUELO URBANIZABLE DELIMITADO.

6.2.1. Determinaciones de los Planes Parciales.

6.2.2. DETERMINACIONES COMPLEMENTARIAS PARA EL USO INDUSTRIAL.

6.3. CONDICIONES ESPECÍFICAS Y DESARROLLO DEL SUELO URBANIZABLE NO DELIMITADO.

6.3.1. Criterios para la delimitación de sectores en los Planes de Sectorización.

6.3.2. Condiciones específicas y determinaciones al respecto de la integración de los sectores en su contorno.

6.3.3. Criterios y determinaciones básicas de ordenación de los Planes de Sectorización.

6.3.4. Documentación básica de los planes de sectorización.

7. NORMAS PARTICULARES EN SUELO RÚSTICO.

7.1. DISPOSICIONES GENERALES PARA EL SUELO RÚSTICO.

7.1.1. DEFINICIÓN.

7.1.2. CATEGORÍAS.

7.1.3. RÉGIMEN DEL SUELO RÚSTICO. DERECHOS Y OBLIIGACINES DE LOS PROPIETARIOS.

7.1.4. RÉGIMEN GENERAL DE USOS EN SUELO RÚSTICO.

7.1.5. PROCEDIMIENTO PARA LA OTORGACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN AUTONÓMICA EN EL SUELO RÚSTICO.

7.1.6. CONDICIONES DE LAS EDIFICACIONES EN SUELO RÚSTICO.

7.1.6.1. Condiciones generales de las edificaciones en el suelo rústico.

7.1.6.2. Condiciones adicionais que deben cumplir las edificaciones destinadas a usos residenciales vinculados a las explotaciones agrícolas o ganaderas.

7.1.6.3. Condiciones adicionales para el resto de actividades constructivas no residenciales.

7.1.6.4. Condiciones específicas para las edificaciones existentes de carácter tradicional o de singular valor arquitectónico.

7.1.7. DESARROLLO POR PLANES ESPECIALES.

7.2. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN ORDINARIA (RPO).

7.2.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

7.2.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.3. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN AGROPECUARIA (RPA).

7.3.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

7.3.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.3.3. NORMAS DE PROTECCIÓN.

7.4. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN FORESTAL (RPF).

7.4.1. DEFINICIÓN E ÁMBITO.

7.4.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.4.3. NORMAS DE PROTECCIÓN.

7.5. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE ESPACIOS NATURALES (RPN).

7.5.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

7.5.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.5.3. DETERMINACIONES GENERALES.

7.6. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE LAS AGUAS (RPR).

7.6.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

7.6.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.6.3. NORMAS DE PROTECCIÓN

7.7. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE INFRAESTRUTURAS (RPI).

7.7.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

7.7.2. RÉGIMEN DE USOS.

7.8. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO ESPECIALMENTE PROTEGIDO PARA ZONAS CON INTERÉS PATRIMONIAL, ARTÍSTICO O HISTÓRICO (RPH).

7.8.1. Definición y ámbito.

7.8.2. Régimen de usos.

8. CATÁLOGO DEL PATRIMONIO CULTURAL Y ARQUEOLÓGICO.

8.1. CONDICIONES BÁSICAS.

8.2. ANTECEDENTES DEL CATÁLOGO.

8.3. Clasificación del patrimonio arquitectónico.

8.4. CONDICIONES GENERALES REGULADORAS DEL CATALOGO Y LAS ACTUACIONES A REALIZAR EN LOS ELEMENTOS Y EN SUS CONTORNOS DE PROTECCIÓN.

Art. 1- Ámbito y objeto.

Art. 2- Definición general de los tipos de obra permitidos en los edificios.

Art. 3. Niveles de protección.

Art. 4- Condiciones estéticas generales y de armonización.

Art. 5.- Normativa para la tramitación de proyectos:

Art. 6- Condiciones para la intervención en los conjuntos rurales de interés:

Art. 7. Protección del arbolado.

Art. 8. Protección de los caminos tradicionales:

Art. 9. Protección del Camino de Santiago.

Art. 10. Obligaciones de los propietarios de los bienes catalogados que se encuentren en estado ruinoso.

8.5. CONDICIONES ESPECÍFICAS REGULADORAS DE LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO.

Art. 1.- Definición del Patrimonio Arqueológico

Art. 2.- Ámbito de aplicación

Art. 3.- Mecanismos de altas y bajas en el catálogo

Art 4.- Regulación de la protección a aplicar

Art. 5.- Hallazgos no previsibles

Art. 6.- Infracciones a la presente ordenanza.

TITULO I: 1. DISPOSICIONES GENERALES.

1.1 NATURALEZA JURÍDICA. Las determinaciones del presente documento constituyen el contenido normativo del Plan General de Ordenación Municipal de Castrelo do Val, que tiene carácter de norma jurídica vinculante y obligatoria en el ámbito de aplicación que le es propio, equiparándose en la jerarquía de fuentes del derecho urbanístico la disposiciones reglamentarias.

1.2 ÁMBITO DE APLICACIÓN. Las presentes Ordenanzas y Normas Urbanísticas, de acuerdo con el señalado en las disposiciones legales y reglamentarias vigentes, tienen cómo cometido fundamental a regulación del uso del suelo y la edificación en el Tenérmelo Municipal de Castrelo do Val. La presente Normativa Urbanística será de aplicación obligada igualmente para la redacción de los Planes Parciales y Especiales, Estudios de Detalle y Proyectos de urbanización y edificación, tanto de carácter personal como de carácter público, que se pretendan acometer en el territorio del Ayuntamiento de Castrelo do Val.

1.3 VIGENCIA. El presente Plan General de Ordenación Municipal (en el sucesivo PGOM) entrará en vigor al día siguiente de la última de las dos siguientes publicaciones: del acuerdo de su aprobación definitiva en el DOGA y de su Normativa y Ordenanzas en el BOP de Ourense, y tendrá vigencia indefinida de conformidad con el previsto en el artículo 92.1 de la Ley 9/2002 de 30 de diciembre de Ordenación Urbanística y Protección de en medio Rural de Galicia (y su modificación por la Ley 15/2004 de 29 de diciembre, en el sucesivo LOUG refundida), sin perjuicio de sus eventuales alteraciones (revisión, modificación) que puedan acordarse conforme al dispuesto en los artículos 93 y 94 de la dicha Ley.

Se procederá a la revisión del PXOM, según establece el artículo 93.2 da LOUG refundida, siempre que se conciba la adopción de nuevos criterios respecto de la estructura general y orgánica del territorio, siendo preceptiva en cualquiera de los siguientes casos:

a) Cuando se produzcan circunstancias sobrevenidas, de carácter demográfico o económico, que incidan substancialmente sobre la ordenación.

b) En la previsión del agotamiento de la capacidad de asentamiento, prevista en este PXOM

c) Variaciones importantes en la clasificación del suelo que no respondan al interés general municipal, comarcal o regional.

d) Cuando la suma o acumulación de modificaciones puntuales del PXOM amenacen con desvirtuar el modelo territorial adoptado, o alguno de sus elementos estructurantes.

e) Cuando lo dispongan las leyes sectoriales de carácter general, o las de carácter urbanístico que se promulguen, según disponga su propio articulado

f) Transcurridos ocho años a partir de su aprobación definitiva. Se podrá modificar el PXOM, cuando se juzgue conveniente, entendiéndose por modificación el cambio de determinaciones que no afecten a los elementos básicos de la estructura general y orgánica del territorio, ni supongan modificación de los criterios generales establecidos; todo esto conforme al dispuesto en el artículo 94 de la LOUG refundida.

De acuerdo con el artículo 93.4 de la Ley del suelo de Galicia, la revisión del planeamiento y sus modificaciones o de cualquiera de los elementos de los planes, proyectos, normas, ordenanzas o planeamiento de desarrollo se sujetarán a las mismas disposiciones enunciadas para su tramitación y aprobación, y deberán ser informados por la Consellería de Cultura en los mismos términos que el planeamiento urbanístico general, en conformidad con el articulo 32 de la Ley 8/1995, del 30 de octubre, del patrimonio cultural de Galicia.

1.4 RELACIÓN CON LAS N. C. S. PROVINCIALES. En aquellos puntos no desarrollados en la presente Normativa, se acogerá al dispuesto en el artículo 51.2 de la LOUG refundida, en el que se establece la aplicación con carácter complementario de las Normas Subsidiarias y Complementarias de Planeamiento Provinciales, siempre que no se modifique la calificación del suelo ni se alteren las determinaciones del PXOM.

1.5 RELACIÓN CON CUALQUIER OTRO DOCUMENTO DE ORDENACIÓN DE CARÁCTER SUPRAMUNICIPAL.

El PXOM asumirá como propias las normas dimanantes de los planes de carácter supramunicipal, cuando su estatus legal reconozca esa exigencia, tanto en el que respeta a planes de carácter sectorial como la directrices territoriales de carácter comarcal o de cualquier ámbito.

1.6 CONTENIDO Y DOCUMENTACIÓN. La documentación integrante del PXOM ha de ser la siguiente, en conformidad con lo previsto en los artículos 60 y 61 de la LOUG refundida.

a) Documentos de información: Memoria Informativa, incluyendo o Estudio del Medio Rural y el Análisis del modelo del asentamiento poblacional.

Planos de Información

b) Documentos de ordenación: Memoria Justificativa. Estudio de sostenibilidad ambiental, impacto territorial y paisajístico.

Planos de Ordenación Urbanística. Normativa Urbanística. Estrategia de Actuación y Estudio Económico. Catálogo. El cuerpo normativo del PXOM que se avanza se comprenderá en los siguientes títulos:

I. DISPOSICIONES GENERALES.

II. CLASIFICACIÓN Y CUALIFICACIÓN DEL SUELO MUNICIPAL.

III. DESARROLLO Y EJECUCIÓN DEL PLAN GENERAL.

IV. ORDENANZA GENERALES.

V. ORDENANZAS ESPECÍFICAS.

VI. NORMAS PARTICULARES EN SUELO URBANIZABLE.

VII. NORMAS PARTICULARES EN SUELO RÚSTICO.

VIII. CATÁLOGO.

TITULO II: 2. CLASIFICACIÓN Y CUALIFICACIÓN DEL SUELO MUNICIPAL

2.1 CLASIFICACIÓN. A los efectos de la aplicación de las presentes Normas y Ordenanzas y de acuerdo con el artículo 10 de la LOUG refundida la totalidad de los terrenos del Tenérmelo Municipal de Castrelo do Val, en base a sus características, ya puestas de manifiesto en la Memoria Justificativa, se clasifica en: Suelo de Núcleos Rurales, Suelo Rústico y Suelo Urbanizable.

2.1.1 SUELO URBANO. Aunque no existe parte alguna del territorio clasificable objetivamente como Suelo Urbano, merced al desarrollo urbanístico del Suelo Urbanizable, se podrá conseguir esta condición de clasificación como suelo urbano, una vez ejecutadas las cesiones correspondientes, realizada la urbanización de los terrenos y repartidas las cargas y beneficios entre los propietarios, aplicándose desde ese rato el régimen que para el suelo urbano prevé la LOUG refundida, siempre como suelo urbano consolidado, dadas las condiciones previas aplicables.

2.1.2 SUELO DE NÚCLEO RURAL. Conforme al establecido en el artículo 13 de la LOUG refundida, clasificara como suelo de núcleos rurales aquel que se incluye en los ámbitos de los asentamientos nucleares delimitados nos planos del PGOM, por entender que se ajustan a la definición que de los núcleos rurales se desprende de la LOUG y de la presente normativa.

2.1.3 SUELO URBANIZABLE. De acuerdo con el establecido en el artículo 14 de la LOUG refundida., constituyen el suelo urbanizable: los terrenos delimitados por el perímetro que define esta clase de suelo, por entender que son los apropiados para esa función y por no tener la condición de suelo urbano, de núcleo rural o rústico, en base a los criterios generales establecidos en la Memoria Justificativa del PXOM.

La ordenación y urbanización de los terrenos así clasificados se efectuará mediante Planes Parciales, Planes de Sectorización y Proyectos de Urbanización, de conformidad con lo dispuesto en la presente Normativa.

2.1.4 SUELO RÚSTICO. Conforme al dispuesto en el artículo 15 de la LOUG refundida constituyen esta clase de suelo: los terrenos que el PXOM excluye del proceso urbanizador, bien por ser incompatibles o por no reunir las condiciones necesarias para esto, en base a los objetivos y criterios establecidos, bien porque tienen valores de por sí que se desea proteger conforme la esos criterios y también a las propias exigencias legales conforme al establecido en el artículo citado, habida cuenta también que segundo, el dispuesto en el artículo 32 de la LOUG refundida, el suelo rústico se dividirá en dos categorías básicas: rústico de protección común y rústico de especial protección.

A los efectos de las posibilidades de uso o edificatorias en esta clase de suelo, se actuará en concordancia con el señalado en el artículo 33 y siguientes de la LOUG refundida, distinguiendo tres tipos de usos:

a) Los que se pueden autorizar directamente por parte del Ayuntamiento, guarden relación con la naturaleza y destino de la finca, siempre y cuando se ajusten a los planes, normas o autorizaciones de los órganos competentes y al dispuesto en la presente normativa, a saber:

- Las actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

- Las actividades científicas, escolares y divulgativas.

- Otras actividades que dependen ya de la calificación concreta del suelo

b) Las que para su materialización habrán de obtener con carácter previo a la concesión de la licencia municipal, una previa autorización de la Administración Autonómica, en los que deberán valorarse, en cada caso, las circunstancias que justifiquen su autorización.

c) Usos prohibidos, que son aquellos incompatibles con la protección de cada categoría de suelo o que impliquen un riesgo relevante de deterioro de los valores protegidos.

2.2 CATEGORÍAS URBANÍSTICAS. Dentro de las clases del suelo urbanizable y rústico, en el marco de las previsiones de la LOUG refundida, el presente PXOM efectúa una división en zonas territoriales correspondientes a diversas categorías, a efectos de la asignación del régimen jurídico diferenciado establecido en la legislación urbanística para cada una de ellas.

2.2.1 SUELO URBANIZABLE. En el suelo urbanizable se distinguirán dos categorías diferentes:

a) Suelo urbanizable delimitado o inmediato, que es el comprendido en sectores delimitados y que tengan establecidos los plazos de ejecución, las condiciones para su transformación y el desarrollo del Plan General. En el presente PXOM, conforme al diagnóstico de información urbanística a los criterios y soluciones generales contenidas en la Memoria Justificativa, no se establece esta categoría del suelo sobre ningún ámbito.

b) Suelo urbanizable no delimitado o diferido, integrado por los terrenos restantes que el Plan General clasifique como suelo urbanizable. Se establece esta categoría de suelo sobre la totalidad del suelo clasificado como urbanizable por el Plan General, necesitando, para su incorporación al proceso urbanizador, de la redacción y tramitación de Planes de Sectorización.

2.2.2 SUELO RÚSTICO. Es establecen las siguientes categorías

a) Suelo Rústico de protección ordinaria

b) Suelo rústico sujeto a protecciones especiales. Aquí se diferencian las siguientes zonas

a) De protección agropecuaria (RPA) b) De protección forestal (RPF) c) De protección de espacios naturales (RPN) d) De protección de las aguas (RPR) e) De protección de infraestructuras (RPI)

f) De especial protección de zonas de interés patrimonial, artístico o histórico (RPH).

2.3 CUALIFICACIÓN URBANÍSTICA. Le corresponde al PXOM la determinación de la calificación urbanística que posibilita el ordenación pormenorizada necesaria para proceder a la materialización del aprovechamiento urbanístico corresponsal la cada parcela, previa obtención de las licencias administrativas necesarias. Con carácter general, el establecimiento de la ordenación pormenorizada o detallada sólo es preceptivo en la clase de suelo de núcleo rural y en las categorías de suelo urbano consolidado; en las restantes categorías es potestativo.

2.3.1 SUELO DE NÚCLEO RURAL. Se establecen las siguientes zonas

a) Zona que incluye las áreas tradicionales consolidadas por la edificación (NRC).

b) Zona que abarca las áreas de expansión del núcleo (NRE).

TITULO III: 3. DESARROLLO DEL PLAN GENERAL

3.1 CONSIDERACIONES GENERALES. 1) Para él desarrollo de él PXOM, se formularán Planes Especiales, Planes de Sectorización, Planes Parciales y Estudios de Detalle, de acuerdo con el previsto en la legislación vigente: LOUG refundida, Ley sobre Régimen de él Suelo y Valoraciones (Ley 6/1998, de 13 de abril, en el sucesivo, LRSV),

Reglamento de Planeamiento, (R. P.), y RDLey 4/2000, de 23 de junio, de Medidas urgentes de Liberalización en él Sector Inmobiliario y Transportes y el dispuesto en la presente Normativa.

2. Los límites espaciales de estos desarrollos serán los definidos nos Planos de Ordenación y/o en la presente Normativa y, en su caso, los que pueda establecer el Ayuntamiento con posterioridad a la aprobación del Plan.

3. La totalidad de las cargas y beneficios impuestos por el planeamiento serán distribuidos entre los propietarios incluidos en las Áreas de Reparto y/o Unidades de Ejecución, Polígonos, etc. bien por medio de la reparcelación, bien por medio de cualquiera otro tipo de compensación, incluida la económica. Los instrumentos para la equidistribución de cargas y beneficios podrán abarcar áreas continuas de suelo o áreas discontinuas, según prevea el Plan General.

3.2 DESARROLLO Y FIGURAS DE PLANEAMIENTO. La ordenación del Plan general se desarrollará, según la clase de suelo de que se trate, mediante los instrumentos siguientes:

1. En Suelo de núcleo rural, mediante Planes Especiales de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural, que pueden contemplar actuaciones de carácter Integral.

2. En Suelo Urbanizable No Delimitado, mediante Planes de Sectorización.

3. Cuando en las zonas que puedan conseguir la condición de suelo urbano merced a la redacción de Planes de Sectorización se produzcan casos de imprecisión en las determinaciones o sean necesarios ligeros reajustes de alineaciones o de redistribución del aprovechamiento de un cuarterón o elemento de la morfología urbana, se redactarán y se tramitarán Estudios de Detalle para esos fines.

4. Las actuaciones urbanísticas que procedan llevar a cabo en las diferentes categorías de Suelo Rústico requerirán la redacción y tramitación del correspondiente Plan Especial.

5. En desarrollo de las previsión contenidas en el Plan General podrán formularse y aprobarse Planes Especiales con la finalidad de proteger ámbitos singulares, coordinar la ejecución de dotaciones urbanísticas, establecer y ordenar las infraestructuras básicas relativas a los sistemas de comunicaciones, transportes, espacios libres públicos, equipamientos comunitarios y las instalaciones destinadas a los servicios públicos.

3.3 ADECUACIÓN A LO DISPUESTO EN EL PLAN GENERAL.

1. Los Planes Parciales y los Planes Especiales podrán modificar la ordenación detallada establecida por el PGOM de acuerdo con el establecido en el artículo 62 de la LOUG.

2. Los Panes Parciales y Especiales podrán reajustar, por razones justificadas, la delimitación de los sectores y de las áreas de reparto, siempre que el reajuste no afecte a suelo rústico de especial protección ni las dotaciones públicas y que no suponga una alteración superior al 5% del ámbito delimitado por el PXOM.

3. En desarrollo tanto del PGOM cómo de los Planes Parciales y Especiales, los Estudios de Detalle no podrán alterar el destino urbanístico del suelo, incrementar o incrementar el aprovechamiento urbanístico; reducir o modificar las superficies destinadas a viarios, espacios libres o dotaciones públicas; prever la apertura de nuevos viarios no previstos en el plan que desarrollen o completen; aumentar la ocupación del suelo, alturas máximas edificables o la intensidad de uso; parcelar el suelo, desconocer o infringir las demás limitaciones que les imponga el correspondiente plan; y, establecer nuevos usos y ordenanzas.

3.4 CONDICIONES EXIGIBLES A TODA ACTUACIÓN URBANÍSTICA.

La ejecución del planeamiento se tendrá que desarrollar por los procedimientos que garanticen los deberes y dere chos de los propietarios de los distintos tipos de suelo, el

cumplimiento de los plazos que el planeamiento señale, la distribución equitativa de los beneficios y cargas entre los afectados, así como el cumplimiento de los deber de cesión de los terrenos destinados a viarios y dotaciones públicas, y también la localización del aprovechamiento correspondiente al ayuntamiento; también el coste y, en su caso, la ejecución de la urbanización.

3.5 ÁREAS DE REPARTO Y SECTORES. La ejecución del planeamiento urbanístico se habrá de realizar en el suelo urbanizable delimitado por medio de la delimitación de sectores, según lo dispuesto en el artículo 49.2 de la LOUG, que deberán formar parte de una o varias Áreas de Reparto delimitadas por el PXOM, conforme al lo dispuesto en el artículo 111 de la LOUG. De acuerdo con el establecido en este incluso artículo en el suelo urbanizable no delimitado, las Áreas de Reparto y los sectores se delimitarán con posterioridad a la aprobación del PXOM mediante Planes de Sectorización, y previamente al proceso de desarrollo urbanístico permitido en esta clase de suelo. Si el Plan de Sectorización delimita un solo sector, este conformará una Área de Reparto independiente.

3.6 SISTEMAS DE ACTUACIÓN. La ejecución del planeamiento se desarrollará por cualquiera de los sistemas previstos en el artículo 126 de la LOUG. Siempre que no se explicite, el sistema a aplicar será lo de compensación. En cualquier caso, la determinación del sistema, si este no se contiene en la normativa del PXOM, se llevará a cabo en el rato en el que se determinen los Sectores o Áreas de Reparto.

3.7 APROVECHAMIENTO URBANÍSTICO. En el suelo urbanizable, el aprovechamiento susceptible de apropiación por parte de la propiedad será el 90% del aprovechamiento tipo establecido para la Área de Reparto y/o el Sector, en su caso, en el que se localice la parcela correspondiente, conforme a lo dispuesto en el artículo 23 de la LOUG.

3.8 ADQUISICIÓN DEL DERECHO AL APROVECHAMIENTO URBANÍSTICO.

En el suelo urbanizable no delimitado será precisa la aprobación de un Plan de Sectorización que defina su delimitación y todas las características de su ordenación, y una vez cumplimentado este trámite con su aprobación definitiva y publicación el derecho al aprovechamiento urbanístico se adquiere por el cumplimiento de los deberes de cesión, equidistribución y urbanización.

En caso del suelo de los núcleos rurales ese aprovechamiento se adquirirá en el instante en el que la parcela adquiera las condiciones que se exigen para esto.

3.9 PLAZO PARA LA MATERIALIZACIÓN DE LA EDIFICACIÓN. El plazo de solicitud para edificar en el suelo urbanizable se deberá establecer en su corresponsal planeamiento de desarrollo, y como máximo será de ocho años desde que se apruebe definitivamente ese planeamiento de desarrollo.

3.10 INSTRUMENTOS DE EJECUCIÓN EN SUELO DE NÚCLEO RURAL.

Se establecen en virtud de la regulación objetiva y pormenorizada que a LOUG refundida hace en esta clase de suelo.

3.10.1 SISTEMA DE CESIÓN DE VIALES. El sistema de cesión de viales en el suelo de núcleo rural se ha de aplicar conforme las siguientes reglas:

a) Los propietarios deberán cederle al municipio los terrenos destinados por el planeamiento a viales, fuera de las alineaciones, que resulten necesarios para que la parcela sea edificable, de acuerdo con las determinaciones de la LOUG y del planeamiento.

b) El cumplimiento efectivo del deber de cesión tendrá lugar con la solicitud de la licencia. Esta cesión se formalizará en documento público (o en un acto administrativo de cesión a formalizar en el propio ayuntamiento), acompañado de plano o documento gráfico donde se exprese con precisión a superficie objeto de cesión, conforme a las alineaciones establecidas.

c) Los propietarios deberán urbanizar su parcela en los términos del artículo siguiente.

3.10.2 CONEXIONES Y URBANIZACIÓN EN LA CESIÓN DE VIARIOS.

1. La ejecución de las actuaciones integrales previstas por un Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora de en medio Rural se llevará a cabo por alguno de los sistemas de actuación regulados en la LOUG.

2. Para edificar en el ámbito de los núcleos rurales, incluida su área de expansión, deberá ejecutarse la conexión con las redes de servicio existentes en el núcleo rural o en sus cercanías. De no existir, deberán resolverse por medios individuales con cargo al promotor de la edificación y con el compromiso de conexión cuando se implanten los servicios.

Una vez aprobado definitivamente el Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora de en medio Rural, deberán implantarse las redes de servicios y las instalaciones que resulten necesarias para el suministro de agua y de energía eléctrica y para la evacuación y depuración de las aguas residuales y, si es el caso, realizarse la conexión con las redes existentes en el núcleo rural o en sus cercanías.

3. Se podrá autorizar la ejecución simultánea de las obras de acometida, urbanización y edificación. El municipio deberá exigir garantías suficientes del cumplimiento de este deber.

3.10.3. OBTENCIÓN DE DOTACIONES EN LOS NÚCLEOS RURALES. Los terrenos destinados la dotaciones públicas se podrán obtener mediante expropiación forzosa, convenio urbanístico entre la administración y los propietarios o permuta forzosa.

En el supuesto de ejecución de planes especiales de protección, rehabilitación y mejora de en medio rural que prevean actuaciones de carácter integral en los núcleos rurales y delimiten polígonos, por cesión obligatoria y gratuita o por ocupación directa.

TITULO IV: 4. ORDENANZAS GENERALES.

4.1 CONDICIONES A LAS QUE SE TENDRÁ QUE AJUSTAR LA EDIFICACIÓN EN LAS DIVERSAS CLASES DEL SUELO.

Las condiciones a las que se tendrá que ajustar la edificación serán las específicas de cada Zona, contenidas en la respectiva Ordenanza o Norma, completadas por las Ordenanzas Generales, de Volumen, de Uso, Tipológicas, Higiénicas y de Gestión. Además se deberán tener en cuenta todas las normas aplicables en función de la progresiva entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (en adelante CTE), así como de las disposiciones recogidas en las Normas de Hábitat Gallego (en adelante NHG).

4.2 DEFINICIONES. A los efectos del presente PXOM cuantas veces se emplean los términos que a continuación se indican, tendrán el significado que claramente se expresa en los apartados siguientes:

SOLAR O PARCELA EDIFICABLE: De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley 9/2002, tendrá la consideración de solar toda parcela situada en suelo urbano adecuada para la edificación, que reúna las siguientes condiciones:

a) Tener señaladas las alineaciones y rasantes

b) Disponer de acceso rodado directo por la vía a la que dé frente

c) Tener pavimentada la calzada de esa vía y disponer de encintado de aceras, si esa vía tiene más de 6 m. de ancho.

d) Disponer de abastecimiento de agua a través de cualquiera de las redes generales existentes, contar con conexión a la red municipal de evacuación de las aguas residuales y disponer de subministración de energía eléctrica.

Para autorizar las edificaciones en los núcleos rurales si exigirá tener resueltos, con carácter previo y la cuesta del promotor, como mínimo, los servicios de acceso rodado directo desde la veía pública, abastecimiento de agua, evacuación y tratamiento de las aguas residuales y suministro de energía eléctrica o, en otro caso, garantizar la ejecución simultánea con la edificación.

En el resto de tipos de suelo se estará a lo dispuesto en el régimen o en la ordenanza correspondiente.

ALINEACIÓN O ACALLEJAMIENTO: Línea límite de la parcela que separa esta de los espacios libres públicos (calles, caminos, plazas, curros, etc.).

ALINEACIÓN ACTUAL: Son las lindes de las parcelas cos espacios libres públicos existentes.

ALINEACIÓN OFICIAL: Son las señaladas en el planeamiento, que adquieren el carácter de oficiales a la aprobación definitiva del presente PXOM o de los documentos que lo desarrollen. Pueden definirse en los planos de Ordenación, en los textos de la Normativa o en ambos casos a la vez, prevaleciendo siempre, en caso de contradicción, la Norma escrita sobre la gráfica.

LÍNEA DE EDIFICACIÓN: Es aquella línea que la futura edificación no pode sobrepasar, excepto con los voladizos cuando estos se permitan. Puede ser interior o exterior.

- Exterior: Cuando se refiere a la fachada de la edificación que dé frente a espacios libres públicos o a los libres personales que limiten con estos y sean fruto de un retroceso mínimo obligado.

- Interior: Cuando se refiere a la fachada opuesta a la anterior.

PARCELA EDIFICABLE: Es la que reúne los requisitos para que en ella se pueda edificar. También se entenderá con te eres tenérmelo la parte del sonar comprendida entre la línea de edificación exterior y la línea de edificación interior.

RETROCESO: Es el ancho de la franja de terreno comprendida entre la alineación oficial y la línea de edificación, cuando estas no coincidan. Tienen también esta misma consideración las separaciones de la edificación verbo de las demás lindes de la parcela edificables.

RASANTE: Es el perfil longitudinal de una vía y, fuera de los núcleos de población o para zonas lejanas de las vías también puede referirse al perfil del terreno natural en contacto con la edificación.

RASANTES OFICIALES: Son las definidas en el presente PXOM, a partir de los puntos altimétricos en ellas establecidos o las fijadas en los documentos que las desarrollen. En el caso de las vías existentes, con la edificación ya consolidada y de no mediar modificación, las rasantes serán las actualmente establecidas en ellas.

ALTURA DE LA EDIFICACIÓN: Es la dimensión vertical de un edificio, entendida como la distancia existente entre la rasante de la calle a la que dé

frente a la edificación y a la cara inferior del último forjado de la misma, medida en el punto medio de la fachada y expresada en metros. En las circunstancias en las que se permita, esa medición podrá efectuarse desde la rasante del terreno siempre que esta no coincida con la de la calle, todo esto con el propósito de evitar grandes movimientos de tierra.

ALTURA MÁXIMA DE LA EDIFICACIÓN: La altura máxima sobre rasante (AMR) vendrá expresada en metros. Cuando los edificios vayan a ser construidos en pendiente se establecerá la altura máxima en el punto más desfavorable, o altura máxima permitida (AMP), que será la que no se podrá sobrepasar en ninguno de los puntos y aristas de la edificación, tanto en la fachada exterior como en la(s) situada(s) en el interior de la parcela.

ALTURA DE PISOS: Distancia entre las caras inferiores de dos forjados consecutivos.

ALTURA LIBRE DE PISOS: Distancia existente desde la superficie del pavimento acabado incluso la superficie inferior del techo de la planta correspondiente.

ALTURA DE CUBIERTA: Es la distancia vertical existente entre la cara superior del último forjado y la línea de cumbrera o punto de cumbre de la edificación.

SUPERFICIE OCUPADA: Es la comprendida dentro de los límites definidos por la proyección vertical sobre un plano horizontal de las líneas externas de toda construcción (excluidos los vuelos de los aleros en la línea de cornisa).

SUPERFICIE EDIFICADA EN PLANTA: Es la comprendida entre los límites exteriores de la construcción de cada planta.

SUPERFICIE TOTAL EDIFICADA: Es la resultante de la suma de las superficies edificadas de todas las plantas.

CUARTERÓN: Se entenderá por cuarterón la porción de suelo que contiene una agrupación de varias parcelas juntas, unas con las otras, cuando lo dicho conjunto quede completamente delimitado por espacios de dominio público (vías, plazas, espacios libres, etc.).

PATIO: Es todo espacio libre rodeado teórica o realmente de edificación.

PATIO DE CUARTERÓN: Es todo espacio definido en el interior del cuarterón por la línea de edificación interior en planta de piso.

PATIO INTERIOR: Es el espacio libre interior del edificio que se encuentra dentro de la superficie del solar que ocupa el inmueble e está destinado a proporcionar luz natural y calidad ambiental a las piezas de la vivienda o los espacios del edificio.

UNIDAD HABITABLE: Según se recoge en las NHG se consideran unidades habitables, exclusivamente, los salones, comedores, cocinas y dormitorios.

UNIDAD SERVIDORA: Se consideran unidades servidoras a los vestíbulos, pasillos, baños, aseos, lavaderos, almacenes, despensas..

PLANTAS DE LA EDIFICACIÓN:

- Planta de sótano. Tendrá esta consideración, la totalidad o parte de la planta cuyo techo se encuentre en todos sus puntos por debajo de la cuota de 0,5 metros sobre la rasante de la acera (o del terreno natural en contacto con la edificación, cuando esta se vaya a situar a más de 4 m. de la alineación establecida).

- Planta de semisótano. Será aquella que tenga parte de su altura por debajo de la rasante del terreno en contacto con la edificación y que no sobrepase, en ningún punto, la diferencia entre la Altura máxima sobre Rasante (AMR) y la Altura Máxima en el punto más desfavorable (AMP), permitida para cada Ordenanza.

Si en la Ordenanza aplicable no se determina ese parámetro, el máximo permitido será de 1 metro.

- Planta Baja. Es la planta habitable inferior del edificio. Su suelo se encontrará a la misma cota, por encima o, como máximo, la 0,60 metros por debajo de la rasante de la acera o terreno en contacto con la edificación.

- Planta de piso. Es la que se sitúa entre dos forjados consecutivos, por encima del que sirve de techo a la planta baja y por debajo del último forjado de la edificación.

- Planta bajo cubierta. Es la parte de la edificación existente entre el forjado que sirve de techo a la última planta de piso y la superficie de cubierta. Para el cómputo de la edificabilidad se tendrá en cuenta, solamente, la superficie en la que se pueda proyectar una altura igual o superior a 1,5 metros, siempre que en la construcción los faldones se eleven con bolsillos.

PORTAL: Es el local que se desarrolla entre la puerta de entrada del edificio y las escaleras.

EDIFICIO EXENTO: Es aquel que está aislado y separado totalmente de otras construcciones por espacios libres de edificación.

USOS PERMITIDOS: Son aquellos que se consideran apropiados en cada una de las zonas de ordenanza, que se señalan en las presentes Ordenanzas.

USOS PROHIBIDOS: Son los que non se consienten, por no ser apropiados, en cada una de las zonas de ordenanza, que se señalan en las presentes Ordenanzas.

EDIFICIO EXCLUSIVO: Es lo que cumple con la condición de que en todos sus locales se desarrollen actividades comprendidas en el mismo uso.

EDIFICABILIDAD: Es la medida de la edificación permitida en una determinada área del suelo. Se puede establecer de manera absoluta o bruta (totalidad de los m2 o de los m3 edificados o edificables) o de manera relativa (m2 o m3 por cada metro cuadrado de superficie de la zona o área de que se trate).

En las parcelas o solares, la edificabilidad puede venir fijada explícitamente de alguna de las maneras citadas o implícitamente, debiéndose obtener la edificabilidad en este caso, a partir del cómputo de condiciones de volumen que afectan a la dicha parcela o solar.

PREEXISTENCIAS: Bajo este común denominador se agrupan todos aquellos elementos o grupos de elementos del medio físico, tanto naturales como artificios del hombre, tanto orgánicos como inorgánicos, que son determinantes para la configuración formal, funcional y estructural del territorio. Vienen a ser, en su conjunto, lo que se dio en llamar paisaje histórico, constituyendo el legado históricocultural más vivo y con creto del que se dispone sobre el pasado y piedra angular del porvenir.

CIERRES O CERCADOS DE PARCELA. Elementos constructivos que sirven para delimitar y cerrar las propiedades.

MODELOS PERMITIDOS EN USO RESIDENCIAL

a) PLURIFAMILIAR ENTRE MEDIANERAS. Edificio destinado al uso residencial para varios núcleos familiares, construido de manera que uno o dos de sus paramentos son limítrofes con otra edificación.

b) PLURIFAMILIAR AISLADO. Edificio dedicado al uso residencial para varios núcleos familiares, construido estructuralmente de manera independiente y sin elementos limítrofes con ninguna otra edificación.

c) UNIFAMILIAR AISLADO. Edificio dedicado al uso residencial para uno solo núcleo familiar, construido estructural y funcionalmente de manera independiente y sin elementos limítrofes con ninguno otro edificio.

d) UNIFAMILIAR ARRIMADO. Edificio dedicado al uso residencial para uno solo núcleo familiar, construido junto a otro(s) de semejantes características con el(s) que puede tener elementos comunes o limítrofes.

A la hora de solicitar la licencia de construcción, el proyecto que ampare esa solicitud, debe hacer expresa mención del modelo de uso residencial que va a tener el edificio que se quiere construir.

EDIFICIOS FUERA DE ORDENACIÓN. Son aquellos que no se ajustan por entero a las condiciones establecidas por el PXOM para la zona de ordenanza en la que se localizan, siendo indistinto que se identificasen antes o después de tener alcanzado el Plan su aprobación definitiva.

ESPACIOS DE DOMINIO PÚBLICO LIBRE DE EDIFICACIÓN. Son aquellos que se detienen -excepto excepcionesal hecho edificatorio. Se dividen en dos grandes tipos:

a) SISTEMA VIARIO. Es lo que se destina al tráfico y transporte de personas y mercancías, tanto para uso de vehículos automóviles como para el tránsito de peatones. Las vías pueden ser de dominio público o personal (si así lo determina el planeamiento expresamente).

b) ESPACIOS LIBRES Y ZONAS VERDES. Son los que se destinan a parques públicos, jardines, zonas verdes, en su caso, las áreas peatonales, plazas, zonas cubiertas con soportales para el ocio, reposo y/o esparcimiento de la población.

También tendrán esta consideración las plantas bajas libres de los edificios, siempre que se destinen a la zona de esparcimiento de juego de niños o semejante y no se puedan ocupar por vehículos en ningún momento. Los espacios podrán ser de dominio público o de dominio personal. Las condiciones para las edificaciones que se puedan atacar en estos espacios se fijarán en la correspondiente ordenanza.

ACCESIBILIDAD. Es el grado de utilización y deleite de manera autónoma que deben tener las personas con independencia de su condición física, psíquica o sensorial, que determinan las características del diseño de los espacios urbanos, las edificaciones de los medios de transporte y sistemas de comunicación.

BARRERAS. Son los impedimentos de cualquier clase que afectan a la accesibilidad, la libertad de movimientos, la estancia, la circulación y la comunicación sensorial de las personas con movilidad reducida o cualquier otra limitación.

Las barreras son de cuatro tipos:

- Las barreras urbanísticas (BAUR), las existentes en calles y espacios libres de uso público.

- Arquitectónicas en la edificación (AAED), las existentes en los accesos y en el interior de los edificios.

- En el transporte (BT), las que existen en los medios de transporte y en sus infraestructuras.

En la comunicación (BC), que consisten nos impedimentos para a expresión e recepción de mensajes a través dos medios de comunicación.

4.3 NORMAS DE LA EDIFICACIÓN.

4. 3.1 CONDICIONES GERALES DE VOLÚMEN E HIGIÉNICAS.

1º) ALCANCE Y CONTENIDO DE LA SECCIÓN. Estas condiciones establecen los parámetros a los que se deben sujetar las dimensiones de cualquiera edificación, así como la manera de medir y aplicar estas limitaciones y las condiciones de salubridad e higiénicas. Estas condiciones generales estarán supeditadas, siempre, a las particularidades que en cada caso concreto dispongan las Ordenanzas y Normas específicas.

Además se deberán tener en cuenta todas las normas aplicables en función de la progresiva entrada en vigor del CTE, así como de las disposiciones recogidas en las Normas del Hábitat Gallego (NHG).

2º) MEDICIÓN DE ALTURAS. Excepto indicación distinta en cualquiera de las Ordenanzas o Normas Específicas, las alturas máximas (AMR) en relación con el número de plantas, se fijan de la siguiente manera:

PB................... 4 metros.

PB + planta de piso......... 7 metros.

A los efectos del uso residencial, la altura mínima de las plantas será la determinada en la legislación vigente en cada momento. Ahora incluso, las que se determinan en las Normas de Hábitat Gallego (NHG).

En el caso de rehabilitación de edificios incluidos en el Catálogo de elementos del Patrimonio Cultural, se permitirá el mantenimiento de las alturas existentes, aunque sobrepasen las máximas aquí establecidas.

Para los casos en los que se construya sobre terrenos en pendiente, la longitud de las fachadas o el fondo de la edificación se tendrá que dividir en las partes necesarias, graduando convenientemente la altura, de suerte que en ningún punto se sobrepase la Altura Máxima Permitida (AMP). Todo esto de acuerdo con los siguientes gráficos:

Ver Anexo

3º) CONSTRUCCIONES POR ENCIMA DE LA ALTURA MÁXIMA SOBRE RASANTE.

Si no se prohíbe expresamente en las Ordenanzas o Normas específicas, se permite la utilización como unidad habitable del espacio bajo cubierta, siempre que no conforme vivienda independiente y se ajuste al supuesto de airear y ventilar el espacio resultante por medio de ventanas practicables cenitales, esto es, sobre la propia cubierta, de manera semejante a los del gráfico siguiente:

Ver Anexo

No se prejuzga la altura y posición de los huecos practicables en los faldones de la cubierta, pero deberán seguir un ritmo parejo y/o acorde con el de los huecos de los paramentos verticales existentes en la fachada correspondiente al faldón de la cubierta.

También se permite airear y ventilar el espacio resultante bajo cubierta por medio de ventanas practicables verticales situados en los pinchos, esto es, sobre la propia fachada del espacio bajo cubierta con frentes a testeros.

4º) CUBIERTAS. Las edificaciones deberán cubrirse forzosamente con tejado a dos, tres o cuatro aguas, que se juntarán, forzosamente en la cumbre o en la línea cumbrera, prohibiéndose expresamente la quiebra de pendientes en los faldones o las superficies planas en toda o parte de la cubierta. Se exceptúan las pequeñas construcciones, con vanos inferiores a 6 m. dónde se permitirá la cubierta la una sola agua, así como en las edificaciones tradicionales que dispongan de una sola agua (como en el caso de las bodegas, molinos o similares) en las que se permite también esa solución tradicional.

La altura máxima de la cubierta, excepto que se determine otra en las Ordenanzas y Normas específicas, se fija en 3,5 m.

La cubierta deberá inscribirse dentro de una pendiente máxima de 30º. Por encima de la cubierta se permitirá solamente la construcción de chimeneas, lucernario y elementos decorativos o de remate y aquellas instalaciones que, según la aplicación del CTE, deban situarse sobre la misma, prohibiéndose cuerpos salientes tipo galápagos mansardas, bufardas, etc.

5º) SÓTANOS Y SEMISÓTANOS. Los sótanos no serán habitables, pudiéndose utilizar como almacenes, aparcamientos o cuartos de instalaciones al servicio de los moradores de las plantas superiores. La planta de sótano no computará a efectos de edificabilidad si se dedica a los usos referenciados. Se podrán desarrollar en ellos usos comerciales, pero en ese caso se computarán edificabilidad y la altura no será inferior a 2,70 metros.

Los semisótanos podrán ser destinados a los usos que se establezcan, prohibiéndose el uso de vivienda en ellos. La altura libre no será inferior, igual, la 2,30 metros ni superior a 4 metros. La planta de semisótano computará a efectos de edificabilidad, sólo en aquella superficie que se encuentre por encima de 1 metro sobre la rasante, siendo de aplicación lo dispuesto para los usos comerciales en el párrafo anterior (que regula los sótanos).

6º) ESPECIFICIDAD DE LOS SÓTANOS DEDICADOS A APARCAMIENTO. Cuando el estándar de plazas de aparcamiento (ver apartado 27 de este mismo artículo), no se pueda desarrollar en el espacio de la planta ocupada por la edificación, se podrá ampliar el sótano. Si la ampliación se hace debajo del espacio libre personal, no se fijan más límites que las lindes del propio terreno.

7º) PLANTA BAJA. La altura libre de esta planta no será superior a 4 metros ni inferior a 2,70 m, cumpliendo en todo caso lo dispuesto en las NHG. (excepto en los edificios que figuren en el Catálogo de Protección).

Podrá destinarse a los usos que se establezcan en la normativa específica. El uso de vivienda estará condicionado a que el suelo de esta planta, en la parte que se dedique a este uso, esté situado, como mínimo, por encima de los 0,50 metros de la rasante de la calle a la que dé frente.

8º) SALÍENTES Y VUELOS. No se permitirá sobresalir de la línea de edificación exterior más que, en su caso, con los vuelos que se fijen en el presente documento.

9º) CUERPOS VOLADOS ABIERTOS Y CERRADOS

a) Los vuelos abiertos (balcones) se permiten sin más condiciones que las tipológicas, en las dimensiones de vuelo que se especifican en el apartado 9º c). En el caso específico de los patines corredores exteriores tradicionales existentes que no cumplieran estas condiciones, se permitirán con sus características actuales.

b) Los vuelos cerrados tendrán que ser forzosamente tipo galería o mirador; y, la tal fin, deberán tener una superficie acristalada igual o mayor al 70% de la superficie de la fachada así volada. Estos vuelos no se permitirán sobre espacios personales, excepto que lo autoricen las Ordenanzas o Normas Específicas.

c) Excepto autorización expresa en Ordenanzas y Normas específicas o los existentes tradicionales, tampoco se permitirán vuelos en las calles con ancho inferior a 5 m. En las que superen esta anchura se permitirán vuelos que no superen el 10% del ancho de la calle incluso un máximo de 1 m.

d) Cuando la edificación se sitúe a menos de 1 m. de distancia de la alineación oficial, la altura mínima de los cuerpos volados en esa fachada sobre la rasante de la acera será de 3,5 m. en suelo urbano y de 2,5 m. en suelo de núcleos rurales (no se limitan los existentes tradicionales), prohibiéndose que sobresalgan del plano de proyección de dicha acera invadiendo la calzada. Cuando la edificación se sitúe a más de 1 m. de distancia (o en las fachadas situadas a más de esta distancia) de la alineación oficial, la altura mínima de los cuerpos volados sobre de la rasante del terreno será de 2,2 m. En las edificaciones tradicionales existentes en los núcleos rurales, con elementos volados tradicionales que no cumplan estas condiciones, se permitirá su mantenimiento.

e) En los cuerpos volados cerrados no se permitirá sobresalir otra vez sobre el vuelo con balcones

f) Además de los vuelos señalados, sólo se autorizarán salientes, si se trata de cornisas y alerones, siempre que no excedan de los 0,60 metros.

10º) ENTRANTES. Se permiten la formación de los siguientes tipos de entrantes:

a) En Planta Baja:

-Pórticos y soportales paralelos a la línea de fachada. En este caso no se permitirá volar con cuerpos cerrados en la fachada de la edificación. Los soportales tendrán que tener una anchura mínima de 3 metros.

-Pasadizos perpendiculares a la fachada principal

b) En Plantas superiores: Se permiten terrazas sin cubrir.

11º) PATIOS DE PARCELA. Los patios de parcela se dimensionaran en función de las alturas máximas permitidas en la zona de que se trate y de las dependencias que abran huecos a las mismas, cumpliendo a tal fin lo dispuesto en las Normas del Hábitat Gallego (NHG).

En los patios de parcela se podrá edificar en el nivel de planta baja, cuando se trate de cuarterones totalmente cerrados; y siempre que en esa planta no vaya haber vivienda. La medida del fondo de la prolongación de la planta baja edificable en la parcela no podrá sobrepasar de los 2/3 de la medida del fondo de la edificación. La cubierta de la planta de patio deberá ser translúcida, por lo menos, en 1/2 de su superficie, siendo preceptiva la realización en ella de los necesarios huecos de ventilación. El volumen así edificado será contabilizado para los cálculos de edificabilidad en su totalidad, si es el caso.

Los paramentos de los patios a los que puedan abrir huecos, los dormitorios y locales de trabajo y oficinas, deberán ser tratados como fachadas exteriores.

12º) PATIOS MANCOMUNADOS.

1. Los patios de parcela podrán mancomunarse. Para poder considerar sus dimensiones totales a efectos de clasificación y, por lo tanto, de apertura de huecos al mismo, será necesario que exista acuerdo de mancomunidad con la inscripción del derecho de servidumbre de los respectivos solares en el Registro de la Propiedad, funcionando a partir de ese momento como cualquier patio de parcela.

2. La mancomunidad de patios sólo se podrá cancelar con la autorización del Ayuntamiento cuando no existan ya los edificios cuyos patios requerían dicho acuerdo de mancomunidad para cumplir las dimensiones mínimas.

3. Se podrán levantar muros de separación al interior del patio mancomunado de una altura máxima de 3 metros a partir de la rasante del patio que está situado más abajo.

13º) ACCESOS A PATIOS. Todos los patios deberán tener accesos.

14º) PATIOS EN COUZADAS CALLADAS. En aquellos cuarterones dónde no se defina en el plano el patio de cuarterón, los patios que resulten, cumplirán en cuanto a la dimensión, las condiciones de patio de parcela en función de la altura de las edificaciones más altas que los limitan.

15º) SERVIDUMBRES DE PASO.

1. Los propietarios de los solares o parcelas en los que existan servidumbres de paso u otras cualquiera, deberán respetarlas cuando edifiquen, excepto que establezcan un acuerdo de supresión de las mismas con todos los propietarios y usuarios afectados y la sometan a la información favorable del Ayuntamiento.

2. Si la servidumbre es de paso hacia instalaciones o edificaciones interiores existentes, deberá disponer de un ancho mínimo de 3 metros en toda su longitud, excepto que en los planos del presente PXOM se tenga grafitado un ancho mayor. En el caso de que actualmente resultase inferior, vendrán obligados a retrasar la edificación 1/2 del ancho que falta para llegar al mínimo, en el caso de que la servidumbre se encuentre en la linde de dos parcelas o solares de distinta propiedad, y la totalidad del ancho si la servidumbre se encuentra situada dentro de la propia parcela o solar.

3. Si la servidumbre es de paso y la fachada medianera limítrofe no tiene huecos de piezas habitables o cocinas, y además se encuentra dentro de la propiedad que se construye, aunque sea en la linde de la misma, se podrá edificar sobre dicha servidumbre, dejando una altura libre mínima de 4 metros, y respectando los huecos de ventilación que pudiesen existir en la parcela limítrofe por medio de pozos de ventilación.

16º) CHIMENEAS DE VENTILACIÓN. Deberán atenerse a la normativa vigente en la materia.

17º) CONDICIONES DE LOS LOCALES. Toda unidad habitable tendrá iluminación natural directa desde el exterior por medio de una ventana situada en el plano vertical de la fachada que disponga de una superficie mínima de 1/8 de la superficie útil de su planta.

Además se deberá tener en cuenta todas las normas aplicables en función de la progresiva entrada en vigor del CTE, así como de las NHG.

Así mismo, se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollan), en los edificios en que sea de aplicación (en función de su uso y tipología) y con el grado y nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

18º) PORTALES. En el caso de la ordenanza de equipamientos el portal tendrá un ancho mínimo de dos metros desde el hueco de entrada hasta la escalera principal o el ascensor, se lo hubiese. El hueco de entrada no tendrá menos de 1,30 metros de luz. En el caso de modelos de uso residencial plurifamiliar y unifamiliar se cumplirá lo dispuesto en las NHG.

Así mismo, en su diseño se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollan), en los edificios en que sea de aplicación (en función de su uso y tipología) y con el grado y nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

19º) ESCALERAS Y RAMPAS. Las escaleras podrán ser exteriores o interiores. En el caso de modelos de uso residencial plurifamiliar, así como en la ordenanza de equipamientos, menos las excepciones que se detallan en cada uso, las escaleras con utilización por lo público no podrán tener un ancho libre inferior a 1 metro, siendo obligada, en ese caso, su emplazamiento en el interior del cuerpo edificado.

Se permite la luz y ventilación cenital a la caja de escaleras por medio de lucernario.

Menos las excepciones que se detallen en cada uso distinto de vivienda, las escaleras cumplirán con lo especificado en las NHG, así como con las disposiciones recogidas en los distintos Documentos Básicos del CTE que le sean de aplicación.

Así mismo, en su diseño se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución da Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollan), en los edificios en que sea de aplicación (en función de su uso y tipología) y con el grado y nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

20º) CIERRES.

1. Todos los solares deberán estar cerrados, de acuerdo con las condiciones que para cierres se señalan en las ordenanzas respectivas. De no existir regulación específica se exigirá un cierre permanente de, como mínimo, 1,8 metros de altura, ejecutado con materiales y espesuras apropiados como para asegurar su solidez y conservación en buen estado.

2. Deberá situarse en la alineación oficial. Cuando se abran nuevas vías, los propietarios de los solares que den frente a las mismas tendrán la obligación de efectuarlo en el plazo que señale el ayuntamiento, contado a partir de la finalización de la pavimentación de la calle y encintado de aceras.

3. Cuando se produzca el derribo de cualquiera edificación, sin que se prevea una construcción inmediata, será obligatorio el cierre del solar situándolo en la alineación oficial. Se efectuará en el plazo que fije el Ayuntamiento, contado a partir de la fecha de concesión de la licencia de derribo.

4. Los vallados de cierre de las parcelas no urbanas o los de las urbanas que acojan edificación exenta, no podrán exceder la altura de 1,5 metros con materiales opacos. Se autorizan mayores alturas a base de cierres vegetales (sebes) o con enrejados metálicos, hasta un máximo de 2,5 m. Se entenderá que la transparencia del enrejado o de la malla tiene que ser (75%).

21º) PROTECCIONES. Los balcones, ventanas, escaleras y terrazas estarán dotadas de barandillas o protecciones apropiadas, conforme a lo dispuesto en los preceptos legales que regulan este tipo de elementos, y sobre todo el cumplimiento de las disposiciones recogidas en el CTE.

22º) AISLAMIENTOS Y AHORRO ENERGÉTICO. En todo edificio, instalación o actividad de cualquier clase, se asegurará el aislamiento térmico, acústico contra el fuego y contra la humedad, de acuerdo con la normativa vigente en el instante de su construcción de manera que se asegure el cumplimiento de las disposiciones recogidas en el CTE al respecto del ahorro de energía, y a tal efecto los edificios dispondrán de una envolvente de características tales que limite adecuadamente la demanda energética necesaria para alcanzar el bienestar térmico en función del clima local, del uso del edificio y del régimen de verano y de inverno, así como por sus características de aislamiento e inercia, permeabilidad al aire y exposición a la radiación solar, reduciendo el riesgo de aparición de humedades de condensación, superficiales e intersticiales que puedan dañar sus características y tratando adecuadamente los puentes térmicos para limitar las perdidas o ganancias de calor y para evitar problemas hidrotérmicos.

23º) ENERGÍA ELÉCTRICA. Todo edificio deberá estar dotado de la necesaria instalación de energía eléctrica, que deberá cumplir la reglamentación vigente en la materia. En el caso de existir centros de transformación en ellos, no se podrán establecer por debajo del 1º sótano y deberán reunir las debidas condiciones de insonorización, térmicas, de humedad, de vibración y seguridad, no pudiendo ocupar la vía pública con ninguna instalación auxiliar.

24º) INSTALACIONES DE CALEFACCIÓN, AIRE ACONDICIONADO, VENTILACIÓN, AGUA CALIENTE, GAS, TELÉFONO, ANTENAS DE COMUNICACIONES, ETC.

Deberán cumplir con la legislación vigente y en ningún caso suponer peligro o molestias para los vecinos.

Además se deberán tener en cuenta todas las normas aplicables en función de la progresiva entrada en vigor del CTE.

25º) SEÑALIZACIÓN DE FINCAS. Toda edificación deberá estar convenientemente señalizada con el número que le corresponde de la vía en la que esté situada, perfectamente visible desde la calle.

26º) APARCAMIENTOS OBLIGATORIOS.

1. Excepto que la reglamentación específica descarte la obligación, será preceptivo el establecimiento en la edificación de, como mínimo, el número de plazas de aparcamiento consignado en las Ordenanzas de uso.

2. Se entenderá por plaza de aparcamiento bruta una superficie de 20 metros cuadrados, incluyendo viarios de acceso y servicios.

3. Se entenderá por plaza de aparcamiento neta un espacio mínimo de 2,40 x 4,70 metros, con acceso libre suficiente. Se admitirá que las plazas de aparcamiento ocupen espacios descubiertos dentro de la parcela.

4. Así mismo en su diseño, accesos y situación, dentro o fuera de los edificios, se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollan), en los casos en que sea de aplicación (en función del uso y tipología de los edificios) y con el nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

27º) SERVIDUMBRES URBANAS Y ACCESOS DE EMERGENCIA. Ayuntamiento podrá instalar, suprimir y modificar, a su cargo, soportes, señales y cualquier otro elemento de servicio de la villa en fincas, y los propietarios se verán obligados a consentirlo.

Así mismo, para casos de emergencia, según la CTEDBSÍ, el contorno de los edificios con una altura de evacuación descendente superior a 9 m deben disponer de un espacio de maniobra que pueda cumplir las siguientes condiciones al largo de las fachadas en las que se sitúen los accesos principales:

a) Anchura mínima libre: 5 m

b) Altura libre: la del edificio

c) Separación máxima del vehículo al edificio (desde el plano de la fachada hasta el eje de la vía):

- edificios de hasta 15 m de altura de evacuación: 23 m.

- edificios de más de 15 m e ata 20 m de altura de evacuación: 18 m.

- edificios de más de 20 m de altura de evacuación: 10 m

d) Distancia máxima hasta cualquier acceso principal al edificio: 30 m

e) Pendiente máxima: 10%

f) Resistencia al punzamiento del suelo: 10 t sobre 20 cm Ø.

28º) ACCESIBILIDAD y SUPRESIÓN DE BARRERAS ARQUITECTÓNICAS Y URBANÍSTICAS. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollen), las nuevas urbanizaciones deberán permitir la accesibilidad a los espacios públicos, para lo cual, las vías públicas, parques y demás espacios de uso públicos tendrán que planificarse y protegerse, de manera que sean accesibles la todas las personas y, en especial para las de movilidad reducida o afectadas por cualquiera de las limitaciones señaladas en la dicha ley. Para esto será obligatoria la justificación de su cumplimiento en todos los instrumentos de planeamiento de desarrollo del presente PXOM (en el nivel que les corresponda en función de su nivel de acercamiento a la realidad física que ordenan o desarrollan) y en todos los proyectos de edificación y urbanización. Así mismo, las vías públicas, parques y demás espacios de uso público ya existentes, así como las instalaciones de servicios y mobiliario urbanos se deberán adaptar, de manera gradual, a las exigencias de la accesibilidad de las personas con movilidad reducida, contenidas en la ley y a las características que se establecen en la Normativa del viario.

Al mismo tiempo, los ruegos de condiciones técnicas de los contratos administrativos de obras, tendrán que contener las cláusulas precisas para que se produzca la adecuación a las normas dispuestas en la Ley 8/1997 citada y sus Legislaciones de desarrollo.

El Ayuntamiento exigirá y verificará el cumplimiento de lo dispuesto en dicha Ley en el momento de otorgar licencias, autorizaciones y calificaciones de viviendas sometidas la algún régimen de protección pública, exigiendo a todo proyecto de urbanización y construcción, dispongan sus memorias de manera que se cumplan los requisitos de la citada Ley.

29º) CONDICIONES DE LAS INSTALACIONES. Toda clase de instalaciones que se realicen para servicio del edificio, se harán de manera que se garanticen, tanto para el vecindario como para los viandantes, la supresión de molestias, olores, humos, vibraciones, ruidos, etc.

30º) CHAFLANES. En los solares o parcelas en esquina, la línea de edificación exterior dejará libre el espacio suplementario definido en cada esquina por las alineaciones del viario y la cuerda que las une en los puntos de tangencia de una circunferencia de 3,5 m. de radio. Todo esto conforme a lo expresado en el siguiente gráfico:

Ver Anexo

Los vuelos permitidos en la edificación tendrán que observar las medidas mínimas autorizadas a todo el ancho de las fachadas, incluida la achaflanada.

31º) EDIFICACIONES COMPLEMENTARIAS

a) Las edificaciones de carácter agropecuario tales como hórreos, establos, cuadras, cobertizos, bodegas, garajes, etc. podrán realizarse exentas en el interior de la parcela o arrimadas a la edificación principal y/o a vecinos de parcela, siempre y cuando se autoricen en la correspondiente Ordenanza o Norma.

b) Las Ordenanzas y Normas de cada zona, si es el caso, establecerán el máximo porcentaje de ocupación de la parcela no ocupada por la edificación principal que puede albergar edificaciones complementarias, la superficie máxima edificable, la altura máxima a respetar y la altura máxima de cubierta en cualquiera de sus puntos.

c) Toda edificación complementaria de la nueva construcción deberá situarse a una distancia mínima verbo de los huecos de las unidades habitables a los que dé frente. Esa distancia se medirá en planta desde el eje del hueco con una circunferen cia de radio igual a 3 metros. Todo esto, tal y como viene reflejado en el siguiente gráfico:

Ver Anexo

En los casos de pajares o almacenes con materiales inflamables esa distancia será 5 m

d) Sobre las cubiertas de las edificaciones complementarias que se arrimen a la edificación principal se aconseja -siempre que sea factibleque continúen la misma pendiente de inclinación de esta última, tipología totalmente extendida por toda la zona para este tipo de construcciones.

32º) CONDICIONES PARA LOS EDIFICIOS FUERA DE ORDENACIÓN.

Por regla general, en estos edificios no se podrán realizar obras que supongan consolidación, aumento de volumen, modernización o incremento de su valor de expropiación. Sí se podrán, no obstante, llevar a cabo en ellos las pequeñas reparaciones que exija la higiene, el ornato y la conservación del inmueble y obras parciales y circunstanciales de consolidación (tal y como se determina en el artículo 103 de la LOUG).

En las construcciones y edificaciones que queden en situación de fuera de ordenación por total incompatibilidad con las determinaciones del nuevo planeamiento (por situarse fuera de alineación, sobre viario o espacios libres o en zonas en las que se prohíbe a edificación), sólo se podrán autorizar obras de simple conservación y las necesarias para el mantenimiento del uso preexistente.

En las construcciones solo parcialmente incompatibles con el nuevo planeamiento se podrán autorizar las obras de avance, ampliación o reforma que se determinen en el Plan, según las condiciones particulares siguientes, clasificados en 3 grados:

- 1º GradoEn los edificios situados fuera de ordenación por afectar o invadir parcialmente espacios públicos (viarios o espacios libres) por incumplimiento de alineaciones, y en todos aquellos construidos sin licencia o con incumplimiento de la licencia por aumento de volumen (mientras no se legalice la edificación realmente ejecutada) no se podrán realizar obras que supongan consolidación, aumento de volumen, modernización o incremento de su valor de expropiación. Sí se podrán, con todo, llevar a cabo en ellos las pequeñas reparaciones que exija la higiene, el ornato y la conservación del inmueble. En los usos y actividades distintas de vivienda que con anterioridad a la aprobación del presente PXOM se desarrollaran en las edificaciones que se encuentren en este 1º grado, sólo se permitirá el mantenimiento dieras usos por el titular actual de la actividad y no se podrá traspasar la otro titular distinto, ni cambiar el uso a que se destinen en el rato de aprobarse el presente PXOM, aunque el Ayuntamiento podrá decidir extinguir esta actividad por incompatibilidad de uso con el PXOM, por producir molestias o cualquier otro tipo de trastorno en el resto de usos que se desarrollen lícitamente en su contorno.

- 2º GradoEn los edificios que incumplan las condiciones de volumen del PXOM, pero que no afecten a espacios públicos y en todos aquellos edificios sin licencia o con incumplimiento de la misma (que no estén en alguna de las situaciones indicadas en el párrafo anterior), y cuando no tengan iniciados expedientes de expropiación o derribo por razón de ese incumplimiento (en los casos en que sí lo tengan, se aplicará el régimen establecido en el 1º grado anterior), se podrán realizar obras parciales y circunstanciales de consolidación (tal y como se determina en el artículo 103 de la LOUG) en los volúmenes situados fuera de ordenación, permitiéndose las reformas estructurales y todas aquellas obras de menor rango en los volúmenes del edificio que se sitúen dentro de la ordenación establecida en el PXOM. En los usos y actividades distintas de vivienda que con anterioridad a la aprobación del presente PXOM se desarrollaran en las edificaciones que se encuentren en este 2º grado, sólo se permitirá el mantenimiento de este uso (aunque el ayuntamiento podrá decidir extinguir esta actividad por incompatibilidad de uso con el PXOM, por producir molestias o cualquier otro tipo de trastorno en el resto de uso que se desarrollen lícitamente en su contorno), sin poder cambiar la otro uso mientras no se adapte la edificación a la legalidad vigente y a las condiciones del PXOM. Los nuevos usos (o el cambio de los existentes) que se pretendan implantar, deberán cumplir totalmente las condiciones de uso y las condiciones del edificio que establece el PXOM (así como toda la legislación sectorial que sea de aplicación por razón de la actividad) en esa parte de la edificación, sino no se podrá cambiar el uso inicial.

- 3º GraoEn los edificios en los que el incumplimiento del PXOM no afecte al volumen construido y en todos aquellos que aún incumpliendo alguna condición de volumen o de posición de la edificación respecto á normativa do PXOM, pero que se atengan a licencias concedidas con anterioridad al presente PXOM (sen afectar a espacios públicos) se podrán permitir (además de las especificadas en el párrafo anterior) obras de ampliación permitidas por el PXOM, pero que no superen en un 25% el volumen realmente edificado que si cumpla las condiciones volumétricas do PXOM. Para poder ampliar volúmenes permitidos superiores a este 25% se deberá adecuar todo el edificio a todas las condiciones estipuladas en el presente PXOM. Sólo se permitirán cambios de uso (en las condiciones que señala el PXOM y el resto de legislación aplicable) en las zonas del edificio que se encuentren íntegramente adaptadas a las condiciones del PXOM, o que se adapten a ellas en el proyecto de reforma, por cambio de actividad (o nueva actividad).

4.3.2. CONDICIONES GENERALES DE USO

a) Objeto. La clasificación de actividades y usos del suelo es la base para establecer las condiciones y nivel de exigencias que regularán las diferentes utilizaciones de los terrenos y edificaciones, según la actividad que en ellos se produzca.

b) Definición. Son las condiciones que regulan las diferentes utilizaciones de los terrenos y edificaciones, según la actividad que se produzca sobre ellos.

c) Disposiciones de aplicación general. 1ª) Cuando en un terreno o edificación coincidan varios de los usos que se señalan en la clasificación de usos, por ser compatibles entre si, cada uno de los mismos deberá cumplir las condiciones que le correspondan por la aplicación de estas Normas.

2ª) Las Normas que se fijan en los apartados siguientes son de aplicación, tanto para las obras de nueva planta como para las de ampliación, reforma e rehabilitación.

3ª) La obligatoriedad del cumplimiento de la presente Normativa se entiende sin prejuicio de cuantas otras dimanen de Organismos de la Administración que sean competentes y les fuesen de aplicación.

4ª) Los usos se dividen en permitidos y prohibidos, en base a su adecuación a cada tipo de suelo, a los fines de la ordenación y a la compatibilidad de los propios usos entre si.

5ª) Se considerarán prohibidos todos los usos no comprendidos en la calificación de permitidos.

6ª) Se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollan), en los casos en que sea de aplicación (en función del uso y tipología de los edificios) y con el nivel de accesibilidad que la citada legislación establece, atendiendo sobre todo a los siguientes casos particularizados en la ley:

-Edificios de titularidad pública o privada destinados a uso público (aquellos destinados a un uso que implique la concurrencia de público).

-Edificios de titularidad pública o privada destinados a uso residencial.

-Viviendas reservadas para personas con limitaciones y edificios en los que se emplazan.

-Estaciones de transporte público.

7ª) Además se deberá tener en cuenta todas las normas aplicables en función de la progresiva entrada en vigor del Código Técnico da Edificación.

d) Clasificación de los usos del suelo y de la edificación. En razón de su función en el presente PXOM se distinguen los siguientes usos:

1. De vivienda.

2. Industrial.

3. Comercial.

4. Administrativo y de oficinas.

5. Hotelero.

6. Garajeaparcamiento.

7. Sanitarioasistencial.

8. Educativo.

9. Sociocultural y recreativo.

10. Deportivo.

11. Religioso.

12. Espectáculos.

13. Agropecuario, forestal y extractivo.

4.3.2.1. Uso de vivienda.

1. Definición. Se define como vivienda todo edificio o parte del edificio destinado a residencia familiar.

2. Clasificación. Se distinguen dos categorías:

Categoría 1ª: Vivienda unifamiliar. Es la situada en parcela independiente, en edificio aislado o agrupado a otro, con acceso exclusivo e independiente desde la vía pública.

Categoría 2ª: Vivienda plurifamiliar o colectiva. Es la situada en edificio que comprende varias viviendas con acceso común desde la vía pública.

Tendrán esta consideración las viviendas y/o apartamentos que se construyan en cualquier edificio independientemente del carácter aislado o adosado de los mismos, siempre que esté prevista en ellos la división horizontal de la propiedad.

3. Condiciones. Todo edificio dedicado la vivienda tendrá que reunir, como mínimo, las condiciones fijadas en las NHG, o CTE, lo dispuesto sobre accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas en la edificación que determina la Ley 8/1997, de la Xunta de Galicia, a la que ya se hizo igualmente mención y todas aquellas que en cada momento fijen las disposiciones de carácter general o sectorial que se aprueben.

4.3.2.2. Uso industrial.

1. Definición

a) A los efectos de estas ordenanzas, se define como uso industrial el correspondiente a los establecimientos dedicados al conjunto de operaciones necesarias para la obtención y transformación de primeras materias, así como su preparación para posteriores transformaciones, incluso el envasado, transporte y distribución.

b) Se incluyen también en este uso los almacenes, tanto anexos como independientes, de las instalaciones industriales definidas en el punto anterior, comprendiendo como tales los espacios destinados a la guardia, conservación y distribución de productos naturales, materias primas o artículos manufacturados, con exclusivo abastecimiento al por mayor, instaladores, fabricantes y distribuidores y, en general, los almacenes sin servicio de venta directa al público.

c) También se incluyen los talleres de reparación mecánica y chapa de él automóvil (no así los de su mantenimiento, entretenimiento y limpieza).

2. Clasificación. A los efectos de la regulación del uso industrial, se clasificaran las industrias y actividades asimiladas atendiendo

a) A las molestias, efectos nocivos sobre la salud y daños o alteraciones que puedan ocasionar en el medio ambiente.

b) Por el contorno en el que estén situados. En el primer caso se clasifican en cuatro categorías. En segundo se establecen seis situaciones

A) CATEGORÍAS:

1ª Categoría: Actividad compatible con la vivienda en el mismo continente edificatorio.

2ª Categoría: Actividad compatible con la vivienda en zonas residenciales, pero no en el mismo edificio.

3ª Categoría: Actividad admitida en zonas mixtas donde ya existen implantaciones industriales.

4ª Categoría: Actividad no admitida al lado de la vivienda, y sí en zonas de uso exclusivo industrial.

Estas categorías se establecieron conforme a los siguientes criterios:

- La primera categoría la constituirán aquellas actividades no molestas para la vivienda que se caracterizan por formar talleres o laboratorios de carácter individual o familiar, utilizando máquinas o instrumentos movidos a la mano o por motores de pequeña potencia, que no transmitan molestias al exterior y que no produzcan ruidos ni emanaciones o peligros especiales. Se comprenden también en esta categoría los almacenes con superficie máxima de 150 m2.

- Non se admite su instalación en situación "A", siempre que se trate de edificios de vivienda colectiva en edificios de más de dos plantas.

- La segunda categoría la constituyen las actividades compatibles con la vivienda y que comprenden los talleres o pequeñas industrias que por sus características no molesten por desprendimiento de gases, polvo, obras, o den lugar a ruidos y vibraciones que puedan ser causa de molestias para el vecindario(comprende también los almacenes hasta 200 m2).

- Las actividades correspondientes a la tercera categoría comprenden aquellas que con o sin adopción de medidas correctoras, son toleradas en zonas mixtas dónde ya existen implantaciones de uso industrial. Estarán comprendidas las pequeñas industrias que produzcan algunas molestias tolerables, pero que se pueden permitir segundo su situación verbo de la vivienda, siempre que por sus características no produzcan desprendimientos de gases, polvo, olores desagradables, ruidos excesivos, vibraciones o acumulación de tráfico. Comprenden también los almacenes con las mismas limitaciones que las fijadas para la industria. Se incluyen en esta categoría los talleres de chapa y pintura de vehículos y también los de reparación de vehículos de más de 150 m2.

- Las actividades de cuarta categoría son las incómodas, no admitidas al lado de los edificios de vivienda pero sí al lado de otros usos e industrias o en lugares lejanos dónde se autorice o no se prohíba el uso industrial. Comprende la industria ligera, y la mediana que normalmente requieren localización en zonas lejanas -especializadas o nopero que en circunstancias especiales y dentro de unos límites de superficie, potencia, etc., pueden admitirse próximas a zonas residenciales.

Para la calificación de las actividades en molestas, insalubres, nocivas o peligrosas, se estará al dispuesto en el Decreto 2414/1961 de 30 de noviembre, con respeto, en todo caso, a las presentes Normas. Se estará, asimismo, a lo que se señala en la Ley 38/1972 de 22 de diciembre, de "Protección de él Medio Ambiente Atmosférico" y al Decreto 833/1975 de Desarrollo de la ley 38/1972 sobre protección de en medio Ambiente Atmosférico y demás legislación europea, estatal y autonómica aplicable, y, en especial, al dispuesto en la Ley 1/1995 de la Junta de Galicia, de 2 de enero, sobre protección ambiental de Galicia y el Decreto nº 442 de 13/09/1990, también de la Junta de Galicia sobre evaluación del impacto ambiental.

- Las instalaciones asistir de las industrias aquí consideradas, tales como depósitos de combustibles, depuradoras, etc., al servicio de la propia actividad industrial, vendrán reguladas por su reglamentación específica, tanto estatal como autonómica.

B) Situaciones. Situación "A"

a) En Planta de piso de edificio de viviendas

b) En Planta baja con acceso a través de espacios comunes. Situación "B"

a) En planta baja de edificio de vivienda con acceso directo e independiente desde la vía pública.

b) Anexo a la vivienda unifamiliar. Situación "C". En naves o edificios independientes en patios de cuarterón o en parcelas interiores.

Situación "D". En edificios industriales entre medianeras de edificios residenciales y con fachada a la calle. Situación "E". Limítrofe a edificios residenciales pero instalada en edificios totalmente independientes sin contacto con las edificaciones residenciales.

Situación "F". En edificios situados en áreas alejadas de los núcleos residenciales (más de 300 metros de cualquier núcleo de población).

Ver Anexo

3. Condiciones.

- Los usos industriales, excepto los correspondientes a las situaciones 1ª A, 1ª B y 2ª B deberán poseer acceso independiente de cualquiera otro residencial excepto en el caso de la vivienda del vigilante.

- El edificio deberá disponer de una zona de la carga y descarga de mercancías en el interior de su parcela y con acceso suficiente desde la veía pública, que permita la entrada y salida de los vehículos sin manobrar.

- Aparcamiento. Por cada 100 m2 construidos para este uso se dispondrá en el interior de la parcela de un mínimo de 1 plaza de aparcamiento.

- Los límites máximos para cada categoría y en cada una de las posibles situaciones se consignan en el cuadro anterior que refleja los límites de superficie, potencia, densidad de potencia y nivel de ruidos.

- Para la puesta en marcha de cualquier uso industrial se precisará de una certificación del técnico responsable de la obra y/o instalación acreditativa de que la misma se realizó completamente ajustada al proyecto autorizado.

- Las industrias que estuvieran legalmente instaladas en el rato de entrar en vigor el PXOM y que se contradigan con lo en él establecido, podrán aumentar la superficie dedicada, destinada a la industria en el mismo solar que ocupan, hasta un 50% de la que tenían anteriormente, siempre que cumplan las condiciones aquí fijadas, aunque ya se tuvieran sobrepasados los límites de superficie establecidos.

- La medición de decibelios se efectuará en la parte exterior de la medianera de la industria o en el domicilio del vecino más afectado por las molestias de aquella. Las limitaciones o normas que aquí se fijan para la industria, no rigen para las instalaciones de acondicionamiento doméstico, las cuales podrán disponer de los elementos y potencia que precisen, debiendo quedar instaladas con las convenientes precauciones técnicas, con el propósito de evitar molestias al vecindario. Se entenderán comprendidas en este grupo: las instala ciones de ascensores, montacargas, calefacciones y sus accesorios de generadores, instalaciones de acondicionamiento y aire y otros semejantes.

- Los locales industriales tendrán por cada puesto de trabajo una superficie mínima de 5 m2 y/o un volumen mínimo de 30 m3.

- La iluminación y ventilación de los locales industriales podrá ser natural o artificial. Si fuera natural, los huecos tendrán una superficie no inferior a 1/8 de la superficie en planta del local; si fuera artificial, será obligada y preceptiva la presentación del correspondiente proyecto técnico de las instalaciones de iluminación y acondicionamiento de aire, que deberán ser aprobados polo Ayuntamiento. Si las instalaciones no se ajustaran al proyecto o su funcionamiento no fuera correcto, el ayuntamiento podrá acordar el cierre total o parcial del local.

- Se dotarán de aseos independientes para hombres y mujeres en cantidad no inferiores a 1 retrete, 1 urinario, 1 lavabo y 1 ducha por cada 20 trabajadores o fracción.

- Los materiales empleados en la construcción de los locales tendrán que ser incombustibles y la estructura del edificio resistente l fuego. Las características de los dichos materiales serán todas las que eviten la emisión al exterior del edificio de ruidos a intensidades superiores a las establecidas en las Ordenanzas.

- El montaje de motores, máquinas e instalaciones en general, tendrá que hacerse bajo la dirección facultativa de técnico competente, la tenor de la legalidad vigente, estableciendo las necesarias condiciones de seguridad del personal y cumpliendo los requisitos acústica y técnicamente precisos para evitar molestias.

- Las aguas residuales serán sometidas a depuración previa al vertido, siempre que el Ayuntamiento lo considere necesario.

- La evacuación de gases, humos, vapores, polvo, etc. se realizará en las condiciones exigidas por la normativa vigente.

- Los locales estarán dotados de salidas de emergencia y accesos especiales para salvamento, así como de los aparatos e instalaciones para prevención y extinción de incendios.

- Las instalaciones industriales cumplirán con lo dispuesto en la legislación medioambiental, tanto con las Directrices europeas como con la legislación del estado y autonómica vigentes, especialmente con el Decreto 133/2008, del 12 de junio, por lo que se regula la evaluación de incidente ambiental, o normativa que lo sustituya, y cuerpos normativos que lo desarrollan y lo adaptan a nuestra realidad.

4.3.2.3. Uso comercial.

1. Definición. Corresponden a este uso los establecimientos dedicados a la compraventa al por menor y/o permuta de mercancías o productos de cualquier tipo.

2. Clasificación. A los efectos de estas Ordenanzas se establecen dos categorías:

Categoría 1ª: Locales comerciales situados en semisótano y planta baja, compatibles con el uso de vivienda y otros usos.

Categoría 2ª: Edificios dedicados exclusivamente a actividades comerciales o con más del 60% de su superficie a este uso y el resto a otros usos.

3. Condiciones. Además de cumplir las disposiciones legales que corresponden a las condiciones de uso, volumen y Ordenanzas de la zona, se observarán las siguientes condiciones:

1. En caso de que el mismo edificio acoja usos residenciales, deberá disponer de escaleras independientes de acceso a la(s) vivienda(s).

2. Los locales comerciales tendrán una superficie mínima de 6 m2 por cada puesto de trabajo y un volumen mínimo de 30 m3.

3. Los locales comerciales dispondrán de: 1 retrete y 1 lavabo por cada 200 m2 de superficie o fracción. A partir de los 200 m2 se instalarán servicios independientes para ambos sexos. Pueden quedar dispensados de estos requisitos los locales menores de 50 m2, siempre que la vivienda anexa permita el uso de los dichos servicios.

4. Se exigirán las instalaciones precisas con el fin de evitar molestias tales como: olores, humos, vibraciones, etc., así como para prevención y extinción de incendios segundo el DBSI del CTE.

5. La zona destinada al público tendrá una superficie mínima de 6 m2 y no podrá servir de paso ni tener comunicación con ninguna vivienda.

6. Los comercios que se establezcan en un nivel inferior al de la planta baja no podrán ser independientes del local ya superior, estando unidos a este por escalera que no puede tener menos de 1 metro de ancho.

7. A altura libre mínima de los locales comerciales será:

- Planta de Semisótano: 2,70 m. libres.

- Planta baja: 3 metros libres.

8. Las escaleras de servicio público en los locales comerciales tendrán un ancho mínimo de 1 metro, a excepción de los de 2ª categoría, que tendrán que disponer de un ancho de 1,30m.

9. En el que respeta a su trazado y características constructivas, se ajustarán a lo dispuesto en los artículos 4 y 5 de la sección SI 3 del DBSI Seguridad en caso de Incendio y de las disposiciones que le sean de aplicación recogidas en el DBSU Seguridad de Utilización.

A La luz de los locales comerciales podrá ser natural o artificial. Si sólo tiene luz y ventilación natural, los huecos de luz y ventilación deberán tener una superficie total no infe rior a 1/7 de la que tenga la planta del local. Se exceptúan los locales exclusivamente destinados a almacenes, rochos y corredores.

Se exigirá la presentación de proyectos detallados de las instalaciones de iluminación y acondicionamiento de aire, que deberán ser aprobados polo Ayuntamiento, quedando sometidas a revisión antes de la apertura del local y en cualquier momento. En el supuesto de que no fueran satisfactorias o no funcionaran adecuadamente, en tanto no se adopten las medidas oportunas, el Ayuntamiento podrá cerrar total o parcialmente el local.

Dispondrán de las salidas de urgencia, accesos especiales para la extinción del fuego, aparatos, instalaciones y útiles que, en cada caso, estime necesario el Ayuntamiento.

10. Las estructuras de la edificación serán resistentes al fuego y los materiales deberán ser incombustibles.

11. Se exigirán las necesarias instalaciones para garantizar al vecindario y viandantes la supresión de molestias, olores, humos, ruidos, vibraciones, etc.

12. Se dispondrá de tres plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos o fracción dedicados al uso comercial, a partir:

- De los 300 m2 en 2ª categoría.

- De los 500 m2 en 1ª categoría.

13. La dimensión de los locales comerciales que se podrá autorizar no podrá sobrepasar los 1.200 m2 y tendrá que cumplir con el que para las actividades comerciales dispone la legislación autonómica en vigor.

14. En el diseño de los locales se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Legislación de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollen), en función de su uso y tipología y con el nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

4.3.2.4. Uso administrativo y de oficinas.

1. Definición. Corresponde a los establecimientos dedicados a usos administrativos o burocráticos, de carácter público o privado, financieros y de servicios en general, incluidos los despachos de los profesionales.

2. Clasificación. Se consideran las siguientes categorías: Categoría 1ª: Oficinas y despachos profesionales anexas a la vivienda del titular.

Categoría 2ª: Oficinas y despachos en plantas bajas, altas o áticos de edificios con más del 60% de la superficie total del edificio dedicado a este uso.

3. Condiciones. Además de las condiciones de uso, volumen y Ordenanzas de la zona, cumplirán las siguientes condiciones:

1. Dispondrán de servicios higiénicos con las proporciones mínimas siguientes: hasta 100 m2 de superficie, 1 retrete y 1 lavabo; a partir de 100 m2 se instalarán servicios independientes para ambos sexos.

2. Los locales administrativos tendrán una superficie mínima de 6 m2 por cada puesto de trabajo y un volumen mínimo de 25 m3.

3. La iluminación y ventilación de los locales administrativos podrá ser natural o artificial. Si fuera natural los huecos tendrán una superficie no inferior a 1/8 de la superficie en planta del local. Si fuera artificial será obligada y preceptiva a la presentación del correspondiente proyecto técnico de las instalaciones de iluminación y acondicionamiento de aire, que deberán ser aprobadas polo Ayuntamiento. Si las instalaciones no se ajustaran al proyecto o su funcionamiento no fuera correcto, el Ayuntamiento podrá acordar el cierre total o parcial del local.

4. Además de las condiciones anteriores regirán aquí las fijadas para el uso comercial que sean de aplicación, excepto la dotación de aparcamientos que aquí serán de 1 por cada 100 m2 dedicados la este uso en 1ª categoría y 1 por cada 50 m2 en edificio exclusivo.

4.3.2.5. Uso Hotelero.

1. Definición. Corresponde a aquellos edificios de servicio al público que se destinen al alojamiento temporal de las personas. Se entenderán como incluidos en este uso las residencias y actividades complementarias de las mismas.

2. Clasificación. Se consideran las siguientes categorías: Categoría 1ª: Establecimientos hoteleros de cualquier categoría de hasta 20 camas y menos de 500 m2 de superficie. Categoría 2ª: Establecimientos hoteleros de cualquier categoría de más de 20 camas y de más de 500 m2 de superficie. Categoría 3ª: Establecimientos dedicados a Turismo Rural en cualquiera de sus variantes. Para la materialización de esta categoría será obligado que, con carácter previo, se haya llevado a cabo en el(s) edificio(s) que alberguen este uso, la rehabilitación o restauración pertinentes. No se permitirá esta categoría en edificios de nueva construcción.

3. Condiciones

a) Además de las condiciones de uso, volumen y Ordenanzas de la Zona, cumplirán la totalidad de la normativa vigente en la materia, así como con las condiciones higiénicosanitarias de aplicación para el uso de vivienda.

b) Deberán disponer, como mínimo de 1 plaza de aparcamiento por cada 2 habitaciones.

4.3.2.6. Condiciones de garajeaparcamiento y servicios del automóvil.

1. Definición. Llamamos garajeaparcamiento a todo lugar destinado a la estancia de vehículos de cualquier clase, tanto para su custodia, como para su mantenimiento, entretenimiento o limpieza.

2. Clasificación. A los efectos de aplicación de estas Normas, se dividen en las siguientes categorías:

Categoría 1ª: Garajeaparcamiento en planta baja, semisótanos, sótanos y segundos sótanos.

Categoría 2ª: Garajeaparcamiento en parcela interior, patios de couzada y espacios libres privados.

Categoría 3ª: Garajeaparcamiento en edificio exclusivo.

Categoría 4ª: Estaciones de Servicio.

Categoría 5ª: Locales de mantenimiento, entretenimiento y limpieza de automóviles y/o maquinaria agrícola.

3. Condiciones.

1. La instalación y uso de garajesaparcamientos y locales para el servicio de automóviles, deberá ajustarse a las prescripciones de las presentes normas y de las Ordenanzas de zona y demás disposiciones vigentes.

2. El Ayuntamiento podrá denegar su instalación en aquellas fincas que estén situadas en vías que, por su tránsito o características urbanísticas singulares o por razones de seguridad así lo aconsejen, excepto que adopten las medidas correctoras oportunas, mediante las condiciones que cada caso requiera. El hecho de denegar la instalación de garajeaparcamiento, si fuera obligatoria, no relevará a los propietarios de suplir estas instalaciones en lugar y forma idóneas, si así se le demanda por el Ayuntamiento.

3. Queda prohibido realizar aparcamientosgarajes individualizados en todo el frente de la planta baja con acceso directo de cada uno a la calzada, a través de la acera, inutilizando esta con vados continuos. En un mismo edificio no se podrán instalar accesos contiguos, excepto que entre dos consecutivos se prevea, por lo menos, una plaza de aparcamiento longitudinal en la calle.

4 En su diseño se atendrá a lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como al Decreto 35/2000, de 28 de enero, Legislación de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollen), en aquellos en que sea de aplicación en función de su uso y con el nivel de accesibilidad que la citada legislación establece.

4. Accesos: a. Los garajesaparcamientos, sus establecimientos anexos y los locales del servicio del automóvil, dispondrán de un espacio de acceso de entre 3 y 5 metros de ancho y 4.70 metros de fondo (sin incluir superficies de dominio público), como mínimo, con piso horizontal, o pendiente inferior al 5%, espacio en el que queda prohibida cualquier otra actividad distinta al del uso que ahora se regula.

b. Los garajesaparcamientos de las categorías 1ª, 2ª y 3ª deberán cumplir, además, las siguientes condiciones:

- El largo libre mínimo del área de acceso para una capacidad menor o igual a 100 vehículos y con acceso único desde vías de largo mayor o igual a 15 metros será de 3 metros y, si el acceso es desde vías de largo menor a 15 metros, será de 4 metros. En cambio, para una capacidad superior a 100 vehículos el largo mínimo será de 5 metros o dos accesos independientes de 3 metros.

- Los garajesaparcamientos de menos de 800 m2 pueden utilizar como acceso el portal del inmueble cuando sea para uso exclusivo de los ocupantes del edificio. Los accesos de estos garajes de menos de 800 m2 podrán servir también para dar entrada a locales con usos autorizados, siempre que las puertas que den al incluso sean blindadas y el ancho del acceso sea superior a 4 metros; y en los de menos de 200 m2 cuando sea superior este acceso a tres metros.

- Las rampas rectas no sobrepasarán la pendiente del 18% y las rampas en curva la del 14%, medidas sobre el eje de la vía. El ancho mínimo de las vías o cuestas de circulación será de 3 metros, y para más de 100 vehículos y acceso único será de 5 metros, aumentando en 0.30 metros en la cara exterior de los giros. El radio de giro mínimo, medido en el eje de un carril, será superior a 6 metros.

- Los accesos desde la veía pública serán únicos para cada edificio o parcela. Pero se permitirán otros accesos en caso de que el edificio o la parcela linden con otras(s) vía(s) pública(s).

- La localización del acceso a la calle deberá ser objeto de consulta previa al Ayuntamiento, cuyos servicios técnicos procurarán concentrar accesos con los ya existentes y separados convenientemente. El Ayuntamiento se reserva el derecho de la concesión de la correspondiente licencia de vado si no se cumpliera este requisito.

5. Plaza de aparcamiento. Se entiende por plaza de aparcamiento un espacio mínimo de 2,40 por 4,70 metros, libre de obstáculos. Con todo, el número de coches en el interior de los garajesaparcamientos no podrá sobrepasar del correspondiente a 20 m2 por coche. Se señalarán en el pavimento los emplazamientos y pasillos de acceso de los vehículos, señalización que figurará en los planos de los proyectos que se presenten al solicitar la concesión de las licencias de construcción, instalación, funcionamiento y apertura.

6. Altura de los garajesaparcamientos. En garajesaparcamientos se establece una altura libre mínima de 2.30 metros, permitiéndose una altura crítica en elementos aislados sin pasar del 15% de la superficie útil de 2.10 metros.

7. Ventilación. La ventilación, natural o forzada, estará proyectada con suficiente amplitud para impedir la acumulación de vapores de gases nocivos.

En todo caso se cumplirán, como mínimo, las disposiciones recogidas en el CTE referentes a la ventilación y calidad del aire interior.

8. Compatibilidades de uso. En los garajesaparcamientos de las categorías 1ª, 2ª y 3ª también se permitirá la estancia de vehículos y el lavado y engrase, con exclusión de cualquiera otra actividad, siempre que se adopten las medidas convenientes en el tocante la molestias de todo tipo.

9. Condiciones de aislamiento. Los recintos de garajeaparcamiento dentro de la edificación deberán estar aislados del resto de la edificación o fincas limítrofes por muros y forjados resistentes al fuego y con aislamiento acústico, de acuerdo con las reglamentaciones sobre ruidos, sin huecos de comunicación con patios o locales destinados a otros usos.

10. Comunicación. Podrá comunicarse el garajeaparcamiento con la escalera, ascensor, cuartos de calderas, salas de máquinas, rochos u otros usos semejantes que se autorizaran en el inmueble, cuando estos tengan acceso propio independiente del garaje y dispongan de un vestíbulo provisto de aislamiento, con puertas blindadas de cierre automático. Se exceptúan los locales situados debajo de salasespectáculos, las cales estarán totalmente aislados, prohibiéndose cualquier comunicación interior con el resto del inmueble.

11. Condiciones particulares de las Estaciones de Servicio. Además de las condiciones establecidas en los apartados anteriores, en las Normas de uso industrial y en las disposiciones legales vigentes que le fueran de aplicación, cumplirán con las siguientes condiciones:

a) Dispondrán de aparcamientos en número suficiente para no entorpecer el tránsito, con un mínimo de 3 plazas por surtidor.

b) Los talleres del automóvil anexos no podrán tener una superficie de más de 150 m2. Podrán superar esta limitación si se emplazan a más de 50 metros de la Estación de Servicio. Si se establecieran servicios de lavado o engrase, deberán instalarse con las condiciones señaladas en el apartado siguiente.

c) Si se instalan fuera del suelo de los núcleos, dispondrán de carriles de aceleración de, por lo menos, 25 m. de largo, para la incorporación a las vías públicas.

d) Aunque su instalación esté permitida en el solar o terreno en el que se propone la localización de una estación de servicio cuya licencia se solicita, el Ayuntamiento podrá denegar la concesión de la misma, por las razones apuntadas en el párrafo 3,2 del presente artículo.

12. Condiciones particulares dos talleres de automóvil. Además de las condiciones establecidas en los apartados anteriores, en las Normas del uso industrial y en las disposiciones legales vigentes que le fueran de aplicación, cumplirán con las siguientes:

a) No causarán molestias a los vecinos y viandantes

b) Dispondrán dentro del local, de por lo menos 2 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 de taller.

c) En los locales de servicio de lavado y engrase que formen parte de edificios de viviendas, la potencia instalada no sobrepasará de 25 CV. En los restantes no sobrepasarán de 60 CV.; y en edificios exclusivos para uso de automóvil no existirá limitación. Dispondrán, por lo menos, de 3 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 de local.

4.3.2.7. Uso SanitarioAsistencial.

1. Definición. Corresponde a los edificios y locales dedicados al tratamiento de enfermos y accidentados, tales como clínicas, dispensarios, centros primarios de salud, etc., así como los destinados al asilo y servicios de atención de la población con menos protección: niños, viejos, pobres, personas con discapacidad, y cualquiera otra población marginal. Se refiere tanto a los establecimientos públicos como a los privados.

2. Clasificación. Se establecen dos categorías:

Categoría 1ª: Ambulatorios, Centros de Salud, Residencias para población desprotegida, Centros de tratamientos específicos, etc.

Categoría 2ª: Dispensarios, guarderías, oficinas de asistencia social, etc., que no supongan más de 150 m2 construidos.

3. Condiciones. Además de cumplir con la legislación general y sectorial vigente que le es de aplicación y con las Ordenanzas de la Zona y generales de uso de volumen y tipológicas, dispondrán de 4 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 de construcción.

4.3.2.8. Uso educativo o docente.

1. Definición. Corresponde a los edificios y locales dedicados a actividades pedagógicas o de formación en cualquiera de sus niveles y tipos, tales como centros escolares y preescolares, academias, jardines de infancia, etc.

2. Clasificación. Se establecen las siguientes categorías: Categoría 1ª: Establecimientos con capacidad no mayor de 100 plazas y con superficie igual o menor a los 300 m2 construidos.

Categoría 2ª: Establecimientos con capacidad mayor de 100 personas y con más de 300 m2 construidos.

3. Condiciones. Además de cumplir con la legislación general y sectorial vigente e con las Ordenanzas de Zona y generales de uso, volumen y tipológicas, dispondrán de 3 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos e/o 20 plazas escolares previstas en la edificación.

4.3.2.9. Uso SocioCultural y Recreativo.

1. Definición. Corresponde a los locales e instalaciones destinados al público con fines de entretenimiento, cultura o vida de relación de los ciudadanos, incluyendo tabernas, bares, cafeterías, restaurantes, etc.

2. Clasificación. Se establecen las siguientes categorías: Categoría 1ª: Establecimientos con capacidad no mayor de 150 personas y con superficie igual o menor a los 250 m2

Categoría 2ª: Establecimientos con capacidad mayor de 150 personas y con más de 250 m2 de superficie.

3. Condiciones:

- En el caso de tratarse de cafeterías, bares, restaurantes o establecimientos semejantes, amén de serle aplicable la normativa legal vigente, serán de aplicación las condiciones expuestas para los establecimientos comerciales; además de eso deberán someterse al dispuesto en el Decreto 133/2008, del 12 de junio, por lo que se regula la evaluación de incidente ambiental en el caso de sobrepasar de 75 personas de capacidad.

- Además de cumplir con las Ordenanzas de la Zona y Generales de uso, de volumen y tipológicas, dispondrán de 3 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos.

El Ayuntamiento podrá denegar su instalación en aquellas fincas que estén situadas en vías que ponerlo su tránsito o características urbanísticas singulares así lo aconsejen, excepto que se tomen las oportunas medidas correctoras que el caso requiera.

4.3.2.10. Uso Deportivo.

1. Definición. Se corresponde con los espacios o locales destinados al ejercicio, exhibición o enseñanza de cultura física y del deporte.

2. Clasificación. Se establece una sola categoría, que incluirá cualquier dimensión superficial y cualquier montante de plazas de espectadores.

3. Condiciones. Además de cumplir con las Ordenanzas de zona y las Generales de uso, volumen y tipolóxicas, dispondrán de 4 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos y/o una superficie mínima de un sexto de la utilizada para los espectadores del deporte de que se trate. Se aplicarán estos ratios, según sean superficies cubiertas o descubiertas.

4.3.2.11. Uso religioso.

1. Definición. Corresponde a los locales y edificios destinados al culto, así coma a los relacionados con el.

2. Clasificación. Se establece una categoría única que engloba tanto a los templos y centros religiosos como las capillas y oratorios.

3. Condiciones. Además de con las Ordenanzas de la zona, cumplirán con las disposiciones vigentes que les sean de aplicación. Dispondrán de 5 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos.

4.3.2.12. Espectáculos.

1. Definición. Comprende aquellas actividades, tradicionales o nuevas, relacionadas con el teatro, la música, la danza, el cine, etc., que necesitan de espacios específicos para desenvolverse y que non estén comprendidas en el resto de los usos considerados en el presente PXOM. Se incluyen aquí las discotecas.

2. Clasificación. Se establece una categoría única.

3. Condiciones. Las licencias de instalación de locales dedicados a cualquier tipo de espectáculo público o actividad recreativa, con independencia de estar o no incluidos en el Nomenclátor Anexo al Reglamento de Actividades Sucias, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, o normativa que lo sustituya, se tramitarán según las determinaciones de esta Reglamento aprobada por Decreto 2414/1961, del 30 de noviembre y por el Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, Real Decreto 2816/1982, del 27 de agosto (o el CTE en su caso).

Además de cumplir con la legislación general y sectorial aplicable, con las Ordenanzas de Zona y las Generales de uso, volumen y tipológicas, deberán disponer de un mínimo de 6 plazas de aparcamiento por cada 100 m2 construidos. En el caso de locales previstos para más de 100 personas no se autorizarán en calles con una anchura (entre alineaciones) inferior a 12 metros.

4.3.2.13. Uso agropecuario, forestal e extractivo.

1. Definición. Comprende las actividades agrarias, ganaderas, forestales y extractivas de todo tipo, desarrolladas en espacios o locales propios de estas actividades.

2. Clasificación. Se establecen las siguientes categorías: Categoría 1ª: Espacios y construcciones pequeños, anexos o incorporados a la vivienda: huertas, silos, bodegas, cobertizos, cuadras, colmenares, gallineros, conejeras, palomares, graneros, pajares, etc., con tamaño menor a 200 m2 en total en régimen de pequeña explotación.

Categoría 2ª: El resto de los espacios agroganaderos y forestales sin limitación de tamaño y las construcciones aisladas dedicadas la este fin, tales como: silos, instalaciones ganaderas en régimen de estabulación, alpendres forestales, granjas de todo tipo, etc.

Categoría 3ª:. Áreas de los suelos en los que temporalmente se realizan actividades de extracción de áridos, rocas, minerales y explotación de canteras.

3. Condiciones.

1. Excepto las actividades de la 1ª categoría, que si no se dice nada en contra se podrán desarrollar en todas las clases de suelo, sin más limitaciones que las derivadas de la legislación vigente y el dictado en las Ordenanzas y Normas específicas, el resto de las actividades tendrán que desarrollarse en suelo clasificado como rústico.

2. Las actividades amparadas en este uso que no supongan actividad constructiva -excepto las extractivasno tendrán más limitaciones que las impuestas por las administraciones sectoriales competentes.

3. Las actividades que lleven parejo el hecho constructivo habrán de acomodarse a lo dispuesto en la legislación urbanística, especialmente en lo concerniente al procedimiento de autorización autonómica en suelo rústico (según se determina en el artículo 41 de la LOUG).

4. Condiciones específicas de las actividades de la tercera categoría.

Prohibición general. Se prohíbe cualquier actividad extractiva en los suelos de núcleos rurales excepto los desmontes necesarios para llevar a cabo los propios hechos constructivos. En el suelo rústico especialmente protegido sólo se podrán llevar a cabo extracciones de tierras, áridos, rocas o minerales, si se demuestra de manera fidedigna que esa actividad, en tanto que temporal, no afecta a los valores que se quieren proteger; y podrán prohibirse, cuando no se cumpla con las condiciones legalmente exigibles cualquiera que sea la calificación del suelo en un radio inferior a 500 m. de los núcleos rurales de población, y de edificios o restos históricos y arqueológicos o elementos naturales señalados en la presente Normativa o incluidos en Catálogos de cualquier tipo.

Requisitos de la licencia municipal. Las actividades extractivas de cualquier tipo, además de la necesaria autorización previa del órgano urbanístico autonómico a que están sujetas, en caso de que aquella se otorgue y sin perjuicio de la necesidad de conseguir las necesarias autorizaciones de otras administraciones y organismos, tendrán que obtener licencia municipal.

Esta no podrá ser otorgada cuando no se cumplan los extremos y condiciones reguladas en este capítulo, y en general, las disposiciones del planeamiento urbanístico.

Además de eso, el otorgamiento de la licencia municipal estará, en todo caso, subordinado al cumplimiento de los siguientes requisitos: la) respeto al paisaje; b) en su caso, conservación del arbolado; c) preservación de la pureza de en medio ambiente y no desviación, disminuya o polución de corrientes de agua, superficiales o enterradas; d) el establecimiento de las garantías precisas para que tales condiciones se cumplan, merced a la formalización de avales o cualquier otra forma de garantizar, que como mínimo será del 5% del presupuesto total de las obras. Este aval será devuelto, una vez cumplidas satisfactoriamente las obras de recuperación y cesión de los terrenos, al Ayuntamiento. El incumplimiento de estos requisitos implicará la denegación y/o anulación de la licencia.

Solicitud de licencia. La solicitud de licencia municipal deberá concretar necesariamente los siguientes extremos: a. Memoria sobre el alcance de las actividades que se pretenden desarrollar, con mención específica de los desmontes y nivelaciones previstas y de duración estimada de la explotación y del cumplimiento de las condiciones y requisitos exigidos por la legislación de la Comunidad Autónoma Gallega.

b. Mención específica de las precauciones tomadas para non afectar a la conformación del paisaje.

c. Testimonio fidedigno del título de propiedad del terreno en el que se pretende efectuar la extracción de áridos o movimientos de tierras. Si el solicitante del permiso no fuera el mismo propietario, además del testimonio fidedigno del título de propiedad, deberá presentar el correspondiente permiso del(s) propietario(s).

d. Descripción de las operaciones de excavación o desmonte, con plano topográfico la escala mínima 1: 1.000, con los perfiles claros de los trabajos a realizar. Con igual detalle se debe exponer la manera en la que se va a reponer el estado primigenio del terreno, una vez efectuados los movimientos de tierras o rocas, así como los plazos de las reposiciones parciales.

e. Indicaciones del volumen de tierra y roca a remover e/o las de áridos a extraer.

f. Garantías de carácter patrimonial sobre el cumplimento de lo previsto en los apartados anteriores.

Condiciones de la licencia municipal. Cuando la extracción de áridos y movimientos de tierras implique destrucción de arbolado, se impondrá al titular de la licencia el deber de efectuar la repoblación de la finca y de cuidar la plantación hasta que la misma tenga enraizado y pueda desarrollarse normalmente.

Obras de recuperación y cesión gratuita de los terrenos. Todo proyecto extractivo a cielo abierto, una vez finalizada la explotación, deberá contar con un proyecto de regeneración de la zona, a cara descubierta a la conversión del espacio en parque. El Ayuntamiento fijará, en cada caso, los criterios de ordenación de ese parque. Una vez ejecutado el proyecto, conforme a esos criterios se cederá el terreno al Ayuntamiento para ser destinado a tomar parte del Sistema General de espacios libres y zonas verdes de uso y dominio público. Se entenderá como finalizada la explotación cuando se agote el árido y/o cuando transcurran seis meses sin tenerse producido extracción en la parcela objeto de la explotación.

4.3.3. CONDICIONES TIPOLÓGICAS GENERALES DE LAS CONSTRUCCIONES.

4.3.3.1 Aplicación de las Normas. Las tipologías edificatorias se aplicarán conforme a las condiciones que se fijen para cada clase de suelo y para cada zona de ordenanza, en consonancia con las limitaciones especiales que establece la LOUG refundida en sus artículos 29, 30, 42 a 44, 104 e 105.

4.3.3.2. Parámetros exteriores.

1. Tipologías. Las características tipológicas de la edificación en los núcleos rurales y en el suelo rústico deberán ser congruentes con las tipologías rurales tradicionales de su contorno en el que se refiere a volumen, tratamiento de fachadas, morfología y tamaño de los huecos, cubiertas, materiales, colores, formas constructivas, cierres de parcela, etc., a fin de mantener las condiciones ambientales y la morfología del contorno. La dimensión de la edificación en planta se establece en la ordenanza correspondiente. Por regla general, y de cara a armonizar con las tipologías dominantes en Castrelo do Val, se aconsejan las plantas regulares, bien cuadradas, bien rectangulares. En este último caso el lado largo no debería ser menor de 1,3 veces la longitud del lado corto.

2. Altura máxima. Se establece en la ordenanza correspondiente, o en los planos de ordenación, expresada en número de plantas, siendo su conversión en metros la que figura en el apartado 2º del artículo 4.3.1. de la presente Normativa.

3. Fachadas.

- Se aconseja el uso de la piedra de la zona en cualquiera de sus fábricas o el ladrillo enfuscado, enlucido y pintado. Se desaconseja el uso de aplacados de piedra en general y se prohíben expresamente los de granitos pulidos, absolutamente ajenos a las tipologías de los edificios de Castrelo do Val. Se prohíbe igual el empleo de aplacados o azulejados de cualquier otro material, y el empleo de fábricas de materiales cerámicos sin revestir.

- Se prohíbe totalmente el uso de bloques prefabricados para ser utilizados en los paramentos exteriores de las edificaciones principales, excepto para los usos industriales y agropecuarios, en los que se permitirá si tiene la calidad suficiente como para garantizar las exigencias establecidas en las condiciones de este uso (tipo split o semejantes).

- La carpintería exterior será de madera pintada en las obras de restauración de las edificaciones catalogadas y en todas aquellas con una vejez superior a los 50 años que tengan interés etnográfico y cuyos paramentos exteriores en todo o en parte, sean de piedra. En el resto, se recomienda igual la madera aunque se permiten otros. Cuando sea de otro material, la carpintería exterior tendrá que pintarse, lacarse o corearse por cualquier procedimiento. Se prohíbe el aluminio en su color natural en cualquier elemento de fachada.

En los núcleos rurales y en el suelo rústico se aceptará sólo el empleo de madera o aluminio lacado en colores acordes con medio y las edificaciones tradicionales de la zona en la que se inserten.

4. Paredes medianeras.

- Las paredes medianeras que queden a cielo abierto en el momento de realizarse la construcción, deberán tratarse con materiales de cerramiento, con textura y color que estén en concordancia con los empleados en la fachada. Cuando menos irán enfuscadas y pintadas.

5. Cuerpos volados.

1) - Sólo se permitirán los cuerpos volados siguientes

a) Abiertos: balcones que delimiten un volumen abierto al exterior por alguna de sus caras o parte de las mismas.

b) Acristalados: Salientes cerrados en los que los elementos de cierre estén constituidos, como mínimo, por un 80% de superficie acristalada. Se recomiendan las galerías y miradores y se prohíben los muroscortina en los núcleos rurales y en el suelo rústico (sólo se permitirán excepcionalmente en equipamientos debidamente justificados).

c) Aleros, cornisas, etc.

- No se permitirán los vuelos compactos.

- A efectos del cómputo de edificabilidad, estos tipos contabilizarán de la siguiente manera

a) abiertos: 1/4 de su superficie

b) acristalados tipo galería o mirador: 1/3 de su superficie

c) acristalados tipo murocortina (sólo en equipamientos debidamente justificados o en suelos urbanos en desarrollo de urbanizables): 100%.

6. Entrantes

a) En Planta baja. Se permiten:

- Pórticos o soportales paralelos a la línea de fachada.

- Pasadizos perpendiculares o oblicuos (con ángulo superior a 60º (verbo de la línea de fachada).

b) Por encima de la Planta baja:

- Terrazas sin cubrir.

7. Cubiertas de la edificación

a) Se recomienda una estructura de cubierta a dos y/o cuatro aguas, pero en las edificaciones tradicionales que dispongan de una sola agua (como en el caso de las bodegas) se permite también esa solución tradicional. En las edificaciones situadas en los núcleos rurales y en el suelo rústico los faldones de cubierta serán continuos sin quiebras, prohibiéndose expresamente las bufardas en estos dos tipos de suelo.

b) La estructura podrá ser de cualquiera material acomodado a ese fin.

c) La cubrición exterior será de teja de barro cocido en todas las construcciones principales, siendo obligada en todas las construcciones que se emplacen en los núcleos rurales o en el suelo rústico, excepto casos excepcionales debidamente justificados (proyectos singulares, equipamientos, edificios institucionales y similares) o en aquellos núcleos en que la cubrición se realizara tradicionalmente mediante losa, sobre todo en los núcleos situados en las alas del Macizo Central (Portocamba, Campobecerros..).

d) El volumen existente entre la cara superior del último forjado y la línea de cimera o punto de cumbre se podrá aprovechar en parte para usos habitables o los compatibles con la vivienda, siempre que no se prohíba en la Ordenanza específica correspondiente y no conforme vivienda independiente.

También se podrán asentar tirando por lo alto del último forjado los elementos decorativos y de final de carácter estético que completen la fachada y los elementos técnicos de las instalaciones anexas a la edificación (calefacción, aire acondicionado, subministración y almacenamiento de agua, chimeneas, etc.), y en todo caso aquellas que según el CTE sean obligatorias.

Todos estos elementos deberán quedar obligatoriamente inscritos dentro de la pendiente máxima de 40º (y no sobrepasar la altura máxima de la cubierta permitida, exceptuándose sólo las chimeneas (por razones funcionales).

4.3.3.3. Parámetros interiores.

1. Planta y altura libre de planta. En las Ordenanzas Generales se define la altura libre de cada tipo de planta, tanto de las que se sitúan por debajo de la rasante, como las que se sitúan en la rasante o por encima de ella.

2. Portales. Los huecos de entrada de portal no tendrán menos de 1,30 metros de luz. Esta exigencia no se tendrá en cuenta en las obras de rehabilitación en el caso de que el hueco de portal tenga menos anchura.

3. Escaleras

a) Podrán ser interiores y exteriores. Estas últimas sólo se podrán construir para el caso de las viviendas unifamiliares.

b) Podrán tener tramos rectos o tramos rectos y curvos

c) Las de acceso principal y uso público se deberán situar en el interior.

d) Se permite la luz y ventilación cenital a la caja de escaleras por medio de lucernario

e) La dimensión mínima del hueco central libre será de 0,8 metros.

f) El ojo tendrá una anchura mínima de 0,25 metros.

4.3.3.4. Edificaciones complementarias. Siempre que se autoricen, por la ordenanza específica correspondiente, los edificios auxiliares o complementarios a la vivienda, tales como graneros, cuadras, garajes, o los elementos constructivos tales como muros, cercas, etc., se podrán construir con cualquier material que tenga la necesaria consistencia. En el caso de utilizar ladrillo o bloques de hormigón prefabricado en edificios, será obligatorio enfuscarlos y pintarlos o calearlos, o encintarlos en su exterior. En el caso de los muros y cercas ese deber es para el interior y el exterior de dichos elementos de cierre.

En caso de que estas edificaciones estén situadas en los núcleos rurales o en el suelo rústico deberán adaptarse en cualquier caso a lo dispuesto para las condiciones de tipologías de materiales, fachadas y cubiertas, especificadas en el apartado 4.3.3.2.

4.3.3.5. Edificios dedicados a otros usos. Los edificios para uso industrial, almacenes e instalaciones agrícolas y ganaderas de 2ª Categoría, podrán construirse con cualquiera material consistente; pero en caso de que sea ladrillo o bloques de hormigón prefabricados, será obligatorio enfuscarlos y pintarlos o calearlos y/o encintarlos exteriormente, excepto si se trate de materiales de acabado de calidad, diseñados para estos fines.

En caso de que estos edificios se vayan a situar en los núcleos rurales o en el suelo rústico (en caso de que estuvieran permitidos por las ordenanzas correspondientes) deberán adaptarse en cualquiera caso al dispuesto para las condiciones de materiales, tipologías, fachadas y cubiertas especificadas en el apartado 4.3.3.2., teniendo en cuenta que si se precisa superar el volumen máximo de las edificaciones tradicionales existentes en el contorno deberá descomponerse en dos o más volúmenes ínter conexionados entre sí, con el fin de adaptar las volumetrías a las tipologías propias del medio en el que se insertan.

4.3.3.6. Conservación, reforma o ampliación de construcciones tradicionales, ya existentes en los núcleos rurales y en el suelo rústico.

Para autorizar cualquier actuación tendente a conservar, reformar o ampliar edificios o construcciones tradicionales de cualquier tipo que se sitúen en los núcleos rurales o en el suelo rústico, los proyectos que las amparen tendrán que ajustarse, además de cumplir con el resto de la normativa edificatoria, a los siguientes criterios:

a. Conservación. Demostrar, previo estudio detallado en el que figuren memoria, planos y fotografías que los materiales, colores y técnicas constructivas serán análogas a los existentes.

b. Reforma. Demostrar previo estudio detallado, en el que figurarán memoria, planos y fotografías, que la reforma no altera a los aspectos tipológicos ni compositivos esenciales y que los materiales, colores y técnicas constructivas serán semejantes a los de las edificaciones existentes y/o compatibles, desde el punto de vista funcional y formal, con ellos y con el contorno en el que dicha reforma se pretende.

c. Ampliación. Demostrar, previo estudio detallado en el que figurarán memoria, planos y fotografías, que la ampliación no desvirtúa la edificación existente o su contorno y que es compatible con aquellos desde el punto de vista compositivo, tipológico, morfológico y paisajístico, cuidando y valorando con precisión en cada caso los materiales, técnicas y colores empleados.

4.3.3.7. Condiciones excepcionales para equipamientos comunitarios en los núcleos rurales.

Se podrán autorizar edificaciones destinadas a equipamientos comunitarios que, dando respuesta a los parámetros formales actuales y a las condiciones medioambientales del asentamiento en el que se localizan, no cumplan las condiciones mencionadas para los núcleos rurales en el presente capítulo de condiciones tipológicas generales de las construcciones. Será posible la fragmentación de este volumen en varios ínter conexionados entre sí, con el fin de adaptar las volumetrías a las tipologías existentes con un aspecto que se asemeje a las agrupaciones de las edificaciones del lugar. En todo caso, se deberán adoptar las medidas correctoras necesarias para garantizar el mínimo impacto visual sobre el paisaje y la mínima alteración del relieve natural de los terrenos.

4.4 NORMAS DE ORDENACIÓN.

4.4.1 NORMATIVA DE SISTEMAS GENERALES.

4.4.1.1 Red de carreteras.

1º) Clasificación. A los efectos del presente PXOM, se establece la siguiente clasificación de vías del municipio, basada en lo dispuesto en la "Ley de Carreteras" de 29/VII/88 e, sobre todo, en la Ley nº 4/1994, de 14 de septiembre de la Xunta de Galicia, sobre las Carreteras de Galicia.

2º) Tipos de vías.

Vías TIPO I. Las vías de conexión con el exterior (Red Autonómica):

a) Carretera OU113 Verín (N525) Vilar de Barrio, da Red Secundaria.

b) Carretera OU114 Caldeliñas (OU113) Campobecerros, de la Red Secundaria.

Vías TIPO II. Red Provincial y Parroquial básica

a) Carretera Provincial OU1001 (antes CV269) Castrelo do Val (OU113) - Gondulfes (OU114).

b) Carretera OU1002 (antes CV228) Campobecerros (OU114) - Veiga de Nostre

c) Carretera OU1054 Ramal a Sanguñedo (OU1002)

d) Carretera OU1021 Verín (N525) - Arcucelos (OU113).

Vías TIPO III. Red Municipal y Local. Forman el sistema general de comunicaciones las vías Tipo I e II. El resto de las vías constituyen sistemas locales.

2º) Línea de edificación. A ambas orillas de las carreteras y demás vías, se establece la línea de edificación, desde la cual, incluso la vía, quedan prohibidas las obras de construcción, reconstrucción o ampliación de cualquier tipo de edificación, excepto las que resulten imprescindibles para el mantenimiento y conservación de las existentes. La línea de edificación paralela a la vía, se situará a una distancia medida horizontalmente a partir de la arista exterior de la calzada o del eje de la vía, según se indica a continuación:

- Para las vías de tipo I: Para la red autonómica, lo dispuesto en los artículos 29 y siguientes (pero principalmente el

35) de la Ley de Carreteras de Galicia (de 14/09/1994), según el tipo de vía (en este caso para vías de la red secundaria como las O113 y O114 le corresponden 7 m. a partir de la arista exterior de la explanación de la carretera). Esta distancia mínima se respetará en todo el suelo rústico, en el suelo urbanizable y en las áreas de expansión de los núcleos rurales. En las zonas tradicionales de los núcleos, si la edificación tradicional se dispone a menores distancias de las citadas, se respetará esa distancia (siempre bajo la autorización expresa de la Administración), según se indica en los planos 1/2.000 de ordenación.

- Para las vías de tipo II: Para el caso de las vías de las que es titular la Diputación Provincial, se estará a lo dispuesto por la Administración Provincial, y más en concreto, en el contenido de la Ordenanza Reguladora del uso y defensa de las carreteras provinciales (publicada en el BOP de Ourense, el 7 de febrero del 2002).

- Para las vías de tipo III: A 6 metros de la arista exterior de explanación.

3º) Alineaciones. En los núcleos Rurales, serán vigentes las distancias para la línea de edificación que marca la Ley 4/1994, de Carreteras de Galicia.

Estas distancias tendrán la consideración de alineamientos y se definen en la ordenanza correspondiente. En esas zonas, las autorizaciones de usos y obras promovidos por ente distinto al titular de la carretera, deberán cumplir con lo dispuesto en el artículo 53, de la dicha Ley.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 54,1 de la ley, bien la propuesta del Ayuntamiento, bien de la Administración titular de la carretera, podrán promoverse expedientes para la entrega de las travesías urbanas al ayuntamiento, cuya resolución corresponderá al Consejo de la Xunta de Galicia. No obstante lo anterior, y de acuerdo con lo dispuesto en el párrafo 2) del mismo artículo, la Administración titular de la carretera y el Ayuntamiento podrán convenir lo que estimen procedente para la mejor conservación y funcionalidad de las mencionadas travesías.

En el caso del viario municipal integrante del S. X. de C., se prevén retrocesos inferiores al paso por los núcleos de población, conforme se especifica en los planos de alineaciones y/o en las Ordenanzas y Normas correspondientes.

4º) Cierres. No se autorizarán cierres en las zonas de dominio público ni en las de servidumbre.

Por circunstancias especiales de aprovechamiento agroganadero se podrán autorizar cierres diáfanos en las zonas de servidumbre o afección de las carreteras, pero no en las de dominio público, conforme a lo dispuesto en el artículo 39.2 de la Ley 4/1994, de Carreteras de Galicia.

La zona de dominio público es la constituida por los terrenos adquiridos por título legítimo por la Administración titular de la carretera para la construcción de ella y de sus elementos funcionales. La linde exterior de la zona de dominio público no podrá sobrepasar los 10 metros de largo, medidos horizontal y perpendicularmente al eje de la calzada más próxima, desde la arista exterior de la explanación correspondiente a las calzadas previstas y a sus elementos funcionales (artículo 30,1 de la Ley 4/1994).

La zona de servidumbre consiste en dos franjas de terreno a ambas orillas de la carretera, de 2 m. cada una en todas las carreteras del ayuntamiento, delimitadas interiormente por la zona de dominio público y exteriormente por dos líneas para lelas a las aristas exteriores de explanación (artículo 32, 1 de la Ley 4/1994).

La zona de afección consiste en dos franjas de terreno a ambos lados de la carretera, de 30 metros de ancho, delimitada interiormente por la zona de servidumbre y exteriormente por dos líneas paralelas a las aristas exteriores de la explanación (artículo 33.1 de la Ley 4/1994).

Igual, tendrá en cuenta lo dispuesto para cierres, así como colocación de postes de energía eléctrica, teléfono, etc. lo dispuesto en la Ordenanza Reguladora de usos y defensa de las Carreteras Provinciales, de la Diputación de Ourense, ya citadapara las vías de las que es titular.

Ver Anexo

5º) Rasantes. Cuando las rasantes no estén fijadas en planos y se trate de vías sin pavimentar adecuadamente, la rasante se establecerá en la cota de 20 cms. por arriba de la rasante actual del camino.

4.4.1.2. Redes de energía eléctrica e telecomunicaciones

a) Servidumbres. Las servidumbres de paso de energía eléctrica no impiden al dueño de la finca sirviente cerrarla, plantar o edificar en ella dejando a salvo dicha servidumbre.

Queda prohibida la plantación de árboles y la construcción de edificios e instalaciones industriales en la proyección y cercanías de las líneas eléctricas debidamente autorizadas a menor distancia de la establecida en el "R. D. 1955/2000 Regulación de líneas de Alta Tensión" de 1 de diciembre de 2000 a respeto de la proyección sobre el terreno de los conductores más extremos del tendido en las condiciones más desfavorables.

Estas distancias son las siguientes:

Para edificios y construcciones:

D 1 = 3,3 + U/100 metros, con un mínimo de 5 metros para soportes accesibles a las personas.

D 1 = 3,3 + U/150 metros, con un mínimo de 4 metros para soportes no accesibles a las personas.

Para masas de arbolado:

D 2 = 1,5 + U/150 metros, con un mínimo de 2 metros.

Siendo U la tensión nominal.

En las líneas aéreas, para el cómputo de estas distancias se tendrán en cuenta la situación respectiva más desfavorable que pueda alcanzar la línea con los elementos de que se trate.

b) Tendido de líneas de alta y media tensión. En los suelos clasificados como Núcleos Rurales de Población, será recomendable el enterrado de las líneas de alta y media tensión para todas las que se construyan en el futuro, siendo obligado para las nuevas que vayan a pasar por ámbitos de protección de elementos catalogados. Las ya existentes que incumplan con este requisito deberían adaptarse a este consejo, bien procediendo al enterrado, bien modificando su trazado, sobre todo las que pasan por ámbitos de protección de elementos catalogados.

c) Tendido de líneas de telecomunicaciones y telefonía. En los suelos clasificados como Núcleos Rurales de Población y en los ámbitos de protección de elementos catalogados, será obligado el enterrado de las líneas de telecomunicaciones y telefonía para todas las que se construyan en el futuro. Las ya existentes que incumplan con este requisito deberán adaptarse (por lo menos en las zonas tradicionales de los núcleos rurales) antes de transcurridos cinco años desde que se apruebe el presente PXOM, bien procediendo al enterrado, bien modificando su trazado para cumplir con la exigencia.

4.4.1.3. Infraestructuras Energéticas. Parques eólicos. 1ª) Ámbito de aplicación. Comprende la zona destinada a las instalaciones de infraestructuras energéticas propiamente dichas, con una franja circundante de protección cuya dimensión y trazado concreto se establecerá en el procedimiento de aprobación o autorización de la infraestructura, a fin de que la actividad no sea interferida por elementos ajenos que la puedan dificultar.

2ª) Condiciones de uso y licencias. El uso citado destinado a la instalación de infraestructuras energéticas eólicas deberá contar con la correspondiente Declaración de Efectos Ambientales, de acuerdo con el previsto en la Ley 1/1995 de 2 de enero, de Protección Ambiental de Galicia.

Según lo previsto en el apartado 3 del Artículo 14 del Decreto 28/1.999 de 21 de enero, por lo que se aprueba el Reglamento de Disciplina Urbanística, en el proyecto técnico de ejecución de las obras del parque eólico deberá incluirse una memoria urbanística, como documento específico e independiente en el que se indicará la finalidad y uso de la actuación proyectada, razonándose su adecuación a la ordenación vigente, como consecuencia de la aprobación de un proyecto sectorial (o de cualquiera otro procedimiento en que se base la tramitación del parque), e incluyendo el contenido de la presente regulación de sistemas energéticos eólicos, así como la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras.

La separata de la memoria urbanística se acompañará de un plano de situación a escala 1/5.000 y toda la información gráfica que sea precisa para reflejar la clasificación y la calificación del suelo objeto de la actuación y la normativa y ordenanza aplicables, así como las condiciones que se deberán aplicar sobre la zona de servidumbre de la instalación y su dimensionado, que se deberá representar gráficamente.

3ª) Condiciones de edificación. Las condiciones aplicables serán las generales de la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras, con la excepción de la edificabilidad máxima, que será de 0,05 m2/m2, y sólo se permitirán aquellas edificaciones que sean imprescindibles para el desarrollo de la explotación, computándose a estos efectos exclusivamente las edificaciones cerradas, sin contar los aerogeneradores.

4ª) Condiciones estéticas. Serán las determinadas en la Declaración de Efectos Ambientales que corresponda al proyecto y se complementarán (en todo aquello que no sea incompatible con el uso energético específico de la instalación) con las condiciones que establece el presente PXOM y sean aplicables al suelo rústico.

5ª) Usos compatibles. Se consideran compatibles dentro del ámbito del parque eólico (siempre que no afecten a las condiciones de explotación del recurso eólico) los usos permitidos por la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras del presente PXOM, excepto las edificaciones que no guarden relación directa con las instalaciones básicas de servicio del parque.

Según se recoge en la memoria de la Modificación del Plan Sectorial Eólico de Galicia (apartado 6.6. de medidas para la articulación con el planeamiento y plazo para realizar la adecuación), las áreas de investigación (Serra Seca) se considerarán como Sistema General de infraestructuras eólicas, corrigiendo su delimitación para introducir la protección de canales y de infraestructuras previstas en el citado Plan Sectorial, así como para respetar la distancia mínima de 500 m. a las delimitaciones de suelo de núcleo rural, urbano o urbanizable. Además se establece la compatibilidad de usos con el sistema general (excepto viviendas) incluso su desarrollo, recogiéndose que la delimitación de las áreas de investigación se irá modificando automáticamente en función de su desarrollo a través de los correspondientes proyectos sectoriales, quedando desafectados los suelos no vinculados a los parques eólicos de su consideración como sistema general.

4.4.1.4. Infraestructuras Energéticas. Parques solares. 1 º) Ámbito de aplicación. Comprende la zona destinada a las instalaciones de infraestructuras energéticas solares propiamente dichas, con una franja circundante de protección, cuya dimensión y trazado concreto se establecerá en el procedimiento de aprobación o autorización de la infraestructura (según los consejos establecidos en la presente regulación de sistemas), a fin de que la actividad no sea interferida por elementos ajenos que la puedan dificultar.

2 º) Condiciones de uso y licencias. El uso citado destinado a la instalación de infraestructuras energéticas solares deberá contar con la correspondiente Declaración de Efectos Ambientales de acuerdo con el previsto en la Ley 1/1995 de 2 de enero, de Protección Ambiental de Galicia.

Según lo previsto en el apartado 3 del Artículo 14 del Decreto 28/1.999 de 21 de enero, por lo que se aprueba el Reglamento de Disciplina Urbanística, en el proyecto técnico de ejecución de las obras del parque solar deberá incluirse una memoria urbanística, como documento específico e independiente en el que se indicará la finalidad y uso de la actuación proyectada, razonándose su adecuación a la ordenación vigente, como consecuencia de la aprobación de un proyecto sectorial (o de cualquier otro procedimiento en que se base la tramitación del parque), e incluyendo el contenido de la presente regulación de sistemas energéticos solares, así como la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras.

La separata de la memoria urbanística se acompañará de un plano de situación a escala 1/5.000 y toda la información gráfica que sea precisa para reflejar la clasificación y la calificación del suelo objeto de la actuación y la normativa y ordenanza aplicables, así como las condiciones que se deberán aplicar sobre la zona de servidumbre de la instalación y su dimensionado, que se deberá representar gráficamente.

3 º) Condiciones de edificación. Las condiciones aplicables serán las generales de la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras, con la excepción de la edificabilidad máxima, que será de 0,05 m2/m2, y sólo se permitirán aquellas edificaciones que sean imprescindibles para el desarrollo de la explotación, computándose a estos efectos exclusivamente las edificaciones cerradas, sin contar los paneles solares.

4 º) Condiciones estéticas y de disposición de los colectores. Las condiciones estéticas serán las determinadas en la Declaración de Efectos Ambientales que corresponda al proyecto y se complementarán (en todo aquello que no sea incompatible con el uso energético específico de la instalación) con las condiciones que establece el presente PXOM y sean aplicables al suelo rústico.

Los colectores se orientarán al sur geográfico, y se admitirán desviaciones máximas de ± 20° a respeto del sur geográfico. En las instalaciones de uso anual, la inclinación de los colectores a respeto del plano horizontal, será la más idónea para la mejor captación del sol durante el tiempo de captación (como referencia, esa inclinación será 10° superior a la altitud del lugar de emplazamiento de los colectores, y se admitirán unas desviaciones máximas a respeto de la latitud de ± 20°).

5 º) Usos compatibles. Se consideran compatibles dentro del ámbito del parque solar (siempre que no afecten a las condiciones de explotación del recurso solar) los usos permitidos por la ordenanza de Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras del presente PXOM, excepto las edificaciones que no guarden relación directa con las instalaciones básicas de servicio del Parque o las plantaciones que impidan la correcta captación de energía solar en los colectores o paneles (esta limitación será aplicable también en la zona de servidumbre de las instalaciones).

6 º) Servidumbres. En el proyecto en que se desarrollen las condiciones de explotación del Parque Solar se especificarán literal y gráficamente las servidumbres aplicables sobre los terrenos circundantes a la instalación, a los efectos de evitar que puedan impedir el aprovechamiento solar de la explotación, que deberá desarrollarse en las mejores condiciones posibles. Se controlarán y se limitarán a estos efectos todas aquellas construcciones, plantaciones o cualquier otro elemento que pueda producir sombras desde los terrenos circundantes sobre los captadores solares, y la tal efecto deberá garantizarse que los dichos elementos (en caso de poder implantarse si lo permite la ordenanza correspondiente de aplicación) no podrán proyectar sombras sobre dichos captadores durante todo el día a lo largo de todos los días del año (excluidas a estos efectos la primera hora desde la salida del sol y la última antes de su puesta, intervalos en los que si se podrán proyectar sombras), y teniendo en cuenta que estas servidumbres no deberán afectar, por regla general a un ámbito de dimensión superior a lo definido por una distancia de 100 m. desde las zonas más exteriores de la parcela en la que se pretendan instalar los colectores solares o 200 m. desde los colectores más exteriores.

Las instalaciones de transporte de la energía generada en el Parque Solar se realizarán preferentemente enterradas hasta las redes generales de distribución de la compañía que efectúe la subministración en la zona y que deberán recoger esa energía producida en el Parque Solar, mas en casos excepcionales se podrá permitir que sean instalaciones aéreas, debiéndose respectar en ambos casos las servidumbres que correspondan a las citadas instalaciones, según a legislación sectorial aplicable.

4.4.1.5. Red ferroviaria.

1. Definición.

1. La red ferroviaria comprende el conjunto de espacios e infraestructuras, de superficie o enterrados, reservados a funcionamiento del ferrocarril como medio de transportes de personas y mercancías.

2. La red ferroviaria comprende

a) La zona de vías, constituida por los terrenos ocupados por los caminos de hierro y sus instalaciones complementarias.

b) La zona ferroviaria, constituida por los talleres, puertos, almacenes y, en general, cualquier instalación directamente relacionada con el movimiento del ferrocarril.

c) La zona de servicio ferroviario, constituida por las plataformas y estaciones que permiten la utilización del servicio por los ciudadanos.

3. Forman parte del dominio público ferroviario, los terrenos, obras e instalaciones fijas afectos a dicho uso, los cuales son cualificados por el presente Plan General como Sistema General ferroviario, quedando afectos al uso y servicio público.

2. Condiciones de desarrollo. Sin perjuicio de la competencia estatal en materia de ferrocarriles, este Plan General ordena los espacios incluidos dentro de la red ferroviaria e impone determinadas limitaciones a los suelos vecinos situados fuera de la misma.

Con el objeto de orientar más cuidadosamente los Proyectos de Urbanización, previamente a los mismos, y excepto actuaciones puntuales necesarias y urgentes, que no afecten a las determinaciones de este Plan General, será precisa la aprobación de un Plan Especial de Infraestructuras que ordene los correspondientes terrenos.

El Plan Especial podrá proponer usos distintos de los propiamente ferroviarios, siempre que se justifique la innecesariedad de los mismos para el cumplimiento de sus fines ferroviarios y se garantice, a juicio municipal, su idónea inserción urbana.

3. Condiciones generales de diseño.

Los elementos de la red ferroviaria estarán sujetos al cumplimiento, en el que alcanza a su diseño, que se establece en la Ley 39/2003, de 17 de noviembre, del Sector Ferroviario, de su Reglamentación y a lo dispuesto en estas Normas.

Para garantizar la seguridad de las personas o cosas, el Plan General exige el vallado de las líneas o establecer los idóneos elementos alternativos de protección la toda nueva urbanización que se instale en sus márgenes.

En suelo urbano, la línea de edificación de los terrenos que sean cruzados por los caminos de hierro o el de las lindes a ellos, será la fijada en el plano de alineamientos de este Plan General.

4. Servidumbres.

1. Las ordenaciones que sean cruzadas por las vías férreas, o inmediatas a ellas, regularán la edificación y el uso del suelo, respetando las limitaciones y servidumbres impuestas por la legislación ferroviaria y, en particular, lo establecido en la Legislación correspondiente (Reglamento del Sector Ferroviario - Real Decreto 2387/2004, de 30 de diciembre-).

2. En suelo de núcleo rural, la línea de edificación en las cercanías de las vías férreas, será la fijada en los planos de alineaciones.

4.4.1.6. Sistema general de equipamientos públicos.

1. Definición. Comprende los terrenos, edificios e instalaciones destinados a usos públicos colectivos que, por su dimensión o función específica, transcienden a todo el municipio, considerándose en el presente PXOM como formando parte del Sistema General correspondiente. La pertenencia al Sistema General de un equipamiento cualquiera se recoge en la Memoria Justificativa y se refleje en los planos de ordenación del presente PXOM.

2. Clasificación. Comprende los siguientes equipamientos:

- Administrativo.

- Escolar o Docente.

- Deportivo.

- Sanitario.

- Cultural.

- Asistencial.

- Cementerios.

- Turístico.

3. Condiciones de la edificación.

Además de las condiciones que le fuesen de aplicación por la legislación vigente deberán cumplir las condiciones de volumen y de uso que se reflejen en los párrafos 4 y 5 siguientes.

4. Condiciones de volumen.

- Serán las mismas que para la edificación normal situadas en el contorno próximo de la parcela dedicada a equipamientos, pero con la limitación adicional de no exceder los 9,8 m. de altura (excepto los dos últimos de los citados en el epígrafe 2) anterior -cementerios y campingsen los que la edificación no excederá los 5 m. de altura).

- En casos excepcionales, y por motivos razonablemente justificados, el Ayuntamiento podrá permitir mayores aprovechamientos para los equipamientos públicos, previa a la tramitación de una Modificación Puntual del PXOM en la que justifique su necesidad.

5. Condiciones de uso.

- En cada uno de los terrenos delimitados en los Planos de Ordenación se señalan los usos posibles.

- Cambio de uso de una zona calificada como de equipamiento a otro uso de un equipamiento distinto debe realizarse a través del proceso descrito en el Art. 47.4 de la LOUG, y en las condiciones que allí se señalan, sin necesidad de una modificación puntual del PXOM.

- Se permitirá la instalación de una vivienda cuando sea necesaria para la guardia y conservación del equipamiento. También se podrá autorizar el uso sociocultural y recreativo como compatible, cuando la gestión y el mantenimiento del equipamiento lo aconsejen.

- Se autorizará, en general, la construcción de los aparcamientos que fueran necesarios para el correcto funcionamiento de las instalaciones.

4.4.1.7. Sistema general de espacios libres.

1. Definición. Son espacios destinados a parques públicos y/o jardines y zonas verdes, en general, que se destinan al ocio de la totalidad de la población, considerándose en el presente PXOM como formando parte del Sistema General correspondiente. La pertenencia a este sistema general de una zona verde o espacio libre se recoge en la Memoria de Ordenación y se refleja en los planos de ordenación del presente PXOM.

2. Condiciones de volumen

a) La ocupación por la edificación en ningún caso podrá superar o 5% de la superficie de cada una de las zonas

b) La altura máxima de la edificación aquí permitida será de 6,5 m.

c) Los cierres, si os hay, tendrán una altura máxima de 0,50 m. pudiéndose exceder esta altura con sebes e otras protecciones diáfanas, estéticamente admisibles.

3. Condiciones de uso

a) El uso principal será siempre de zona verde

b) Podrán instalarse quioscos de música, puestos de artículos para niños, periódicos, flores y semejantes, así como pequeños cobertizo para útiles de jardinería, limpieza, invernaderos y servicios de aseo, con un máximo para cada uso individual o integrado de 50 m3.

c) No se permitirán otras nuevas construcciones, pero sí se autorizará la restauración y/o la rehabilitación de edificios existentes que se encuentren inscritos ya dentro del parque (y que se especificarán concretamente en los planos) en el momento de aprobarse el PXOM, siempre que albergue usos dotacionales de cualquier tipo que sean compatibles con el uso de zona verde.

4.5. NORMAS BÁSICAS SOBRE DISEÑO DE LOS SISTEMAS GENERALES Y CALIDAD DE LA URBANIZACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO. Sin perjuicio de lo que se especifica en las Normas Básicas y Tecnológicas y demás normativa técnica aplicable al respecto de todos los elementos de la urbanización, se cumplirán las condiciones especificadas en el presente articulado, tratando de conseguir una normalización y homogeneidad de elementos y sistemas constructivos en las obras de urbanización en todo el término municipal.

La estos efectos los proyectos que desarrollen las obras de urbanización, independientemente de lo señalado en el Art. 69 del Reglamento de Planeamiento, deberán contener la documentación mínima siguiente:

- Memoria

- Plano topográfico

- Secciones del viario y del terreno

- Planos de instalaciones de:

* Red Saneamiento

* Redes pluviales

* Red eléctrica

* Red alumbrado

* Red Telecomunicaciones

* Rede Abastecimiento de Agua, Riego e Incendios

* Red Telefonía

- Plano plantas urbanización

- Planos de detalles constructivos y mobiliario

- Memoria materiales

* Subvención

* Pliego de condiciones

Con carácter general, los elementos de urbanización, tales como pavimentos, mobiliario, la señalización y las instalaciones de saneamiento, redes de alcantarillado, iluminación, redes de telecomunicación y redes de subministración de agua, electricidad, gases y aquellas otras que materialicen las indicaciones del planeamiento urbanístico, poseerán unas características de diseño y ejecución tales que no constituyan obstáculo para la libertad de movimientos de cualquier persona, en conformidad con lo dispuesto en la Ley 8/1997, de 20 de agosto (así como en el Decreto 35/2000, de 28 de enero, Reglamento de desarrollo y ejecución de la Ley 8/1997 y todas las demás disposiciones reglamentarias que la desarrollen).

4.5.1. LA RED VIARIA Las carreteras estatales, autonómicas y provinciales se regularán por sus respectivas legislaciones sectoriales (Estatal, Autonómica y Provincial) aplicándose lo especificado en el presente apartado al resto del viario del Termino Municipal de dominio y uso público dedicados a la circulación de vehículos y peatones.

Pavimentación. La pavimentación de carreteras y aceras tendrá en cuenta las características y materiales del terreno de soporte, la solera y la capa de rodaje, debiendo seleccionarse estas últimas en función de los distintos tipos de calles, su uso, intensidad, velocidad y tonelaje del tráfico previsto, siendo obligado emplear en las redes primarias y secundarias el aglomerado asfáltico sobre solera de hormigón hidráulico, pudiéndose rebajar la resistencia de la solera en el resto del viario internúcleos o interparroquial.

En los núcleos urbanos o rurales se podrán emplear otros tipos de pavimentos en función de las características y de las condiciones estéticas o de ordenación urbanística, siendo obligado en los núcleos históricos el empleo de enlosados y otros acabados de piedra natural.

En las calles con ancho superior a 6 m. deberán quedar definidos los espacios dedicados al tráfico rodado y peatonal sin que sea obligado un cambio de nivel entre ambos ni cambios de material, siempre y cuando estos cumplan con la funcionalidad y características de uso de cada uno de ellos. Serán de aplicación también estas condiciones a las zonas básicamente peatonales que deban ser atravesadas puntualmente por viarios o sendas para vehículos rodados ocasionales, pero en este caso los pavimentos deberán estar obligatoriamente al mismo nivel que los peatones.

En el viario definido con alguno de sus laterales delimitado por un espacio libre o zona verde la acera de ese lado podrá integrarse en ese espacio libre, sobre todo en aquellos viarios de pequeña dimensión.

Normas específicas para la supresión de barreras arquitectónicas. Las vías públicas, los parques y los demás espacios de uso público deberán ser planificados y urbanizados de forma que resulten accesibles para todas las personas, y en especial para aquellas con movilidad reducida o afectadas por cualquiera de las limitaciones señaladas en la legislación, y a tal efecto la pavimentación de los espacios de uso peatonal evitarán el empleo de diseños que puedan conformar obstáculos para la circulación de personas con minusvalía o carros de niños, ofreciendo itinerarios alternativos, siempre que sea necesaria la construcción de escaleras por cuestión de la topografía. Los itinerarios alternativos se realizarán mediante cuestas de pendiente inferior al 8% que permitan acceder a todas las zonas fundamentales del espacio de que se trate.

Las aceras, en aquellos puntos en que estén situados los pasos de peatones a través de las calles de tráfico rodado, dispondrán de cuestas de acceso con pendiente inferior al 8% en todas las direcciones y con un ancho mínimo de 1 m., que se ampliará en todo su contorno con una franja de 1 m. de ancho con pavimento antideslizante distinguible por su textura de la del resto de la acera, de manera que pueda ser apreciado por los invidentes para localizar esos puntos de cruce de las calles.

Asimismo las vías públicas, los parques y los demás espacios de uso público existentes, así como las respectivas instalaciones de servicios y mobiliarios urbanos, deberán ser adaptados gradualmente, de acuerdo con una orden de prioridades que tendrá en cuenta la mayor eficacia y la concurrencia o el tránsito de personas y las reglas y condiciones previstas en la legislación.

Las señales de tránsito, semáforos, postes de iluminación o cualquier otro elemento vertical de señalización que se sitúe en un itinerario o espacio de acceso peatonal se diseñarán y se colocarán de manera que no obstaculicen la circulación de cualquier persona y permitan ser usados, si es el caso, con la máxima comodidad.

Como precauciones genéricas en este campo se deberán cumplir en todos los elementos de la urbanización las disposiciones contenidas en la Ley 8/1997 de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas y su Reglamento de Desarrollo. (Decreto 35/2000 de 28 de enero)

Aparcamientos. Se establecerán las reservas necesarias de aparcamiento público para usuarios con movilidad reducida, con las condiciones de diseño y acceso necesarias y en las proporciones establecidas.

En las zonas destinadas a estacionamiento de vehículos ligeros, sean de superficie o subterráneas, que se sitúen en vías o espacios de uso público se reservarán, con carácter permanente y tan próximo como sea posible de los accesos peatonales, plazas debidamente señalizadas para vehículos que transporten personas en situación de movilidad reducida.

Los accesos peatonales a dichas plazas cumplirán las condiciones exigidas para ser adaptados. Cuando sea preciso salvar desniveles para acceder a dichas plazas, estas se salvarán mediante cuestas o ascensores adaptados o practicables, según los casos.

Las plazas reservadas para uso de personas con movilidad reducida deberán cumplir las especificaciones y poseer las dimensiones que reglamentariamente se establezcan para las plazas adaptadas.

4.5.2. RED DE ABASTECIMIENTO DE AGUA Y RIEGO. El diseño de la red de abastecemento se realizará teniendo en cuenta la red existente, los puntos de toma de la red general y la ordenación global de la zona, a fin de garantizar en caso necesario la posible condición del tramo de la red proyectada como punto de paso para el abastecimiento a otras zonas.

A este respecto se deberá atender a la gerarquización global y previsiones de la empresa concesionaria del Servicio Municipal de aguas, siguiendo las normas particulares que al respecto de este servicio tenga establecidas en cada momento para su explotación y mantenimiento.

Previsiones de consumo. Las previsiones de cálculo de agua potable se realizarán en función de la población estimada, a razón de 300 litros por habitante en zonas residenciales.

En zonas industriales las previsiones serán de 1,5 l/seg. y Ha. de superficie bruta.

Los consumos máximos para el cálculo de las redes se obtendrá aplicando un factor sobre el consumo medio diario derivado de las previsiones ya citadas:

- Factor 2,4 para consumo en zonas residenciales o urbanas en general.

- Factor 3 para consumo en zonas industriales. Las previsiones de cálculo para hidrantes contra incendios será la siguiente:

- En zonas residenciales se preverá un hidrante de 100 mm. cada 4 Ha. de superficie bruta.

- En zonas industriales se preverá un hidrante de 100 mm. por Ha. bruta.

Las previsiones de cálculo para la red de riego serán como mínimo de 5 l/m2 por día sobre la superficie total a regar.

Condiciones de diseño. Las condiciones básicas de diseño a cumplir por las redes de abastecimiento serán las siguientes:

- Todas las conducciones deberán estar enterradas, siguiendo dentro de lo posible el trazado de las aceras o de la calzada. En este último caso se deberá reforzar la canalización con una capa rígida de hormigón de 10 cms. de espesura mínima por encima del entubado que evite roturas por asientos o sobrepresiones derivados del tráfico rodado en función de su tonelaje máximo previsto.

- La profundidad mínima de las conducciones será de 0,60 m. desde la parte superior del entubado hasta la rasante del pavimento.

- La red de agua irá situada siempre por encima de la cota de las redes de saneamiento y pluviales, a unas distancias mínimas que se establecen en el cuadro siguiente respeto del resto de las instalaciones:

INSTALACIONES; SEPARACIÓN HORIZONTAL (cm); SEPARACIÓN VERTICAL (cm)

Rede de alcatarillado; 60; 50

Gas; 50; 50

Electricidad A. T.; 30; 20

Electricidad B. T.; 20; 20

Telefonía; 20; 20

En los puntos más altos y en los más bajos de la red se instalarán ventosas y desagües respectivamente para su limpieza y mantenimiento idóneos.

- Se utilizarán canalizaciones de PVC con junta elástica para diámetros superiores a 63 mm y de polietileno para diámetros inferiores.

- La presión mínima de trabajo será de 10 Atm.

- Las llaves de paso serán de tipo comporta.

- Los mecanismos en las redes generales irán alojados en pozos de registro Ø 80 cm. realizados en hormigón HA25, con tapa de fundición y aro reforzado KN250- DN59.

- La estructuración general de la red será preferentemente mallada o por lo menos mixta, para un mejor reparto de presión y una mayor libertad y seguridad de la subministración.

- Las redes generales de riego se realizarán en todas las zonas de parques, jardines y plazas de uso público, con canalización de Ø 80 mm.

- Las redes de riego estarán independizadas de las de abastecimiento mediante llaves de paso y contador, recorriendo preferentemente por las aceras, evitando los pasos bajo viarios rodados o reforzándose convenientemente en caso contrario.

- La separación máxima entre bocas de riego será de 40 m., recomendándose el empleo de aspersores automáticos en zonas ajardinadas.

4.5.3. REDES DE SANEAMIENTO Y PLUVIALES.

El diseño de la red de saneamiento se realizará teniendo en cuenta la red existente, los puntos de toma de la red general y la ordenación global de la zona, a fin de garantizar en caso necesario la posible condición del tramo de la red proyectada como punto de paso para la evacuación de otras zonas, solicitando a este respecto información de las previsiones que para las redes generales de saneamiento o pluviales puedan tener los servicios técnicos municipales en el momento de redactarse el proyecto.

El saneamiento se realizará normalmente por medio del sistema separativo cuando los efluentes se sometan a la depuración de residuales o cuando esté ya proyectada en esa zona una depuración a corto plazo. En estos casos las redes de pluviales se conducirán siempre hasta los ríos o arroyos próximos.

En caso de que no exista aun depuración o previsión de realizarla en los próximos años (un mínimo de 10, según informe municipal al respeto), y sea excesivamente complejo o gravoso el desagüe a canales naturales de la red de pluviales, se permitirá la construcción de un sistema unitario siempre que el Ayuntamiento lo permita expresamente.

Quedará prohibido cualquier tipo vertido de aguas residuales a cielo abierto o vertidos de otro tipo que no cumplan específicamente las normativas existentes de salubridad y medio ambiente, debiéndose tener en cuenta específicamente los vertidos de tipo industrial, que en función de su peligrosidad deberán someterse a procesos completos o parciales de depuración, independientes o semiintegrados en la red general de saneamiento, de manera que se pueda garantizar la idoneidad o admisibilidad de su composición con carácter previo a su incorporación a las redes generales o al medio ambiente, o en caso contrario ser objeto de recogida independiente con destino a plantas especiales de tratamiento de residuos industriales. Condiciones de cálculo. Para el cálculo de la red de saneamiento se adoptará como caudal de aguas residuales el mínimo y el máximo previstos para lo abastecimiento de aguas.

Los caudales de aguas pluviales se calcularán a partir de una precipitación de 200 l/s Ha. para superficies inferiores a 10 Ha., y en el caso de superficies superiores se calcularán los caudales máximos de lluvia, según los datos del observatorio o estación meteorológica más próxima, con una probabilidad de repetición de 5 años en la red secundaria y de 10 años en la red primaria y en los sistemas generales, teniendo siempre en cuenta el retardo en la acumulación de caudales.

A los caudales de pluviales así obtenidos se le aplicarán los coeficientes de escorrentía necesarios, en función de la tipología de la superficie o terreno de que se trate, tomando como mínimos los siguientes:

- Rede viaria: 0,85

- Espacios libres ajardinados o zonas de cultivo: 0,2

- Zonas de edificación colectiva: 0,70

- Zonas de edificación unifamiliar adosada: 0,5

- Zonas de edificación unifamiliar aislada: 0,4

- Zonas de edificación industrial: 0,5

- Condiciones de diseño. Las condiciones básicas de diseño a cumplir por las redes de saneamiento serán las siguientes:

- Todas las conducciones deberán estar enterradas siguiendo en lo posible el trazado de las aceras o de la calzada. En este último caso se deberá reforzar la canalización con una capa rígida de hormigón de 10 cm. de espesura mínima por encima del entubado que evite roturas por asientos o sobrepresiones derivados del tráfico rodado, en función de su tonelaje máximo previsto.

- La profundidad mínima de las conducciones será de 1,20 m. desde la parte superior del tubo hasta la rasante del pavimento, atendiendo a las separaciones especificadas respeto de otras instalaciones en el resto de apartados del presente artículo.

- En los puntos más altos de la red de residuales se dispondrán cámaras de descarga para su limpieza, con una capacidad mínima equivalente al volumen interior de 20 m. de longitud del entubado de que se trate.

- Las canalizaciones de residuales tendrán un diámetro mínimo de 30 cm. aceptándose en las conexiones individuales a parcelas o edificios, un diámetro mínimo de 20 cm.

- La velocidad de cálculo en los entubados no será inferior a 0,5 ni superior a 3,5 m/seg. sin causa justificada, a fin de evitar dentro de lo posible la sedimentación o la erosión.

- Se dispondrán pozos de registro en los cambios de dirección, tanto horizontal como vertical (rasante) y la intervalos de 40 m. de distancia como máximo, excepto en el caso de tramos especiales o sin acometidas, sin sobrepasar en ningún caso los 70 m. entre pozos.

- Los pozos de registro serán de diámetro mínimo 80 cm. y realizados en hormigón HA25 con tapa y aro de fundición reforzado KN250 DN59.

- Las canalizaciones de aguas pluviales serán de PVC, tipo SN2 DN300 (diámetro mínimo 300), admitiéndose Ø 200 para las acometidas de las alcantarillas.

-Las alcantarillas de aguas pluviales serán sifónicas, con reja abatible de función de 50 x 25, y se situarán la distancias máximas de 30 m.

- Todas las vías generales de tráfico rodado contarán ya desde el momento de su construcción en el suelo rústico con los adecuados sistemas de derivación o conducción de aguas pluviales a los canales naturales de agua o a las redes generales de alcantarillado, siendo obligado en suelo urbano o de núcleo rural para todas las vías.

- En caso de que sea imposible la conexión a las redes generales de una edificación o de un grupo de ellas por motivos técnicos o por desproporción del coste de las obras necesarias, deberá disponerse, como deber, de un sistema individual o colectivo de depuración, mediante fosas sépticas o minidepuradoras de la capacidad precisa para el tratamiento idóneo de las aguas residuales.

4.5.4. RED DE SUBMINISTRACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA. Condiciones básicas Todas las instalaciones de transporte y abastecimiento de energía eléctrica y los centros de transformación cumplirán lo establecido en sus respectivas Reglamentos Técnicos, tanto en alta, media como en baja tensión, adaptándose a las condiciones particulares que establecen las Empresas Subministradoras de energía eléctrica en cada zona y las que establece el presente PXOM.

Condiciones de diseño. Por regla general se tenderá al enterrado de las instalaciones eléctricas de todo tipo, sobre todo en las zonas más urbanizadas o de urbanización prevista, estableciéndose por lo tanto el deber de realizar la instalación enterrada precisa para el posterior enterrado de las conducciones nuevas o de las existentes, en todos los proyectos u obras de urbanización (y en aquellas obras generales o parciales de reparación o de relevo de pavimentos) que permitan realizar fácilmente las fosas precisas para el enterrado de las conduccionesaunque el tendido del cable no se lleve a cabo en ese momento) que se realicen desde la aprobación del presente PXOM.

Se exceptuará de este deber en los casos concretos que se relacionan a continuación:

- En el suelo rústico las conducciones podrán ser aéreas, a excepción de las zonas contempladas como Áreas Naturales, en las que deberán enterrarse progresivamente o desviarse fuera de su ámbito los tendidos aéreos existentes, prohibiéndose cualquier nuevo tendido que no sea enterrado, por lo menos mientras no se redacten los Planes Especiales previstos para estas áreas. Se exceptuarán también de la posibilidad de cable aéreo las obras de conexión o acometida necesarias para abastecimiento de nuevos sectores de suelo urbanizable, que deberán ser también obligatoriamente enterrados.

- En el suelo urbanizable se permitirán las conducciones aéreas exclusivamente en el caso de tratarse de sectores de usos industriales cuando se empiece su urbanización (y no antes) debiendo recorrer los tendidos a lo largo de los viarios previstos, sin atravesar parcelas ni espacios libres de uso público.

- En el suelo urbano de uso industrial se permitirá también conservar los tendidos aéreos existentes.

- En el suelo urbano residencial se podrán permitir los tendidos aéreos exclusivamente en zonas de baja densidad edificatoria (edificación extensiva) cuando las circunstancias técnicas o económicas así lo aconsejen y no existan problemas adyacentes por esta circunstancia derivados de sus condiciones de tráfico, protección paisajística o ambiental, servidumbres, etc. No será aplicable esta salvedad en ningún caso en los conjuntos de interés arquitectónico o histórico y en las zonas de protección especial y tampoco en los espacios libres contemplados o previstos en el suelo urbano.

- Cuando se realicen proyectos parciales o específicos de subministración eléctrica y no se tengan datos respeto de la rasante prevista de la vía se podrá aceptar un trazado aéreo provisional hasta que se resuelva esa circunstancia o hasta que el Ayuntamiento estime su enterrado con cargo a quien correspondiera en origen.

Condiciones básicas a cumplir por las líneas eléctricas enterradas:

- Se dispondrá de los conductos con las características y en número necesario para el cable previsto, disponiendo de por lo menos dos conductos más de los necesarios para posibles ampliaciones de la red, reparaciones, relevos, etc.

- Los conductos deberán mantener entre sí y respeto de las otras instalaciones las distancias precisas para evitar interacciones indebidas o peligrosas (por lo menos 30 cm. en A. T. y 20 cm. en B. T.), y llevarán todo su recorrido en la parte superior de cada grupo de conductos una cinta de señalización de riesgo eléctrico, que pasará al interior de las arquetas como señal de su existencia.

- Las fosas para el tendido de conductos tendrán un ancho mínimo de 50 cm. y los conductores distarán un mínimo de 20 cm. de las caras interiores de los fosas.

Condiciones básicas a cumplir ponerlos sistemas de transformación.

- Las estaciones y subestaciones transformadoras se situarán preferentemente fuera del suelo urbano, en los emplazamientos en que técnicamente sean necesarios en función del trazado de las redes generales, debiendo estar aisladas en todo su perímetro de los edificios o parcelas vecinas con una separación mínima de 1 m. Se deberán adoptar en estas estaciones cuantas medidas correctoras sean precisas contra ruidos, vibraciones, ventilación, etc, a fin de molestar lo mínimo posible a la población circundante.

- Los centros de transformación en el suelo urbano o en los núcleos rurales se deberán emplazar principalmente en edificaciones específicas para eso, o formando parte de otras, intentando huir de su instalación enterrada en el espacio público, y (principalmente en el viario).

- Los pequeños centros de transformación a emplazar en el medio rural o en el suelo rústico se podrán emplazar al aire libre, siempre y cuando no estén situados en la cercanía de edificaciones ni al alcance directo de las personas, y se contemplen todas las medidas precisas para garantizar su seguridad en todos los aspectos.

- En los sistemas transformadores de todo tipo se deberán habilitar los pasillos necesarios (bien sean aéreos o enterrados) en las debidas condiciones de servidumbre y seguridad, para las líneas de abastecimiento que se precisen y también para las de salida.

4.5.5. RED DE ALUMBRADO PÚBLICO. El alumbrado público deberá tener una doble función de adecuación de las condiciones de visibilidad nocturna y de avance ambiental en el espacio público (o por lo menos evitando el menoscabo estético del ambiente urbano), por lo tanto los elementos visibles de que consta el sistema de alumbrado deberán armonizar con las características de la zona, para esto el Ayuntamiento establecerá un catálogo limitado de modelos estandarizados o admisibles a emplear, por lo menos en las zonas de la mayor interés o proyección urbanística.

Condiciones de cálculo. La iluminación del espacio público se adoptará en función de su intensidad de uso y de las necesidades del tráfico previsto en la zona, estableciéndose unos valores o niveles lumínicos mínimos que se deberán conseguir en cada una de ellas:

- Puntos singulares de peligro en el viario rodado: 25 lux y uniformidad 0,30

- Viario primario o estructurante: de 15 a 20 lux y uniformidad 0,25

- Viario secundario y local: de 12 a 15 lux y uniformidad 0,25

- Viario peatonal, espacios libres y plazas: de 3 a 10 lux y uniformidad 0,20

Condiciones de diseño.

Las redes de distribución serán preferentemente enterradas, por lo tanto en todos los proyectos u obras de urbanización y en las obras generales o parciales de relevo de pavimentos (que permitan realizar fácilmente las fosas precisas para el enterrado de las conducciones, aunque el tendido del cable no se lleve a cabo en ese momento) que se realicen desde la aprobación del presente PXOM.

Se exceptuará de este deber en los casos concretos que se relacionan a continuación:

- En el suelo rústico las conducciones podrán ser aéreas, a excepción de las zonas contempladas como Áreas Naturales, en las que deberán enterrarse progresivamente o desviarse fuera de su ámbito los tendidos aéreos existentes, prohibiéndose cualquier nuevo tendido que no sea enterrado, por lo menos mientras no se redacten los Planes Especiales previstos para estas áreas.

- Se exceptuarán también de la posibilidad de cable aéreo las obras de conexión o acometida necesarias para el abastecimiento de nuevos sectores de suelo urbanizable, que deberán ser también obligatoriamente enterrados.

- En el suelo urbanizable se permitirán las conducciones aéreas exclusivamente en el caso de tratarse de sectores de usos industriales cuando se empiece su urbanización (y no antes) debiendo recorrer los tendidos a lo largo de los viarios previstos, sin atravesar parcelas ni espacios libres de uso público.

- En el suelo urbano de uso industrial se permitirá también conservar los tendidos aéreos existentes.

Cuando se realicen proyectos parciales o específicos de alumbrado y no se tengan datos respecto de la rasante prevista del viario, se podrá aceptar un trazado aéreo provisional hasta que se resuelva esa circunstancia o hasta que el Ayuntamiento estime su enterrado con cargo la quien correspondiera en origen.

Las condiciones básicas a cumplir por las instalaciones enterradas de alumbrado público serán las siguientes:

- Las canalizaciones se realizarán en una fosa de 30 cm. de ancho mínimo y 70 cm. de fondo.

- Las canalizaciones serán de P. V. C. arrugado, con una sección mínima Ø 63, y en su recorrido no presentarán arrugues ni curvas excesivamente pronunciadas, debiéndose recubrir la fosa con una capa de hormigón de 10 cm. de espesura.

- Se señalizará todo su recorrido con cinta de señalización de rasgo eléctrico de BT, haciéndose ver dicha cinta en cada extremo de las arquetas de registro que unan dicha canalización, situándose la cinta por encima de la canalización o conjunto de ellas, a una distancia vertical mínima de 10 cm.

- Las arquetas de registro se construirán en ladrillo macizo de 1/2 pie o en hormigón de espesura 12 cm., debiendo de enfoscar interiormente sus paramentos. Los tubos que lleguen la ellas no presentarán aristas vivas que puedan dañar los conductores.

- Las medidas de las arquetas se considerarán siempre interiores, con unas dimensiones de 0,60 x 0,60 x 0,50 m. y las tapas de arquetas de registro serán acabadas en materiales afines a los de la acera y con el dispositivo de extracción de fácil manejo, mediante útil especial.

- Las bases de anclaje para báculos se realizarán en hormigón, sobre una base de excavación perfectamente llana con una profundidad de 1 m. y 0,50 x 0,50 m de planta como mínimo, en la que irán embutidos los pernos de anclaje, teniendo en cuenta para su longitud que los pernos roscados acogerán doble ozca en su extremo superior. Para báculos superiores a 9 m. de altura se realizará un cálculo idóneo de la base de anclaje necesaria.

- Los báculos serán de material inoxidable, con luminaria modelo municipal de 9 m./5 m. de alto, segundo las características de la calle o espacio a iluminar, pudiéndose emplear también balizas o elementos bajos en espacios libres, contando siempre con carácter preceptivo del informe favorable de los servicios técnicos municipales a respeto de los modelos a emplear, con el fin de simplificar dentro de lo posible las labores de mantenimiento de las instalaciones.

- Los conductores serán del tipo RU de CULO 0,6- KV e irán enterrados bajo tubo de las características ya indicadas y con un número de conductores que dependerá del tipo de la instalación:

- Instalaciones monofásicas: 2 conductores para fuerza 1- 2 conductores para mando

- Instalaciones trifásicas: 4 conductores para fuerza 1 conductor para mando: el conductor de mando en instalaciones enterradas será siempre de 6 mm2 de sección como mínimo.

- Las secciones de los conductores se determinarán en cada caso concreto, obedeciendo a los datos reales en los que deba basarse dicho cálculo.

- Se conectará cada báculo a tierra mediante pica de 1,5 m. de longitud de Cu desnudo de 35 mm2 de sección como mínimo, aplicando en cualquier caso las normativas vigentes a este respeto.

- Los centros de medidas y mando se acomodarán a las normas de la empresa subministradora así como a la legislación vigente, atendiendo específicamente a las siguientes determinaciones:

- Se prestará especial atención a la diversificación de los circuitos.

- Los circuitos trifásicos deberán proteger sus salidas con magnetotérmicos unipolares.

- El reloj para cambio del nivel de iluminación deberá contar con reserva y un sistema de encendido por interruptor crepuscular.

- Los contactores de fuerza y mando serán como mínimo de 4 x 40 A y de 2 x 20 A.

- El cable interior de los centros de mando será de hilo de 750 V flexible.

- Los armarios dispondrán de capacidad suficiente para todos los mecanismos de la instalación diseñada, incrementada en cada caso en el 50% como previsión para posibles ampliaciones.

- Las cajas de conexión deberán cumplir las especificaciones requeridas según las secciones de los conductores de cada instalación, en base a consejos del fabricante y a la normativa vigente.

4.5.6. REDES DE TELEFONÍA Y TELECOMUNICACIONES Condiciones básicas. Todas las instalaciones de telecomunicación cumplirán lo establecido en sus respectivos reglamentos y legislación (principalmente la Ley 32/2003 General de Telecomunicaciones), adaptándose a las condiciones particulares que establecen las Empresas Suministradoras de estos servicios en cada zona (cumpliéndose en todo caso lo dispuesto en el artículo 26 de dicha ley), y las que establece el presente PXOM, atendiendo en todo caso a las disposiciones de la citada Ley 32/2003 para garantizar una competencia efectiva y la no discriminación de los distintos operadores.

Condiciones de diseño. Por regla general se tenderá al enterrado de las instalaciones de telecomunicación por cable de todo tipo, sobre todo en las zonas más urbanizadas o de urbanización prevista, estableciéndose por lo tanto el deber de realizar la instalación enterrada precisa para el posterior enterrado de las conducciones nuevas o de las existentes, en todos los proyectos u obras de urbanización (y en aquellas obras generales o parciales de reparación o de relevo de pavimentosque permitan realizar fácilmente las fosas precisas para el enterrado de las conduccionesaunque el tendido del cable no se lleve a cabo en esemomento) que se realicen desde la aprobación del presente PXOM.

Se exceptuará de este deber en los casos concretos que se relacionan a continuación:

- En el suelo rústico las conducciones podrán ser aéreas, la excepción de las zonas contempladas cómo Áreas Naturales, en las que deberán enterrarse progresivamente o desviarse fuera de su ámbito los tendidos aéreos existentes, prohibiéndose cualquier nuevo tendido que no sea enterrado, por lo menos mientras no se redacten los Planes Especiales previstos para estas áreas. Se exceptuarán también de la posibilidad de tendidos de cable aéreo las obras de conexión o acometida, necesarias en nuevos sectores de suelo urbanizable, que deberán ser también obligatoriamente enterrados.

- En el suelo urbanizable se permitirán las conducciones aéreas, exclusivamente en el caso de tratarse de sectores de usos industriales, cuando se empiece su urbanización (y no antes) debiendo recorrer los tendidos al largo de los viarios previstos, sin atravesar parcelas ni espacios libres de uso público.

- En el suelo urbano de uso industrial se permitirá también conservar los tendidos aéreos existentes.

-En el suelo urbano residencial se podrán permitir los tendidos aéreos exclusivamente en zonas de baja densidad edificatoria (edificación extensiva) cuando las circunstancias técnicas o económicas así lo aconsejen y no existan problemas adyacentes por esta circunstancia derivados de sus condiciones de tráfico, protección paisajística o ambiental, servidumbres, etc. No será aplicable esta salvedad en ningún caso en los conjuntos de interés arquitectónico o históricos y en las zonas de protección especial ni tampoco en los espacios libres contemplados o previstos en el suelo urbano.

-Cuando se realicen proyectos parciales o específicos de servicios de telecomunicación y no se tengan datos respecto de la rasante prevista del viario, se podrá aceptar un trazado aéreo provisional hasta que se resuelva esa circunstancia o hasta que el Ayuntamiento estime su soterrado con cargo la quien correspondiera en origen.

Condiciones básicas a cumplir por las líneas enterradas de telecomunicación:

- Se dispondrá de los conductos con las características y en número necesario para lo tendido de cable previsto, disponiendo de por lo menos el doble de los conductos inicialmente necesarios cómo reserva para ampliaciones posteriores de la red, nuevos servicios, relevos, etc. El diámetro mínimo de los conductos para las redes de distribución será de Ø 110 mm, para las redes de dispersión de Ø 63 mm. y para las acometidas individuales de Ø 40 mm.

- Los conductos deberán mantener entre sí y respeto de las otras instalaciones, las distancias precisas (por lo menos 25 cm. respecto a líneas eléctricas y 30 cm. respeto de otros servicios de conducción de líquidos o gases) para evitar interacciones indebidas o distorsionantes, y llevarán en todo su recorrido en la parte superior de cada grupo de conductos una cinta de señalización indicativa del servicio de que se trate, que será pasante al interior de las arquetas como señal de su existencia.

- Los hoyos para lo tendido de conductos tendrán un ancho mínimo de 40 cm. y distarán un mínimo de 5 cm. de las caras interiores de las fosas.

4.5.6. REDES DE TELEFONÍA Y TELECOMUNICACIONES Condiciones básicas Todas las instalaciones de telecomunicación cumplirán lo establecido en los sus respectivos reglamentos y legislación (principalmente la Ley 32/2003 General de Telecomunicaciones), adaptándose a las condiciones particulares que establecen las Empresas Suministradoras de estos servicios en cada zona (cumpliéndose en todo caso lo dispuesto en el artículo 26 de dicha ley), y las que establece el presente PXOM, atendiendo en todo caso a las disposiciones da citada Ley 32/2003 para garantizar una competencia efectiva y la no discriminación de los distintos operadores.

Condiciones de diseño Por regla general se tenderá al enterrado de las instalaciones de telecomunicación por cable de todo tipo, sobre todo en las zonas más urbanizadas o de urbanización prevista, estableciéndose por lo tanto el deber de realizar la instalación enterrada precisa para el posterior enterrado de las conducciones nuevas o de las existentes, en todos los proyectos u obras de urbanización (y en aquellas obras generales o parciales de reparación o de relevo de pavimentos -que permitan realizar fácilmente las fosas precisos para el enterrado de las conduccionesaunque el tendido del cable no se lleve a cabo en ese momento) que se realicen desde la aprobación del presente PXOM.

Se exceptuará de este deber en los casos concretos que se relacionan a continuación:

- En suelo rústico las conducciones podrán ser aéreas, a excepción de las zonas contempladas cómo Áreas Naturales, en las que deberán enterrarse progresivamente o desviarse fuera de su ámbito los tendidos aéreos existentes, prohibiéndose cualquier nuevo tendido que no sea enterrado, por lo menos mientras no se redacten os Planes Especiales previstos para estas áreas. Se exceptuarán también de la posibilidad de tendidos de cable aéreo las obras de conexión o acometida, necesarias en nuevos sectores de sólo urbanizable, que deberán ser también obligatoriamente enterrados.

- En suelo urbanizable se permitirán las conducciones aéreas, exclusivamente en el caso de tratarse de sectores de usos industriales, cuando se empiece su urbanización (y no antes) debiendo recorrer los tendidos a lo largo de los viarios previstos, sin atravesar parcelas ni espacios libres de uso público.

- En suelo urbano de uso industrial se permitirá también conservar los tendidos aéreos existentes.

- En suelo urbano residencial se podrán permitir los tendidos aéreos exclusivamente en zonas de baja densidad edificatoria (edificación extensiva) cuando las circunstancias técnicas o económicas así o aconsejen y no existan problemas adyacentes por esta circunstancia derivados de sus condiciones de tráfico, protección paisajística o ambiental, servidumbres, etc. No será aplicable esta salvedad en ningún caso en los conjuntos de interés arquitectónico o históricos y en las zonas de protección especial ni tampoco en los espacios libres contemplados o previstos en suelo urbano.

- Cuando se realicen proyectos parciales o específicos de servicios de telecomunicación y no se tengan datos respecto de la rasante prevista del viario, se podrá aceptar un trazado aéreo provisional hasta que se resuelva esa circunstancia o hasta que o Ayuntamiento estime o su soterrado con cargo la quien correspondiera en origen.

Condiciones básicas a cumplir por las líneas enterradas de telecomunicación:

- Se dispondrá de los conductos con las características y en número necesario para el tendido de cable previsto, disponiendo de por lo menos el doble de los conductos inicialmente necesarios cómo reserva para ampliaciones posteriores da red, nuevos servicios, relevos, etc. El diámetro mínimo dos conductos para las redes de distribución será de Ø 110 mm, para las redes de dispersión de Ø 63 mm. y para las acometidas individuales de Ø 40 mm.

- Los conductos deberán mantener entre si y respeto de las otras instalaciones, las distancias precisas (por lo menos 25 cm. respecto a líneas eléctricas y 30 cm. respeto de otros servicios de conducción de líquidos o gases) para evitar interacciones indebidas o distorsionantes, y llevarán en todo o su recorrido en la parte superior de cada grupo de conductos una cinta de señalización indicativa del servicio de que se trate, que será pasante al interior das arquetas cómo señal da su existencia.

- Las fosas para el tendido de conductos tendrán un ancho mínimo de 40 cm. y distarán un mínimo de 5 cm. De las caras interiores de las fosas.

Condiciones básicas a las que se deberán adaptar las antenas y sistemas emisores de telecomunicación.

- La instalación de equipos emisores de telecomunicación estará sometida a la autorización expresa de las Administraciones competentes en la materia y la licencia municipal, según el proceso administrativo habitual, debiéndose establecer por parte del Ayuntamiento las tasas correspondientes por la utilización privativa del dominio público local a favor de las empresas que explotan estos servicios.

- Los operadores de telecomunicación deberán elaborar un Plan de Implantación y Desarrollo (aunque sea a título informativo o de previsiones generales orientativas para el ayuntamiento y para los posibles usuarios, dada la evolución constante de estos aspectos de las nuevas tecnologías) de toda su red e infraestructura física de transmisiones (existente y prevista) dentro del Tenérmelo Municipal de Castrelo do Val, estableciendo las medidas necesarias de integración de estas instalaciones en el conjunto de la ordenación medioambiental y territorial municipal, asegurando el cumplimiento de las limitaciones impuestas por la legislación vigente, y principalmente por la Ley 32/2003. La tramitación del citado Plan de Implantación será idéntico a lo que se precise para el otorgamiento de licencias de actividad, sometiéndose la información pública por el plazo mínimo de un mes, que se publicará previamente en los boletines oficiales -autonómico (DOGA) y provincial (BOP)-, en la prensa de mayor circulación de la zona y en el tablero de anuncios del Ayuntamiento. No deberían realizarse nuevas instalaciones radioeléctricas mientras no esté aprobado el citado Plan de Implantación (excepto casos debidamente justificados), debiéndose ajustar a él las nuevas instalaciones (con el margen de maniobra impuesta por la evolución constante de estos aspectos de las nuevas tecnologías).

- Las empresas operadoras tendrán que presentar al Ayuntamiento un seguro de responsabilidad civil, que pueda cubrir de manera ilimitada las posibles afecciones materiales y personales que puedan producir a terceros.

-En el caso de instalar estaciones con emisores o receptores radioeléctricos en la cubierta de edificaciones residenciales se deberá realizar la instalación del sistema de manera que las emisiones no incidan negativamente sobre el propio edificio o sobre los que estén en su cercanía inmediata, atendiendo especialmente a minimizar sus efectos sobre los espacios más sensibles las emisiones tales como centros de enseñanza, centros sanitarios o asistenciales, espacios libres de uso público, etc.

- Se establecen unas áreas mínimas de protección en zonas abiertas de uso público expuestas a las emisiones radioeléctricas realizadas por antenas de telefonía móvil o similares, en las que se deberán restringir las emisiones y cumplir unas condiciones de protección. Estas áreas de protección se determinan de la manera siguiente:

* El área de protección será paralepipédica y tendrá unas dimensiones de 10 x 10 m. en horizontal y 5 m. de altura emplazándose espacialmente con el centro de gravedad de una de sus caras verticales en el punto central del emisor de que se trate, y orientado en la dirección de máxima radiación de las emisiones.

* En el interior del prisma así definido no podrá existir ninguna zona de paso o estancia con presencia continuada de personas, por lo tanto deberá orientarse o reinstalar el emisor, en caso de producirse esta circunstancia, hasta que el prisma se sitúe completamente fuera de esas zonas de paso o estancia.

* Se extremarán las precauciones y las condiciones de implantación de nuevas instalaciones emisoras de telecomunicación en todos los espacios protegidos (conjuntos históricos, zonas arqueológicas, bienes de interés cultural, espacios naturales protegidos, y todos aquellos otros elementos o zonas de valía semejante), para no estropear los citados valores, y se deberán atener en todo caso a las condiciones de las legislaciones sectoriales aplicables conjuntas.

4.5.7. URBANIZACIONES DE LOS ESPACIOS LIBRES. El diseño de los espacios libres deberá tener en cuenta todos aquellos elementos existentes en el territorio que conforma su substrato, valorándolas adecuadamente y tratando de integrar en la propuesta de ordenación todos aquellos que por su singularidad como elementos independientes o como conjunto puedan ayudar a configurar el espacio libre de que se trate, preservando dentro de lo posible su memoria colectiva anterior y las preexistencias notables. Se atenderá especialmente a la conservación de todos aquellos elementos vegetales que puedan integrarse en la propuesta, prohibiéndose expresamente la eliminación de arbolado autóctono o de gran porte (siempre que no interfiera inexcusablemente en la ordenación del espacio, debiéndose justificar esta circunstancia caso a caso, intentando conservar la mayor parte de ejemplares posible). De manera análoga, se intentará huir de los grandes movimientos de tierras que alteren la configuración topográfica de los terrenos de manera significativa (por regla general sólo deberán adaptarse a las condiciones topográficas del contorno del espacio para ajustarse al nuevo viario que esté ya trazado o proyectado y aquellas que sean precisas para contención de tierras o supresión de barreras arquitectónicas), que de ser necesarias, deberán justificarse idónea y detalladamente.

En la documentación del proyecto o propuesta de ordenación se recogerá toda la información precisa sobre lo existente, y se definirán las acciones a llevar a cabo, definiendo claramente las obras de urbanización, jardinería, mobiliario e instalaciones a realizar, las posibles servidumbres de uso e infraestructuras, así como las edificaciones auxiliares y obras de fábrica precisas y todo el sistema de pavimentos o acabados superfi ciales de la zona de actuación, debiéndose adaptar a las posibilidades de mantenimiento que vaya a poder recibir en el futuro, según sea de iniciativa pública o personal, estableciéndose en su caso la necesidad de constituir una entidad de conservación de ese espacio público que asuma la responsabilidad y el coste de su mantenimiento continuado.

Normas específicas para la supresión de barreras arquitectónicas. El diseño global de la actuación deberá garantizar el cumplimiento de la función para la que fue reservado ese espacio en el planeamiento superior, atendiendo a toda la normativa y legislación aplicable, y especialmente la referente a la supresión de barreras arquitectónicas, y tratará de integrarse en el espacio público global en el que se inserte, atendiendo especialmente a sus puntos de contacto perimetral con otros espacios ya urbanizados o pendientes de urbanización según la ordenación del PXOM.

Los parques, jardines y demás espacios libres de uso público, así como los itinerarios peatonales y los mixtos destinados al tráfico de peatones y vehículos, se diseñarán y se realizarán de forma que le resulten accesibles a cualquier persona.

La pavimentación de los espacios de uso peatonal evitarán el empleo de diseños que puedan conformar obstáculos para la circulación de personas con minusvalía o carros de niños, ofreciendo itinerarios alternativos siempre que sea necesaria la construcción de escaleras por cuestión de topografía. Los itinerarios alternativos se realizarán mediante cuestas de pendiente inferior al 8% que permitan acceder la todas las zonas fundamentales del espacio de que se trate.

Las aceras, en aquellos puntos en que estén situados los pasos de peatones a través de las calles de tráfico rodado, dispondrán de cuestas de acceso con pendiente inferior al 8% en todas las direcciones y con un ancho mínimo de 1 m., que se ampliará en todo su contorno con una franja de 1 m. de ancho con pavimento antideslizante distinguible por su textura de la del resto de la acera, de manera que pueda ser apreciado por los invidentes para localizar esos puntos de cruzamiento de las calles.

Los aseos de uso público que se dispongan en estos espacios deberán contar por lo menos con un aseo adaptado, compuesto como mínimo por un inodoro y un lavabo, que, cumpliendo las características señaladas en esta ley y en las normas que la desarrollen, le puedan ser accesibles la cualquier persona.

Como precauciones genéricas en este campo se deberán cumplir en todos los elementos de la urbanización de los espacios libres las disposiciones contenidas en la Ley 8/1997 de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas y su Reglamento de Desarrollo. (Decreto 35/2000 de 28 de enero).

Mobiliario urbano y señalización. Se deberá prever en estos espacios la instalación del mobiliario urbano que precisen, atendiendo a los modelos que el Ayuntamiento tenga estandarizados o catalogados como admisibles en su caso, siendo necesaria la autorización expresa de los nuevos elementos no catalogados (cajas de correo, cabinas de teléfono, bancos, fuentes, papeleras, colectores de basura, juegos de niños, todos los elementos exteriores de instalaciones urbanas, cierres, aseos, casetas, quioscos, elementos publicitarios, monumentos, esculturas, etc.) que se materializará en el informe técnico municipal preceptivo sobre los proyectos o propuestas de urbanización, sobre todo en caso de que el mantenimiento posterior vaya a corresponder al Ayuntamiento, las efectos de coordinar los procesos de conservación de todo el espacio público municipal y sus elementos integrantes.

Los elementos de mobiliario urbano, tales como cabinas o fornelas telefónicas, fuentes, papeleras, bancos y otros análogos, se diseñarán y se colocarán de manera que no obstaculicen la circulación de las personas y permitan ser usados con la máxima comodidad. Iguales condiciones deberán poseer los elementos salientes que se sitúen en espacio peatonal, tales como marquesinas, toldos y otros análogos, que deberán evitar, en todo caso, ser un obstáculo para la libre circulación de las personas.

Las señales de tránsito, semáforos, postes de iluminación o cualquier otro elemento vertical de señalización que se sitúe en un itinerario o espacio de acceso peatonal se diseñarán y se colocarán de manera que no obstaculicen la circulación de cualquier persona y permitan ser usados, si es el caso, con la máxima comodidad. Su disposición, características y situación en los espacios públicos deberán cumplir en todos los elementos las disposiciones contenidas en la Ley 8/1997 de Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas y su Reglamento de Desarrollo. (Decreto 35/2000 de 28 de enero).

4.5.8. INSPECCIÓN E RECEPCIÓN DAS OBRAS DE URBANIZACIÓN.

La inspección de las obras de urbanización las llevarán a cabo los Servicios Técnicos Municipales, por lo menos en dos momentos distintos de realización de las obras:

- Una vez superada la mitad del plazo previsto de ejecución de las obras.

- A la finalización de las obras o de cada una de las fases en que estén subdivididas.

A efectos de la protección y señalización de obras en la vía pública se deberán verificar (entre otras) las siguientes cuestiones:

1. Todo tipo de obra o elemento provisional, tales como gabias, estancias o análogos, que implique peligro, obstáculo o limitación de recorrido, acceso o estancia peatonal deberá señalizarse y protegerse de manera que garantice la seguridad física de todos los viandantes.

2. Las especificaciones técnicas de señalización serán

a) La protección se realizará mediante vallados estables y continuos, dotados de señalización luminosa de color rojo y de señales acústicas intermitentes, con límites que no perturben el resto de la comunidad, de manera que puedan ser advertidos con antelación por personas con cualquier tipo de limitación.

b) Los itinerarios peatonales cortados por obras se sustituirán por otros que les permitan el paso a personas con movilidad reducida.

Las obras que vayan a ser recibidas por el Ayuntamiento para su conservación y mantenimiento podrán ser objeto de pruebas de funcionamiento, resistencia o calidad, siendo por cuenta del promotor la realización de las obras complementarias precisas para resolver los problemas detectados, pudiendo ser objeto de sanciones si no se llevan a cabo, o bien realizarlas el propio Ayuntamiento a costas del promotor.

La validez de la licencia de obras caducará en caso de incumplimiento injustificado de las condiciones impuestas en ella. Una vez terminadas las obras, los Servicios Técnicos Municipales redactarán el informe pertinente después de la inspección de las obras (en el que se incluirá un apartado concreto sobre el cumplimiento de la legislación sobre barreras arquitectónicas y urbanísticas) para que el Ayuntamiento pueda acordar o no la recepción provisional de las mismas.

A partir de la recepción provisional comenzará un plazo de garantía de seis meses de duración como mínimo, durante el cual, el mantenimiento de las obras correrán a cargo del contratista.

Una vez finalizado el plazo de garantía se realizará una nueva inspección que será informada por los Servicios Técnicos Municipales para que el Ayuntamiento pueda proceder, en caso de que esta sea satisfactoria, a la recepción definitiva de las obras.

TITULO V: 1. ORDENANZAS ESPECÍFICAS

5.1. ORDENANZA 1 DE EDIFICACIÓN INDUSTRIAL (EI).

1. Definición y ámbito. Se incluye esta tipología como posibilidad de modelo de ordenación en las nuevas zonas urbanizables reservadas para usos industrialescomerciales previstas en el presente PXOM.

2. Sistema de ordenación. Edificación en parcela aislada o arrimada dos a dos como máximo.

3. Parámetros edificatorios.

- Edificabilidad. Se establece una edificabilidad máxima de 1,0 m2/m2 por parcela nieta, una vez excluidas las cesiones para dotaciones y viario.

- Ocupación. La ocupación máxima sobre la superficie nieta de cada parcela, será del 70%.

- Alturas máximas. Número de Plantas.

1. La altura máxima de los edificios se sitúa en los 8 m., debiéndose verificar también que no supere la mitad de la distancia entre las alineaciones opuestas en esa zona de la calle. Por encima de esta altura sólo se podrán elevar las construcciones técnicamente especiales y las construcciones emblemáticas, sin que en ningún supuesto se puedan superar los 20 metros.

2. El número máximo de plantas será el de 2, salvo manifestación en contra en las ordenanzas específicas. La altura libre de cada planta tendrá un mínimo de 3 m., salvo en el caso del uso de vivienda que se fija en 2,50 m.

- Alineaciones y rasantes Se definen en los planos de ordenación.

- Reculados

a) Respecto de alineaciones.

- Para las parcelas con una superficie ² 500 m2 no se exigirá reculado.

- Para las parcelas 500 y ² 2.500 m2, el reculado mínimo verbo de la alineación será de 3 metros.

- Para las parcelas 2.500 m2 el reculado sobre alineación será, como mínimo de 5 metros.

b) Verbo de los limítrofes. Será de 4 metros, en todos los casos, salvo que se arrime

c) Verbo de la línea de fondo. Será de 3 metros en todos los casos.

- Condiciones de arrimado.

- Se permitirá lo arrimado de edificaciones a los limítrofes laterales entre dos contiguas, para el cual deberá haber acuerdo entre ambos propietarios, que se documentará públicamente merced a la inscripción en el Registro de la Propiedad de las dos fincas, siendo preceptiva la presentación del proyecto de los dos edificios en el Municipio.

- No se permiten arrimados por la linde de fondo.

- En cualquiera de las edificaciones arrimadas, la diferencia de las líneas de edificación de fachada de cada dos edificios no podrán pasar de los 4 metros; a diferencia de altura de ambos no deberá exceder tampoco los 4 metros. Por la alineación de fondo no se establecen diferencias mínimas entre líneas de edificación trasera de los edificios contiguos. En todos los casos se deberán tratar los paramentos medianeros vistos como fachada.

- Espacio de seguridad ante los incendios. Cuando el posible arrimado se produce en un lateral, deberá quedar siempre un paso entre cada edificio y el linde lateral de, al menos, 4 metros de ancho, fácilmente accesible a vehículos contra incendios. El dicho acceso es compatible con el de la circulación interior de vehículos normales.

- Condiciones estéticas.

Composición. La composición de los edificios industriales, incluyendo la de sus fachadas, es libre. En cualquier caso se recomienda el seguimiento de los siguientes criterios.

a) La utilización de iluminación y ventilación natural frente de la artificial. En este sentido se juzga como necesaria la utilización racional de ritmos y secuencias en la composición de los huecos para esta función.

b) El diseño de plantas de carácter regular, siempre que la parcela no lo detenga.

c) La utilización de cubiertas inclinadas, siempre que no se vayan a utilizar las cubiertas planas como espacio productivo (terrazas como lugar de secado o semejantes).

Materiales. Los paramentos exteriores podrán ser de cualquier material normal de los existentes en el mercado, salvo aquellos que no se previeron específicamente para quedar vistos (ladrillos, piezas de escollera de cemento o cualquier otro material de esa condición). Se recomienda la utilización de materiales de probada eficacia constructiva como la piedra -en cualquiera de sus fábricasel hormigón visto

-siempre que tenga un acabado de calidad-, las diferentes fábricas de ladrillo

-que se tendrá que enfuscar y pintar-, el hormigón prefabricado de calidad, etc.; permitiéndose la combinación de varios materiales siempre que la misma responda a criterios de racionalidad.

En las carpinterías exteriores se podrá utilizar cualquiera de los materiales existentes en el mercado, siempre que tengan un acabado digno. Se recomienda: la madera pintada, las carpinterías metálicas (hierro, aluminio, etc), o de hormigón prefabricado igualmente pintadas, lacadas o coreadas por procedimientos semejantes, las carpinterías de PVC, etc.

Cierres de parcela y vegetación. Será obligada la plantación de una hilera de árboles en el espacio interior del reculado de fachada cuando este reculado venga obligado por las ordenanzas. El ritmo de la dicha plantación sólo se interrumpirá en los pasos de entrada a las parcelas.

En el caso de las parcelas donde sean obligados reculados, los cierres de las mismas que dan a los viarios y zonas públicas serán obligatorios. Su composición es libre y los materiales se utilizarán conforme al dispuesto sobre el particular en el presente PXOM. Cuando se construyan con materiales compactos (piedra, ladrillo, hormigón visto, prefabricados de acabado visto, etc.) tendrán que tener una altura mínima de 1,20m. y una máxima de 2m. En el caso de que se utilice en el cierre menos altura de 1,8m. deberá completarse el cierre con enrejado, paneles de reja y malla o sólo malla, hasta una altura mínima de 1,80m. Esta será también la mínima altura permitida si se utiliza malla o enrejado, como elemento de cierre en su totalidad. En el caso de utilización sólo de malla metálica los cierres deberán tener pies de fábrica terminados, murete de por lo menos, 30cm., siendo también obligación, en este caso, la formación de un cierre vegetal (seto) por el interior del cierre de este tipo.

Para la tramitación de autorización de cada instalación industrial, será preciso que el proyecto constructivo recoja el proyecto de ajardinamiento con expresión de los elementos previstos (hierba, vegetación arbustiva, o cualquier otra vegetación empleada) y su disposición en la parcela.

También deberán recoger los proyectos toda la superficie que corresponde al lindero exterior de la parcela, así como las obras de reparación de aceras, pasos y viarios que se prevea su deterioro y, consecuentemente, reponer o reparar, después de terminadas las obras.

Los limítrofes laterales y de fondo tendrán que cerrarse también obligatoriamente. En el caso de parcelas con edificaciones entre medianeras el cierre lateral abarcará, lógicamente, las partes de la linde no ocupadas por la edificación. Los cierres tendrán, como mínimo 1,8 metros de altura y su diseño será libre.

4. Usos. Se permitirán los siguiente usos y categorías:

- De vivienda. Categoría 1ª (1 por parcela como máximo).

- Industrial. Categorías todas*. Situaciones Y y F.

* En caso de que el ámbito de la presente ordenanza este situada dentro de la delimitación de núcleos de uso predominante residencial no se admitirá la 4ª categoría.

- Comercial. Categorías todas**, en cualquier grupo.

** En caso de que el ámbito de la presente ordenanza este situado dentro de la delimitación de núcleos de uso predominantemente residencial no se admitirá la 1ª categoría ni el grupo D.

- Administrativo y oficinas. Categoría única

- Sociocultural. Categoría única

- Deportivo. Categoría única.

5. Aparcamientos: Se construirá, por lo menos, 1 plaza de aparcamiento por vivienda o 100 m2 de edificación.

5.2. ORDENANZA, DE ZONAS VERDES Y ESPACIOS LIBRES DE USO PÚBLICO.

1. Condiciones generales.

- Delimitación: La definida en los planos de ordenación correspondientes.

2. Condiciones de volumen y uso. En estas zonas dedicadas a garantizar el ocio, lo reposo y el esparcimiento de la población, así como a conseguir la mejor composición estética del territorio en general, no se permitirá ningún tipo de edificación permanente, salvo la necesaria para el mantenimiento de las propias zonas (invernaderos, almacenes de útiles de jardinería, etc.), justificando previamente la necesidad de su instalación en la propia zona verde o libre de uso público. Como excepción, previo acuerdo municipal, podrá autorizarse la instalación permanente de elementos de ornato (templetes, palcos de música, emparrados, pérgolas) o complementarios al uso de las zonas verdes (escenarios de teatro al aire libre, pistas de baile descubiertas..).

Podrá autorizarse, asimismo, la instalación de casetas y quioscos desmontables para fines propios de los usos convencionales de estas zonas, así como el amueblamiento necesario (bancos, papeleras, fuentes de agua potable, juegos de niños, etc.), y también la construcción de equipamientos que no comporten edificación: campos de deportes o semejantes, pero en este caso deberán estar contemplados en el PXOM como zonas equipamentales. En las construcciones ya existentes en los parques y zonas verdes actuales, se permite su reconstrucción o rehabilitación, siempre que albergue usos dotacionales públicos de cualquier tipo, y deberán estar contemplados en el PXOM como zonas equipamentales.

En todo caso la superficie total ocupada con todos los elementos permanentes antes citados dentro de las zonas clasificadas como espacios libres, no podrá superar el 5% de la superficie total de la zona en la que se sitúen. La ocupación máxima, considerando los elementos permanentes y los desmontables dentro de las zonas clasificadas como espacios libres, no podrá superar el 10% de la superficie total de la zona.

Los cerrojazos, cuando sean necesarios no superarán la altura de 0,50m. con materiales opacos, pudiendo traspasar este límite con elementos diáfanos o elementos vegetales.

Las zonas verdes y espacios libres de uso público deberán estar convenientemente urbanizadas, con sus correspondientes sendas peatonales, caminos, escaleras y acondicionamiento vegetal, así como dotadas del alumbrado público, alcantarillado y abastecimiento de agua necesarios para su funcionamiento y conservación.

En los supuestos donde las zonas verdes públicas linden con espacios libres privados será preceptiva la construcción de paseos asoportalados como elementos de separación entre ambas dos zonas.

5.3. ORDENANZA DE EQUIPAMIENTOS COLECTIVOS.

1. Condiciones generales.

- Delimitación. La definida en los planos de ordenación correspondientes, que incluye, entre otras, las siguientes dotaciones:

a) La totalidad de los locales de uso administrativo escuelas unitarias, con sus terrenos anexos, así como los locales culturales y otras edificaciones públicas esparcidas por el territorio municipal.

b) La totalidad de las iglesias parroquiales, capillas y demás edificaciones destinadas al culto.

c) La totalidad de los cementerios parroquiales

d) El resto de los equipamientos que no se incluyen en el sistema general correspondiente.

2. Condiciones de volumen. En aquellas parcelas que, una vez aprobado este PXOM, se destinasen a este uso y estén dentro de alguna zona correspondiente a suelo de núcleo rural, se podrá autorizar la aplicación de las condiciones de volumen de la zona donde esté situada, tendiendo la que la edificación se integre con la existente, ocultando medianeras, manteniendo alineaciones, etc. Para el resto de los casos, regirán las siguientes condiciones de volumen:

- Ocupación de la parcela: La edificación en planta no ocupará más del 70% de la superficie de la parcela.

- Altura máxima: Será de 7 m. (B+ 1) con carácter general, para todos los núcleos rurales y suelo no urbanizable, no pudiendo ser excedida más que por elementos ornamentales en el caso de edificios singulares.

3. Usos. El correspondiente al equipamiento de que se trate. Se podrá autorizar también el uso sociocultural en cualquiera de los edificios equipamentales, de cara a la mejor gestión y mantenimiento de los equipamientos respectivos.

5.4. SUELO DE NÚCLEOS RURALES.

5.4.1. DISPOSICIONES COMUNES PARA LOS NÚCLEOS RURALES.

5.4.1.1. Derechos y obligaciones de los propietarios. Los terrenos que los Planes Generales incluyan en las áreas delimitadas como núcleos rurales de población, serán destinados a los usos relacionados con las actividades propias del medio rural y con las necesidades de la población residente en los dichos núcleos.

Cuando se pretendan construir nuevas edificaciones, o sustituir las existentes, los propietarios deberán cederle gratuitamente al municipio los terrenos necesarios para la apertura o regularización del viario preciso y ejecutar, a su cargo, el puerto con los servicios existentes en el núcleo.

En el supuesto de ejecución de Planes Especiales de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural que prevean actuaciones de carácter integral en los núcleos rurales y delimiten polígonos, los propietarios de suelo están obligados a:

a) Cederles gratuitamente a los municipios los terrenos destinados a viarios, equipamientos y dotaciones públicas

b) Costear y ejecutar las obras de urbanización previstas en el Plan Especial.

c) Solicitar la licencia de edificación y edificar cuando el Plan Especial así lo establezca.

En el supuesto de ejecución de Planes Especiales que desarrollen operaciones de carácter integral sobre un área de expansión del núcleo rural, además de las obligaciones establecidas en el apartado anterior, los propietarios del suelo estarán obligados la cederle obligatoria, gratuitamente y libre de cargas a la administración municipal el suelo correspondiente al 10% del aprovechamiento urbanístico de la dicha área. La administración actuante no tendrá que contribuir a los costes de urbanización de los terrenos en los que se localice el dicho aprovechamiento, que deberán ser asumidos por los propietarios.

En todo caso, antes de la aprobación del Plan Especial no se permitirán segregaciones o división de parcelas en el área de expansión, salvo en el supuesto previsto en el apartado habitación del artículo 206.1 de la LOUG.

5.4.1.2. Tipos de actuaciones. En los núcleos rurales delimitados, se permitirán, luego de la licencia municipal, sin necesidad de autorización autonómica previa y ajustándose al dispuesto en el art. 29 de la LOUG y a la presente normativa, las siguientes actuaciones:

a) Obras de conservación y restauración de las edificaciones existentes, siempre y cuando no supongan variación de las características esenciales del edificio, ni alteración del lugar, del volumen y de la tipología tradicional.

b) Obras de rehabilitación y ampliación en planta o altura de las edificaciones existentes que no impliquen variación de su tipología.

c) Nuevas edificaciones de acuerdo con las reglas establecidas en la presente normativa.

d) Obras de conservación, restauración, rehabilitación y reconstrucción de las edificaciones tradicionales o de especial valor arquitectónico existentes en el núcleo rural, siempre que no supongan variación de las características esenciales del edificio ni alteración del lugar, de su volumen ni de la tipología originaria, sin necesidad de cumplir todas las condiciones exigidas por el artículo 29 de la LOUG.

5.4.1.3. Usos permitidos. El uso característico de las edificaciones en los núcleos rurales será el residencial. Asimismo, se podrán permitir otros usos ligados a la vida rural, siempre que no se altere la estructura morfológica del asentamiento y el nuevo uso contribuya a revitalizar la vida rural y mejorar el nivel de vida de sus moradores y que, en todo caso, resulten compatibles con el uso residencial. Los usos permitidos son los siguientes:

- De vivienda. Categoría 1ª.

- Industrial. Categorías 1ª y 2ª.

- Comercial. Categoría 1ª.

- Administrativo y oficinas.

- Hotelero. Categoría 3ª.

- Garajeparque de estacionamiento. Categoría 1ª, 2ª y 5ª.

- SanitarioAsistencial. Categorías 1ª y 2ª.

- Educativo. Categoría 1ª.

- Sociocultural. Categoría 1ª.

- Deportivo.

- Religioso.

- Agropecuario. Categoría 1ª

5.4.1.4. Usos y Actuaciones prohibidas. Dentro del núcleo rural no se permitirán los usos y actuaciones siguientes

a) Las edificaciones, ya sean de vivienda, auxiliares o de otro uso, con una tipología que no responda a las del asentamiento en el que se localicen.

b) Viviendas encostadas, proyectadas en serie, de características similares y colocadas en continuidad, en más de tres unidades.

c) Naves industriales de cualquier tipo

d) Aquellos movimientos de tierras que supongan una agresividad al medio natural o que varíen la morfología del paisaje del lugar.

e) La apertura de pistas, calles o caminos que no estén previstos en el planeamiento, así como la ampliación de los existentes y el derrumbamiento, de manera injustificada, de muros tradicionales de los callejeros.

f) Las nuevas instalaciones destinadas a la producción ganadera, salvo las pequeñas construcciones destinadas a usos ganaderos para el autoconsumo.

g) Aquellos usos que, ya sea por el tamaño de las construcciones, por la naturaleza de los procesos de producción, por las actividades que se van a desarrollar o por otras condiciones, aún cumpliendo con los requisitos de la legislación medioambiental, no sean propios del asentamiento rural.

h) Queda prohibido el derrumbamiento o la demolición de las construcciones existentes, salvo nos tener regulados por el Artículo 26º de la LOUG refundida.

5.4.1.5. Condiciones generales de las edificaciones. Las tipologías edificactorias se aplicarán conforme a las Condiciones Tipológicas Generales de las Edificaciones fijadas en el Título IV (Ordenanzas Generales) de la presente normativa y para cada zona de Ordenanza específica, en consonancia con las limitaciones especiales que establecen los artículos 29 y 104 de la LOUG refundida, y además las siguientes:

- Parcela edificable. Para que una parcela sea edificable en los núcleos rurales, deberá cumplir las condiciones señaladas a tal efecto en las definiciones del apartado 4.2 de la presente Normativa.

Además en las áreas de expansión de los núcleos rurales con frente a las carreteras autonómicas OU113 y OU114 en el caso de no poder alcanzar los accesos no directos de estas parcelas a las dichas carreteras (a través de otros viales existentes o propuestas, o mismo de las vías de servicio paralelas, según se regula en el siguiente apartado) no se podrá edificar en esas parcelas, según lo indicado en el informe de la CPTOPT (Carreteras), salvo que en casos concretos justificados lo pueda autorizar este mismo organismo.

- Alineaciones. En los tramos de las vías que no pertenezcan al sistema general viario que, con anterioridad a la aprobación del PXOM, se encuentren consolidadas por la edificación a distancias inferiores a las señaladas aquí, las nuevas edificaciones se podrán adaptar a los reculados dominantes, pero nunca a distancias inferiores a los 3 m. del eje. Esta excepción no será aplicable al margen de la calle que no esté consolidada. Se entenderá la consolidación tal y como se define esta en el apartado 2 de la presente Ordenanza, para el supuesto de edificación entre medianeras en hilera.

Además, según indica el informe de la CPTOPT (Carreteras) en las áreas de expansión de los núcleos rurales, en sus frentes a las carreteras autonómicas OU113 y OU114 se prohíben los accesos directos de estas parcelas a las dichas carreteras, debiendo realizarse a través de otros viales existentes o propuestas en los planos de ordenación, o mismo de las vías de servicio paralelas que se reservan en las alineaciones de referencia grafitadas en el presente PXOM, según las líneas de reculado que se establecen en los planos de ordenación para estos viales.

Cuando se construya una nueva edificación, en calles de menos de 8 m. de ancho la línea de cierre, en la proyección de la fachada que dé frente a la vía o espacio público, dejará libre un reculado -serenode un mínimo de 3 m. de profundidad, tal como se refleja en el siguiente gráfico:

Ver Anexo

- Rasantes. Coma regla general serán las actuales de las vías a las que dé frente la parcela cuando la edificación se vaya a situar en los primeros 4 m. desde la alineación establecida, y si se va a situar la mayor distancia podrá medirse desde la rasante natural del terreno a los efectos de determinación de la altura máxima de la cornisa, sótanos o semisótanos, etc. A este respeto, cualquier alteración del terreno para acomodar la edificación tendrá que ajustarse a las siguientes condiciones:

a) Cuando la vía a la que dé frente esté sin pavimentar adecuadamente, la rasante se establecerá en la cuota de 20 cms. por encima de la rasante actual de la vía.

b) Las támaras producidas después de modificar a pechina natural del terreno no excederán del 50% de la dicha pendiente

c) Los muros de contención que sean necesarios como consecuencia de las alteraciones topográficas para acomodar la edificación a la rasante de los viales, se ajustarán a las siguientes limitaciones:

1) Si el muro del edificio es a la vez, muro de sostenimiento del terreno, las dimensiones son libres, pero no se permite el caso en el que el muro de cimentación y contención sea visible por encima de a pechina natural del terreno.

Ver Anexo

2) Cuando el muro o el talud se separe del edificio, quedando visto, en ningún caso se permitirá que la altura sea superior

a 2 m., salvo en los casos donde no sea paralelo a la fachada, que tendrá que ser ² 1 m. La distancia al edificio será ³ 2 m. yla longitud máxima, la del edificio más 3 metros a cada lado.

Ver Anexo

3) Los muros que miren cara el exterior de la parcela cumplirán con el siguiente:

Ver Anexo

* Cuando sea límite de la parcela con la calle o camino, la altura máxima será de 1 m.

* En el interior de la parcela se aceptará siempre que la línea de pendiente máxima no exceda el 25%.

- Situación de la edificación. Las edificaciones exentas podrán situarse libremente dentro de la parcela, siempre que se localice el frontispicio dentro de la franja de los primeros 25 metros, medidos desde la alineación, tal y como se define esta en la presente Norma.

- Separación la limítrofes. En el caso de existir ya medianeras en alguna de las parcelas laterales será forzoso taparlas merced al correspondiente arrimadero de la edificación o escamotearla con enarbolado tibio o con cualquier otro procedimiento que evite la permanencia del impacto. La distancia del reculado mínimo tendrá que ser respetada por toda la edificación (voladizos, aleros, cobertizos, etc.). No obstante, se permitirá el arrimadero a las lindes laterales, y sin prejuicio la terceros, de aquellas edificaciones auxiliares que no alcancen los 3 metros de altura, si se sitúan exentas respecto de la edificación principal y se emplazan en la parte posterior de la parcela.

- Ocupación máxima de la parcela. A estos efectos computarán, además de la edificación principal, las edificaciones auxiliares y complementarias (cobertizos, cobertizos, cortes, etc.). Excepcionalmente se permitirán ocupaciones mayores cuando se trate de la renovación de edificios existentes; en este caso la ocupación máxima no podrá superar la de la edificación anterior objeto de la renovación, o cuando se trate de edificaciones nuevas en parcelas situadas entre edificaciones existentes y que no pudiendo cumplir tal condición, deberán no obstante, respetar el resto de los parámetros definidos.

- Edificabilidade. En el caso de que se procediese a la reestructuración de una edificación tradicional existente en la parcela, se podrá conservar la edificabilidad primitiva aunque supere la aquí establecida.

A efectos de edificabilidad, computará tanto la edificación principal como las auxiliares que superen los 30m2 en planta o de menor superficie que alcancen alturas superiores a los 3 metros. En cualquier caso, estas edificaciones auxiliares computarán a efectos de ocupación de la parcela.

- Superficie máxima edificable. No se podrán construir nuevas edificaciones que excedan los 300m2 para el uso principal. En este cómputo no se entenderán incluidas las edificaciones complementarias. Se exceptúan de esta obligación el uso hotelero, cuya construcción exigirá la realización y aprobación con carácter previo de un Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural. De todos modos no se permitirán edificios dedicados a este uso que excedan los 1.000 m2.

- Altura máxima. La altura máxima de la edificación se medirá según lo establecido en el Art. 21.1c) de la LOUG, en el punto medio de las fachadas, pero en el punto más desfavorable de sus paramentos exteriores, desde la rasante del terreno (AMP), no podrá superar los 8 m.

Por encima de la altura máxima no se permitirán otras construcciones que no sean los elementos de cubierta o instalaciones técnicas (antenas, chimeneas, etc.). En el caso de las edificaciones tradicionales existentes se permiten mantener aquellos elementos tipológicos de la zona (pinchos en testeros, etc.) que ya existan en la edificación, siempre que sean de tipología tradicional, aunque excedan la altura máxima aquí establecida (con un límite de exceso del 25% de la altura máxima establecida).

- Vuelos. Sólo se podrá exceder la alineación con los cuerpos volados ligeros permitidos en el presente PXOM en las condiciones establecidas en las ordenanzas generales. Se podrá volar en los otros paramentos de la edificación distintos de la fachada de la alineación que dan vista a la parcela, siempre que se guarden los reculados establecidos. Los únicos vuelos que se permiten son los que se dediquen a elementos tipológicos tradicionales como solanas, balcones, galerías o miradores, prohibiéndose los vuelos cerrados.

- Reculados mínimos de las fosas sépticas. La parcela tendrá que tener una disposición tal, que permita localizar la fosa séptica (en el caso de que sea necesaria por no existir canalizaciones para la evacuación de aguas residuales), guardando las siguientes distancias mínimas, sin prejuicio de las disposiciones vigentes en la materia:

- 5 metros a los limítrofes.

- 2 metros a la edificación principal.

- 25 metros a cualquier pozo de captación de agua. Se exceptuarán de la exigencia de distancias mínimas aquellas parcelas que, pudiendo ser edificables por cumplir el resto de las condiciones, se encuentren entre parcelas ya edificadas y no procedan de segregaciones posteriores a la aprobación del PXOM.

5.4.1.6. Características generales de los viarios de nueva apertura previstos en el PXOM.

El viario de nueva apertura señalado en los planos de ordenación de núcleos rurales (en el caso de que no se establezcan gráficamente sus características en los planos correspondientes) serán las siguientes:

- Su ancho mínimo será de 10 m. entre alineaciones, salvo en el caso de afectar a edificaciones ya existentes, en estos casos se podrá reducir este ancho a 8m. en los tramos en que se dé esta circunstancia.

- La rasante del viario se ajustará en el posible a la del terreno y no podrá alcanzar pendientes superiores al 10% más que en casos excepcionales debidamente justificados, evitando el empleo de muros de contención o terraplenados de altura superior a 1m. de altura entre la rasante del viario y la rasante natural de los terrenos de las parcelas limítrofes.

- El esbozo del trazado del viario se realizará según el que se prevé en el PXOM, admitiéndose una desviación lateral de, cómo máximo, 1,5 veces el ancho del viario por razones de ajuste al parcelario.

- La cesión de los terrenos necesarios para la apertura del viario se producirá por común acuerdo de todos los propietarios afectados por su trazado. En caso contrario deberá procederse a la realización previa de un Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural que deberá abarcar por lo menos la todas las parcelas situadas en contacto con el nuevo viario a trazar o que vayan a tener acceso desde ese viario.

- Serán aplicables en cualquier caso para la gestión de los suelos afectados los instrumentos de ejecución en suelo de núcleo rural recogidos en el Título III de la presente normativa.

5.4.2. ORDENANZA DE EDIFICACIÓN EN LOS NÚCLEOS RURALES EN ÁREAS TRADICIONALES CONSOLIDADAS (NRC).

1. Definición y ámbito. Comprende esta Ordenanza la totalidad o parte de los ámbitos de las aldeas y lugares que conforman los asentamientos rurales primitivos con edificaciones mayoritariamente tradicionales que disponen ya de servicios urbanísticos y/o se localizan en áreas consolidadas por la edificación.

2. Sistema de ordenación. La edificación será exenta o apareada, en este último caso, siempre que se ampare con proyecto conjunto. Excepcionalmente se podrá permitir la edificación arrimada la pared medianera(s) ya existente(s). Con el mismo carácter excepcional se permitirá la edificación entre medianeras (o en hilera) para completar tramos ya consolidados con esta tipología. Esta excepción será aplicable exclusivamente en el margen de la vía que reúna las condiciones de consolidación exigidas. A estos efectos se considerarán en la tipología de edificación entre medianeras en hilera, aquellos tramos de vías comprendidos entre dos intersecciones viarias que aparezcan edificados, al menos, en 2/3 de su longitud.

3. Condiciones básicas de la edificación:

- Alineaciones (cierres): Los ejes de los viarios existentes o propuestos se establecen gráficamente en los planos de los núcleos la escala 1/2.000, y las alineaciones o reculados de los cierres, serán los siguientes:

Para vías del sistema general, los reculados serán los que se indican en los planos de ordenación, o en su defecto los establecidos por la Administración competente sobre la vía.

En el resto de las vías internúcleos, 6 m. del eje de la vía.

En el viario existente en el interior de los núcleos 4 m. del eje de la calle, o el límite de la parcela o alineación consolidada.

Para el nuevo viario propuesto en el interior de los núcleos (en su caso) se aplicarán las condiciones que se establecen en el apartado correspondiente (5.4.1.6) de las disposiciones comunes para los núcleos rurales.

- Altura máxima sobre La rasante: 7 metros (B+ 1).

- Frente mínimo de la parcela: 12 metros en vivienda aislada y menor si hay medianeras edificadas limítrofes, pero = 5 m. en cualquier caso.

- Pendiente máxima de cubierta: 30º.

- Altura máxima de la cumbre: 3,60 metros.

- Aprovechamiento bajo cubierta: Permitido para usos habitables, computable desde 1,50 metros de altura sobre lo forjado. En todo caso se deberán cumplir las disposiciones recogidas en las NHG.

- Vuelos: No se permitirán, salvo los ligeros (galerías o miradores acristalados en el 70%) con un máximo de 0,80 m. En todo caso se deberán cumplir las disposiciones recogidas en las NHG.

- Parcela mínima: 300 m2, pudiendo ser de hasta 250m2 cuando estén ya construidas las parcelas medianeras. No se exige parcela mínima en aquellas que ya estén edificadas.

- Ocupación 40% y, hasta el 50% para las parcelas inferiores a 300 m2 que cumplan las condiciones de parcela mínima del apartado anterior. La ocupación en las parcelas ya edificadas será la de la edificación existente.

- Edificabilidad: 0,6 m2/m2.

- Separación la limítrofes: 3 metros a los laterales y fondo. En el caso de existir ya una o dos medianeras en los laterales, se permitirá arrimar a ellas.

5.4.3. ORDENANZA DE EDIFICACIÓN EN LOS NÚCLEOS RURALES EN ÁREAS DE EXPANSIÓN (NRE).

1. Definición y ámbito. Comprende el espacio de aplicación de esta Norma los terrenos de los núcleos de población sin consolidación por la edificación, y también las zonas no consolidadas de los N. R. que tienen parte de su suelo consolidado; por constituir formal y funcionalmente espacios propios de los dichos núcleos y, así pues, conformar el suelo por donde cabe situar la expansión edificatoria prevista, conforme a los criterios inspiradores de la ordenación y a las condiciones de la LOUG.

La delimitación figura grafitada en los planos de ordenación la Escala 1: 5.000 y 1: 2.000.

2. Sistema de ordenación. La edificación en este tipo de suelo será siempre exenta.

3. Condiciones de la edificación.

- Alineaciones (cierres): Los ejes de los viarios existentes o propuestos se establecen gráficamente en los planos de los núcleos la escala 1/2.000, y las alineaciones o reculados de los cierres, serán los siguientes:

Para vías del sistema general, los reculados serán los establecidos por la Administración competente sobre la vía (en el caso de las carreteras autonómicas OU113 y OU114, de la red secundaria le corresponden 7m. de reculado a partir de su arista exterior de la explanación, según el art. 35 de la Ley 4/1994), y atendiendo a las reservas de alineación para viarios de servicio en los viarios supramunicipales que se indican en la presente normativa o en los planos de ordenación.

En el resto de las vías internúcleos, 6 m. del eje de la vía.

Para el viario existente en el interior de los núcleos, 4 m. del eje de la calle, o el límite de la parcela o alineación consolidada, si están situadas a una distancia mayor.

Para el nuevo viario propuesto en el interior de los núcleos se aplicarán las condiciones que se establecen en el apartado correspondiente (5.4.1.6) de las disposiciones comunes para los núcleos rurales.

- Altura máxima sobre La rasante: 7 metros (B+ 1).

- Frente mínimo de la parcela: 16 metros en vivienda aislada.

- Pendiente máxima de cubierta: 30º.

- Altura máxima de la cumbre: 3,60 metros.

- Aprovechamiento bajo cubierta: Permitido para usos habitables, computable desde 1,50 metros de altura sobre lo forjado. En todo se deberán cumplir las disposiciones recogidas en las NHG.

- Vuelos: No se permitirán, salvo los ligeros (galerías o miradores acristalados en el 70%) con un máximo de 0,80 m. En todo se deberán cumplir las disposiciones recogidas en las NHG.

- Parcela mínima: 600 m2.

- Ocupación 30%.

- Edificabilidad: 0,4 m2/m2.

- Separación la limítrofes: 3 metros a los laterales y fondo.

- Reculados de la edificación: 4 m. verbo del cierre oficial de la parcela.

-Segregación de fincas: Según se recoge en el artículo 24.4 de la Ley 9/2002 de 30 de diciembre de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia antes de la aprobación del plan especial de protección, rehabilitación y mejora del medio rural no se permitirán segregaciones o divisiones de parcelas en el área de expansión, salvo en el supuesto previsto en el apartado habitación del artículo 206.1 de la antedicha Ley.

5.4.4. REDACCIÓN DE PLANES ESPECIALES DE PROTECCIÓN, REHABILITACIÓN Y MEJORA DEL MEDIO RURAL.

1. Será preceptiva la realización de un Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural cuando en los núcleos en los que sea de aplicación a presente ordenanza se den las siguientes circunstancias:

1º) Si tengan concedido un número de licencias para nuevas viviendas, en su ámbito, que suponga más de un 50% del censo de viviendas existentes en el núcleo en el momento de la aprobación del presente PXOM, tal como se perfilan los núcleos en la Memoria de Ordenación. En el caso de no tener realizado ese censo, se tomará como base para el cálculo el número de viviendas que figura en el cuadro que aparece en la Memoria Informativa, relativo a los asentamientos de población, referidos a los datos a 2001, elevando el porcentaje hasta el 60%.

2º) Cuando, aún sin tener alcanzada este porcentaje, pero superado el 20%, el número de licencias para edificaciones destinadas a usos diferentes al de vivienda supongan más del 50% de las licencias concedidas.

2. Los objetivos a perseguir con la realización del Plan Especial de Protección, Rehabilitación y Mejora del Medio Rural serán: Los señalados en el artículo 72 de la LOUG, a saber: la protección, rehabilitación y mejora de los elementos más característicos que conforman los núcleos, el establecimiento de mejores condiciones infraestruturales, corrección o ajuste de alineaciones y rasantes o mejora del sistema de espacios libres, servicios o comunicaciones.

3. También se podrá prever el desarrollo de actuaciones integrales sobre partes del núcleo, de conformidad con el dispuesto en el artículo 72.3 h) de la LOUG, aplicándole el régimen previsto en su artículo 24, y siendo obligada la observancia de la armonía tipológica entre las nuevas edificaciones y las ya existentes. En este caso se delimitarán los correspondientes polígonos, con una densidad máxima de 25 viviendas por Ha.

4. El Plan Especial deberá clarificar

a) La conveniencia y procedencia de su formulación, de acuerdo con el que, la respeto de los núcleos rurales, se contiene en la presente Normativa.

b) La señalización de las áreas de actuación integral, en su caso.

c) La señalización de las dotaciones urbanísticas e infraestructuras de todo tipo acaídas a las necesidades de la población.

d) Las medidas conducentes a la conservación y mejora del Medio Ambiente y de las características tradicionales del núcleo y de las edificaciones que lo componen.

y) Las condiciones que se consideran mínimas al respeto de la urbanización.

f) Si procede, la programación de las actuaciones concertadas con los particulares y de las comprometidas con las administraciones públicas.

5. El ámbito de cada Plan Especial abarcará los terrenos comprendidos en uno o en varios núcleos rurales completos, así como los terrenos clasificados como suelo rústico pertenecientes a uno o a varios términos municipales.

No obstante, podrá redactarse el Plan Especial con la exclusiva finalidad de desarrollar una operación de carácter integral sobre un área de expansión del núcleo rural que constituya una unidad urbanística homogénea y completa. En este caso, el Plan Especial deberá garantizar la integración de la actuación con la morfología, el paisaje, los servicios y las características del núcleo rural, contener las determinaciones señaladas por las letras d), y), f), g) y h) del punto 3 del Artículo 72 de la LOUG y prever las reservas de suelo para dotaciones públicas y para aparcamientos, en la proporción mínima establecida por el artículo 47.2 de la LOUG.

Segundo se recoge en el artículo 72.3 de la Ley 9/2002 el Plan Especial contendrá las siguientes determinaciones:

a) Delimitación de las áreas geográficas homogéneas por razón de la morfología de los asentamientos de población, tipología de las edificaciones, valores y potencialidades del medio rural merecedoras de protección y otras circunstancias relevantes.

b) Estudio de las parroquias y delimitación de las áreas geográficas homogéneas por razón de la morfología del asentamiento de población, tipología de las edificaciones, valores y potencialidades del medio rural merecedoras de protección y otras circunstancias relevantes.

c) Delimitación de los núcleos rurales incluidos en su ámbito

d) Determinación de las condiciones de volumen, forma, tipología, características estéticas, materiales que hay que emplear y técnicas constructivas, condiciones de implantación y aquellas otras que se consideren necesarias para garantizar la conservación y preservación de las características propias del medio.

y) Identificación de los elementos que deban ser objeto de protección específica para su conservación y recuperación, que deberán incluirse en el correspondiente catálogo, así como aquellos para los que sea procedente su demolición o eliminación.

f) Actuaciones previstas para la conservación, recuperación, potenciación y mejora de los asentamientos tradicionales y de su entorno

g) Cualquier otra determinación necesaria para el cumplimiento de sus fines

h) Previsión en las áreas en las que sea necesaria la realización de actuaciones de carácter integral, para las que deberán delimitarse los correspondientes polígonos. En estos casos, la densidad máxima no podrá superar las 25 viviendas por hectárea, sin prejuicio del cumplimiento obligado de las condiciones de uso y edificación establecidas en la antedicha ley.

TITULO VI: NORMAS PARTICULARES EN SUELO URBANIZABLE.

6.1. RÉGIMEN URBANÍSTICO.

1. El suelo urbanizable es aquel que el PXOM determina como acaído para su incorporación al proceso de urbanización y que el mismo Plan, en virtud de las circunstancias que en él recaen, precisa que tal incorporación se produzca dentro de los dos cuadrienios de actuación programada y/o primada en el caso del suelo urbanizable delimitado (no se estiman plazos en el caso del suelo urbanizable no delimitado).

2. Pero para que tal incorporación se produzca, es obligado aprobar el planeamiento de desarrollo, esto es, el Plan Parcial (o el Plan de Sectorización, en el caso del suelo urbanizable no delimitado) que tendrá que desarrollar las condiciones que se fijen para cada tipo y/o sector en el presente PXOM.

3. En el suelo urbanizable, y mientras no se firma el correspondiente Plan Parcial o Plan de Sectorización no se podrán realizar más obras o instalaciones que las infraestructuras que amparen Planes Especiales con esa finalidad, y las de carácter provisional previstas, siempre que se destinen a los usos señalados en el presente PXOM.

4. Los propietarios de suelo urbanizable, de acuerdo con el régimen aplicable (artículos 22 y 74 de la LOUG) deberán:

a) Ceder gratuitamente a favor del Municipio los terrenos destinados a viarios, zonas verdes y espacios públicos, dotaciones y demás servicios a los que el Plan de Sectorización que desarrolle urbanísticamente el Sector les atribuya el carácter de bienes de dominio público.

b) Ceder gratuitamente y sin cargas los terrenos destinados por el presente PXOM o por el Plan de Sectorización a sistemas generales de dominio público, incluidos en este tipo de suelo o adscritos a él, y ejecutar la urbanización de los que están incluidos en el sector, en las condiciones que determine el Plan.

c) Costear y, en su caso, ejecutar la totalidad de las obras de urbanización (incluidas las correspondientes a la cesión de aprovechamiento del 10% al Municipio) en los plazos previstos por el PXOM o por el Plan de Sectorización (en delante PS), incluyendo las infraestructuras de conexión con los sistemas generales existentes, y la ampliación o refuerzo de los citados sistemas en caso necesario, para poder soportar las nuevas condiciones de uso, de conformidad con los requisitos y condiciones que establece el PXOM.

d) Proceder a la distribución equitativa de los beneficios y cargas derivados del PS, según corresponda; con anterioridad al inicio de la ejecución material de aquellos.

y) Ceder obligada y gratuitamente el terreno necesario para situar el 10% del aprovechamiento tipo del área de reparto en el que se encuentre la finca, así como aquel aprovechamiento que le corresponde al Municipio por exceder del susceptible de apropiación privada.

f) Solicitar licencia de edificación y edificar los solares en los plazos que el PXOM señale, en su caso.

g) Reservar como mínimo el 20% de la edificabilidad residencial en cada sector para atender a la demanda de viviendas sujetas a algún tipo de protección pública. Pese a el anterior, se podrá reducir o suprimir esta reserva cuando la edificabilidad total del sector no supere los 0,2 m2 edificables por cada m2.

5. El aprovechamiento urbanístico que le corresponde a cada finca es el 90% del aprovechamientotipo del área de reparto en el que se encuentre enclavado.

6. En el presente PXOM las áreas de reparto que se establecen son coincidentes con los sectores que se delimitan en el Plan (a razón de un área de Reparto por sector).

7. Los aprovechamientos tipo de las áreas de reparto, se determinan conforme al dispuesto en el artículo 114 de la LOUG, esto es: dividiendo el aprovechamiento lucrativo total de cada ámbito, expresado en metros cuadrados construibles del uso característico, por la superficie total del área, incluyendo los Sistemas Generales pertenecientes o adscritos la senda área de reparto, y excluyendo los terrenos que se mantengan afectados a dotaciones públicas existentes en el momento de aprobación del PXOM.

8. Para el cálculo del aprovechamiento tipo se tendrán en cuenta los siguientes conceptos:

8.1. La edificabilidad total del Sector del suelo urbanizable (Y), expresada en m2, conforme a la siguiente fórmula: E = · E n, siendo En la edificabilidad total del uso característico (en unos casos, residencial, en otros, comercial e industrial). El índice de edificabilidad (e) de cada sector, expresado en m2/m2, será, por ello: e = E/S, siendo S, la superficie del Sector (tiendo en cuenta en cada caso las particularidades expuestas en el punto 7 anterior).

El coeficiente de homoxeneización del valor entre los usos autorizados en cada Sector (B) se establece en la Unidad (1).

8.2. La homoxeneización de las edificabilidades con los coeficientes establecidos que permite determinar los aprovechamientos para cada uso en m2, aunque no sufrirían cambio, porque se establece la unidad para todos ellos. Teóricamente salen de la fórmula A = BE n. La suma de todos los aprovechamientos, sean cuales sean los usos considerados, se establece así: A = · A n. El índice de aprovechamiento del Sector (a), expresado en m2/m2 vendrá, así pues, determinado por la fórmula a = A/S.

6.2. SUELO URBANIZABLE DELIMITADO. En el presente PXOM, conforme a la diagnosis de la información urbanística y a los objetivos, criterios y soluciones generales contenidas en la Memoria Justificativa, sería necesaria la previsión de algunos sector de uso comercial e industrial ligero, que pueda consolidar las zonas con usos esparcidos de este tipo y situadas por todo el Municipio, intentando alcanzar los deseables acuerdos y la financiación necesaria para sus desarrollos durante la redacción del presente PXOM. De momento, como no se pudieron alcanzar acuerdos definitivos con los propietarios de algunas parcelas, aunque existe una clara y urgente necesidad de este tipo de suelo, para lo que se constata una importante demanda puesta de manifiesto en la encuesta realizada por el municipio entre diversos industriales y comerciantes, tanto del propio término municipal como del exterior, se procederá a la delimitación de un ámbito de suelo urbanizable no delimitado de uso comercial e industrial ligero denominado UNDI, instalado en las inmediaciones de la carretera de Verín a Laza, que pretende dar cobertura a la demanda existente de suelo para actividades productivas y que se refleja en la voluntad puesta de manifiesto de la iniciativa particular de promover y urbanizar parte de los antedichos terrenos según se pone de manifiesto en el convenio firmado entre el Municipio de Castrelo do Val y distintos propietarios para su desarrollo.

De cualquier manera, se recogerán aquí algunas condiciones aplicables a los Planes Parciales como referencia aplicable también a los Planes de Sectorización en el caso del urbanizable no delimitado, tal y como se cita en los apartados de la normativa que los regulan, con diferentes especificaciones o condicionantes, en función de los diferentes usos previstos.

6.2.1. DETERMINACIONES DE LOS PLANES PARCIALES. Los Planes Parciales que desarrollen áreas de suelo urbanizable que el Plan General de Ordenación cualifica como tales contendrán las determinaciones que dimanan de la legislación urbanística vigente.

Cuando menos, esas determinaciones tendrán los siguientes parámetros: 1) Determinación del área de planeamiento que abarca el Plan Parcial.

2) Usos. En los sectores de uso residencial con edificabilidad máxima superior a 0,20m2/m2 deberá reservarse el suelo necesario para situar el 20% de la edificabilidad residencial total del sector dedicada la vivienda sujeta a algún régimen de protección.

3) Tipologías. El Plan Parcial establecerá las correspondientes tipologías edificatorias permitidas en su ámbito, y en cualquier caso se respetarán escrupulosamente las condiciones generales tipológicas de la presente Normativa.

4) Delimitación de las zonas en que se divide el área planeada y fijación de las unidades de ejecución, en su caso, que se vean necesarias.

5) Reservas mínimas. Se establecerán de modo pormenorizado para cada uno de los sectores, según las condiciones de la LOUG.

6) Infraestructuras.

6.1. De comunicación.

El Plan Parcial además de prever y garantizar el enlace del sector con el S. X. de Comunicaciones, establecerá y diseñará la red de comunicaciones interna, con la señalización de alineamientos y rasantes. La sección transversal del viario debe responder a la mayor o menor previsión de edificación prevista sobre de las márgenes de él, así como de los usos que para esos bordes se autoricen o prevean. En cualquier caso, la sección mínima entre alineamientos no debe ser inferior a 1,5 veces la altura máxima de la edificación sin que baje, en ningún caso de a 10 metros. Se podrán prever viarios peatonales que, en ningún caso tendrán menos de 4 m. de ancho.

6.2. Características y trazado de las galerías y redes de abastecimiento de agua, surco y hidrantes contra incendios, alcantarillado, energía eléctrica, alumbrado, red telefónica, etc.

El Plan Parcial deberá garantizar:

1) Suministro de agua para la población prevista, de un mínimo de 250 litros/habitante/día, en condiciones de óptima potabilidad.

2) Suministro de energía eléctrica por encima de los 30 vatios de potencia por m2 de terreno ordenado o 60w por cada m2 construible.

Todas las redes de servicios deberán recorrer, obligatoriamente, bajo tierra, aprovechando para eso una cuneta graduado, de forma que será más fácil cualquier reparación de averías.

El Plan Parcial, atendiendo a las condiciones de urbanización del presente PXOM, fijará las condiciones de cálculo a tener en cuenta por el(s) proyecto( s) de urbanización.

7) La evaluación que se tendrá que contener en el Plan Parcial desagregará, al menos, los conceptos siguientes:

- Movimiento de tierras.

- Afirmado de viario y encintado de aceras.

- Estructuras.

- Señalización.

- Saneamiento y pluviales.

- Abastecimiento de agua, surco y hidrantes contra incendios.

- Red energía eléctrica.

- Alumbrado público.

- Red de Telefonía.

- Red de gas (en su caso)

- Jardinería

- Mobiliario urbano.

- Construcciones dotacionales en su caso.

- Indemnizaciones, se proceden, por la expropiaciones necesarias para las conexiones con los sistemas generales.

8) Plan de Etapas. El Plan Parcial deberá contar con un Plan de Etapas en el que se especifique el desarrollo en el tiempo de sus determinaciones. Deberá incluir la nidia fijación de los plazos en los que habrán de cumplirse las obligaciones de cesión, distribución de cargas y beneficios y urbanización, así como el de solicitar licencia de edificación, una vez adquirido el derecho al aprovechamiento urbanístico.

9) Señalización del sistema de actuación.

10) Planimetría. Tanto los Planos de Información como los de Ordenación se deberán elaborar a una escala mínima de 1: 1.000.

Los planos de Información recogerán de modo nítido todo el relativo al medio físico en el que se vayan a desarrollar, así como la realidad catastral, los valores medioambientales y paisajístico y el patrimonio cultural, en su caso.

Los planos de proyecto contendrán como mínimo:

- Delimitación.

- Zonificación, con asignación de usos pormenorizados, sistema de espacios libres, dotaciones, etc.

- Red vial, con la señalización de alineamiento y rasantes y conexiones con el S. X. de Comunicaciones.

- Redes de servicios.

- Delimitación, si queda lugar, de Unidades de Ejecución o polígonos.

- Plan de Etapas.

11) Aprovechamiento. Se establecerá de modo pormenorizado para cada uno de los sectores, según las limitaciones de la presente normativa. El aprovechamiento tipo del sector se calculará dividiendo el aprovechamiento lucrativo total del área de reparto coincidente con el sector desarrollado por el Plan Parcial-, aprovechamiento expresado en metros cuadrados del uso característico, por la superficie total del área, incluyendo en su caso, los sistemas generales pertenecientes o adscritos a ella, y se justificará su precisión al máximo especificado en la ficha del sector.

12) Condiciones de la edificación.

- Se permite la construcción de sótanos y semisótantos. Para tener la condición de semisótano no deberá superar la altura sobre rasante en 1m.

- Se permite la utilización como habitable del espacio bajo cubierta en las condiciones generales establecidas en la presente Normativa.

- Las construcciones cumplirán con las normas tipológicas establecidas en las ordenanzas generales establecidas en la presente Normativa.

- Las edificaciones dedicadas la vivienda no podrán juntarse en número superior a cuatro portales y/o veinticuatro viviendas.

- No se autorizarán edificios de viviendas arrimados con menos de cinco metros de frente cada uno.

- En usos terciarios o industriales las edificaciones tendrán una altura máxima de 8 m. (2 plantas) sólo superables por elementos necesarios para el proceso productivo.

- En usos terciarios o industriales no se podrá ocupar más del 70% de la parcela edificable, y en cualquier caso, no se podrá superar una ocupación por la edificación superior a los 2/3 de la superficie total del Sector.

13) Medidas protectoras del Medio Ambiente y el paisaje. El Plan Parcial fijará con claridad que tipo de usos serán los que se permitan instalar en el Sector y todas las medidas a exigirles a aquellas que supongan peligro de deterioro del Medio Ambiente, con estricta sujeción a lo dispuesto en el Decreto 133/2008, del 12 de junio, por lo que se regula la evaluación de incidencia ambiental (o norma que lo sustituya, en su caso).

Igualmente en el caso de existir zonas de grosor de los Sectores en contacto con el suelo rústico de especial protección (sobre todo el de interés paisajístico), deberán establecerse las medidas correctoras específicas necesarias para evitar los impactos de cualquier tipo que puedan des virtuar las características de esos espacios, mediante barreras vegetales o un especial cuidado en el diseño urbanístico y en las condiciones de implantación de las obras y usos previstos.

6.2.2. DETERMINACIONES COMPLEMENTARIAS PARA EL USO INDUSTRIAL.

Lo establecido en el presente artículo será de aplicación complementaria (al respecto de las condiciones especificadas con carácter general para todos los usos en apartados anteriores) en los ámbitos de suelo urbanizable delimitado industrial como guía de referencia para los Planes Parciales, así como cuando se pretendan completar sus determinaciones una vez redactados o en función de regímenes transitorios establecidos por la legislación urbanística aplicable (en su caso).

2. Determinaciones de los Planes Parciales. Los Planes Parciales que desarrollen áreas de suelo urbanizable de carácter industrial que el PXOM cualifica como tales, contendrán las determinaciones que dimanan de la legislación urbanística vigente.

Cuando menos, esas determinaciones tendrán:

1) Usos. Para las Áreas de Suelo Urbanizable de carácter industrial el presente PXOM establecerá de modo pormenorizado para cada Sector los usos permitidos, teniendo en cuenta que el uso global aplicable es el industrial en todas las categorías, aunque a nivel general (si no se especifican en la ficha correspondiente) se permiten también los siguientes:

- Vivienda (como máximo 1 por parcela para guarda).

- Uso Comercial. Categorías 1ª y 2ª.

- Uso de oficinas

- Uso sanitario la asistencial. Categoría 1ª y 2ª

- Uso sociocultural

- Uso deportivo

- Servicios públicos

- Asistencial

2) Reservas mínimas. Se establecen los siguientes módulos mínimos de reserva para dotaciones:

- Sistema de Espacios libres de dominio y uso público: 10% de la superficie total ordenada.

- Equipamientos públicos destinados a la prestación de servicios de todo tipo, que se concretarán en usos específicos al tiempo de redactarse el planeamiento de desarrollo: se establece un mínimo del 2% de la superficie total ordenada.

- Aparcamientos: se creará un mínimo de 1 plaza por cada 100 m2 de edificación prevista, de los que, por lo menos la cuarta parte serán de dominio público.

3) Infraestructuras.

3.1. De comunicación. La sección mínima entre alineamientos no debe ser inferior a 2 veces la altura máxima de la edificación sin que baje, en ningún caso, de 16 metros. Se podrán prever viarios peatonales que, en ningún caso tendrán menos de 4 m. de ancho.

3.2. Características y trazado de las galerías y redes de abastecimiento de agua, surco y hidrantes contra incendios, alcantarillado, depuradora, energía eléctrica, alumbrado, red telefónica, etc.

El Plan Parcial deberá garantizar:

1) Suministro de agua para los usos previstos de un mínimo de 1,5 l/seg y Ha. de superficie bruta, en condiciones de aceptable potabilidad.

2) Suministro de energía eléctrica por encima de los 30 vatios de potencia por m2 de terreno ordenado o 60 w por cada m2 construible.

3) Red de alcantarillado, condiciones técnicas y emplazamiento de la depuradora de residuos líquidos, con características adecuadas para la evacuación de los efluentes en condiciones de salubridad suficiente para su reincorporación al Medio Ambiente o a las redes generales de saneamiento (en este caso sólo para pequeños volúmenes de vertido), complementándose, si fuese preciso, con medidas de recogida de residuos industriales peligrosos con destino a plantas especiales de tratamiento.

4) Condiciones de la edificación.

- Se permite la construcción de sótanos y semisótanos. Para la condición de semisótano el límite establecido es de que no supere la altura sobre de la rasante en 1 m.

- Las edificaciones tendrán una altura máxima de 8 m. (2 plantas) sólo superables por elementos necesarios para el proceso productivo.

No se podrá ocupar más del 70% de la parcela edificable, y en cualquier caso, no e podrá superar una ocupación por la edificación superior a los 2/3 de la superficie total del Sector.

3. Sectores. En el presente PXOM, no se contempla como Suelo Urbanizable Delimitado Industrial ningún sector quedando la reserva para desarrollar suelo industrial clasificada como Suelo Urbanizable No Delimitado (UNDI).

6.3. CONDICIONES ESPECÍFICAS Y DESARROLLO DEL SUELO URBANIZABLE NO DELIMITADO.

Como paso previo al desarrollo del suelo urbanizable no delimitado, se deberán redactar los correspondientes Planes de Sectorización (en delante PS), que deberán establecer las determinaciones estructurantes de la ordenación urbanística necesarias para su transformación (usos globales, edificabilidad, tipologías edificatorias, dotaciones, equipamientos, conexión con los sistemas generales existentes, trazados de las redes fundamentales de infraestructuras y servicios, adscripción de sistemas generales, etc.) y deberá incorporar también las determinaciones y documentación correspondientes a un Plan Parcial, tal y como señala el artículo 66.3 d) de la LOUG refundida.

La fin de establecer un correcto desarrollo integral del territorio, y neto el carácter básico de este suelo urbanizable no delimitado como reserva específica para actividades principalmente empresariales (uso comercial e industrial ligero), y al fin de garantizar un desarrollo armónico de estas zonas del municipio donde se admiten estas iniciativas, hace falta establecer una serie de condiciones previas al desarrollo de Sectores.

En los planos ya se concreta a priori la orientación de usos para las zonas incluidas en esta clasificación de suelo, encontrándose estas zonas dedicadas a usos terciarios o comerciales (UNDI) en la zona sur del Municipio en contacto con Verín, y siendo atravesados por la principal carretera que recorre el municipio, la OU113, con la que deberán resolverse de forma acaída los enlaces.

En los apartados siguientes se regulan las condiciones específicas para el desarrollo de estos dos grandes tipos de usos.

6.3.1. CRITERIOS PARA LA DELIMITACIÓN DE SECTORES EN LOS PLANES DE SECTORIZACIÓN.

En el que se refiere a las condiciones generales que se establecen la priori para la delimitación de sectores en los PS se establecen los siguientes:

a) La delimitación del/s sector/eres deberá atender principalmente a su viabilidad técnicoeconómica y de integración en el medio en el que se va a insertar

b) Los sectores se delimitarán atendiendo a la estructura física y parcelaria del territorio, abarcando parcelas completas y siguiendo, a ser posible, elementos básicos estructurantes del territorio (viario, ríos o riachuelos) infraestructuras existentes, zonas topográficas diferenciadas, etc.) o del planeamiento (límites de clasificación del suelo, dotaciones, sistemas generales, etc,.).

c) La superficie mínima de cada sector será de 20.000 m2

d) Dentro de la delimitación deberán incluirse los terrenos necesarios para su conexión con los sistemas generales o estructurantes existentes (viario y todas las redes generales de servicios urbanísticos).

En caso necesario, se podrán incluir dentro de la delimitación de los sectores terrenos previstos en el planeamiento superior para sistemas generales, o bien adscribir el sector parte de los sistemas generales situados en zonas próximas (en ambos casos siempre que los S. X. citados no estuviesen ya adscritos a otros sectores, áreas de reparto o polígonos pendientes de desarrollo), garantizando que esa adscripción no impida que el sector pueda ser viable económicamente.

En el que e refiere a las condiciones específicas de prioridad que deberán cumplir los primeros sectores que se pretendan desarrollar en esta clase de suelo, se establecen unas condiciones mínimas que habrán de darse antes de proceder al desarrollo de Planes de Sectorización.

En los sectores de usos industriales, terciarios o comerciales será prioritario el cumplimiento de las siguientes condiciones:

- Deberá tener acceso directo por alguna de las carreteras o viarios existentes actualmente por el interior de la zona clasificada como suelo urbanizable no delimitado.

- Deberá estar situado la menos de 200 m. de la carretera de sistema general que se contemplan en el PXOM en esta zona.

- En el caso de no cumplir las dos condiciones anteriores pero estando en contacto directo con alguno de los Sectores de Suelo Urbanizable Industrial ya desarrollados con anterioridad también se podrá considerar prioritario su desarrollo.

3.3.2. CONDICIONES ESPECÍFICAS Y DETERMINACIONES LA RESPETO DE LA INTEGRACIÓN DE LOS SECTORES EN SU ENTORNO.

Los PS deberán analizar de modo pormenorizado los efectos derivados de la implantación de los sectores que se delimiten sobre su entorno y las medidas correctoras que sean precisas.

A tal efecto, será preciso efectuar con carácter previo la consulta a la Consellería de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible sobre la necesidad de someti

miento del PS al procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica establecido por la Ley 9/2006, y en caso de que no se considere necesario, se redactará un estudio de sostenibilidad ambiental, impacto territorial y paisajístico, que deberá analizar y ponderar los posibles efectos de la ejecución de las actuaciones previstas sobre los recursos naturales, el medio físico y los asentamientos poblacionales existentes, que deberá prever en caso necesario la adopción de las medidas correctoras necesarias para minimizar los posibles impactos (o para preservar los valores significativos de su entorno, principalmente en los núcleos rurales y en el suelo rústico), valorar la adecuación de las infraestructuras y servicios precisos para garantizar esas actuaciones necesarias en las adecuadas condiciones de calidad y sostenibilidad ambiental, así como la coherencia global con los objetivos del PXOM la respeto del medio rural y los específicos de protección del dominio público natural.

En concreto, en las zonas de grosor de los Sectores en contacto con Suelo rústico de especial protección (sobre todo el de interés paisajístico o de espacios naturales), deberán establecerse las medidas correctoras necesarias para evitar los impactos de cualquier tipo que puedan desvirtuar las características de esos espacios, mediante barreras vegetales o un especial cuidado en el diseño urbanístico y en las condiciones de implantación de las obras y usos previstos.

3.3.3. CRITERIOS Y DETERMINACIONES BÁSICAS DE ORDENACIÓN DE LOS PLANES DE SECTORIZACIÓN. Los PS deberán establecer unas condiciones básicas a cumplir, en sustitución de las determinaciones que el PXOM establece para el suelo urbanizable delimitado, atendiendo siempre a los criterios que el propio PXOM señale a este respeto, y que abarcarán como mínimo los siguientes aspectos:

a) USOS: Los PS deberán determinar para cada sector su uso global, que pertenecerá a una de las siguientes categorías: residencial, industrial o terciario, así como los usos permitidos y/o prohibidos en función de sus condiciones concretas.

En los sectores de uso residencial con edificabilidad máxima superior a 0,20 m2/m2 deberá reservarse el suelo necesario para situar el 20% de la edificabilidad residencial total del sector dedicada la vivienda sujeta a algún régimen de protección.

b) EDIFICABILIDADE: se establecerá independientemente para cada sector, en función de las cargas y dotaciones previstas, de las condiciones de su entorno, etc.

La edificabilidad máxima para sectores de uso global residencial o terciario será de 0,30 m2/m2, sin superar las 15 viviendas/Ha.

La edificabilidad máxima para sectores de uso global industrial será de 0,6 m2/m2.

c) TIPOLOGÍAS EDIFICATORIAS: se deberán definir las tipologías que se permiten, en función de las condiciones de su entorno, de la ordenación global o del modelo territorial establecido, basándose en los objetivos que se pretenden en cada sector, en la integración de la actuación en su entorno y en las medidas y objetivos que se establecen a este respeto en el modelo territorial del PXOM.

La respeto de la ocupación del suelo por la edificación, se establecen las siguientes limitaciones:

- En el suelo de uso global residencial y terciario no se podrá superar el 30% de ocupación total de las edificaciones sobre la superficie del sector.

- En el suelo de uso global industrial no se podrá superar el 50% de ocupación total de las edificaciones sobre la superficie del sector.

d) SISTEMAS GENERALES: Se deberán definir para cada sector, los sistemas generales adscritos a él, en su caso, con las condiciones establecidas a este respeto en el punto 1 anterior.

y) CONEXIÓN CON LOS SISTEMAS GENERALES: se deberán definir igualmente para cada sector las conexiones necesarias para su acceso o viario estructurante o las infraestructuras generales de servicios en condiciones adecuadas para el uso demandado, previniendo mismo el refuerzo o ampliación de esas infraestructuras generales si fuese preciso para la nueva demanda global. En los sectores atravesados o limítrofes con carreteras autonómicas sólo se permitirá un único punto de acceso en cada sector con estas carreteras, que deberá quedar reflejada en los Planes de Sectorización que los desarrollen.

f) CONDICIONES MÍNIMAS Y CARACTERÍSTICAS DE LAS REDES DE INFRAESTRUCTURAS Y SERVICIOS; de acuerdo al establecido a este respeto en el PXOM (artículo 4.5) o bien estableciendo condiciones específicas más pormenorizadas, e incluyendo en caso necesario el trazado básico de las redes generales de infraestructuras y servicios que sean precisas para el desarrollo de los sectores previstos y su conexión con los sistemas generales.

g) RESERVAS MÍNIMAS Y DOTACIONES: Segundo el Art. 66.3 c) se establecerán dos tipos de dotaciones, con los límites mínimos establecidos en el Art. 47:

1) Dotaciones de carácter general

a) Sistema general de espacios libres y zonas verdes de dominio y uso públicos, en proporción no inferior a 15 metros cuadrados por cada 100 metros cuadrados edificables de uso residencial.

a) Sistema general de equipamiento comunitario de titularidad pública, en proporción no inferior a 5 metros cuadrados por cada 100 metros cuadrados edificables de uso residencial.

2) Con independencia de los sistemas generales, el plan que contenga la ordenación detallada establecerá las reservas mínimas de suelo para las siguientes dotaciones urbanísticas:

a) Sistema de espacios libres públicos destinados a parques, jardines, áreas de ocio, expansión y recreo de la población:

En ámbitos de uso residencial u hotelero: 18 metros cuadrados de suelo por cada 100 metros cuadrados edificables y como mínimo el 10% de la superficie total del ámbito.

En ámbitos de uso terciario o industrial: el 10% de la superficie total del ámbito.

b) Sistema de equipamientos públicos destinados a la prestación de servicios sanitarios, asistencial, educativos, culturales, deportivos y otros que sean necesarios:

- En ámbitos de uso residencial u hotelero: 10 metros cuadrados de suelo por cada 100 metros cuadrados edificables.

- En ámbitos de uso terciario o industrial: el 2% de la superficie del ámbito.

c) Plazas de aparcamiento de vehículos:

- En ámbitos de uso residencial y hotelero: 2 plazas de parque de estacionamiento por cada 100 metros cuadrados edificables, de las que, como mínimo, la cuarta parte debe ser de dominio público.

- En ámbitos de uso terciario: 2 plazas de parque de estacionamiento por cada 100 metros cuadrados edificables, de las que, como mínimo, a quinta parte debe ser de dominio público.

- En ámbitos de uso industrial: 1 plaza de parque de estacionamiento por cada 100 metros cuadrados edificables, de las que, como mínimo, la cuarta parte será de dominio público.

3.3.4. DOCUMENTACIÓN BÁSICA DE LOS PLANES DE SECTORIZACIÓN.

Los planes de sectorización deben resolver a adecuada integración del ámbito delimitado en la estructura de ordenación municipal definida por el plan general, y deben contener las siguientes determinaciones:

a) La delimitación del sector que será objeto de transformación, de acuerdo con los criterios básicos establecidos por el Plan General.

b) Las determinaciones de ordenación básica propias del Plan General para el suelo urbanizable delimitado, señaladas en el artículo 57 de esta ley.

c) La previsión de suelo para nuevas dotaciones de carácter general, en la proporción mínima establecida por el número 1 del artículo 47, que deberán situarse en el interior del sector con independencia de las dotaciones locales.

d) Las determinaciones establecidas en el artículo 64 para los Planes Parciales.

Su documentación mínima se estructurará del siguiente modo:

Memoria justificativa de sus determinaciones, que contará con una memoria informativa del estado actual de la zona.

Estudio de sostenibilidad ambiental, impacto territorial y paisajístico.

Estudio económico que contendrá una evaluación aproximada de los costes de ejecución de las redes generales de infraestructuras y servicios previstos y sus conexiones con los sistemas generales de infraestructuras y servicios existentes, así como los refuerzos y ampliaciones necesarios en estos para la nueva demanda global de servicio, y las contribuciones territoriales para la disposición de los terrenos necesarios para la ejecución de esas redes y conexiones generales.

Planos de información del estado actual de la zona y su entorno próximo, con el ámbito preciso en función de la preservación de valores existentes y el ámbito de influencia de las actuaciones previstas. Se incluirá en cualquier caso un plano parcelario de todo el ámbito la sectorizar.

Planos de ordenación en los que se especifique la delimitación del sector, las citadas redes generales de infraestructuras y sus conexiones con los sistemas generales existentes o previstos por el PXOM, especificando las que corresponderán a efectos de su ejecución y gestión a cada sector delimitado.

* Deberán incluír tambén todas las determinaciones correspondientes a los Planos Parciales, según lo especificado con carácter general en los artículos 6.2.1. y 6.2.2. de la presente Normativa, en el Artículo 64 e 65 da LOUG y en los Reglamentos de desarrollo de esta que se puedan aprobar en el futuro, aplicándose mientras tanto subsidiariamente las condicións especificadas en el Reglamento de Planeamento estatal vixente, cumpliéndose en cualquier caso las limitaciones y restriciones especificadas para el suelo urbanizable no delimitado recogidas en el presente Artículo 6.3.

TITULO VII: 7. NORMAS PARTICULARES EN SUELO RÚSTICO.

7. 1. DISPOSICIONES GENERALES PARA EL SUELO RÚSTICO.

7.1.1. DEFINICIÓN. El suelo rústico es aquel en el que se dan los usos característicos del medio rural, especialmente relacionados a la utilización de los recursos de carácter agrícola, ganadero, forestal, etc., así como también los que albergan espacios naturales de especial valor y, por el mismo, protegibles.

También forman parte del suelo rústico los terrenos que acogen edificación de carácter aislado, destinado a cualquier uso, sin llegar a formar casco urbano ni cualquier otra agrupación edificatoria (de carácter industrial, comercial, turístico, etc.).

7.1.2. CATEGORÍAS. El suelo rústico, conforme al dispuesto en la legislación vigente es de dos tipos:

1. Suelo rústico de protección ordinaria.

2. Suelo rústico sujeto a protecciones especiales, a saber

a) De protección agropecuaria (RPA)

b) De protección forestal (RPF)

c) De protección de espacios naturales (RPN)

d) De protección de las aguas (RPR)

y) De protección de infraestructuras (RPI)

f) De especial protección de zonas de interés patrimonial, artístico o histórico (RPH).

7.1.3. RÉGIMEN DEL SUELO RÚSTICO. DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS PROPIETARIOS.

1. Los propietarios de terrenos clasificados como suelo rústico tendrán derecho a usar, disfrutar y disponer de ellos en conformidad con la naturaleza y destino rústico de aquellos. Para estos efectos, los propietarios podrán llevar a cabo:

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que no impliquen movimiento de tierras, tales como aprovechamientos agropecuarios, pastoreo, cavadura y desecación, así como cerca con elementos naturales o setos.

b) Acciones sobre las masas arbóreas, tales como aprovechamiento de leña, aprovechamiento maderero, entresacas, mejora de masa forestal, otros aprovechamientos forestales, repoblaciones y tratamiento fitosanitario con la legislación aplicable en materia forestal.

Además, podrán llevar a cabo las actuaciones complementarias e imprescindibles para el aprovechamiento maderero, tales como la apertura de vías de saca temporales, los cargaderos temporales de madera y el estacionamiento temporal de maquinaria forestal, siempre que los propietarios se comprometan a reponer los terrenos a su estado anterior en el plazo que se determine. Para estos efectos, el Municipio podrá exigir la prestación de las garantías necesarias.

c) Otras acciones autorizadas nos tener previstos en la LOUG refundida y en el Título presente.

2. Los propietarios de suelo rústico deberán

a) Destinarlos a fines agrícolas, forestales, ganaderos, cinegéticos, ambientales o a otros usos vinculados a la utilización racional de los recursos naturales dentro de los límites que, en su caso, establezcan la LOUG refundida, el planeamiento urbanístico y los instrumentos de ordenación del territorio.

b) Solicitar autorización de la Comunidad autónoma para el ejercicio de las actividades previstas en la LOUG refundida, sin prejuicio de lo dispuesto en la legislación sectorial correspondiente.

c) Solicitar, en los supuestos previstos por la legislación urbanística, la oportuna licencia municipal para el ejercicio de las actividades previstas en el Artículo 33º de la LOUG refundida.

d) Realizar o permitir realizar a la administración competente los trabajos de defensa del suelo y la vegetación, necesarios para su conservación y para evitar riesgos de inundación, erosión, incendio, contaminación o cualquier otro riesgo de catástrofe o simple perturbación del medio ambiente, así como de la seguridad y salud públicas.

e) Cumplir las obligaciones y condiciones señaladas en esta ley para el ejercicio de las facultades que correspondan, según la categoría del suelo rústico, así como las mayores restricciones que sobre ellas imponga el planeamiento urbanístico y la autorización autonómica otorgada.

7.1.4. RÉGIMEN GENERAL DE USOS EN SUELO RÚSTICO.

1. Los usos en suelo rústico relacionados anteriormente se determinan para cada categoría de suelo como:

a) Usos permitidos: los compatibles con la protección de cada categoría de suelo rústico, sin prejuicio de la exigencia de licencia urbanística municipal y de las demás autorizaciones autonómicas.

b) Usos autorizables: son los usos que en razón de su compatibilidad con la protección prevista para categoría de suelo rústico, pueden ser autorizados con las limitaciones recogidas en esta normativa, mediante el procedimiento para el otorgamiento de la autorización autonómica en suelo rústico previsto en el Art. 41º de la LOUG refundida, previa a la licencia urbanística municipal.

c) Usos prohibidos: los incompatibles con la protección de cada categoría de suelo o que impliquen un riesgo relevante de deterioro de los valores protegidos.

2. En el suelo rústico especialmente protegido para zonas con interés patrimonial, artístico o histórico, antes del otorgamiento de la licencia municipal será necesario obtener el preceptivo informe favorable del organismo autonómico competente en materia de patrimonio cultural.

3. Serán nulas de pleno derecho, las autorizaciones y licencias que se otorguen para usos prohibidos, así como las licencias municipales otorgadas para usos autorizables sin la previa y preceptiva autorización autonómica o en contra de las dos condiciones.

2. No necesitarán autorización autonómica previa, para los efectos de esta ley, las infraestructuras, dotaciones e instalaciones previstas en un proyecto sectorial aprobado al amparo de la Ley 10/1995, de ordenación del territorio de Galicia.

3. No está permitida la apertura de nuevos caminos o pistas en el suelo rústico que no estén expresamente recogidos en el planeamiento urbanístico o en los instrumentos de ordenación del territorio, salvo los caminos rurales contenidos en los proyectos aprobados por la administración competente en materia de agricultura, de montes o de Medio Ambiente y aquellos que habían obtenido la correspondiente autorización autonómica.

En todo caso, la ejecución de nuevas pistas o caminos que afecten al suelo rústico de protección de espacios naturales y de interés paisajístico estará sujeta a la evaluación de efectos ambientales que prevé la Ley 1/1995, del 22 de enero, de protección ambiental de Galicia.

4. Las nuevas aperturas de caminos o pistas que se puedan realizar deberán adaptarse a las condiciones topográficas del terreno, con la menor alteración posible del paisaje y minimizándose o corrigiéndose su impacto ambiental.

5. Con carácter general quedan prohibidos los movimientos de tierra que alteren la topografía natural de los terrenos rústicos, salvo en los casos expresamente autorizados por esta ley.

7.1.5. PROCEDIMIENTO PARA EL OTORGAMIENTO DE LA AUTORIZACIÓN AUTONÓMICA EN EL SUELO RÚSTICO.

1. La competencia para el otorgamiento de la autorización autonómica prevista le corresponde al director general competente en materia de urbanismo.

2. El procedimiento para la tramitación de las autorizaciones autonómicas en suelo rústico se ajustará a las siguientes reglas:

a) El promotor deberá presentar la solicitud ante el municipio acompañada de anteproyecto redactado por técnico competente, con el contenido que se detalle reglamentariamente, y, como mínimo, la documentación gráfica, fotográfica y escrita que sea suficiente para conocer las características esenciales de la localización y de su entorno en un radio mínimo de 500 metros, de la titularidad de los terrenos y superficie de ellos, del uso solicitado y de las obras necesarias para su ejecución, conservación y servicio, sus repercusiones territoriales y ambientales y las que sean necesarias para justificar el cumplimiento de las condiciones establecidas en esta normativa.

b) El Municipio someterá el expediente la información pública por un plazo mínimo de veinte días, mediante anuncio que deberá publicarse en el tablón de anuncios del municipio y en un de los periódicos de mayor difusión en el municipio. El anuncio deberá indicar, como mínimo, el emplazamiento, el uso solicitado, la altura y la ocupación de la edificación pretendida, y el lugar y horario de consulta de la documentación completa.

c) Concluida la información pública, el Municipio le remitirá el expediente completo tramitado a la Consejería competente en materia de Ordenación del Territorio y Urbanismo, incluyendo las alegaciones presentadas y los informes de los Técnicos Municipales y del Órgano Municipal que tenga atribuida la competencia para otorgar la licencia de obra. Transcurrido el plazo de tres meses sin que el municipio le se remitiese el expediente completo a la Consejería, los interesados podrán solicitar la subrogación de esta última, que le reclamará el expediente al municipio y proseguirá la tramitación hasta su resolución.

d) La Consejería podrá requerir del promotor la documentación e información complementaria que considere necesaria o bien la reparación de las deficiencias de la solicitud para adaptarse al dispuesto en esta ley. Asimismo, podrá solicitar de los organismos sectoriales correspondientes los informes que se consideren necesarios para resolver.

y) El Director General competente en materia de urbanismo examinará la adecuación de la solicitud a esta ley y a los instrumentos de ordenación del territorio y resolverá en el plazo de tres meses, contados desde la entrada del expediente completo en el registro de la Consejería competente, concediendo la autorización simplemente o condicionándola justificadamente a la introducción de medidas correctoras, o bien denegándola motivadamente. Transcurrido el dicho plazo sin resolución expresa, se entenderá denegada la autorización por silencio administrativo.

7.1.6. CONDICIONES DE LAS EDIFICACIONES EN SUELO RÚSTICO.

Las tipologías edificactorias se aplicarán conforme a las Condiciones Tipológicas Generales de las Edificaciones fijadas en el Título III (Ordenanzas Generales) de la presente normativa y con las condiciones y limitaciones especiales que establecen los Artículos 42 a 44 (a. i.), y 104 de la LOUG refundida, que serán aplicables para los usos que para cada categoría de suelo rústico vienen tipificados en los artículos 36 a 40 de la antedicha Ley, sin prejuicio de las superiores limitaciones que establezca la legislación reguladora específica y las condiciones particulares que se establecen en la presente normativa.

7.1.6.1. Condiciones generales de las edificaciones en el suelo rústico.

1. Para otorgar licencia o autorizar cualquier clase de edificaciones o instalaciones en el suelo rústico deberá justificarse el cumplimiento de las siguientes condiciones

a) Garantizar el acceso rodado público adecuado a la implantación, el abastecimiento de agua, la evacuación y tratamiento de aguas residuales, el suministro de energía eléctrica, la recogida, tratamiento, eliminación y depuración de toda clase de residuos y, en su caso, la previsión de plazas de aparcamiento suficientes, así como corregir las repercusiones que produzca la implantación en la capacidad y funcionalidad de las redes de servicios e infraestructuras existentes. Estas soluciones deberán ser asumidas como coste a cargo exclusivo del promotor de la actividad, formulando expresamente el correspondiente compromiso en tal sentido y aportando las garantías exigidas para el efecto por la administración en la forma que reglamentariamente se determine y que podrán consistir en la exigencia de prestar aval del exacto cumplimiento de los dichos compromisos por importe del 10% del coste estimado para la implantación o el refuerzo de los servicios.

b) Prever las medidas correctoras necesarias para minimizar la incidencia de la actividad solicitada sobre el territorio, así como todas aquellas medidas, condiciones o limitaciones tendentes a conseguir la menor ocupación territorial y la mejor protección del paisaje, de los recursos productivos y del medio natural, así como la preservación del patrimonio cultural y de la singularidad y tipología arquitectónica de la zona.

c) Cumplir las siguientes condiciones de edificación:

· La superficie máxima ocupada por la edificación en planta no excederá del 20% de la superficie de la finca. Con todo, las edificaciones destinadas a explotaciones ganaderas y los establecimientos de acuicultura podrán ocupar hasta el 40% de la superficie de la parcela.

· El volumen máximo de la edificación será similar al de las edificaciones tradicionales existentes en el suelo rústico del entorno. En el caso de que resulte imprescindible superarlo por exigencias del uso o de la actividad autorizable, se procurará descomponer en dos o más volúmenes conectados entre sí con el fin de adaptar las volumetrías a las tipologías propias del medio rural. En todo caso, se deberán adoptar las medidas correctoras necesarias para garantizar el mínimo impacto visual sobre el paisaje y la mínima alteración del relieve natural de los terrenos.

· Las características tipológicas de la edificación deberán ser congruentes con las tipologías rurales tradicionales del entorno, en particular, las condiciones de volumetría, tratamiento de fachadas, morfología y tamaño de los huecos, y soluciones de cubierta, que, en todo caso, estarán formadas por planos continuos sin quiebras en sus vertientes. Salvo en casos debidamente justificados por la calidad arquitectónica del proyecto, los materiales que se vayan a utilizar en la terminación de la cubrición serán teja cerámica y/o pizarra, según la tipología propia de la zona.

· En los suelos rústicos de protección ordinaria, agropecuaria, forestal o de infraestructuras, la altura máxima de las edificaciones no podrá superar las dos plantas ni los 7 metros medidos en el centro de todas las fachadas, desde la rasante natural del terreno al arranque inferior del agua de cubierta. Excepcionalmente, podrá superar los 7 metros de altura cuando las características específicas de la actividad, debidamente justificadas, hayan hecho imprescindible superarlos en algún de sus puntos. En los demás suelos rústicos protegidos, las edificaciones no podrán superar una planta de altura ni 3,50 metros medidos de igual forma.

· Las características estéticas y constructivas y los materiales, colores y acabados serán acuerdes con el paisaje rural y con las construcciones tradicionales del entorno. En tal sentido, para el acabado de las edificaciones se empleará la piedra u otros materiales tradicionales y propios de la zona. En casos justificados por la calidad arquitectónica de la edificación, podrán emplearse otros materiales acuerdes con los valores naturales, con el paisaje rural y con las edificaciones tradicionales del entorno.

· Los cerrojazos y cercas serán preferentemente vegetales, sin que los realizados con material opaco de fábrica superen la altura de 1 metro, salvo en parcelas edificadas, donde podrán alcanzar 1,50 metros. En todo caso, se deben realizar con materiales tradicionales del medio rural en el que se localicen, no permitiéndose el empleo de bloques de hormigón u otros materiales de fábrica, salvo que sean debidamente revestidos y pintados en la forma que reglamentariamente se determine.

d) Cumplir las siguientes condiciones de posición e implantación:

- La superficie mínima de la parcela sobre la que se situará la edificación será a establecida en cada caso por esta ley, sin que a tal efecto sea admisible la adscripción de otras parcelas.

- Los edificios se localizarán dentro de la parcela, adaptándose en el posible al terreno y al lugar más apropiado para conseguir la mayor reducción del impacto visual y la menor alteración de la topografía del terreno.

- Los reculamientos de las construcciones a los lindes de la parcela deberán garantizar la condición de aislamiento y, en ningún caso, podrán ser inferiores a 5 metros.

- Las condiciones de abancalamiento obligatorio y de acabado de los bancales resultantes deberán definirse y justificarse en el proyecto, de forma que quede garantizado el mínimo impacto visual sobre el paisaje y la mínima alteración de la topografía natural de los terrenos.

- Se mantendrá el estado natural de los terrenos, o, en su caso, el uso agrario de ellos o con plantación de arboleda o especies vegetales en, como mínimo, la mitad de la superficie de la parcela.

e) Se hará constar obligatoriamente en el registro de la propiedad la vinculación de la total superficie real de la finca a la construcción y uso autorizados, expresando la indivisibilidad y las concretas limitaciones al uso y edificabilidad impuestas por la autorización autonómica.

f) En todo caso, el plazo para el inicio de las obras será de seis meses contado desde el otorgamiento de la licencia municipal correspondiente, debiendo concluirse las obras en el plazo máximo de tres años, contando desde el otorgamiento de la licencia.

g) Transcurridos dichos plazos, se entenderá caducada la licencia municipal y la autorización autonómica, luego del expediente tramitado con audiencia del interesado, y será de aplicación lo dispuesto en el artículo 203 de la LOUG refundida.

h) Las que se fijen reglamentariamente.

2. Queda prohibido el derrumbamiento o la demolición de las construcciones existentes, salvo en los siguientes supuestos:

a) Aquellas construcciones sin interés arquitectónico ninguno en las que, por su reducido tamaño o imposibilidad de acceso, no sea posible su recuperación, restauración o reconstrucción para cualquier uso de los autorizados en esta ley.

b) Las edificaciones de escaso valor histórico o etnográfico de las que, estando en ruina material de acuerdo con la legislación urbanística, con evidente peligro para las personas o cosas, no sea viable su recuperación total o parcial.

c) Todos los añadidos que desvirtúen la tipología, forma y volumen de cualquier edificación primitiva, o que por los materiales en ellos empleados supongan un efecto deturpador para la armonía y estética del conjunto edificatorio. Igualmente todos los cobertizos, almacenes y edificaciones auxiliares que estén en las mismas condiciones.

3. En los supuestos previstos en el número anterior, se solicitará licencia de demolición, aportándole al proyecto técnico un estudio justificado y motivado del cumplimiento y veracidad de las circunstancias que concurren, de acuerdo con lo especificado anteriormente.

7.1.6.2. Condiciones adicionales que deben cumplir las edificaciones destinadas a usos residenciales vinculados a las explotaciones agrícolas o ganaderas.

Las edificaciones destinadas a uso residencial complementario de la explotación agrícola o ganadera, además de las condiciones generales especificadas en el apartado 1 anterior, cumplirán también las siguientes:

a) Que el planeamiento urbanístico tenga previsto expresamente este uso en ese tipo de suelo

b) La edificación deberá estar íntimamente ligada a la explotación agrícola o ganadera del solicitante. A tal efecto, deberá acreditarse, de modo fidedignos e imprescindible que el solicitante es titular de una explotación de las señaladas y que esta cumple los requisitos que reglamentariamente se determinen.

c) Que la edificación tenga la condición de aislada, prohibiéndose la construcción de varias edificaciones residenciales sobre una misma parcela y las edificaciones destinadas a usos residenciales colectivos o no vinculados a la explotación.

d) En todo caso, la superficie mínima exigible para poder edificar nunca será inferior a 4.000 metros cuadrados, y la superficie ocupada por la edificación no superará el 5% de la superficie neta de la parcela.

y) La edificación residencial no se podrá situar a una distancia inferior a 100 metros de cualquier otra edificación situada en suelo rústico, salvo las de la propia explotación agrícola o ganadera.

7.1.6.3. Condiciones adicionales para el resto de actividades constructivas no residenciales.

1. Las construcciones en suelo rústico distintas de las señaladas en el artículo anterior, además de las condiciones generales especificadas en el apartado 1 anterior, cumplirán las siguientes:

a) La superficie de la parcela en la que se sitúe la edificación no será inferior a 5.000 metros cuadrados

b) Deberá justificarse cumplidamente la idoneidad de la localización elegida y la imposibilidad o inconveniencia de situarlas en suelo urbano o urbanizable con calificación idónea.

2. Excepcionalmente, podrá otorgarse licencia, sin necesidad de autorización autonómica previa, para la ejecución de pequeñas construcciones e instalaciones destinadas a explotaciones agrícolas, ganaderas, cinegéticas y forestales o al servicio y al funcionamiento de las infraestructuras y obras públicas, siempre que quede justificada la proporcionalidad de la construcción o instalación con la naturaleza, extensión y destino actual de la finca en la que se localice y no se superen los 25 metros cuadrados de superficie total edificada ni la altura máxima de una planta ni 3,50 metros. En todo caso, la tipología de la edificación y los materiales de construcción serán los determinados en el artículo 42 de esta ley.

Igualmente, podrá permitirse, sin sujeción al dispuesto por los artículos 42 y 44 de esta ley, la instalación de invernaderos con destino exclusivo al uso agrario que se instalen con materiales ligeros y fácilmente desmontables.

Este régimen excepcional sólo será de aplicación en el ámbito del suelo rústico de protección ordinaria y de especial protección agropecuaria, forestal o de infraestructuras.

3. Las obras de simple conservación y las obras menores a las que hace referencia el artículo 195.3 de esta ley no precisarán autorización autonómica con anterioridad a la obtención de la preceptiva licencia urbanística municipal cuando se realicen en edificaciones que fueron construidas al amparo de las preceptivas licencias urbanísticas y autorización autonómica.

4. Las nuevas explotaciones ganaderas sin base territorial no podrán situarse a una distancia inferior a 1.000 metros de los asentamientos de población y 250 metros de la vivienda más próxima. Cuando se trate de nuevas explotaciones con base territorial, la distancia mínima a los asentamientos de población y a la vivienda más próxima será de 200 metros.

El planeamiento urbanístico o los instrumentos de ordenación del territorio podrán reducir o aumentar estas distancias dentro de su ámbito territorial de aplicación, respetando en todo caso lo establecido por la legislación sectorial que sea de aplicación.

7.1.6.4. Condiciones específicas para las edificaciones existentes de carácter tradicional o de singular valor arquitectónico.

Se permitirá en cualquier categoría de suelo rústico, luego de la autorización autonómica según el procedimiento establecido por el artículo 41, la reconstrucción y rehabilitación de las edificaciones tradicionales o de singular valor arquitectónico, que podrán ser destinadas la vivienda y usos residenciales, a actividades turísticas y artesanales o a equipamientos de interés público. La reconstrucción o rehabilitación deberá respetar el volumen edificable preexistente y la composición volumétrica original.

Asimismo, luego de la autorización autonómica, podrá permitirse por razones justificadas a su ampliación, incluso en volumen independiente, sin superar el 10% del volumen originario de la edificación tradicional. Excepcionalmente, la ampliación podrá alcanzar el 50% del volumen de la edificación originaria cumpliendo las condiciones establecidas por los artículos 42 y 44 de la LOUG

7.1.7. DESARROLLO POR PLANES ESPECIALES.

1. Para el desarrollo de las previsiones de las Normas en Suelo Rústico, la LOUG sólo contempla la redacción de Planes Especiales, compatibles con la regulación establecida en este suelo.

2. Los objetivos: preservación del Medio Ambiente, las aguas continentales, el litoral costero, los espacios naturales, las áreas forestales y los espacios productivos; la protección y potenciación del paisaje, los valores naturales y culturales, la conservación y mejora del medio rural, la protección de las vías de comunicación e infraestructuras básicas del territorio, su ejecución y la de los sistemas generales; la ordenación de un área de concentración de actividades propias de este suelo, la implantación de instalaciones agrarias.

3. Exige el cumplimiento de las determinaciones de las Normas en Suelo Rústico y las que surjan por otros instrumentos de ordenación territorial.

7.2. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN ORDINARIA (RPO).

7.2.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

1. Suelo rústico de protección ordinaria, constituido por los terrenos que el planeamiento urbanístico o los instrumentos de ordenación del territorio consideren inadecuados para su desarrollo urbanístico, por razón de sus características geotécnicas o morfológicas, por el alto impacto territorial que implicaría su urbanización, por los riesgos naturales o tecnológicos o en consideración a los principios de utilización racional de los recursos naturales o de desarrollo sostenible

2. Están delimitados en los Planos de Ordenación e identificados con la clave RPO.

7.2.2. RÉGIMEN DE USOS. En los terrenos clasificados como suelo rústico de protección ordinaria se permitirán los usos que siguen, con sus respectivas condiciones de autorización: 1. Usos permitidos por licencia municipal directamente

a) Actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Las infraestructuras y obras públicas en general, tales como los centros y las redes de abastecimiento de agua; centros de producción, servicio, transporte y abastecimiento de energía eléctrica y gas; redes de saneamiento, estaciones de depuración y sistemas vinculados a la reutilización de aguas residuales; centros de recogida y tratamiento de los residuos sólidos; los ferrocarriles, puertos y aeropuertos; las telecomunicaciones; y, en general, todas las que resulten así cualificadas en virtud de la legislación especifica, de los instrumentos de ordenación territorial o del planeamiento urbanístico.

d) Cerrojazo o cerca de fincas con elementos opacos o de fábrica, con una altura máxima de 1,5 metros y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

1. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como drenajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Depósito de materiales, almacenamiento de maquinaria y estacionamiento de vehículos al aire libre.

c) Actividades extractivas, incluida la explotación minera, las canteras y la extracción de áridos o tierras.

d) Construcciones e instalaciones agrícolas, tales como las destinadas al apoyo de las explotaciones hortícolas, almacenes agrícolas, viveros e invernaderos.

y) Construcciones e instalaciones destinadas al apoyo de la ganadería extensiva e intensiva, granjas, corrales domésticos e instalaciones apícolas.

f) Construcciones e instalaciones forestales destinadas a la extracción de la madera o a la gestión forestal y las de apoyo a la explotación forestal, y a las de defensa forestal.

g) Instalaciones vinculadas funcionalmente a las carreteras y previstas en la ordenación sectorial de estas, así como, en todo caso, a las de suministro de carburante.

h) Construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo rural y que sean potenciadoras del medio donde se localicen.

i) Construcciones e instalaciones para equipamientos, dotaciones o servicios que deban localizarse en el medio rural, escuelas agrarias, centros de investigación y educación ambiental, construcciones e instalaciones deportivas y de ocio al aire libre y campamentos de turismo.

j) Construcciones destinadas a usos residenciales vinculados a la explotación agrícola o ganadera

k) Localización de caravanas y otros elementos móviles, destinados la vivienda, habitación o actividades económicas, instalados por término superior a un día.

l) Construcciones destinadas a actividades complementarias de primer transformación, almacenamiento y envasado de productos del sector primario, siempre que guarden relación directa con la naturaleza, extensión y destino de la finca o de la explotación del recurso natural.

m) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

n) Aquellos que se puedan establecer a través de los instrumentos previstos en la legislación de ordenación del territorio.

3. Usos prohibidos: Todos los demás.

7.3. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN AGROPECUARIA (RPA).

7.3.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

1. Suelo rústico de protección agropecuaria, constituido por los terrenos de alta productividad agrícola o ganadera, puesta de manifiesto por la existencia de explotaciones que a avalen o por las propias características o potencialidad de los terrenos o de las zonas donde se enclaven, así como por los terrenos objeto de concentración parcelaria, a partir de la entrada en vigor de la LOUG refundida y por los terrenos concentrados con resolución firme producida en los diez años anteriores a esta fecha, salvo que deban ser incluidos en la categoría de suelo rústico de protección forestal.

2. Están delimitados en los Planos de Ordenación e identificados con la clave (RPA).

7.3.2. RÉGIMEN DE USOS. El régimen de los suelos rústicos de protección agropecuaria, sin prejuicio del establecido en su legislación reguladora, tiene por objeto, preservar los terrenos de alta productividad agrícola o ganadera. Estarán sometidos al siguiente régimen:

1. Usos permitidos por licencia municipal

a) Actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Las infraestructuras y obras públicas en general, tales como los centros y las redes de abastecimiento de agua; los centros de producción, servicio, transporte y abastecimiento de energía eléctrica y gas; las redes de saneamiento, estaciones de depuración y los sistemas vinculados a la reutilización de aguas residuales; los centros de recogida y tratamiento de los residuos sólidos; los ferrocarriles, puertos y aeropuertos; las telecomunicaciones; y, en general, todas las que resulten así cualificadas en virtud de la legislación especifica, de los instrumentos de ordenación territorial o del planeamiento urbanístico.

d) Cerrojazo o cerca de fincas con elementos opacos o de fábrica, con una altura máxima de 1,5 metros y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

2. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como drenajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Depósito de materiales, almacenamiento de maquinaria y estacionamiento de vehículos al aire libre.

c) Construcciones e instalaciones agrícolas, tales como las destinadas al apoyo de las explotaciones hortícolas, almacenes agrícolas, viveros e invernaderos.

d) Construcciones e instalaciones destinadas al apoyo de la ganadería extensiva e intensiva, granjas, corrales domésticos e instalaciones apícolas.

y) Instalaciones vinculadas funcionalmente a las carreteras y previstas en la ordenación sectorial de estas, así como, en todo caso, las de suministro de carburante.

f) Construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo rural y que sean potenciadoras del medio donde se localicen

g) Construcciones destinadas a usos residenciales vinculados

a la explotación agrícola o ganadera

h) Actividades de carácter deportivo, cultural y recreativo que se desarrollen al aire libre, con las obras e instalaciones mínimas e imprescindibles para el uso de que se trate.

i) Construcciones destinadas a actividades complementarias de primera transformación, almacenamiento y envasado de productos del sector primario, siempre que guarden relación directa con la naturaleza, extensión y destino de la finca o de la explotación del recurso natural.

j) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

k) Los que se puedan establecer a través de los instrumentos previstos en la legislación de ordenación del territorio.

3. Usos prohibidos: Todos los demás, especialmente los usos residenciales e industriales.

7.3.3. NORMAS DE PROTECCIÓN

a) Por regla general en los terrenos comprendidos en la presente protección no se podrá levantar ninguna edificación que no sea para uso exclusivo agrícola o pecuario o aquellas que se permiten en el apartado anterior de usos. En las edificaciones de tipo auxiliar para usos agrícolas se permite una superficie máxima de 25 m2, altura máxima de 3 m. y cubierta a la molinera.

El resto de las condiciones 1 de la edificación serán las mismas que se establecen en las condiciones generales del suelo rústico para los distintos tipos de construcciones admitidas. 1 Se exceptuan de la exigencia de separación (respecto de otras) de las edificaciones residenciales permitidas que se vayan a situar dentro de un perímetro de 50 m. alrrededor del límite exterior de los Núcleos de población.

b) Se permite la construcción de invernaderos, parras y cualquier otra infraestructura de este carácter, sin otra limitación que la dimanante del propio aprovechamiento de los recursos agrícolas de la parcela.

c) Se prohíbe el ensanche del viario existente en estas áreas, siempre que no venga obligado por las propias explotaciones agrarias o se recoja así en el presente PXOM.

d) Se prohíbe la apertura de nuevo viario, así como los desmontes, excavaciones y rellenos que supongan mengua de la superficie cultivable y cualquier movimiento de tierra que altere, en su caso, la red de irrigación o drenaje de los terrenos. La prohibición no contará si los movimientos de tierra responden a estudios y planes agrológicos llevados a cabo por la administración competente.

7.4. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN FORESTAL (RPF).

7.4.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

1. Suelo rústico de protección forestal, constituido por los terrenos destinados a explotaciones forestales y los que sustenten masas arbóreas que deban ser protegidas por cumplir funciones ecológicas, productivas, paisajísticas, recreativas o de protección del suelo, e igualmente por aquellos terrenos de monte que, aún cuando no sustenten masas arbóreas, deban ser protegidos por cumplir dichas funciones y, en todo caso, por las áreas arbóreas formadas por especies autóctonas, así como por aquellas que sufriesen los efectos de un incendio a partir de la entrada en vigor de la LOUG o en los cinco años anteriores a ella. Igualmente se consideran suelo rústico de protección forestal aquellas tierras que declare la administración competente como áreas de especial productividad forestal, los montes públicos y los montes vecinales en mano común.

2. Están delimitados en los Planos de Ordenación e identificados con la clave RPF.

7.4.2. RÉGIMEN DE USOS.

1. Usos permitidos por licencia municipal

a) Actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Las infraestructuras y obras públicas en general, tales como los centros y las redes de abastecimiento de agua; los centros de producción, servicio, transporte y abastecimiento de energía eléctrica y gas; las redes de saneamiento, estaciones de depuración y los sistemas vinculados a la reutilización de aguas residuales; los centros de recogida y tratamiento de los residuos sólidos; los ferrocarriles, puertos y aeropuertos; las telecomunicaciones; y, en general, todas las que resulten así cualificadas en virtud de la legislación especifica, de los instrumentos de ordenación territorial o del planeamiento urbanístico.

d) Cerrojazo o cerca de fincas con elementos opacos o de fábrica, con una altura máxima de 1,5 metros y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

2. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como drenajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Depósito de materiales, almacenamiento de maquinaria y estacionamiento de vehículos al aire libre.

c) Actividades extractivas, incluida la explotación minera, las canteras y la extracción de áridos o tierras.

d) Construcciones e instalaciones agrícolas, tales como las destinadas al apoyo de las explotaciones hortícolas, almacenes agrícolas, viveros e invernaderos.

y) Construcciones e instalaciones destinadas al apoyo de la ganadería extensiva e intensiva, granxas, corrales domésticos e instalaciones apícolas.

f) Construcciones e instalaciones forestales destinadas a la extracción de la madera o a la gestión forestal y las de apoyo a la explotación forestal, así como las de defensa forestal.

g) Instalaciones vinculadas funcionalmente a las carreteras y previstas en la ordenación sectorial de estas, así como, en todo caso, las de suministro de carburante.

h) Construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo rural y que sean potenciadoras del medio donde se localicen.

i) Construcciones e instalaciones para equipamientos y dotaciones que deban localizarse necesariamente en el medio rural, como son: los cementerios, las escuelas agrarias, los centros de investigación y educación ambiental y los campamentos de turismo.

Además, mediante la aprobación de un Plan Especial de dotaciones regulado por el artículo 71 de esta ley, podrán permitirse equipamientos sanitarios, asistencial y educativos, públicos o privados, que en ningún caso podrán situarse a una distancia superior a 1.000 metros del suelo urbano.

j) Construcciones destinadas a usos residenciales vinculados a la explotación agrícola o ganadera

k) Actividades de carácter deportivo, cultural y recreativo que se desarrollen al aire libre, con las obras e instalaciones mínimas e imprescindibles para el uso de que se trate.

l) Construcciones destinadas a actividades complementarias de primer transformación, almacenamiento y envasado de productos del sector primario, siempre que guarden relación directa con la naturaleza, extensión y destino de la finca o de la explotación del recurso natural.

m) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

n) Los que se puedan establecer a través de los instrumentos previstos en la legislación de ordenación del territorio.

3. Usos prohibidos: Todos los demás, especialmente los usos residenciales e industriales.

7.4.3. NORMAS DE PROTECCIÓN

a) En el proceso de conservación, repoblación y regulación de las masas forestales, se prohíbe el uso de especies extrañas al respectivo sector, que dañen el carácter del paisaje y el equilibrio ecológico. Toda intervención relacionada con la apertura de vías forestales, topillofuegos, cortas de árboles y semejantes estará sujeta la licencia y a la tutela de los organismos más competentes del municipio. En las zonas de repoblación donde se advierte la regeneración espontánea del bosque autóctono, los aprovechamientos forestales cuidarán de no dañar esa regeneración.

b) Los propietarios de los terrenos deberán llevar a cabo los aprovechamientos y explotaciones que fuesen naturalmente susceptibles, de acuerdo con las disposiciones de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia.

c) Quedan prohibidas las nivelaciones de los terrenos que modifiquen las características naturales del suelo o alteren el paisaje.

d) Asimismo se deberán respetar todas las condiciones que va a establecer la autoridad competente en la previsión y protección contra el fuego la respeto del control de especies arbóreas, limpieza de broza, labores de mantenimiento periódicas y otras limitaciones que se establecerán sobre todo en los alrededores de los núcleos rurales o de las viviendas existentes en la proximidad a las zonas enarboladas o de monte.

7.5. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE ESPACIOS NATURALES (RPN).

7.5.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

1. Suelo rústico de protección de espacios naturales, constituido por los terrenos sometidos a algún régimen de protección por aplicación de la Ley 9/2001, de conservación de la naturaleza (LCNG), o de la legislación reguladora de los espacios naturales, la flora y la fauna, como las áreas delimitadas en el Inventario de Espacios Naturales de las N. S. C. P. de Ourense (Resolución del 14/05/91 publicada en el DOG del 20/06/91) y los espacios de interés medioambiental como puedan ser los propuestos por la RED NATURA 2000 (Orden del 28/10/99 publicada en el DOG del 09/11/99) y sus posteriores correcciones como el Decreto 72/2004, del 2 de abril (Diario Oficial de Galicia número 69, del 12 de abril) y la Resolución del 30 de abril de 2004, de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza (Diario Oficial de Galicia número 95, del 19 de mayo), que dispone la publicación, en el Diario Oficial de Galicia, de la cartografía donde se recogen los límites de los 73 espacios naturales declarados zonas de especial protección de los valores naturales, y ahora incluidos en la lista de lugares de importancia comunitaria (LIC) de la región biogeográfica atlántica aprobada por la Decisión de la Comisión de 7 de diciembre de 2004 (DOCE L387 de 29/12/2004).

2. Igualmente tendrán la dicha consideración los terrenos que los instrumentos de ordenación del territorio o el planeamiento urbanístico consideren necesario proteger por sus valores naturales, ambientales, científicos o recreativos.

3. Los espacios naturales sometidos a algún tipo de protección por haber sido objeto de declaración en ese sentido, son los siguientes:

- Serra de Queixa

- Montes del Invernadeiro, recogido como Espacio Natural por la N. C. S. P de la provincia de Ourense.

- LIC Río Támega declarado por la RED NATURAL 2000.

- LIC Macizo Central declarado por la RED NATURA 2000.

4. Están delimitados en los Planos de Ordenación e identificados con la clave (RPN).

7.5.2. RÉGIMEN DE USOS.

1. Usos permitidos por licencia municipal

a) Actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Cerrojazo o cerca de fincas con elementos opacos o de fábrica, con una altura máxima de 1 metro y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

3. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como dragajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Instalaciones necesarias para los servicios técnicos de telecomunicaciones, la infraestructura hidráulica y las redes de transporte y distribución de energía eléctrica, gas, abastecimiento de agua y saneamiento, siempre que no impliquen la urbanización o transformación urbanística de los terrenos por los que recorren.

En todo caso, las edificaciones necesarias para el funcionamiento de las infraestructuras y servicios técnicos en suelo rústico que superen los 50 metros cuadrados edificados precisarán autorización autonómica previa a la licencia urbanística municipal, según el procedimiento establecido por el artículo 41 de esta ley.

c) Construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo rural y que sean potenciadoras del medio donde se localicen.

d) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

y) Los que se puedan establecer a través de los instrumentos previstos en la legislación de ordenación del territorio

f) Los vinculados a la conservación, utilización y disfrute del medio natural, siempre que no atenten contra los valores objeto de protección.

3. Usos prohibidos: Todos los demás, especialmente los usos residenciales e industriales.

7.5.3. DETERMINACIONES GENERALES

a) La ordenación definitiva de estos espacios, se hará merced a la redacción del correspondiente Plan Especial de Protección.

b) En tanto no se realizan los mencionados Planes Especiales se tendrán en cuenta las siguientes directrices:

- En el ámbito de aplicación de esta Norma no se autorizará ninguna clase de edificación, salvo las que expresamente se autoricen por el presente PXOM

- En las zonas generalmente utilizadas como pastos del ganado -haya o no vegetación arbórea o arbustiva en ellosse permitirá la continuación de los dichos usos, sin ningún inconveniente, siempre que no supongan actuación constructiva.

- Otro tanto cabe decir de los aprovechamientos agrícolas; si los hubiese.

- En las zonas repobladas con especies de hoja perenne (básicamente, pinos) se permite la tala de árboles para su aprovechamiento maderero, conforme las reglas que para tal fin disponga la Administración competente; pero se impedirá el sistema de tala a matarrasa, por considerar que es social y económicamente perjudicial y, sobre todo, porque constituye una modificación violenta del paisaje que tardó años en formarse.

- Se permitirá (e incluso se juzga que es importante pujar por él), el uso lúdico del monte, aprovechando la red de caminos y sendas existentes.

- Mientras no se redacten los Planes Especiales de Protección, en las áreas incluidas como espacio natural, quedará prohibida la apertura de nuevas vías y las existentes recientemente abiertas deberán acondicionarse para menguar los impactos producidos por un uso abusivo de las máquinas en las aperturas de las cajas y tratamiento de los lindes. Igualmente, quedarán prohibidas todas las actividades que comporten extracción de áridos.

- Se permite la instalación de áreas recreativas, pero siempre que no comporte la construcción de edificaciones (en las mismas).

- De todos los modos, y mientras no se acomete la realización de los correspondientes Planes Especiales, los proyectos de obras a desarrollar contarán con el informe favorable de la administración autonómica en materia de Medio Ambiente y, en su caso, de la competente en el patrimonio histórico artístico.

- Con el fin de garantizar la movilidad de las especies faunísticas, los cierres de fincas seguirán la manera tradicional de postes de madera o piedra y alambradas que no impidan la permeabilidad de la fauna salvaje.

7.6. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE LAS AGUAS (RPR).

7.6.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO.

1. Suelo rústico de protección de las aguas, constituido por los terrenos situados fuera de los núcleos rurales y del suelo urbano, definidos en la legislación reguladora de las aguas continentales como lechos naturales, riberas y márgenes de corrientes de agua y como cauce u hondo de las lagunas y presas, terrenos inundados y zonas húmedas y sus zonas de servidumbre. Asimismo, se incluirán en esta categoría las zonas de protección que a tal efecto delimiten las figuras de planeamiento urbanístico y ordenación del territorio que se extenderán, como mínimo, a la zona de policía definida por la legislación de aguas, salvo que el plan justifique suficientemente la reducción. Igualmente tendrán dicha consideración los terrenos fuera de los núcleos rurales y del suelo urbano, con riesgo de inundación y aquellos bajo los cuales existan aguas subterráneas que deban ser protegidas.

2. Los ámbitos que abarca esta protección aparecen delimitados en los planos de ordenación, estableciéndose, como regla general, unas bandas de protección de por lo menos 25 m inmediatos s canales de menor entidad y de 100 m. para los ríos más importantes (Támega y el embalse de as Portas) por senda margen, aunque por razones obvias de naturaleza y uso de los terrenos se aplique también complementariamente la ordenanza que corresponda por razón de suyas calidades como suelo rústico productivo o a proteger por cualquier otra circunstancia (natural, paisajística, etc.) considerando la protección de estas ordenanzas superpuestas y sumadas a la de aguas.

7.6.2. RÉGIMEN DE USOS. El régimen general del suelo rústico de protección de las aguas, sin prejuicio del establecido en su legislación reguladora (Ley de Aguas), tiene por objeto preservar el dominio público hidráulico y su entorno, quedando sujeto al siguiente régimen:

1. Usos permitidos por licencia municipal

a) Actividades de ocio, tales como la práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Las infraestructuras y obras públicas en general, en los términos referidos en la normativa de sistemas generales de la presente normativa que estén previstas por el Plan General, o respondan a planes y programas de infraestructuras recogidos por planeamientos supramunicipales o planes especiales redactados al efecto.

d) Vallado o cerca de fincas con elementos opacos o de fábrica, con una altura máxima de 1.5 m y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

2. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma, siempre que estén vinculados a la conservación, utilización y disfrute del dominio público:

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como dragajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Construcciones y rehabilitaciones destinadas al turismo rural y que sean potenciadoras del medio donde se localicen.

c) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

d) Usos establecidos en los instrumentos de Ordenación del Territorio, siempre que no impliquen la transformación de su naturaleza rústica y quede garantizada la integridad de los valores objeto de protección.

e) Conservación, utilización y disfrute del medio natural, también talasoterapia, termales, depuración de aguas, astilleros y deportes náuticos.

3. Usos prohibidos: Todos los demás, especialmente los usos residenciales e industriales.

7.6.3. NORMAS DE PROTECCIÓN Las normas de protección serán las contenidas en la citada Ley de Aguas, y en el resto de la normativa y Planes de referencia de la Confederación Hidrográfica correspondiente.

7.7. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE INFRAESTRUCTURAS (RPI).

7.7.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO

a) Comprende las Áreas del Suelo Rústico necesarias para la protección de las infraestructuras, delimitadas como tales por estar destinadas al emplazamiento de infraestructuras y sus zonas de protección o servidumbre, o ajustarse al dispuesto para la calificación como tal en el Art. 32.2

c) de la LOUG refundida. En concreto, (por obligación expresa del informe de la Subdirección General de Carreteras de la CPTOPT) se procede a clasificar como suelo rústico de protección de infraestructuras (fuera de los terrenos que objetivamente se puedan clasificar como núcleos) los terrenos situados dentro de la línea límite de edificación que establece el art. 35 de la Ley 4/1994 según el tipo de vía (en este caso para vías de la red secundaria como las OU113 y OU114 le corresponderían 7m. a partir de la arista exterior de la explanación de la carretera). A estos efectos las líneas de delimitación o afición indicadas en los planos son indicativas, debiéndose medir en la realidad in situ esas distancias en cada caso.

b) El régimen general del Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras, sin prejuicio del establecido en su específica legislación reguladora, tiene por objeto preservar los terrenos ocupados por infraestructuras y sus zonas de actuación, así como los que sean necesarios para la implantación de otras nuevas que se prevean en el planeamiento urbanístico o en los instrumentos de ordenación del territorio, de acuerdo con el régimen de usos que les corresponde. A este respeto hace falta incluir dentro de este apartado los parques eólicos (como el de Parada Seca en trámite que se pretende implantar, o cualquier otra a posteriori) y los parques solares que se pretenden desarrollar en este territorio, bien por la aplicación del Plan Sectorial correspondiente o por la iniciativa municipal, comunal o particular en el caso de los parques solares.

c) Dada la naturaleza de esta categoría de Suelo Rústico necesariamente asociado a Sistemas Generales de Infraestructuras existentes, previstos en el Plan General o que sean necesarios en Planes y Programas municipales o supramunicipales, si se considera que no procede a suya delimitación expresa por venir esta establecida por la legislación sectorial que regule la infraestructura, no se delimitará en los planos de ordenación al citado ámbito de esas infraestructuras concretas.

7.7.2. RÉGIMEN DE USOS.

1) Usos Permitidos por licencia municipal

a) Actividades de ocio, tales como la práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b) Actividades científicas, escolares y divulgativas

c) Instalaciones necesarias para los servicios técnicos de telecomunicaciones, la infraestructura hidráulica y las redes de transporte y distribución de energía eléctrica, gas, abastecimiento de agua y saneamiento, siempre que no impliquen la urbanización o transformación urbanística de los terrenos por los que recorren.

d) Vallado o cerca de fincas en las condiciones establecidas por el artículo 42.1

c) de la LOUG.

2) Usos autorizables por la Comunidad Autónoma:

a) Acciones sobre el suelo o subsuelo que impliquen movimientos de tierra, tales como dragajes, defensa de ríos y rectificación de lechos, abancalamientos, desmontes, rellenos y otras análogas.

b) Instalaciones vinculadas funcionalmente a las carreteras y previstas en la ordenación sectorial de estas, así como, en todo caso, las de suministro de carburante.

c) Los que se puedan establecer a través de los instrumentos de ordenación del territorio. 3) Usos Prohibidos:

- Todos los restantes.

- Hace falta señalar también (por obligación del informe de la Subdirección General de Carreteras de la CPTOPT) que no se permitirá ningún tipo de edificación o instalación en ese tipo de suelo.

Independientemente de la regulación que la LOUG establece genéricamente sobre esta clasificación de suelo hace falta recurrir a las condiciones específicas que cada administración sectorial establece la respeto de sus competencias específicas, y complementariamente las que se regulan también en el presente PXOM en el apartado de la Normativa en que se establecen las condiciones particulares de cada sistema general o local de infraestructuras (apartado 4.4.1 de la presente Normativa).

7.8. CONDICIONES ESPECÍFICAS DEL SUELO RÚSTICO ESPECIALMENTE PROTEGIDO PARA ZONAS CON INTERÉS PATRIMONIAL, ARTÍSTICO O HISTÓRICO (RPH).

7.8.1. DEFINICIÓN Y ÁMBITO Se incluyen dentro de este tipo de suelo, aquellos elementos de catálogo de bienes culturales (y sus ámbitos de protección en caso necesario) que se sitúan fuera de los núcleos de población (urbanos o rurales) o de los ámbitos de suelo urbanizable, y que por su importancia, entidad o características precisen de una regulación más específica que la que proporcionan las diferentes categorías de suelo rústico en las que se pueda englobar ese elemento y su entorno, aunque por razones obvias de naturaleza y uso de los terrenos se aplique también complementariamente la ordenanza que corresponda por razón de suyas calidades como suelo rústico productivo o a proteger por cualquier otra circunstancia. De cualquier manera, y salvo que en la ficha individual del elemento de que se trate se especifique otra circunstancia, se entenderá que todos los elementos situados físicamente en suelo rústico estarán sometidos y clasificados según esta ordenanza de suelo rústico especialmente protegido para zonas con interés patrimonial, artístico o histórico, aunque con el carácter complementario de otra/s ordenanza/s de suelo rústico ya indicado en el apartado anterior.

Las regulaciones de la presente ordenanza serán en todo caso complementadas por las condiciones que establece la regulación del Catálogo de bienes culturales y arqueológicos del presente PXOM, bastando en las cuestiones específicas del modelo territorial del suelo rústico y en las compatibilidades de usos y posibilidades de actuación sobre el ámbito de la ordenanza.

7.8.2. RÉGIMEN DE USOS. El régimen general de este tipo de suelo, sin prejuicio del establecido en su legislación reguladora en materia de Patrimonio y del Catálogo del presente PXOM, tiene por objeto preservar los elementos seleccionados del Patrimonio Cultural y su entorno, quedando sujetos al siguiente régimen:

1. Usos permitidos por licencia municipal: a. Actividades de ocio, tales como práctica de deportes organizados, acampada de un día y actividades comerciales ambulantes.

b. Actividades científicas, escolares y divulgativas. c. vallado o cerca de fincas con elementos no opacos ni de fábrica, preferentemente vegetales, con una altura máxima de 1 metro, y el resto de las características determinadas por el planeamiento municipal.

2. Usos autorizables por la Comunidad Autónoma, (siempre que estén vinculados a la conservación, utilización y disfrute del medio y de la naturaleza del bien protegido):

a) Acciones sobre el suelo que no impliquen movimientos de tierra, tales como cultivos, plantaciones forestales, defensa de ríos y otras análogas.

b) Rehabilitaciones de edificios existentes, destinadas al turismo rural o a equipamientos, y que sean potenciadoras del medio donde se localicen.

c) Instalaciones necesarias para los servicios técnicos de telecomunicaciones, la infraestructura hidráulica y las redes de transporte y distribución de energía eléctrica, gas, abastecimiento de agua y saneamiento, siempre que no impliquen la urbanización o transformación urbanística de los terrenos por los que recorren.

En todo caso, las edificaciones necesarias para el funcionamiento de las infraestructuras y servicios técnicos en suelo rústico que superen los 50 metros cuadrados edificados precisarán autorización autonómica previa a la licencia urbanística municipal, según el procedimiento establecido por el artículo 41 de la LOUG.

d) Construcciones e instalaciones destinadas a establecimientos de acuicultura

e) Los que se puedan establecer a través de los instrumentos previstos en la legislación de ordenación del territorio, que sean compatibles con la naturaleza del bien protegido.

3. Usos prohibidos: Todos los demás, especialmente los usos residenciales e industriales.

TITULO VIII: 8. CATÁLOGO DEL PATRIMONIO CULTURAL Y ARQUEOLÓGICO.

8.1. CONDICIONES BÁSICAS. Las condiciones que establece el presente catálogo contemplan por regla general una protección con unas condiciones específicas que se suman a las de otras clasificaciones, categorías de suelo u ordenanzas a las que están sujetas las edificaciones o fincas incluidos en los ámbitos de esta protección, estableciéndose dos ámbitos diferenciados regulados por condiciones específicas:

- Condiciones para los elementos del Patrimonio Cultural de carácter arquitectónico y etnográfico.

- Condiciones para los elementos del Patrimonio Cultural de carácter arqueológico, dedicada a todos los yacimientos y hallazgos.

Será normativa aplicable de obligado cumplimiento en todo el que no se encuentre específicamente incluido en el presente PXOM, la siguiente:

- Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

- Ley 8/1995, de 30 de octubre del Patrimonio Cultural de Galicia.

- Decreto de 22 de abril de 1949, sobre protección de los castillos españoles.

- Decreto 449/1973, de 22 de febrero, de protección de "hórreos y cabazos" antiguos existentes en Asturias y Galicia.

- Decreto 571/1963, de 14 de marzo sobre protección de los escudos, emblemas, piedras heráldicas, rolos de justicia y cruces del término y piezas similares de interés históricoartístico.

- Decreto 917/1967, de 20 de abril, por lo que se dictan normas sobre publicidad exterior.

- Ley 3/1996 del 10 de mayo de Protección de los Caminos de Santiago.

- Decreto 199/97 del 10 de julio, de la Xunta de Galicia, que rige la actividad arqueológica en la C. A. de Galicia.

8.2. ANTECEDENTES DEL CATÁLOGO. En un contexto de declaración genérica, tendrán la consideración de Bienes de Interés Cultural (BIC) por la disposición adicional segunda de la ley 16/85, del 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español los elementos regulados por las siguientes disposiciones:

- Decreto 571/1963, de 14 de marzo, se recogen por defecto los escudos, emblemas, piedras heráldicas, cruceros y piezas similares de interés históricoartístico de más de 100 años.

- Decreto 449/1973, del 22 de febrero, quedan protegidos los hórreos, cabazos, cabaceiros y canastros de más de 100 años de antigüedad.

- Asimismo se protegen los restos de castillos y torres a los que se refiere el decreto de 22 de abril de 1949, sea cual fuese su estado de conservación.

No existen elementos BIC declarados individualmente. No obstante, las Normas C. y S. de la provincia de Ourense establecieron, además, protección especial como integrantes del Patrimonio HistóricoArtístico, DOGA número 134 del 15 de julio de 1991, a los siguientes elementos:

ARQUITECTURA RELIGIOSA

Iglesia de San Salvador en Nocedo do Val

Iglesia de Santiago en Campobecerros

Iglesia de Sta. Cruz en Gondulfes

Iglesia de San Vicente en Pepín

Iglesia de San Xoán en Servoi

Capilla en CampobecerrosSanguñedo

Capilla en Castrelo do Val

Capilla en Servoi Fontefría

Capilla en Servoi Villar

El municipio de Castrelo do Val, figura igualmente en la Relación de espacios naturales, por la provincia de Ourense, con el número 6: Sierra de Queixa. Montes del Invernadeiro.

Las referencias bibliográficas publicadas en relación con este patrimonio son muy escasas, siendo los trabajos de Dasairas Valsa 2 los únicos recientes que aluden de manera directa a yacimientos arqueológicos de este municipio y su comarca. A mayores las Normas C. y S. de la provincia de Ourense (DOG número 134 del 15 de julio de 1991) no establecieron protección especial ningún sobre yacimientos arqueológicos en este municipio. 2 Crónicas regiomontanas: el territorio y la historia en la comarca de Monterrei. Vigo?. 1999. Monterrei 1494- 1994: 5 siglos de cultura. Sada, A Coruña: Ediciones do Castro. 1994.

Como se puede observar, el listado es claramente insuficiente. Sólo la título de ejemplo, opinamos que faltan elementos de gran significación como muchas de las edificaciones de interés repartidas por todo el municipio, bastantes cruceros, los molinos, algunos hórreos, relojes de sol y fuentes de interés, los palomares, etc., por lo tanto, vamos el confeccionar un listado más completa de elementos a catalogar, que se contiene en el Anexo al presente documento despacio de Catálogo definitivo, y otro anexo independiente de arqueología.

8.3. CLASIFICACIÓN DEL PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO. El catálogo del plan general recogerá la clasificación que la ley 8/1995 del patrimonio cultural de Galicia define en su régimen de protección y conservación de los bienes inventariados -artículo 24.2- estableciendo tres categorías de protección:

1 B. I. C.: Bienes de interés cultural, que son los bienes muebles, inmuebles e inmateriales más destacados del patrimonio cultural de Galicia, declarados mediante decreto de la Xunta de Galicia, después de la incoación del oportuno expediente. En esta categoría se incluyen los cruceros, cruces del término y otras piezas de análoga índole con antigüedad de más de cien años, contemplados en el decreto 571/1963 del 14 de marzo, y los hórreos o cabazos con antigüedad de más de cien años, en el decreto 449/1973 del 22 de febrero, todos ellos considerados bienes de interés cultural por la disposición adicional segunda de la ley.

2. CATALOGADO e INVENTARIADO: Bienes catalogados: aquellos que, sin llegar a ser declarados de interés cultural, posean especial singularidad. (art17.1 LPCG). Estos bienes integran el catálogo del patrimonio cultural de Galicia que debe ser gestionado por la Consellaría de Cultura (art. 17.3 LPCG).

3. INVENTARIADO: Bienes inventariados: aquellos que, sin estar incluidos entre los anteriores, merezcan ser conservados e incluidos en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Galicia. Estos bienes disfrutarán de una protección basada en evitar su desaparición y estarán bajo la responsabilidad de los municipios y de la Consejería de Cultura. (art. 54 LPCG)

El inventario general del patrimonio cultural de Galicia lo conforman los bienes declarados de interés cultural (BIC), los bienes Catalogados y los bienes Inventariados.

8.4. CONDICIONES GENERALES REGULADORAS DEL CATALOGO Y LAS ACTUACIONES A REALIZAR EN LOS ELEMENTOS Y EN SUS CONTORNOS DE PROTECCIÓN.

El criterio empleado para la elaboración del catálogo seguirá las directrices marcadas por la Ley de Ordenación Urbanística y Protección del Medio Rural de Galicia 9/2002 con las modificaciones derivadas de la Ley 15/2004 (Art. 53.1. f y Art. 75) y la ley del Patrimonio Cultural de Galicia.

Art. 1- Ámbito y objeto. El catálogo municipal, que por aplicación de la disposición adicional segunda de la Ley 8/1995, del 30 de octubre, del patrimonio cultural de Galicia, pasará a formar parte del Inventario General del Patrimonio Cultural de Galicia, se forma desde el punto de vista arquitectónico y etnográfico, por todos aquellos bienes de interés artístico, histórico, arquitectónico, etnográfico, etc., y conjuntos urbanos, lugares etnográficos, jardines, parques, robledales, etc., que tengan valor artístico, histórico o antropológico.

Estableciendo este Plan General una relación de edificios, elementos y conjuntos a proteger y/o conservar por razones urbanísticas en función de su valor histórico, artístico, etnográfico o medioambiental.

En el relativo a la protección del patrimonio histórico artístico y etnográfico, además del presente en esta ordenanza, se atendrán en todo lo dispuesto por la Ley 8/1995, del 30 de octubre, del Patrimonio Cultural de Galicia, que tiene por objeto la protección, conservación, puesta en valor, difusión y fomento del patrimonio cultural de Galicia, así como su investigación y transmisión a las generaciones futuras.

1.1.- Constituyen bienes sujetos la protección urbanística, de acuerdo con las determinaciones de la presente ordenanza y la Ley 8/1995, del 30 de octubre, del Patrimonio Cultural de Galicia, los siguientes:

- Los edificios y conjuntos de interés histórico, artístico, arquitectónico y lugares etnográficos, jardines, parques, eras, etc. que tengan valor artístico, histórico o antropológico, reflejados e identificados en los planos de ordenación e incluidos en la relación de bienes protegidos del presente PXOM

- Los restos de yacimientos arqueológicos y hallazgos sueltos, reflejados en los planos de ordenación e incluidos en la relación del patrimonio arqueológico del presente PXOM

- Las zonas, enclaves, edificios, construcciones, restos o yacimientos que, en su caso, sean inventariados por los organismos competentes en materia de patrimonio histórico, artístico y cultural.

- Los elementos aislados, identificados o no en los planos de ordenación que, por su pequeño tamaño, han reconocido su interés histórico, artístico, etnográfico y cultural. Así pues, mediante el Decreto 449/1973, del 22 de febrero, quedan protegidos los hórreos, cabazos, cabaceiros y canastros de más de 100 años de antigüedad, y mediante el Decreto 571/1963, del 14 de marzo, los escudos, emblemas, piedras heráldicas, cruceros y piezas similares de interés histórico - artístico de más de 100 años. Teniendo la consideración de Bienes de Interés Cultural por la disposición adicional segunda de la ley 16/85, del 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español. Asimismo, se protegen los restos de castillos y torres a los que se refiere el Decreto del 22 de abril de 1949, sea cual había sido su estado de conservación.

1.2.- Los bienes objeto de protección por esta ordenanza quedan incluidos en el Catálogo de fichas complementario del presente Plan General de Ordenación Municipal.

Los dichos bienes figuran reflejados gráficamente y numerados en los planos de ordenación territorial la escala 1/5.000 y a 1/2.000 en los núcleos rurales.

1.3.- Carácter abierto del Inventario. El Catálogo tiene la consideración de abierto y será susceptible de incorporar nuevos elementos, bien a instancia del Municipio o bien de la Consellaría de Cultura.

1.4.- Revisión o modificación del Planeamiento. De acuerdo con el artículo 93.4 de la Ley del suelo de Galicia, la revisión del planeamiento y sus modificaciones o de cualquiera de los elementos de los planes, proyectos, normas, ordenanzas o planeamiento de desarrollo se sujetarán a las mismas disposiciones enunciadas para su tramitación y aprobación, y deberán ser informados por la Consejería de Cultura en los mismos términos que el planeamiento urbanístico general, en conformidad con el artículo 32 de la Ley 8/1995, del 30 de octubre, del patrimonio cultural de Galicia.

1. 5.- La protección de estos edificios y conjuntos va encaminada a su conservación, aceptando la realización de determinadas obras en función de las características del objeto o conjunto protegido, para el cual se establecen cuatro niveles de protección:

a) Nivel I, Integral

b) Nivel II, Estructural

c) Nivel III, Tipológico

d) Nivel IV, Ambiental.

1.6.- Para la protección del entorno de los bienes protegidos, dentro de los cuales es necesario informe preceptivo y vinculante de la Consellaría de Cultura se fijó una franja, que se delimita en los planos de ordenación, específicamente para cada elemento (o intersecando varios si se solapan) o en el caso de no estar grafiada, a una distancia medida desde el elemento o vestigio más exterior del bien que se quiere proteger, de protección (art. 30 de las Normas complementarias y subsidiarias provinciales) de:

- 50 metros, cuando se trate de elementos etnográficos inventariados (hórreos, cruceros, bolsillos, etc.).

- 100 metros, cuando se trate de elementos de arquitectura religiosa (conjuntos, parroquias, iglesias, capillas, santuarios, cementerios, etc.), arquitectura civil (edificios singulares, puentes, fuentes, etc.), y otros elementos inventariados.

1.7.- En los elementos catalogados y en su entorno de protección, todos aquellos usos y construcciones enumerados en el artículo 194 de la Ley de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia y en el artículo 10 del Reglamento de disciplina urbanística para el desarrollo y aplicación de la Ley del suelo de Galicia, mientras no se redacte el planeamiento correspondiente, será preciso el informe previo de la Consellaría de Cultura, que tendrá carácter preceptivo y vinculante respeto a las condiciones físicas que sean requeridas para garantizar la harmonización con las características de los bienes protegidos. Dentro de estos contornos protegidos se cautelaran los nuevos tendidos aéreos de iluminación, electricidad y telefonía, así como las modificaciones de alineaciones o ampliación de caminos o callejeros y los Proyectos de Urbanización, que precisarán del informe previo de la Consellaría de Cultura, que tendrá carácter preceptivo y vinculante.

1.8.- Con carácter general la ampliación o reforma de los cementerios o camposantos en los atrios o en los ámbitos de protección de las iglesias presentes en el término municipal estará sometida al informe preceptivo y vinculante de la Consellaría de Cultura.

1.9.- Las zonas delimitadas como fincas singulares estarán sometidas a las limitaciones que se establecen para el bien protegido que contienen. El régimen urbanístico será el de la zona donde se encuadren, y no podrán ser divididas, parcelas o segregadas, debiendo mantenerse la configuración parcelaria de la finca matriz.

Art. 2- Definición general de los tipos de obra permitidos en los edificios.

Conservación: mantenimiento de la higiene, ornato, seguridad y funcionalidad del bien sin alteración de la forma, estructura ni de la distribución espacial.

Restauración: conservación y recuperación de las calidades originales del bien, manteniendo su forma, estructura y distribución espacial.

Rehabilitación: mejorar de las condiciones funcionales y de habitabilidad de un edificio, con conservación de su forma y estructura.

Reestructuración: actuaciones de mejora y transformación en edificios con grado de deterioro o especiales deficiencias arquitectónicas o funcionales. Permite la sustitución de elementos estructurales pero debe mantener íntegramente la envolvente exterior y las características tipológicas de la edificación.

Renovación: actuaciones de transformación que implican la demolición total o parcial del interior del edificio manteniendo íntegramente su envolvente exterior.

Art. 3. Niveles de protección.

3.1.- Protección integral. Se aplicará a aquellos edificios, construcciones y bienes inmuebles de la naturaleza semejante que reúnen un excepcional valor arquitectónico o una relevante significación cultural o ciudadano. La misma protección atañe a los monumentos declarados o incoados con base en el establecido en la legislación gallega y estatal sobre patrimonio cultural. Se corresponde con aquellos bienes culturales insustituibles, que poseen valores objetivos de carácter arquitectónico, histórico, artístico o tradicional, cualquier que sea su estado de conservación. Estos bienes se deberán mantener en su integridad, con especial respeto de sus características singulares y de los elementos que lo componen, procurándose su conservación y recuperación por todos los medios de la técnica.

3.1.1.- Obras permitidas en los bienes catalogados. Se permiten obras de conservación y restauración destinadas a mantener las condiciones de higiene, seguridad y funcionalidad del bien o a restituir las calidades originales sin alteración de la forma, estructura ni distribución espacial.

3.1.2.- Actuaciones en los contornos de elementos con protección integral declarados BIC: El entorno declarado de los Bienes de Interés Cultural estará constituido por el ámbito definido en los planos de ordenación y precisados en el Decreto por lo que se declaró la delimitación de su entorno de protección. Cualquier intervención que se pretenda realizar en dicho ámbito estará de acuerdo con los criterios definidos en la Ley del patrimonio cultural de Galicia para los contornos de monumentos, y deberá someterse a la previa autorización de la Consellaría de Cultura.

En todos los casos el Municipio, con la documentación presentada y junto con los informes jurídico y técnico municipal, solicitará con carácter previo a la concesión de la licencia el informe preceptivo y vinculante de la Consellaría de Cultura.

3.2.- Protección estructural. Es la aplicable a aquellos edificios o bienes inmuebles que por su valor histórico, artístico, constructivo, tipológico o arquitectónico suficientemente significativos dentro del término municipal, y que poseen una elevada calidad en su conformación arquitectónica global, tanto exterior como interior, lo que determina su valoración singular y su conservación para mantener sus condiciones arquitectónicas tanto volumétricas, estructurales y tipológicas como ambientales, sin perjuicio de obras interiores o exteriores con ellas compatibles y adecuadas al uso pertinente, su estructura y función urbana o en el medio rural.

3.2.1.- Obras permitidas. Se permitirán obras de conservación, restauración y rehabilitación destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad o funcionalidad del bien, conservando íntegramente su forma y estructura.

3.3.- Protección tipológica. Son los edificios que así se recojan en el catálogo y que, bien aislados o bien en conjuntos, que por sus características tipológicas y coherencia ambiental deban conservar íntegramente la envolvente exterior y sus elementos y características tipológicas, sin que requieran una protección integral interna.

3.3.1.- Obras permitidas: Se permiten obras de conservación, restauración, rehabilitación y reestructuración destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad o funcionalidad del bien, conservando íntegramente la envolvente exterior del bien así como las características tipológicas que lo caracterizan.

3.4.- Protección ambiental. Se corresponde este nivel con la protección de un conjunto de arquitecturas, cultas y populares, que por su grado de coherencia arquitectónica, tipológica y etnográfica informan de la calidad general del patrimonio edificado o soy expresión de la cultura arquitectónica tradicional y que caracterizan a los conjuntos rurales.

Protege la configuración del edificio, conjunto o elemento, y favorece la conservación de los elementos básicos que deben ser objeto de conservación por lo menos en el que se refiera a su configuración exterior y los caracteres determinantes de la tipología arquitectónica y de la morfología del núcleo de que forman parte.

3.4.1.- Obras permitidas: Se permitirán obras de conservación, restauración, rehabilitación, reestructuración y renovación destinadas a mejorar las condiciones de habitabilidad o funcionalidad del bien y misma la calidad espacial en el interior, conservando íntegramente la envolvente exterior de la edificación. Las fachadas a patios interiores podrán ser substituidas siempre que las obras supongan una mejora sustancial en la habitabilidad y funcionalidad de la edificación.

Art. 4- Condiciones estéticas generales y de harmonización. Serán de aplicación en los bienes protegidos y en las construcciones inscritas en los ámbitos de protección para cada bien inventariado del patrimonio cultural:

- La categoría de protección e interés de aquellos elementos que forman parte de un bien protegido será el mismo que el del bien del que forman parte.

- Su tipología deberá ser congruente con las propias de la zona, no pudiendo suponer variaciones de las características esenciales de los edificios, ni alterar el lugar, el volumen y la tipología y morfología del núcleo.

- Las nuevas construcciones mantendrán las condiciones ambientales del núcleo, la morfología del asentamiento y la tipología de las edificaciones del lugar, identificándose con las características propias del lugar.

- La altura total y parcial de cada planta de las edificaciones, el volumen total y los vuelos quedarán cautelados por su integración en el entorno protegido.

- Las cubiertas estarán formadas por planos continuos sin quebraduras de sus faldones. La iluminación y ventilación del aprovechamiento bajo cubierta será por el testero o por ventanas inclinadas situadas en el plano de los faldones de cubierta, quedando prohibidas las mansardas o buhardillas.

- Asimismo, en los contornos protegidos será necesario mantener la tipología y morfología de los núcleos, patios o corrales de entrada, pasales entre viviendas sobre el espacio público, pasillos, escaleras exteriores, galerías, patines, muros, caminos, etc., conformadores del lugar.

- Dentro de los contornos protegidos serán objeto de autorización preceptiva de la Consellaría de Cultura, con carácter vinculante, los proyectos de urbanización y los nuevos tendidos aéreos de electricidad, telefonía y alumbrado público.

Art. 5.- Normativa para la tramitación de proyectos: Además de los documentos exigidos en las ordenanzas principias, la solicitud de licencia deberá ser acompañada de la documentación detallada siguiente:

- Levantamiento a escala mínima 1/100 del edificio en su situación actual si se trata de una reforma y de los planos del proyecto en todos los casos (plantas, alzados exteriores, secciones, etc.) y de las edificaciones auxiliares y complementarias. Levantamiento de la parcela donde se sitúa, a escala no menor de 1/500 indicando la situación relativa de los edificios principal y auxiliares y especificando los cultivos, enarbolado, jardinería, etc., levantamiento a escala adecuada para relacionar la parcela o edificio con el elemento protegido.

- Descripción fotográfica del edificio y de su entorno en relación con el elemento protegido.

- Incidencia en el entorno de la obra o actividad para la que se solicita licencia, así como memoria justificativa de la no alteración de las condiciones ambientales y paisajísticas del bien natural protegido (se incluirá para el caso de edificaciones, relación detallada de materiales para emplear y de la solución formal adoptada, etc.)

En todos los casos el Municipio, con la documentación presentada y junto con los informes técnicos municipales, solicitará, con carácter previo a la concesión de la licencia, el informe preceptivo y vinculante de la Consellaría de Cultura.

Art. 6- Condiciones para la intervención en los conjuntos rurales de interés:

Los conjuntos incluidos en el inventario del patrimonio cultural por sus valores arquitectónicos, urbanísticos, culturales o paisajísticos, necesitarán para intervenir en él, la aprobación de un plan especial de mejora del núcleo.

Mientras este plan no sea aprobado cualquier obra en un elemento o edificación en el núcleo seguirá la misma tramitación que cualquier otro bien protegido y se le aplicará el grado de protección, indicado en su ficha del catálogo.

Las condiciones de edificación (altura, volumen, ocupación, vuelos) quedarán cautelados por su integración en el entorno protegido (nunca superiores a los valores de la normativa de aplicación).

Los espacios no ocupados por la edificación no podrán ser ocupados por ninguna edificación y cualquier intervención en ellos deberá respetar la topografía, las características esenciales del lugar, los elementos que lo singularizan y el enarbolado existente de porte significativo.

Art. 7. Protección del enarbolado. Los árboles existentes de porte significativo en los espacios libres -públicos o privados-, en las parcelas de los bienes protegidos, en los contornos de protección de los bienes o en los márgenes de los caminos tradicionales, deberán conservarse y protegerse. Las podas serán acuerdes con el perfil característico de la especie.

Art. 8. Protección de los caminos tradicionales: Se protege el trazado y sección de los caminos reales, veredas viejas y caminos tradicionales, estén o no recogidos en fichas singularizadas.

El trazado de los principales caminos tradicionales inventariados se encuentran recogidos en las fichas del catálogo, así como en los planos de ordenación municipales.

El ámbito de los caminos estará integrado por los espacios libres públicos existentes a ambos lados del camino.

No se variará a replanteo y la sección del camino, intentando mantener y valorar las características del paisaje preexistente.

Los proyectos de urbanización, planes sectoriales, planes parciales y cualquier otra figura de planeamiento deberá obtener el informe favorable de la Consellaría de Cultura en materia de patrimonio cultural, siendo el informe preceptivo y vinculante.

Cualquier tipo de obra total o parcial, previamente al otorgamiento de la licencia, deberá ser informada preceptivamente por la Consellaría de Cultura, cuyo informe tendrá carácter vinculante.

Art. 9. Protección del Camino de Santiago.

9.1.- Objeto. El presente articulado tiene por objeto establecer el ámbito de protección del tramo del Camino de Santiago (Vía de la Plata) que atraviesa el territorio municipal, así como los criterios generales de protección e intervención en el propio bien y en su ámbito de protección.

La Vía de la Plata, de acuerdo con el artículo 1 de la Ley 3/1996, del 10 de mayo, de protección de los Caminos de Santiago, deberá ser deslindada de acuerdo con el dispuesto en esta Ley, y una vez deslindada le será aplicable la protección prevista en la ley del Patrimonio cultural de Galicia para los bienes catalogados.

De acuerdo que Ley de protección del Camino, la Administración Local cooperará con los órganos de la Xunta de Galicia en la conservación y protección de los tramos del camino que descorran por su territorio, y para eso el Catálogo del Plan General incluye una ficha específica para su protección.

9.2.- Ámbito. El ámbito de protección del tramo del Camino de Santiago (Vía de la Plata) que atraviesa el territorio municipal deberá ser delimitado detalladamente por las figuras de desarrollo contempladas en el Plan General, Proyectos de Urbanización y Planes Especiales de Mejora de la Unidad Parroquial y de los Núcleos Rurales.

Estos documentos de planeamiento deberán obtener, para su aprobación definitiva, el informe favorable de la Consejería de Cultura en materia de patrimonio cultural, siendo el informe de este último preceptivo y vinculante.

Mientras estos planes y proyectos no sean aprobados, el ámbito de protección del camino estará integrado por las construcciones tradicionales, los espacios libres -públicos y privados-, y el parcelario que existe a ambos lados del camino.

9.3.- Criterios de protección e intervención

a) En Suelo Urbano Consolidado El camino quedará protegido en la propia extensión de su sección y alzados. Se incorporan a esta protección todos los espacios libres, plazas, parques y jardines limítrofes y continuadores de la sección.

Cualquier intervención en las edificaciones existentes al margen del camino, las obras de nueva construcción y las obras en el propio camino, previamente al otorgamiento de la licencia, deberán ser informadas por la Consellaría de Cultura, que emitirá un informe preceptivo y vinculante.

Todo proyecto de mejora urbana velará por la regeneración de la imagen ambiental propia del elemento que se protege (pavimentos, enarbolado, mobiliario urbano..).

b) En Suelo Urbano No Consolidado y Suelo Urbanizable delimitado y no delimitado

Los proyectos de urbanización, planes sectoriales, planes parciales y cualquier otra figura de planeamiento que desarrolle estos suelos tendrán en cuenta la sección y a replanteo del camino, procurando que las construcciones y formalización de los espacios libres adyacentes al camino sean adecuados al entorno protegido en el que se integran.

Se deberán alejar las edificaciones y otras construcciones propuestas de los márgenes del camino.

No se variará a replanteo y la sección del camino, intentado mantener y valorar las características del paisaje preexistente.

Los proyectos de urbanización, planes sectoriales, planes parciales y cualquier otra figura de planeamiento deberá obtener, para su aprobación definitiva, el informe favorable de la Consejería de Cultura en materia de patrimonio cultural, siendo el informe de este último preceptivo y vinculante.

c) En Suelo de núcleo rural y suelo rústico. El ámbito de protección del camino a su paso por un núcleo rural y por el territorio parroquial, incluye además de la propia sección del camino, las construcciones tradicionales y la propia estructura parcelaria limítrofe con el camino, que conforman y caracterizan el paisaje del núcleo y de su entorno. Este ámbito se amplía a los espacios libres del núcleo, públicos o privados, a los caseríos y otras construcciones que singularizan a replanteo y la sección del camino.

En el resto del suelo de núcleo rural situado a los márgenes del camino, altura, volumen y vuelos de las nuevas edificaciones quedarán cauteladas por su integración en el entorno protegido y en el conjunto del núcleo tradicional.

Las obras en los elementos incluidos en los contornos de protección y en sus espacios libres que afecten a los usos y a las condiciones físicas del elemento en el que se actúa (estéticas, constructivas y volumétricas), así como las nuevas construcciones estarán cauteladas por la Consellaría de Cultura.

En términos generales, cualquier tipo de obra total o parcial, previamente al otorgamiento de la licencia, deberá ser informada por la Consellaría de Cultura, cuyo informe será preceptivo y vinculante.

Art. 10. Obligaciones de los propietarios de los bienes catalogados que se encuentren en estado ruinoso.

Con carácter general, los propietarios de terrenos y edificaciones, tendrán la obligación de conservarlos y mantenerlos en perfectas condiciones, pero vamos a ahondar más aún en las obligaciones de los propietarios de los bienes catalogados que se encuentren en estado ruinoso.

1.- Los propietarios de edificaciones o cualquier otro bien incluido en el catálogo de PXOM, además de la obligación general ya consignada y conforme con el dispuesto en el artículo 25 de la Ley del patrimonio cultural de Galicia y en el artículo 36 y concordantes de la Ley del Patrimonio Histórico Español, tendrán la obligación de proceder, mismo, a la reconstrucción total o parcial en el supuesto de que el bien se encuentre en estado ruinoso. Todo esto independientemente de que si las obras excedan de los límites del deber de conservación los propietarios pidan la cooperación de las administraciones competentes (Municipio, Consellaría de Cultura, etc.) para abordar las obras necesarias al respecto.

2.- En ningún caso se podrá derribar un edificio o cualquier otro bien incluido en el catálogo de PXOM, mismo que se hubiese obtenido la declaración de ruina, si no cuenta con la autorización expresa de la Consellaría de Cultura en la protección del patrimonio histórico (artículo 41 de la Ley del patrimonio cultural de Galicia y artículo 24 de la Ley del patrimonio histórico español).

8.5. CONDICIONES ESPECÍFICAS REGULADORAS DE LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO.

Art. 1.- Definición del Patrimonio Arqueológico Se entiende por patrimonio arqueológico el conjunto de bienes muebles e inmuebles de carácter histórico, susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica, tanto los que se encuentran en la superficie, en el subsuelo o bajo el agua. Asimismo, forman parte de este patrimonio los elementos geológicos y paleontológicos relacionados con la historia humana, con sus orígenes, sus antecedentes y su desarrollo (art. 55 de la ley 8/1995 del Patrimonio Cultural de Galicia).

Art. 2.- Ámbito de aplicación Afecta esta ordenanza a todos los yacimientos y hallazgos de carácter arqueológico identificados y delimitados en los planos de ordenación. Los yacimientos están catalogados por la Dirección General del Patrimonio Cultural de acuerdo con las leyes vigentes (16/85 del Patrimonio Histórico Español, LOUG 9/2002 (modificada por la 15/2004) y 8/95 del Patrimonio Cultural de Galicia). Será de aplicación también la legislación genérica siguiente:

- Decreto de 22 de abril de 1949, sobre protección de los castillos españoles.

- Decreto 571/1963, de 14 de marzo sobre protección de los escudos, emblemas, piedras heráldicas, rolos de justicia y cruces del término y piezas similares de interés históricoartístico.

El ámbito se circunscribe al definido como protección de yacimientos arqueológicos, incluidos en el catálogo con la clave de identificación normativa de la Dirección General del Patrimonio Cultural.

Art. 3.- Mecanismos de altas y bajas en el catálogo El catálogo de bienes arqueológicos se asienta en un carácter de provisionalidad permanente, por el que el municipio, de oficio o la instancia de parte, podrá ampliar de manera inmediata cualquier nuevo bien arqueológico descubierto y especificar su ámbito de protección.

Será obligado proceder a la inclusión de nuevos yacimientos en el catálogo (o en su caso exclusión) cuando la solicitud se produzca la instancia de la Consellaría de Cultura, a consecuencia de altas o bajas causadas en el inventario de yacimientos arqueológicos de Galicia.

Art 4.- Regulación de la protección a aplicar Los grados de protección establecidos son los siguientes: GRADO I Es el máximo grado de protección y se aplica a todos los yacimientos declarados Bien de Interés Cultural (BIC) que forman parte del patrimonio histórico.

La ley 16/85 del Patrimonio Histórico Español en su art 20.1 establece la obligación de redactar un Plan Especial de Protección para los lugares declarados BIC. Mientras no se redacta este plan, la categoría de protección para estos yacimientos será la que hace referencia este apartado, complementada siempre con el grado de protección II. 2 para su entorno.

Usos Autorizados Aquellos que tengan como finalidad evidente el su mejora, conservación, consolidación o investigación. Estos usos restringidos estarán regidos por el D 199/1997 del 10 de julio, que regula la actividad arqueológica en Galicia.

Asimismo en esta zona no se podrán realizar construcciones, tendidos, conducciones o instalaciones aéreas o subterráneas, excavaciones, rellenos, movimientos de tierras, plantación y arrancado de árboles, cavas profundas, ni apertura de pozos y minas.

GRADO II Se aplicará a todo el suelo rústico de protección arqueológica que viene delimitado en los planos de ordenación y en el catálogo de bienes patrimoniales como yacimientos arqueológicos. Dentro de este grado hace falta distinguir:

Grado II1 (Zona de Protección Integral) Su límite viene definido por la estructuras evidentes del yacimiento en las que los elementos arquitectónicos o arqueológicos testimonian la existencia de un yacimiento arqueológico. Su ámbito de aplicación aparece reflejado en la cartografía adjunta con la clave G. II1

Usos Autorizados Aquellos que tengan como finalidad evidente su mejora, conservación, consolidación o investigación. Estos usos restringidos estarán regidos por el D 199/1997 que regula la actividad arqueológica en Galicia.

Asimismo en esta zona no se podrán realizar construcciones, tendidos, conducciones o instalaciones aéreas o enterradas, excavaciones, rellenos, movimientos de tierras, plantación y arranque de árboles, cavas profundas del terreno, ni apertura de pozos y minas.

Grado II2 (Zona de Respeto) Es un área definida alrededor del perímetro más exterior del bien, basándose en el art regulador nº 30 de las Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento Provincial de la Consejería de Política Territorial del Xunta de Galicia.

Cuando varios elementos singulares se articulen en un conjunto, el área de protección se trazará a partir de los elementos más exteriores del mismo y abarcará su totalidad.

Su ámbito de aplicación aparece reflejado en la cartografía adjunta con la clave G. II2. Usos Autorizados Se permiten usos agrícolas siempre que estos se realicen de forma tradicional, quedando prohibidas cavas profundas que puedan dañar o destruir los estratos arqueológicos.

Se prohiben remociones y traslados de tierras y, salvo informe favorable previo del organismo competente de la Consellaría de Cultura, los tendidos aéreos o enterrados de líneas de infraestructura eléctrica, gas, abastecimiento de agua, etc..

Condiciones de Edificación No se permiten edificaciones de nueva planta. De modo excepcional y mientras no se perjudique el entorno del yacimiento o cuando este se encuentra muy deterioradosiempre previo informe vinculante del organismo competente de la Consellaría de Cultura, se admite la edificación de viviendas unifamiliares, debiendo armonizar estética y tipológicamente con el entorno en el que se insertan.

La tramitación de la licencia para la realización de cualquier tipo de obra en esta zona deberá ser informada preceptivamente por la Consellaría de Cultura, siendo su informe vinculante. GRADO III (Protección No Integral) Se aplicará este grado de protección a aquellos yacimientos que poseen un deficiente estado de conservación. Igualmente se aplicará en aquellas zonas en las que existan indicios suficientes que hagan pensar en la posible existencia de restos arqueológicos, así como en aquellos en los que se habían tenido producido hallazgos de materiales arqueológicos.

Su ámbito de aplicación aparece reflejado en la cartografía adjunta con la clave G. III.

Usos Autorizados Dado que en los yacimientos sujetos a este grado de protección concurren una serie de circunstancias especiales, podrá efectuarse en ellos cierto tipo de obras, siempre y cuando se realice una actuación arqueológica previa o simultánea que permita valorar la potencialidad arqueológica de los terrenos y, en su caso, la compatibilidad de las obras proyectadas con la conservación de los restos arqueológicos. Para eso, se deberá remitir a la Consellaría de Cultura un proyecto detallado de cualquier obra o modificación que se pretenda realizar. La Comisión, u organismo competente de la Consellaría de Cultura e Deporte, podrá solicitar la realización de una actuación arqueológica previa o simultánea a cualquier tipo de obra, de forma que se garantice la protección de posibles restos arqueológicos que puedan aparecer, así como a su correcta documentación e investigación.

Los yacimientos sujetos a cada uno de los distintos grados de protección aparecen detallados en el anexo de Patrimonio Arqueológico que acompaña la presente ordenanza.

Las delimitaciones de las diferentes zonas de protección (integral y respeto) aparecen grafitadas en los planos de ordenación la escala 1: 5.000 conforme al criterio del arqueólogo firmante en los mismos.

Art. 5.- Hallazgos no previsibles Tanto en las obras realizadas fuera de los lugares, enclaves o delimitaciones con protección arqueológica especificadas, como en aquellas que tiendo protección contasen con el informe previo en el que se presuma esperanza de hallazgo o se diesen por concluidas las extracciones, aparezcan restos, vestigios, elementos o particularidades que infundan razonable sospecha de su carácter arqueológico, se procederá a su paralización cautelar, informando del hallazgo o circunstancias a la Consellaría de Cultura a los efectos oportunos. Asimismo, se informará a las autoridades municipales para conocimiento y consideración respeto de los plazos de ejecución de las obras y demás condiciones que puedan estar contenidas en la licencia y que, de manera fortuita, tengan que incumplirse por la paralización de los trabajos.

El ocultamente de hallazgos arqueológicos, vestigios, piezas o elementos que se presupongan constituyentes del Patrimonio Cultural de Galicia responsabilizará a los que así procedan en atención a la legislación vigente y en concordancia con el contenido del art. 46 de la Constitución.

Art. 6.- Infracciones a la presente ordenanza. Será considerada como infracción urbanística toda acción u omisión que vulnere las prescripciones contenidas en la presente ordenanza, sin prejuicio de otras que estén tipificadas y sancionadas por la legislación en vigor.

Las infracciones contra a presente ordenanza serán consideradas infracciones urbanísticas graves. Las infracciones contra a presente ordenanza no serán, en ningún caso, tipificadas como anexas con otras infracciones cometidas.

Pontevedra, octubre de 2008. Dirección del Equipo. Fdo. Xoan Carlos Portela Regodeseves.

R. 1.107