Mis Leyes

Ficha de esta disposición

Título :
ACUERDO de 25 de octubre de 2000, del Pleno del Consejo General del Poder Judicial, por el que se aprueba el Reglamento 2/2000 de Jueces Adjuntos
Estado :
Vigente
Nº de Disposición :
0
Boletín Oficial :
BOE 267/2000
Fecha Disposición :
25/10/2000
Fecha Publicación :
07/11/2000
Órgano Emisor :
CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL
ACUERDO de 25 de octubre de 2000, del Pleno del Consejo
General del Poder Judicial, por el que se aprueba el Reglamento
212000 de Jueces Adjuntos.

La trascendencia que para una sociedad democrática tienen las
resoluciones judiciales debe ser tomada como capital punto de
partida en la toma de decisiones por quienes ostentan la
responsabilidad de formar a los integrantes del Poder Judicial.

Esta premisa, que es esencial, no sólo debe respetarse a la hora
de elaborar los planes de formación de aquellos Jueces y
Magistrados que se encuentren desempeñando funciones
jurisdiccionales, sino además, y muy señaladamente, también
desde el mismo instante en que quienes aspiran a convertirse en
jueces de carrera ingresan en la Escuela Judicial para superar el
curso teórico-práctico de formación previsto en la Ley Orgánica del
Poder Judicial.

Dicho curso ha de servir para que los aspirantes adquieran sobre
el terreno la técnica necesaria para aplicar en la realidad cotidiana
los conocimientos teóricos que han demostrado poseer,
sirviéndose para ello de la experiencia de quienes ya ejercen
funciones jurisdiccionales como jueces o magistrados titulares en
sus respectivos destinos.

Precisamente, a la regulación de este período de prácticas se
destina este Reglamento, cuya existencia deviene imprescindible,
pues ha de tenerse en cuenta que, de acuerdo con los criterios
antes expresados, la formación inicial de los Jueces en prácticas
no es materia que afecte solamente a éstos y a la Escuela
Judicial.

En efecto, la adecuada formación práctica de los aspirantes que
ingresan en la Escuela Judicial implica, en primer término, la
realización de una tarea de búsqueda y selección de los Jueces y
Magistrados que hayan de colaborar como tutores, así como de
los órganos jurisdiccionales que resulten más convenientes en
orden a la consecución del objetivo perseguido, que no es otro que
el de posibilitar la mejor formación de quienes aspiran a ingresar
en la Carrera Judicial, participando en esta tarea, según las
competencias que a cada uno corresponden, los Presidentes de
los Tribunales Superiores de Justicia, los coordinadores
territoriales de la Escuela Judicial designados por las Salas de
Gobierno, la Comisión de Escuela Judicial, la Comisión de
Calificación y, en último término, al propio Consejo General del
Poder Judicial.

Pero, además, debe observarse que el proceso de formación
práctica de los aspirantes no se agota con la búsqueda y
selección de los tutores y órganos judiciales referidos, sino que se
prolonga durante el período de realización de las prácticas
tuteladas, hasta concluir con la evaluación del aspirante, y, en su
caso, nombramiento de éste como Juez de carrera, interviniendo,
en consecuencia, además de los tutores, las Salas de Gobierno y
los coordinadores territoriales por éstas designados, la Escuela
Judicial y su Director, y, finalmente, el Consejo General del Poder
Judicial.

Por ello, es preciso regular adecuadamente todas las
eventualidades que, previsiblemente, puedan acaecer durante el
período de prácticas. Esta regulación ha de extenderse, incluso, a
otras situaciones que, aun siendo infrecuentes en la práctica, se
encuentran contempladas en la Ley y pueden afectar a los
aspirantes durante su período de prácticas, como ocurre con la
medida excepcional de apoyo judicial recogida en el artículo 216
bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que prevé la posibilidad
de adscribir al Juez adjunto a un determinado órgano jurisdiccional
que padeciese un extraordinario retraso o acumulación de asuntos
no susceptible de ser corregido en virtud de medidas ordinarias de
reparto o de reforzamiento de plantilla. Sin duda, la utilización
generalizada de esta medida excepcional de apoyo por los Jueces
adjuntos no resulta aconsejable y debe ser objeto de utilización
restrictiva, acordándose motivadamente sólo en aquellos casos en
que su adopción resulte realmente imprescindible para solventar el
problema planteado, pero, pese a ello, debe ser objeto de atención
en este Reglamento, dado que el principio de jerarquía normativa
impone la subordinación de éste a la previsión legal.

En suma, la trascendencia que para la sociedad tiene la formación
de los integrantes del Poder Judicial, la multiplicidad y
complejidad de las situaciones que pueden producirse durante el
período de prácticas de los futuros Jueces, y la diversidad de
personas y órganos que en ellas intervienen justifican la
publicación del presente Reglamento.

En su virtud, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial, en
su reunión del día de la fecha, ha adoptado el siguiente acuerdo

Artículo único.

Se aprueba el Reglamento de Jueces Adjuntos, cuyo texto se
incorpora como Anexo 1 al presente Acuerdo.

Disposición adicional. Cuadro actualizado de las disposiciones
reglamentarias vigentes del Consejo General del Poder Judicial.

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 22 del Acuerdo de
7 de junio de 1995,del Pleno del Consejo General del Poder Judicial,
por el que se aprueban los Reglamentos dela Carrera Judicial,
de la Escuela Judicial, de los Jueces de Paz, de los órganos de Gobierno de
los Tribunales y de los Aspectos Accesorios de las Actuaciones Judiciales, se publica, como Anexo II al presente Acuerdo reglamentario, el cuadro actualizado de los Reglamentos vigentes, con las nuevas normas aprobadas o la modificación de las anteriores.

Disposición transitoria. Evaluación de los aspirantes que
ingresaron en la Escuela Judicial tras haber superado las pruebas
de acceso convocadas por Acuerdo del Pleno del Consejo General
del Poder Judicial de 10 de marzo de 1998, publicado en el
"Boletín Oficial del Estado" de 27 de marzo de 1998.

Los preceptos relativos al proceso de evaluación contenidos en el
presente Reglamento no se aplicarán a los aspirantes que
ingresaron en la Escuela Judicial tras haber superado las pruebas
de acceso convocadas por Acuerdo del Pleno del Consejo General
del Poder Judicial de 10 de marzo de 1998, publicado en el
"Boletín Oficial del Estado" de 27 de marzo de 1998. La
evaluación de dichos aspirantes se llevará a cabo con arreglo a lo
establecido en el Plan docente aprobado por el Consejo General
del Poder Judicial por acuerdo del Pleno de 21 de julio de 1999.

Disposición final única.

El presente Reglamento entrará en vigor el mismo día de su
publicación en el "Boletín Oficial del Estado".

Madrid, 25 de octubre de 2000.-El Presidente del Consejo General
del Poder Judicial,

Delgado Barrio

ANEXO 1

Reglamento 2/2000, de 25 de octubre, de los Jueces
Adjuntos

TÍTULO I 
Disposiciones generales


Artículo 1. Jueces en prácticas y tutores.

1. Los aspirantes que ingresen en la Escuela Judicial para realizar
el curso teórico-práctico de selección y formación inicial tendrán la
consideración de Jueces en prácticas.

2. El curso de selección y formación inicial incluirá un período de
prácticas tuteladas que los aspirantes deberán realizar, en calidad
de Jueces adjuntos, en los órganos jurisdiccionales unipersonales
o colegiados que designe el Consejo General del Poder Judicial.
Durante este período los Jueces adjuntos ejercerán funciones de
auxilio y colaboración con los Jueces y Magistrados designados
como tutores, los cuales deberán ser, en todo caso, titulares de
sus respectivos órganos jurisdiccionales.

3. Los tutores colaborarán con la Escuela Judicial en la formación
y evaluación de los Jueces en prácticas con arreglo a lo previsto en
los planes de formación aprobados por el Consejo General del
Poder Judicial y en la forma establecida en este Reglamento.

Artículo 2. Duración de las prácticas.

1. Las prácticas tuteladas se realizarán tras finalizar el primer
período del curso teórico-práctico, que se desarrollará en la
Escuela Judicial, y su duración se establecerá por el Consejo
General del Poder Judicial de conformidad con lo previsto por la
Ley.

2. Las fechas de inicio y finalización del período de prácticas serán
las que se establezcan en los planes de formación aprobados por
el Consejo General del Poder Judicial.

TÍTULO II 
De los Jueces adjuntos


Artículo 3. Nombramiento.

El nombramiento de los aspirantes como Jueces adjuntos de los
tutores designados se realizará por el Consejo General del Poder
Judicial, a propuesta del Director de la Escuela Judicial. Para la
asignación del Juez adjunto al correspondiente tutor se tendrán en
cuenta los criterios a que se refiere el artículo 13.

Artículos 4. Régimen jurídico y remuneración.

1. La condición de Juez adjunto no confiere los derechos propios
de la Carrera Judicial.

Mientras los aspirantes estén desempeñando funciones de Jueces
adjuntos quedarán sujetos al régimen jurídico específicamente
previsto al efecto en la Ley Orgánica del Poder Judicial, en este
Reglamento y en los demás Reglamentos e Instrucciones dictados
por el Consejo General del Poder Judicial que les fueren de
aplicación. En su defecto, así como en todo lo que no resultare
incompatible con la mencionada normativa, se aplicará la
legislación general de la función pública.

Durante ese período, los Jueces adjuntos tendrán derecho a las
remuneraciones fijadas para los funcionarios en prácticas y a que
el tiempo de permanencia en la Escuela Judicial les sea
computado a efectos económicos.

El Director de la Escuela Judicial resolverá las solicitudes de
permisos y licencias que formulen los Jueces adjuntos mientras
éstos conserven dicha condición. En su caso, los Jueces adjuntos
pondrán en conocimiento la concesión de aquellos al tutor y al
Presidente del Tribunal Superior de Justicia del territorio donde
radique el órgano jurisdiccional en que realicen las prácticas.

Artículo 5. Horario y lugar de realización de las prácticas.

Los Jueces adjuntos asistirán a la sede del órgano jurisdiccional
en el que realicen las prácticas en el horario que se fije en los
planes de formación aprobados por el Consejo General del Poder
Judicial o, en su defecto, se establezca por el Director de la
Escuela Judicial dentro del horario de funcionamiento ordinario de
dicho órgano jurisdiccional, sin perjuicio de su asistencia a las
diligencias judiciales que realice fuera de la sede del órgano el
titular del mismo.

Artículo 6. Funciones.

1 . Los Jueces adjuntos ejercerán las funciones de auxilio y
colaboración que les indiquen los respectivos tutores.

2. Las providencias, autos y sentencias cuya redacción se les encomiende tendrán la consideración de borradores o proyectos de resolución, y podrán ser asumidos por el tutor con las modificaciones que éste estime
pertinentes. Estos proyectos o borradores serán conservados por el tutor, quien los pondrá a disposición de la Sala de Gobierno o de la Escuela Judicial si le fueran reclamados a los efectos previstos en el artículo 17 de este Reglamento.

3. No existiendo objeción alguna por las partes que intervengan en el pleito o causa, el tutor podrá disponer que el Juez adjunto dirija verbalmente, en su presencia y bajo su directo control, los actos procesales que estime necesarios, responsabilizándose aquél de las decisiones adoptadas por éste. En tales casos, en las actas en que se documenten los referidos actos procesales se hará constar expresamente el consentimiento de las partes asistentes a la intervención del Juez adjunto y la participación de éste bajo la supervisión del tutor.

Artículo 7. Asistencia a actividades deformación. Durante el período de prácticas de los aspirantes como Jueces adjuntos, el Director de la Escuela Judicial podrá proponer al Consejo General del Poder Judicial que aquéllos participen, deforma obligatoria o voluntaria, en las actividades que se consideren de interés para completar su formación que no estuvieran expresamente
previstas en los planes de formación aprobados al inicio del curso y que puedan tener lugar en la Escuela Judicial, o, en su caso, en otros Centros u Organismos.


TÍTULO III 
Del ejercicio de funciones jurisdiccionales por los Jueces en prácticas


Artículo 8. Carácter excepcional del ejercicio de funciones jurisdiccionales.

Los Jueces en prácticas únicamente podrán desempeñar funciones jurisdiccionales si así lo acordase expresamente el Consejo General del Poder Judicial por resul-
tar imprescindible la adopción de las medidas de apoyo judicial previstas en el artículo 216 bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Artículo 9. Régimen jurídico.

Cuando por los motivos excepcionales previstos en la Ley Orgánica del Poder Judicial los Jueces en prácticas sean nombrados Jueces sustitutos o Jueces de apoyo, quedarán sujetos al régimen jurídico previsto para los mismos en dicha Ley.

Artículo 10. Sustitución de los tutores por los Jueces en prácticas.

Los Jueces en prácticas sólo podrán sustituir a los tutores en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales en los supuestos expresamente establecidos en el artículo 216 bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial cuando tal medida excepcional de apoyo judicial resultare imprescindible y así se acordase motivadamente por el Consejo General del Poder Judicial.

Artículo 11. Consideración como mérito preferente de la condición de Juez en prácticas.

La condición de Juez en prácticas podrá ser considerada por el Consejo General del Poder Judicial como mérito preferente para la designación de los Jueces
sustitutos o Jueces de apoyo a que se refiere el artículo 216 bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

En la oferta pública anual para el cargo de Juez sustituto se hará constar el llamamiento preferente que, en su caso, para su desempeño podrán obtener los Jue
ces en prácticas.

Artículo 12. Valoración docente del período de ejercicio de funciones jurisdiccionales.

La actividad desarrollada por el Juez en prácticas durante el período en que excepcionalmente hubiere desempeñado funciones jurisdiccionales será objeto de
valoración de acuerdo con el régimen general que rige para los Jueces sustitutos.

TÍTULO IV 
De los Jueces y Magistrados Tutores


Artículo 13. Designación.

1. Los tutores serán nombrados y sustituidos por acuerdo del Pleno del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de la Comisión de Escuela Judicial y previo informe de la Comisión de Calificación. El acuerdo de nombramiento contendrá, asimismo, una relación de tutores suplentes, cuyo número no será
inferior al diez por ciento del de tutores originariamente designados, debiendo reunir aquéllos y éstos los mismos requisitos.
En el acuerdo mencionado se expresarán los criterios que regirán la asignación de tutores a los Jueces adjuntos, así como los que, en su caso, habrán de observarse para determinar la preferencia de llamamiento entre los
tutores suplentes.

2. Previamente a la propuesta indicada en el apartado anterior, la Comisión de Escuela Judicial solicitará de los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia una relación de los órganos jurisdiccionales servidos por Jueces o Magistrados titulares donde deban actuar los Jueces adjuntos, incluyendo en la misma aquellos que posibiliten la más completa formación de los aspi
rantes.

3. Para facilitar esta relación ala Comisión de Escuela Judicial, los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia recabarán previamente la aceptación de los Jueces y Magistrados seleccionados, y oirán el parecer
del Magistrado designado por la Sala de Gobierno como coordinador de la Escuela Judicial en el correspondiente territorio.

Artículo 14. Cambios de tutores.

1. Cuando no tuviere lugar la sustitución contemplada en el artículo 10 y el tutor designado no pudiere desarrollar durante un breve plazo sus funciones, los
Jueces adjuntos seguirán ejerciendo las funciones de auxilio y colaboración bajo las indicaciones del Juez o Magistrado titular que temporalmente sustituya al tutor durante ese período.
Si el sustituto del tutor no fuera titular, o, aun siéndolo, no asumiere la tutoría, y la ausencia del tutor fuera por breve plazo, el Director de la Escuela Judicial, en acuerdo motivado, podrá adscribir provisionalmente al Juez
adjunto, mientras dure dicha ausencia, al Juez o Magistrado que corresponda de entre los incluidos en la relación de tutores suplentes a que se refiere el artículo 13.
Cuando la prolongación de la ausencia del tutor o la concurrencia de cualquier otra causa pudiera afectar negativamente a la adecuada realización de las prácticas por el Juez adjunto, se acordará la adscripción mencionada en el párrafo anterior con carácter definitivo.

2. Salvo en el supuesto previsto en el párrafo primero del apartado anterior, los cambios de tutor se realizarán mediante la sustitución del inicialmente nombrado por aquél de los incluidos en la lista de tutores suplentes a quien corresponda según el orden de preferencia establecido en virtud de los criterios a que se refiere el artículo 13. El cambio de tutor deberá notificarse en los
mismos términos que el nombramiento primitivo.

Artículo 15. Funciones.

1. Los tutores colaborarán con la Escuela Judicial en la formación y selección de los Jueces adjuntos, conforme a los planes docentes aprobados por el Consejo General del Poder Judicial.

A los fines indicados, el Director de la Escuela Judicial directamente o a través de los coordinadores territoriales mencionados en el artículo 13.3, adoptará las medidas precisas para procurar la adecuada coordinación entre los tutores y la Escuela Judicial.

2. Los tutores deberán remitir a la Sala de Gobierno del Tribunal
respectivo los informes relativos al aprovechamiento y rendimiento
de los Jueces en prácticas y las Salas de Gobierno, con su
informe, trasladarán ambos a la Escuela Judicial. Estos informes
irán acompañados de los borradores y proyectos de resolución a
que se refiere el artículo 6.2 cuando el tutor, la Sala de Gobierno o
la Escuela Judicial lo estimaren preciso para la adecuada
evaluación del aspirante.

Los informes mencionados reflejarán pormenorizaramente la
actividad que los Jueces en prácticas hayan desempeñado como
Jueces adjuntos y, en su caso, como Jueces de apoyo o
sustitutos en el órgano jurisdiccional servido por el tutor, y se
ajustarán en, cuanto a su forma, contenido y periodicidad, al
protocolo aprobado al efecto por la Comisión de Escuela Judicial.

Los indicados informes habrán de referirse a la dedicación y
capacidad técnica de los Jueces en prácticas, valorando
especialmente el número de proyectos, borradores y, en su caso,
resoluciones dictadas de acuerdo con los módulos establecidos y
la suficiencia de su motivación. Asimismo, se tendrá en cuenta la
consideración que a los profesionales merezca la actividad del
Juez en prácticas, su cumplimiento del horario de audiencia y del
principio de inmediación, y, en general, cualesquiera otros
particulares consecuentes al desarrollo de su actividad durante el
período de prácticas.

En ningún caso los expresados informes podrán valorar la
interpretación y aplicación del Derecho efectuada por los Jueces
en prácticas en el ejercicio de la función jurisdiccional.

3. Los tutores pondrán en conocimiento inmediato del Consejo
General del Poder Judicial, del Presidente del Tribunal Superior de
Justicia y del Director de la Escuela Judicial la concurrencia de
aquellas circunstancias excepcionales de que tuvieren noticia que
pudieran incidir negativamente en el aprovechamiento o rendimiento del
Juez en prácticas.

Dicha comunicación, así como la remisión de los informes antes
mencionados, deberá hacerse a través del coordinador de la
Escuela Judicial designado en el respectivo territorio conforme a lo
previsto en el artículo`13.3.

Artículo 16. Remuneración.

La actividad de los tutores será remunerada con las cantidades
establecidas en el baremo de honorarios aprobado por el Consejo
General del Poder Judicial.

TITULO V 
De la evaluación de las prácticas


Artículo 17. Evaluación del período de prácticas.

1. Con la antelación suficiente a la fecha fijada en los planes
docentes para la evaluación final del curso, los tutores y las
respectivas Salas de Gobierno remitirán al Director de la Escuela
Judicial los informes previstos en los apartados 2 y 3 del artículo
15 sobre el aprovechamiento y rendimiento de los Jueces en
prácticas que hubiesen actuado como Jueces adjuntos.

2. Asimismo, el aspirante deberá confeccionar una memoria
relativa a su actividad como Juez en prácticas.

3. Los informes de los tutores, los borradores y propuestas que a
éstos se acompañaren, los informes de las Salas de Gobierno y
las memorias de los aspirantes serán tomados en consideración
por la Escuela Judicial, j . unto a la puntuación obtenida en el
primer período del curso, referido al aprendizaje teórico, para
confeccionar la relación de los aspirantes que hayan superado la
fase de formación inicial, ordenada conforme a lo dispuesto en el
Reglamento 1/1995, de 7 de junio, de la Carrera Judicial. Esta
relación habrá de ser elevada al Consejo General del Poder
Judicial, para que el Pleno resuelva lo que proceda respecto del
nombramiento como Jueces de carrera de los incluidos en
aquélla.

4. Cuando el aspirante no hubiese obtenido puntuación suficiente
para entender superado el período de aprendizaje teórico, la
Escuela Judicial le encomendará los trabajos que el claustro de
profesores entienda necesarios para suplir las deficiencias
advertidas. Estos trabajos, que serán realizados durante el
período de prácticas como Juez adjunto, serán tenidos en cuenta
por la Escuela Judicial en la evaluación final del curso teórico
práctico, junto a los informes, borradores, proyectos de resolución
y memoria a que se refieren los apartados anteriores.

5. La Escuela Judicial decidirá lo procedente en orden a la
evaluación y, en su caso, al modo y lugar de la continuación de la
actividad de formación teórica y práctica del aspirante que cesare,
por causa distinta al cumplimiento del plazo por el que fue
nombrado, en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales
desempeñadas en los supuestos excepcionales a que se refieren
los artículos 8 y 10.

Ver ANEXO 2

Ver ANEXO 2A